close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Manu Ureste
Escritores piden que el Hay Festival abandone Veracruz por los casos de periodistas asesinados
En una carta, critican que el gobierno del gobernador Javier Duarte hace un uso político del festiva que es una "celebración de la libertad y la cultura", contrario a lo que pasa en la entidad.
Manu Ureste
Por AP
2 de febrero, 2015
Comparte
Manifestación en el DF por el asesinato en 2013 del reportero veracruzano Gregorio Jiménez. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Manifestación en el DF por el asesinato en 2013 del reportero veracruzano Gregorio Jiménez. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Cientos de escritores, intelectuales y periodistas de varios países pidieron a la organización del Hay Festival que retire su sede del estado de Veracruz, en el oriente de México, en protesta por lo que consideran responsabilidad del gobernador estatal, Javier Duarte, en las muertes de periodistas.

“Su administración es la peor enemiga de la libertad de expresión, del derecho a la información y del pensamiento crítico en México”, dice la carta, firmada por escritores como los mexicanos Juan Villoro, Alberto Ruy Sánchez y Alma Guillermoprieto, el argentino Martín Caparrós, los colombianos Héctor Abad y Daniel Samper, la cubana Wendy Guerra y el estadounidense Francisco Goldman.

“Una celebración de la libertad y la cultura, como es el Hay Festival, no puede realizarse en un contexto de violencia contra la libertad y la cultura”, se lee en la carta a la que tuvo acceso AP. “Los objetivos del Hay Festival, lamentablemente, sólo han servido a una campaña del gobierno estatal que aparenta la prevalencia de un clima de libertad intelectual y crecimiento cultural”, señala.

En la misiva, dirigida a Peter Florence, Director General del Hay Festival Xalapa y a sus directivos y consejeros, se recuerda los últimos asesinatos de periodistas y se solicita “que a Veracruz le sea retirada la sede por el uso político que le da al festival, se hagan públicas las razones y se pida al gobierno mexicano su compromiso para garantizar la libertad de expresión”.

Asociaciones como PEN México, Programa de las Américas del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) el Centro Knight para el Periodismo en las Américas de la Universidad de Texas o la organización Article19 con sede en Londres se han sumado a la petición.

Cristina Fuentes, directora del Hay Festival para América Latina “no descarta” trasladar el Festival pero propuso “entablar un diálogo” con la comunidad intelectual para buscar una mejor solución. “Entendemos la preocupación que hay en México pero sentimos que tenemos más impacto para hablar desde el lugar donde suceden las cosas” explicó a la AP.

“El Hay Festival es un foro respetuoso y no tenemos postura política como festival, pero gracias al ello se han logrado decir y se han escuchado en Xalapa importantes argumentos en defensa de la libertad de expresión como han hecho Salman Rushdie o Carl Bernstein”, arguyó Fuentes.

En el documento, que será difundido a los medios este lunes, se señala que desde que llegó al gobierno de Veracruz en 2010 el gobernador Javier Duarte, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), 11 reporteros han sido asesinados y cuatro más están desaparecidos.

“Las autoridades de Veracruz tienen un historial de denigrar el trabajo de los periodistas locales y un récord de impunidad miserable en los casos de crímenes contra la prensa”, dijo recientemente Carlos Lauría, del programa de las Américas del Comité de Protección de Periodistas con sede en Nueva York, con respecto al asesinato reciente del periodista Moisés Sánchez.

En el pasado, el gobernador Duarte ha intentado desestimar cualquier vínculo posible entre los asesinatos de periodistas y su trabajo profesional.

El caso más reciente es el de Sánchez, del semanario La Unión en el municipio de Medellín de Bravo. Después de denunciar prácticas corruptas de la administración local, el reportero denunció amenazas por parte del alcalde, Omar Cruz. El 2 de enero un grupo de hombres armados, entre los que se encontraban al menos tres ex policías municipales, lo secuestraron y luego lo decapitaron.

Xalapa, capital del estado y sede del Hay Festival, es territorio peligroso para el ejercicio periodístico: el 28 de abril de 2012 asesinaron en la ciudad a Regina Martínez, corresponsal del semanario Proceso; el 14 de junio de 2012, mataron Víctor Manuel Báez Chino, reportero y editor de la sección policiaca de “Milenio El Portal”.

El Hay Festival es uno de los eventos más importantes de las letras, la música, el cine y el periodismo de Hispanoamérica. Lanzado originalmente en 1988 Hay-on-Wye, una pequeña localidad en Gales conocida por tener 41 librerías con tan solo 1.500 habitantes, se ha extendido desde 1996 por Europa, Asia, Oriente Medio y América Latina, donde mantiene sedes en Colombia —Cartagena de Indias y Medellín— o la que es ahora objeto de controversia en el estado de Veracruz.

En su edición celebrada en Cartagena, que terminó ayer domingo, han participado durante tres días autores de la talla de John Carlin, Juan Villoro, Moises Naim o los premios Nobel Jean Marie Gustave Le Clézio y Jody Williams, entre otros.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
¿Es posible vivir un día en México sin hacer más rico a Carlos Slim?
Al comprar pan, en cada llamada por teléfono, en mensajes de texto o comunicaciones por internet. Las empresas del magnate Carlos Slim Helú están presentes en la mayoría de las actividades cotidianas de los mexicanos.
15 de abril, 2019
Comparte

Mediodía de un caluroso día de abril en Ciudad de México, uno de esos momentos en que el aire acondicionado de la oficina es un gran alivio.

Mientras se enfría la habitación al teléfono móvil llegan un par de llamadas.

La conexión a internet de la computadora se completa y en uno de los portales de noticias que se visita aparece publicidad de un restaurante.

Es un día normal de trabajo. Pero detrás de cada una de estas pequeñas actividades cotidianas hay un nombre que se repite: Carlos Slim Helú.

De una u otra forma las empresas del magnate acompañaron esos minutos en la oficina de BBC en México:

Los cables que conectan el aparato de aire acondicionado se fabricaron en Condumex, una de sus compañías.

El teléfono móvil fue contratado con Telcel, una de sus empresas más rentables.

Cabinas telefónicas de Telmex

Getty Images
Teléfonos de México, propiedad de Carlos Slim, posee la red de comunicación fija más extensa del país

La publicidad en el portal de noticias es de Sanborns, una exitosa cadena de restaurantes que es uno de los negocios más queridos de Slim.

Y aunque el servicio de internet no es de una compañía del magnate, la empresa contratada paga una cuota por utilizar la infraestructura construida por el corporativo América Móvil, propiedad del empresario.

Hace algunos años se hizo popular la frase de que “todo México es territorio Slim”.

Hoy se podría añadir: cada minuto de vivir en este país incrementa, de alguna manera, la fortuna de uno de los hombres más ricos del mundo.

Iglesias, autos, comida…

¿Se puede vivir en México sin aportar una utilidad a Carlos Slim? Es difícil. Su huella está presente en lugares y momentos que muchos pensarían ajenos al empresario.

Policías en bicicleta en el centro de la Ciudad de México

Getty Images
Si te desplazas en bicicleta en México, es probable que sea en un aparato fabricado por una empresa de Slim.

Para llegar a la oficina suelo utilizar mi automóvil. Hace unos meses fue necesario cambiarle amortiguadores.

Los repuestos que le colocaron son de la marca Gabriel, fabricados en una empresa vinculada al magnate.

En la zona donde se encuentra la sede de BBC en México, la colonia Roma, muchos utilizan bicicletas para su traslado.

En cada pedaleo se mueve la sombra de Slim. Desde 1986 el empresario es dueño de Bimex, uno de los principales fabricantes de esos vehículos en México.

En la capital mexicana no se permite fumar en restaurantes ni lugares públicos, pero todos los días, durante el almuerzo o la cena, abundan los comensales con cigarrillo en mano afuera de los negocios para cumplir las reglas.

Una de las marcas de más consumo en el país es Marlboro, fabricado por la tabacalera Cigatam de la que Carlos Slim posee el 20% de las acciones.

Venta de cigarrillos Marlboro en el "duty free" del aeropuerto de México

Getty Images
Los cigarrillos Marlboro en México son fabricados por una tabacalera en la que Slim es accionista.

Cuando se instaló la nueva oficina de BBC (junio de 2018, la anterior se dañó en el terremoto de 2017), en el barrio donde se encuentra el único proveedor de internet era Axtel.

El servicio se paga cada mes y el lugar más cercano para hacerlo es Plaza Insurgentes, controlado por uno de los corporativos de Slim Helú.

Axtel renta un espacio en el centro comercial, como también lo hacen cines, restaurantes y bancos.

Los corporativos del magnate controlan o son propietarios de este tipo de negocios en Yucatán, Tabasco, Quintana Roo, Jalisco o el Estado de México.

Pero además del entorno laboral, la presencia del magnate también aparece en mi vida familiar, y de millones de personas.

Cuando nos visitan mis padres, quienes no viven en Ciudad de México, uno de los sitios que recorren es la Basílica de Guadalupe el santuario católico más importante del país.

En 2010 el atrio de la iglesia se remodeló. La Plaza Mariana, como se llama el espacio, fue construida gratis por Grupo Carso, de Slim.

No es todo. En algunos viajes por carretera con la familia o para alguna cobertura de trabajo, en el cobro de las casetas de peaje se incluye un porcentaje para el consorcio del magnate.

Esas autopistas fueron construidas por Grupo Carso, y la modalidad más común es que la obra se pague con el cobro de impuestos por utilizarlas.

Todos pagan

Carlos Slim es dueño de algunas de las empresas más grandes y con mejor cotización en la Bolsa Mexicana de Valores, como América Móvil y Grupo Carso.

En la Bolsa Mexicana de Valores de México

BBC
Las empresas de Carlos Slim tienen gran cotización en la Bolsa Mexicana de Valores.

Pero también posee al menos 180 compañías más con actividades tan diversas como la extracción de oro, construcción de carreteras, fabricación de bicicletas, refacciones para automóviles o la producción de dulces y chocolates.

Es una presencia constante para millones de mexicanos, de muy distintas maneras.

En las grandes ciudades del país, por ejemplo, la mayoría de las farmacias cierra antes de las 10 de la noche.

Pero uno de los lugares más comunes para las compras de emergencia es Sanborn´s, una cadena de restaurantes que también ofrece medicamentos.

El grupo de restaurantes es común en las principales ciudades del país. Pero hay otros negocios que virtualmente forman parte de la vida de millones de personas.

Un ejemplo es Teléfonos de México que posee la red de comunicación fija más extensa del país.

Hasta 1990, cuando la compró Slim, Telmex era el corporativo telefónico del Estado.

En el convenio de privatización se estableció que debía construir una red para comunicar a todos los pueblos y comunidades del país.

El presidente Andrés Manuel López Obrador respalda al empresario Carlos Slim.

BBC
El presidente Andrés Manuel López Obrador respalda al empresario Carlos Slim.

Otro negocio es Telcel, que cuenta con 75,5 millones de usuarios registrados según datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

En el país existen 122 millones de líneas de telefonía celular que también proveen servicio de internet, video y mensajes de texto.

Las dos empresas forman parte de América Móvil, el mayor consorcio de telecomunicaciones del país que en 2018, según datos del corporativo, obtuvo utilidades netas por 45.700 millones de pesos, unos US$2.400 millones.

Pero quienes no son clientes de Slim también le dejaron ganancias. Telmex y Telcel construyeron la mayor red troncal de comunicaciones fijas y celulares del país.

Los competidores del magnate deben pagar una renta por utilizar esa infraestructura, y por el servicio de interconexión entre líneas de empresas distintas.

Con la Reforma de Telecomunicaciones la tarifa se redujo considerablemente, pero de todos modos el negocio es rentable para el magnate.

De acuerdo con la consultora The Competitive Intelligence Unit, los ingresos por interconexión representaron más de la mitad de los ingresos para el consorcio del magnate.

Es decir: en cada minuto de llamadas telefónicas o conexiones a Internet, en las casetas de peaje, al comprar pan o comida, suele aparecer Carlos Slim Helú.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=_cDXqCfnycM&t=21s

https://www.youtube.com/watch?v=86OzIzT-yAY&t=6s

https://www.youtube.com/watch?v=vtYdfXoK0W0&t=11s

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.