5 argumentos en contra de Medina Mora en la Corte y las respuestas del exprocurador
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

5 argumentos en contra de Medina Mora en la Corte y las respuestas del exprocurador

Hoy, el Senado votará por quién ocupará el lugar libre en la máxima instancia de justicia del país, si Eduardo Medina Mora, Felipe Alfredo Fuentes Barrera u Horacio Armando Hernández Orozco, la terna enviada por el presidente Enrique Peña Nieto el pasado 17 de febrero.
Cuartoscuro
Por Tania L. Montalvo
10 de marzo, 2015
Comparte
Eduardo Medina Mora. // Foto: Cuartoscuro.

Eduardo Medina Mora. // Foto: Cuartoscuro.

Organizaciones civiles, académicos y activistas se unieron contra la posibilidad de que el exprocurador general de la República y actual Embajador, Eduardo Medina Mora, sea elegido este martes en el Senado como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por la “descomposición de la seguridad y la justicia” que lideró o las violaciones a derechos humanos cometidas mientras ocupó diferentes cargos en las instancias de seguridad del país.

En respuesta, Medina Mora publicó la tarde del lunes una carta en la que califica los señalamientos en su contra como tendenciosos, especulativos e incluso, poco escrupulosos.

CartaEMM-ChangeAMad by http://www.animalpolitico.com

A las pocas horas recibió respuesta de los académicos Jorge Javier Romero Vadillo, Catalina Pérez Correa González y Alejandro Madrazo Lajous, quienes le propusieron que, más allá de las diferencias, realicen juntos una petición para que el Senado se tome “el tiempo necesario” para revisar su desempeño en instancias “claves para la justicia del país”: como procurador General de la República (2006-2009), secretario de Seguridad Pública Federal (2005-2006) y director General del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) del 2000 al 2005.

Respuesta a Medina Mora Final by http://www.animalpolitico.com

El intercambio de cartas se dio un día antes de que el Pleno de la Cámara Alta vote por quién ocupará el lugar libre en la máxima instancia de justicia del país, si Eduardo Medina Mora, Felipe Alfredo Fuentes Barrera u Horacio Armando Hernández Orozco, la terna enviada por el presidente Enrique Peña Nieto el pasado 17 de febrero.

Según los mismos legisladores, pese a las críticas de académicos y sociedad civil -que incluso abrieron una petición en Change.org que acumula casi 45 mil firmas- el exprocurador es el candidato más fuerte.

Animal Político te presenta algunos puntos por los cuales organizaciones civiles y académicos debaten con Medina Mora:

El “Michoacanazo”

En la petición de Change.org se señala a Medina Mora como responsable del “Michoacanazo”, un operativo realizado en mayo de 2009 en el que fueron detenidos 38 funcionarios públicos del estado de Michoacán por presuntos vínculos con el crimen organizado.

La detención se realizó con la figura del arraigo, es decir, sin cargos de por medio. Un año y medio después, 37 de los 38 detenidos fueron puestos en libertad por falta de pruebas y 18 meses después quedó libre el último funcionario.

Al respecto, entre los argumentos de defensa del exprocurador están que el Juez Primero de Distrito en Michoacán que llevó el proceso penal de 36 presuntos responsables fue destituido por incurrir en faltas graves en su función jurisdiccional.

Pero sobre todo, el exprocurador defendió la medida diciendo que “la situación de crisis institucional y de seguridad que Michoacán ha padecido en años recientes han demostrado en los hechos el grado al que el crimen organizado efectivamente tenía control territorial e institucional y había infiltrado a las instituciones municipales y del estado”.

Los académicos respondieron a estas últimas afirmaciones diciendo que además de que la detención se llevó a cabo bajo la figura del arraigo en tiempos electorales, “el Michoacanazo es un caso emblemático de la ineptitud de nuestra procuraduría, su incapacidad de demostrar hechos ante jueces; o peor: es emblemático del uso político de la procuración de justicia, porque sin tener pruebas encarcelaron principalmente a funcionarios en un estado, entonces, mayoritariamente perredista. Pero lo más probable es que el Michoacanazo es un ejemplo de las dos cosas: ineptitud y abuso del cargo con fines políticos”.

Jacinta, Teresa y Alberta

Eduardo Medina Mora, como procurador, “fue responsable de la violación grave de los derechos de Alberta Alcántara Juan, Teresa González Cornelio y Jacinta Francisco Marcial, tres mujeres indígenas detenidas en 2006 y encarceladas por más de tres años acusadas de secuestrar a seis agentes de la entonces Agencia Federal de Investigación (AFI)”.

En una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se afirma que los servidores públicos de PGR violaron los derechos fundamentales de legalidad, seguridad jurídica y procuración de justicia de las tres mujeres, quienes finalmente salieron libres: Jacinta después de que la procuraduría se desistió de la acusación y Teresa y Alberta cuando la Corte revocó la sentencia y las declaró inocentes.

Sobre este caso, Medina Mora argumenta que los hechos imputados a las tres mujeres, los arrestos y las averiguaciones, así como la consignación se realizaron antes de que él asumiera el cargo como procurador.

Interrupción Legal del Embarazo

En mayo de 2007, la PGR de Medina Mora promovió la acción de inconstitucionalidad ante la SCJN contra la despenalización de la interrupción del embarazo antes de las 12 semanas de gestación.

La acción de Medina Mora, que según académicos y organizaciones civiles atentó contra un hecho que ha significado un gran avance en materia de derechos humanos, no sólo no prosperó, si no que 8 de 11 ministros de la Corte consideraron que no tenía argumentos jurídicos.

Medina Mora insiste en que esta acción se sustentó “estrictamente” en argumentos jurídicos y estuvo exenta de cualquier posición filosófica, social, religiosa o personal.

Atenco

Otra de las críticas es sobre el operativo en el poblado de Atenco en el Estado de México en 2006, cuando Medina Mora era secretario de Seguridad Pública.

Durante ese operativo contra pobladores que se oponían a la construcción de un aeropuerto dos activistas fallecieron y al menos 26 mujeres denunciaron haber sido víctimas de violaciones y abusos sexuales a manos de los policías bajo el mando de Medina Mora en la Secretaría de Seguridad Pública.

Sobre este caso que actualmente se revisa en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el actual Embajador dijo que en los resolutivos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se señala que como secretario de Seguridad Pública no tuvo responsabilidad en la violación grave de garantías individuales.

“El Pleno concluyó en su sentencia (páginas 834 y 835) que ‘no pueden determinarse participaciones de autoridades y funcionarios que se reunieron el 3 de mayo y que autorizaron el uso de la fuerza pública” y que “no se les puede atribuir participación a las autoridades y funcionarios que se reunieron el 3 de mayo y diseñaron la estrategia para el uso de la fuerza pública’”.

Sin embargo, los académicos que respondieron la carta de defensa de Medina Mora insistieron en el caso y señalan: “Que no puedan, judicialmente, determinarse responsabilidad directa de usted y sus colegas, no quiere decir que no sean responsables, política y administrativamente, de haber dado instrucciones a policías, que claramente no habían recibido el entrenamiento adecuado en respeto a los derechos fundamentales de las personas, para que desplegaran la fuerza en contra de la población civil”.

La descomposición de la seguridad y la justicia entre el 2000 y 2009

Según Medina Mora, esa descomposición se dio tras una serie de debilidades estructurales e institucionales y a que el país sufrió cambios radicales como la alternancia democrática, la amplificación de amenazas transnacionales como el narcotráfico y el terrorismo; la vulneración de policías municipales, la falta de una policía federal numerosa y la corrupción. “El narcotráfico y la inseguridad son los síntomas y no las causas del problema. La debilidad institucional es la raíz”.

Los académicos le respondieron que precisamente cuando él encabezó el Cisen, la SSP o la PGR -áreas de inteligencia, seguridad y procuración de justicia- más deterioro hubo en esas instituciones.

“Lo que no reconoce es su responsabilidad en esa descomposición. Como funcionario, usted es responsable ex oficio del desempeño de esas instituciones. El que usted pretenda negar la responsabilidad propia de su cargo e imputarle la descomposición a los cargos en el mundo, únicamente abona a las sospechas de que, como Ministro, tampoco se hará responsable de la justicia, como no fue responsable de la inteligencia, la seguridad y la procuración de justicia por haber encabezado el CISEN, la SSP y la PGR durante esa descomposición”.

Otras…

Además de las razones anteriores que derivaron en el intercambio epistolar entre el exprocurador y académicos, algunas organizaciones civiles y senadores de la izquierda cuestionan la gestión de Medina Mora en temas como el Operativo Rápido y Furioso, en el que desde Estados Unidos se inició un plan para permitir el tráfico de armas a México para ubicar a presuntos traficantes.

Al respecto, Medina Mora insiste en que fue una operación que se desarrolló cuando él no era Procurador y ante senadores negó haber autorizado cualquier operativo de este tipo.

Pero además, en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) lo señalaron como no apto para el puesto de ministro por el vínculo que tiene con la intervención violenta de la policía federal en el conflicto de Oaxaca durante 2006 para reprimir a integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), con agresiones y persecuciones contra el padre y activista Alejandro Solalinde, con la negligencia en el caso de la mina Pasta de Conchos, con el mal uso de testigos protegidos, o con el encubrimiento de presuntos responsables en el incendio de la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora, en el que fallecieron 49 niños y más de 100 resultados heridos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las lecciones que podemos aprender de Asia para prepararnos para una segunda ola de COVID-19

La pandemia golpeó primero la parte más oriental de Asia, donde países que introdujeron confinamientos, pruebas masivas y estrategias de rastreo ahora están lidiando con nuevos picos de infecciones.
26 de mayo, 2020
Comparte
Graffiti en California

Getty Images
Esta semana, el equipo de respuesta covid-19 de la Unión Europea sugirió que Europa debería prepararse para una segunda ola.

La pregunta ya no es “si” habrá una segunda ola de contagios por coronavirus, sino “cuándo y qué tan devastadora” será, dice la bióloga celular Jennifer Rohn, quien ha estado siguiendo de cerca el desarrollo de la pandemia en Asia y su propagación por todo el planeta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que el nuevo coronavirus puede haber llegado para quedarse y que mantenerlo bajo control requerirá un “esfuerzo masivo”.

Incluso los países con estrategias efectivas para hacer frente a la pandemia a través de pruebas, rastreos y confinamientos, como Corea del Sur y Japón en Asia, pero también Alemania en Europa, han visto nuevos picos en las infecciones después de que se relajaran las restricciones.

Esta semana, el equipo de respuesta covid-19 de la Unión Europea sugirió que Europa debería prepararse para una segunda ola.

Mujer en las calles de Kioto con una máscara protectora

Getty Images
Japón, como muchos otros países asiáticos han relajado las restricciones de movimiento del público, pero han registrado nuevos focos de infección.

“La pregunta es cuándo y qué tan grande”, dijo la directora del equipo, Andrea Ammon, según un informe del periódico The Guardian.

Los gobiernos de todo el mundo ahora tienen que tomar medidas contra una posible segunda ronda del virus y sus ojos están puestos en Asia Oriental.

¿Qué lecciones podemos sacar de los países que tuvieron que lidiar con la covid-19 primero y que están por delante del resto en la curva de coronavirus?

Cada caso, cada contacto

Rastreo de contactos en Corea del Sur

Getty Images
Corea del Sur aplica una combinación de estrategias que incluyen el rastreo de contactos que haya tenido una persona infectada del coronavirus.

La principal lección que Asia Oriental tiene para el resto del mundo, según los expertos en salud de la OMS que monitorean la región, es que es crucial “encontrar, aislar, evaluar y atender cada caso, y rastrear y poner en cuarentena a cada contacto”, dice el el director general de la OMS, Tedros Adhanom.

Jennifer Rohn, experta en virus y células del University College London, está de acuerdo: “Teniendo en cuenta los datos procedentes de Asia, hemos visto que la única forma de controlar una segunda ola es mediante pruebas agresivas, rastreo y luego, cuarentena”.

Por ejemplo, Corea del Sur fue una vez un punto de acceso de la covid-19, pero al principio el gobierno introdujo pruebas exhaustivas al tiempo que confiaba en aplicaciones y tecnología GPS para rastrear los casos.

Esta estrategia les permitió “establecer sistemas de alerta locales, por lo que incluso si la situación general está bajo control pero surge un nuevo enfoque, esa ubicación particular puede ser aislada”, agrega Rohn.

Tedros Adhanom es el director de la OMS.

Getty
El director general de la OMS, Tedros Adhanom, aboga por una estrategia de “encontrar, aislar, evaluar y atender cada caso, y rastrear y poner en cuarentena”.

Su eficacia se confirmó recientemente cuando un grupo de nuevas infecciones registradas a principios de mayo, después de semanas sin casi ningún nuevo contagio doméstico, fue rápidamente rastreado y vinculado a lugares específicos en el popular distrito de clubes nocturnos de Seúl.

Una tarea que implicó rastrear a hasta 11,000 personas.

Análisis de datos

La lección número dos, dicen los expertos, es que es necesario recopilar e interpretar datos e investigaciones de lugares como China, Japón y Corea del Sur para comprender cómo se comporta el virus.

“Ahora sabemos algo sobre la tasa de recuperación , pero todavía tenemos mucho que aprender sobre la tasa de contacto ”, dice el profesor Alistair McGuire, presidente de Economía de la Salud del Departamento de Política de Salud de la London School of Economics (LSE).

Laboratorio de análisis del coronavirus en el Centro Médico de la Universidad de Leiden

AFP
Todavía hay mucho que aprender sobre el comportamiento del virus.

Este es un nuevo virus que se comporta de manera diferente a otros que han surgido en los últimos años, como el SARS en Asia o el ébola en África, por lo que la recopilación y el contraste de información para llenar la mayor cantidad de vacíos posible es crucial.

Luego, una tercera lección proviene de la triste comprensión de cómo se comporta el virus una vez que se relajan las restricciones: “No seas demasiado optimista“, advierte el profesor McGuire a la luz de la experiencia asiática.

Un confinamiento exitoso no significa que un área estará libre de coronavirus. La región de Hokkaido, en Japón, fue una de las primeras en imponer un encierro severo a finales de febrero.

A mediados de marzo, el número de casos nuevos se había reducido a uno o dos por día. El éxito de las medidas fue tal que se levantó el estado de emergencia y, en abril, las escuelas habían reabierto sus puertas.

Pero menos de un mes después, el estado de emergencia tuvo que volver a imponerse, ya que la isla luchaba contra una segunda ola de contagios abrupta.

Esto por ahora, no debería sorprendernos, dice Rohn: “Incluso en países donde la epidemia parece estar bajo control, a medida que las políticas se relajan, las infecciones aumentan. Esto es algo que va a suceder en todo el mundo”.

No una, sino dos pruebas

Hay un mensaje simple que los expertos en salud repiten: “Lo realmente importante que hemos aprendido de Asia es que las pruebas son cruciales“, dice Rohn.

“Una de las razones por las cuales Corea del Sur fue tan efectiva para contener el virus es debido a su política agresiva de pruebas, rastreo y cuarentena”, agrega la experta.

Corea del Sur lanzó campañas masivas de detección de covid-19 en todo el país.

Getty
Corea del Sur lanzó campañas masivas de detección de covid-19 en todo el país.

Al principio, los casos en Corea del Sur se dispararon. Pero el país desarrolló rápidamente un sistema para realizar alrededor de 10,000 pruebas diarias de forma gratuita desde febrero, basándose en la experiencia que habían reunido durante el brote del Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS por sus siglas en inglés) de 2015.

“La forma en que dieron un paso adelante y examinaron a la población fue realmente notable”, le dijo a la BBC en marzo Ooi Eng Eong, profesor de enfermedades infecciosas en la Universidad Nacional de Singapur.

Los países occidentales que tomaron en cuenta el enfoque de pruebas masivas del Este de Asia, como Alemania, lograron mantener su número de muertos mucho más bajo en comparación con otros países europeos que no lo hicieron, como Reino Unido y España.

Pero no solo eso: la forma en que Asia ha manejado sus datos también muestra la importancia de las pruebas dobles.

“No solo necesitamos saber quién tiene el virus, lo cual se puede descubrir con una prueba de hisopado, también necesitamos una prueba de anticuerpos para saber quién lo tuvo”, dice el profesor McGuire.

En Taiwán y Japón, por ejemplo, se rastreó y confinó a quienes daban positivo y a aquellos con quienes habían entrado en contacto, por lo que surgió un mapa de quién se había contagiado y de dónde se había propagado la infección.

Los “coronadetectives” de Singapur llegaron a los titulares de todo el mundo, ya que localizaron a miles de personas que habían estado en contacto con el virus, utilizando imágenes de videovigilancia y otros métodos y les ordenaron que se autoaislaran hasta que salieran los resultados de las pruebas.

A los aislados se les contactaba varias veces al día y, a veces, se les pedía que enviaran pruebas fotográficas de su ubicación.

Hong Kong estableció sistemas aún más intrusivos, con brazaletes electrónicos para quienes llegaban del extranjero.

Brazalete electrónico

Getty Images
En Hong Kong se les obliga a las personas que llegan del extranjero a portar un brazalete electrónico.

Expertos advierten que los países que no hayan realizado pruebas y rastreos masivos carecerán de datos esenciales a la hora de contener olas posteriores.

“Sabemos que esta es una enfermedad realmente infecciosa”, agrega McGuire, “solo hay que mirar lo que sucedió en Corea del Sur, un país con políticas eficientes… una vez que se relajaron, una sola persona logró contagiar más que otras 100 en un solo fin de semana”.

Y el país se está preparando para otro posible grupo de infectados, ya que se detectaron 13 nuevos casos de covid-19 el 18 de mayo en uno de los principales hospitales de Seúl.

Pero como han sido consistentes con su recopilación de datos, los Centros Coreanos para el Control y la Prevención de Enfermedades (KCDC por sus siglas en inglés) pudieron establecer el origen de nueve de esos nuevos casos casi de inmediato, según la agencia de noticias Yonhap.

Reinventar la salud pública

También es importante observar lo que los servicios de salud pública pueden aprender de su propia experiencia, dice la profesora Judit Vall, quien ha estado monitoreando cómo los sistemas de salud están lidiando con el coronavirus desde la Facultad de Economía de la Universidad de Barcelona.

“En esta pandemia, el sector de la salud ha demostrado que puede reinventarse y adaptarse rápidamente“, le dice a la BBC.

Enfermeras con máscaras protectoras en Líbano celebran el Día de la Enfermera

EPA
Los sistemas de salud del mundo han tenido que adaptarse a las nuevas condiciones.

China construyó un hospital de 1,000 camas en Wuhan, la ciudad donde se originó la pandemia de covid-19, en solo ocho días, y abrió el camino sobre cómo planificar y organizar hospitales de campaña de emergencia.

“Los hospitales y centros de atención primaria en todo el mundo han aprendido mucho de otros, pero también de ellos mismos“, dice Vall, “y estarán en una mejor posición para manejar la próxima ola cuando esta llegue”.

Y hay otro consejo muy importante antes de lo que parece una batalla prolongada contra la enfermedad, dice Vall: “Cuidar la salud mental a corto y largo plazo de los trabajadores de salud”.

“Hay estudios en Asia que muestran cómo después de una experiencia como esta, los trabajadores de la salud pueden sufrir trastornos de estrés postraumático“, afirma.

“Al observar los datos anteriores, nos dimos cuenta de que incluso tres años después del brote de SARS a principios de la década de 2000, alrededor del 10% del personal en ese momento todavía informaba de síntomas de depresión”.

Olas sucesivas… durante muchos meses

A medida que los epidemiólogos monitorean el desarrollo de la pandemia en el tiempo y el espacio, ya han establecido que el virus se mueve “en olas”.

“Pero solo son olas porque estamos bloqueando y reduciendo las posibilidades de contagio”, dice Rohn. “De lo contrario, experimentaríamos un frente destructivo masivo”.

“ regresan cuando levantamos el confinamiento. Esto es lo que sucede cuando tienes un nuevo virus y no hay inmunidad en la población“, agregó.

En Corea del Sur, las estaciones de metro se desinfectaban constantemente para mantenerlas libres de virus.

Getty
En Corea del Sur, las estaciones de metro se desinfectaban constantemente para mantenerlas libres de virus.

Por más aterrador que pueda parecer para la población en general, las segundas olas son un escenario común en una pandemia, como lo revela la historia y la OMS afirma que “las olas de actividad se extendieron durante meses”, por lo que señales inmediatas de “tranquilidad” pueden resultar prematuras.

“No es solo lo que podemos aprender de otros países, sino también lo que podemos aprender del pasado”, le dice a la BBC Laia Maynou, del departamento de Política de Salud de la LSE, “y especialmente de lo que sucedió con la gripe española en 1918, que es la única otra experiencia que tenemos comparable a la pandemia actual”.

“En ese momento, se recopilaron muchos datos detallados sobre cómo se relajaron los confinamientos. Nuevos estudios basados ​​en las viejas cifras nos están dando información valiosa sobre cómo las segundas olas golpean a diferentes poblaciones”, dice Maynou.

“En 1918, hubo una ola tras otra en todo el mundo, dependiendo de lo estrictas que eran las políticas”, agregó Rohn.

“Somos optimistas por naturaleza… pero ahora los gobiernos necesitan gestionar las expectativas de la gente”.

Y como hemos visto en Asia, “lo más probable es que sea un escenario de ‘mirar, esperar y responder’ y podríamos encontrarnos en esta situación hasta 2022″, afirma Rohn.

Juego de espera

Pero tal vez, la principal lección a tener en cuenta sea que “no hay una sola medida o táctica que haya marcado la diferencia” por sí sola, dice Naoko Ishikawa, gerente de incidentes covid-19 de la OMS para la Región del Pacífico Occidental.

Pruebas de laboratorio en Rusia para encontrar una vacuna contra el coronaviurs

Reuters
Mientras no haya una vacuna, continuará el riesgo.

“No se trata solo de las restricciones físicas o de distanciamiento físico. Muchos de los países y áreas de esta región han hecho todas estas cosas, a través de un enfoque integral de todo el gobierno y toda la sociedad“, agrega.

La capacidad de responder a las segundas olas parece depender de una combinación de medidas articuladas juntas, así como de grandes datos para evaluar y ajustar la respuesta.

“Muchos de estos enfoques son lecciones aprendidas del brote de SARS de 2003”, mientras que otros se han aprendido en los últimos meses, afirma Ishikawa.

La OMS ha advertido contra el intento de predecir cuándo desaparecerá el virus.

La experiencia de Corea del Sur y Japón es una historia de advertencia sobre cuán precarios son los mecanismos de control contra este virus.

“Aunque actualmente no estamos viendo transmisión comunitaria a gran escala en esta región, tampoco podemos bajar la guardia”, dice Ishikawa.

“Hasta que tengamos una vacuna efectiva y accesible, todos seguimos en riesgo”.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kLdwBsIG5bY

https://www.youtube.com/watch?v=QZ9JbrioTiw

https://www.youtube.com/watch?v=bDR5eXAxyfs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts