close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

5 argumentos en contra de Medina Mora en la Corte y las respuestas del exprocurador

Hoy, el Senado votará por quién ocupará el lugar libre en la máxima instancia de justicia del país, si Eduardo Medina Mora, Felipe Alfredo Fuentes Barrera u Horacio Armando Hernández Orozco, la terna enviada por el presidente Enrique Peña Nieto el pasado 17 de febrero.
Cuartoscuro
Por Tania L. Montalvo
10 de marzo, 2015
Comparte
Eduardo Medina Mora. // Foto: Cuartoscuro.

Eduardo Medina Mora. // Foto: Cuartoscuro.

Organizaciones civiles, académicos y activistas se unieron contra la posibilidad de que el exprocurador general de la República y actual Embajador, Eduardo Medina Mora, sea elegido este martes en el Senado como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por la “descomposición de la seguridad y la justicia” que lideró o las violaciones a derechos humanos cometidas mientras ocupó diferentes cargos en las instancias de seguridad del país.

En respuesta, Medina Mora publicó la tarde del lunes una carta en la que califica los señalamientos en su contra como tendenciosos, especulativos e incluso, poco escrupulosos.

CartaEMM-ChangeAMad by http://www.animalpolitico.com

A las pocas horas recibió respuesta de los académicos Jorge Javier Romero Vadillo, Catalina Pérez Correa González y Alejandro Madrazo Lajous, quienes le propusieron que, más allá de las diferencias, realicen juntos una petición para que el Senado se tome “el tiempo necesario” para revisar su desempeño en instancias “claves para la justicia del país”: como procurador General de la República (2006-2009), secretario de Seguridad Pública Federal (2005-2006) y director General del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) del 2000 al 2005.

Respuesta a Medina Mora Final by http://www.animalpolitico.com

El intercambio de cartas se dio un día antes de que el Pleno de la Cámara Alta vote por quién ocupará el lugar libre en la máxima instancia de justicia del país, si Eduardo Medina Mora, Felipe Alfredo Fuentes Barrera u Horacio Armando Hernández Orozco, la terna enviada por el presidente Enrique Peña Nieto el pasado 17 de febrero.

Según los mismos legisladores, pese a las críticas de académicos y sociedad civil -que incluso abrieron una petición en Change.org que acumula casi 45 mil firmas- el exprocurador es el candidato más fuerte.

Animal Político te presenta algunos puntos por los cuales organizaciones civiles y académicos debaten con Medina Mora:

El “Michoacanazo”

En la petición de Change.org se señala a Medina Mora como responsable del “Michoacanazo”, un operativo realizado en mayo de 2009 en el que fueron detenidos 38 funcionarios públicos del estado de Michoacán por presuntos vínculos con el crimen organizado.

La detención se realizó con la figura del arraigo, es decir, sin cargos de por medio. Un año y medio después, 37 de los 38 detenidos fueron puestos en libertad por falta de pruebas y 18 meses después quedó libre el último funcionario.

Al respecto, entre los argumentos de defensa del exprocurador están que el Juez Primero de Distrito en Michoacán que llevó el proceso penal de 36 presuntos responsables fue destituido por incurrir en faltas graves en su función jurisdiccional.

Pero sobre todo, el exprocurador defendió la medida diciendo que “la situación de crisis institucional y de seguridad que Michoacán ha padecido en años recientes han demostrado en los hechos el grado al que el crimen organizado efectivamente tenía control territorial e institucional y había infiltrado a las instituciones municipales y del estado”.

Los académicos respondieron a estas últimas afirmaciones diciendo que además de que la detención se llevó a cabo bajo la figura del arraigo en tiempos electorales, “el Michoacanazo es un caso emblemático de la ineptitud de nuestra procuraduría, su incapacidad de demostrar hechos ante jueces; o peor: es emblemático del uso político de la procuración de justicia, porque sin tener pruebas encarcelaron principalmente a funcionarios en un estado, entonces, mayoritariamente perredista. Pero lo más probable es que el Michoacanazo es un ejemplo de las dos cosas: ineptitud y abuso del cargo con fines políticos”.

Jacinta, Teresa y Alberta

Eduardo Medina Mora, como procurador, “fue responsable de la violación grave de los derechos de Alberta Alcántara Juan, Teresa González Cornelio y Jacinta Francisco Marcial, tres mujeres indígenas detenidas en 2006 y encarceladas por más de tres años acusadas de secuestrar a seis agentes de la entonces Agencia Federal de Investigación (AFI)”.

En una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se afirma que los servidores públicos de PGR violaron los derechos fundamentales de legalidad, seguridad jurídica y procuración de justicia de las tres mujeres, quienes finalmente salieron libres: Jacinta después de que la procuraduría se desistió de la acusación y Teresa y Alberta cuando la Corte revocó la sentencia y las declaró inocentes.

Sobre este caso, Medina Mora argumenta que los hechos imputados a las tres mujeres, los arrestos y las averiguaciones, así como la consignación se realizaron antes de que él asumiera el cargo como procurador.

Interrupción Legal del Embarazo

En mayo de 2007, la PGR de Medina Mora promovió la acción de inconstitucionalidad ante la SCJN contra la despenalización de la interrupción del embarazo antes de las 12 semanas de gestación.

La acción de Medina Mora, que según académicos y organizaciones civiles atentó contra un hecho que ha significado un gran avance en materia de derechos humanos, no sólo no prosperó, si no que 8 de 11 ministros de la Corte consideraron que no tenía argumentos jurídicos.

Medina Mora insiste en que esta acción se sustentó “estrictamente” en argumentos jurídicos y estuvo exenta de cualquier posición filosófica, social, religiosa o personal.

Atenco

Otra de las críticas es sobre el operativo en el poblado de Atenco en el Estado de México en 2006, cuando Medina Mora era secretario de Seguridad Pública.

Durante ese operativo contra pobladores que se oponían a la construcción de un aeropuerto dos activistas fallecieron y al menos 26 mujeres denunciaron haber sido víctimas de violaciones y abusos sexuales a manos de los policías bajo el mando de Medina Mora en la Secretaría de Seguridad Pública.

Sobre este caso que actualmente se revisa en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el actual Embajador dijo que en los resolutivos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se señala que como secretario de Seguridad Pública no tuvo responsabilidad en la violación grave de garantías individuales.

“El Pleno concluyó en su sentencia (páginas 834 y 835) que ‘no pueden determinarse participaciones de autoridades y funcionarios que se reunieron el 3 de mayo y que autorizaron el uso de la fuerza pública” y que “no se les puede atribuir participación a las autoridades y funcionarios que se reunieron el 3 de mayo y diseñaron la estrategia para el uso de la fuerza pública’”.

Sin embargo, los académicos que respondieron la carta de defensa de Medina Mora insistieron en el caso y señalan: “Que no puedan, judicialmente, determinarse responsabilidad directa de usted y sus colegas, no quiere decir que no sean responsables, política y administrativamente, de haber dado instrucciones a policías, que claramente no habían recibido el entrenamiento adecuado en respeto a los derechos fundamentales de las personas, para que desplegaran la fuerza en contra de la población civil”.

La descomposición de la seguridad y la justicia entre el 2000 y 2009

Según Medina Mora, esa descomposición se dio tras una serie de debilidades estructurales e institucionales y a que el país sufrió cambios radicales como la alternancia democrática, la amplificación de amenazas transnacionales como el narcotráfico y el terrorismo; la vulneración de policías municipales, la falta de una policía federal numerosa y la corrupción. “El narcotráfico y la inseguridad son los síntomas y no las causas del problema. La debilidad institucional es la raíz”.

Los académicos le respondieron que precisamente cuando él encabezó el Cisen, la SSP o la PGR -áreas de inteligencia, seguridad y procuración de justicia- más deterioro hubo en esas instituciones.

“Lo que no reconoce es su responsabilidad en esa descomposición. Como funcionario, usted es responsable ex oficio del desempeño de esas instituciones. El que usted pretenda negar la responsabilidad propia de su cargo e imputarle la descomposición a los cargos en el mundo, únicamente abona a las sospechas de que, como Ministro, tampoco se hará responsable de la justicia, como no fue responsable de la inteligencia, la seguridad y la procuración de justicia por haber encabezado el CISEN, la SSP y la PGR durante esa descomposición”.

Otras…

Además de las razones anteriores que derivaron en el intercambio epistolar entre el exprocurador y académicos, algunas organizaciones civiles y senadores de la izquierda cuestionan la gestión de Medina Mora en temas como el Operativo Rápido y Furioso, en el que desde Estados Unidos se inició un plan para permitir el tráfico de armas a México para ubicar a presuntos traficantes.

Al respecto, Medina Mora insiste en que fue una operación que se desarrolló cuando él no era Procurador y ante senadores negó haber autorizado cualquier operativo de este tipo.

Pero además, en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) lo señalaron como no apto para el puesto de ministro por el vínculo que tiene con la intervención violenta de la policía federal en el conflicto de Oaxaca durante 2006 para reprimir a integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), con agresiones y persecuciones contra el padre y activista Alejandro Solalinde, con la negligencia en el caso de la mina Pasta de Conchos, con el mal uso de testigos protegidos, o con el encubrimiento de presuntos responsables en el incendio de la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora, en el que fallecieron 49 niños y más de 100 resultados heridos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La revolucionaria ley que permite convertir los cadáveres humanos en abono para jardines

El estado de Washington es el primero de EU en aprobar una ley que permite que el cuerpo se transforme en compostaje como una forma de entierro.
Getty Images
29 de abril, 2019
Comparte

“Polvo eres y en polvo te convertirás”: una máxima que se ha repetido por siglos como una forma de definir lo que ocurre con nuestro cuerpo una vez acaba la vida.

Sin embargo, en el estado de Washington, Estados Unidos, han decidido cambiar un poco esa aproximación: en vez de polvo, el cuerpo humano puede convertirse en el compostaje perfecto para jardines y cultivos en general.

O sea, que los restos humanos pueden ser los cimientos de un jardín florecido a las puertas de una casa o pueden servir para alimentar las raíces de los árboles.

La idea, que fue aprobada la semana anterior por el Senado estatal y está a la espera de la firma del gobernador Jay Inslee para su visto bueno final, es convertir el compostaje en una alternativa al entierro o la cremación, mediante un proceso que dura 30 días y por el que el cadáver se convierte en abono natural.

Una idea que cada vez tiene más adeptos en EE.UU. como una forma de aportar al medio ambiente después de la muerte. Y sobre todo, hacerlo de forma legal, porque en muchos países está prohibido disponer de restos humanos por fuera de cementerios o sitios de entierro autorizados.

Ataudes

Getty Images
Se estima que más de la mitad de los cuerpos son cremados en EE.UU. y no enterrados como se hacía tradicionalmente.

Pero, ¿cómo cambia la forma en que se degrada el cuerpo con este método, comparado con el proceso que ocurre naturalmente con un cuerpo enterrado? ¿Y cómo puede ser beneficioso para el medio ambiente?

Maneras ecológicas de morir

De acuerdo al antropólogo forense Daniel Wescott, al cuerpo humano le toma meses degradarse en la tierra.

Y todo depende de la calidad del suelo. En un ambiente seco, el cuerpo puede terminar momificado. En zonas más húmedas, un rostro puede degradarse hasta llegar a los huesos en pocas semanas.

“Si tienes una buena cantidad de actividad de bacterias, en un mes el cuerpo humano ya debería estar degradado en la tierra“, le dijo Wescott a la BBC.

Pero es algo que cada vez pasa menos: más de la mitad de los cuerpos de quienes fallecieron en 2016 en Estados Unidos fueron cremados, no enterrados.

Y los que son enterrados van dentro de ataúdes de madera, que ralentizan el proceso de degradación.

Por eso, hay personas que llevan años pensando en que deberían extenderse otras maneras de ser depositado bajo tierra.

“La naturaleza sabe cómo transformar nuestros cuerpos en tierra. En abono“, le dijo a la BBC Nina Schoen, una de las promotoras de la idea de convertir el cuerpo humano en compostaje.

Ataudes

Getty Images
Para 2035 se estima que solo el 15% de los entierros se realizarán de la forma tradicional.

“Lo que es más importante, al menos para mí, es que mi cuerpo sea capaz de devolverle a la Tierra lo que ella hizo por mí cuando yo estaba viva y, a través de ese proceso, crear nuevas fuentes de vida”, agregó.

Pero, ¿cómo hacerlo?

Tal vez la mayor impulsora de esta nueva ley estadounidense es Katrina Spade, la fundadora de la compañía Recompose, con sede en la ciudad de Seattle, en el oeste del país.

Es ella la que señala que puede convertir el cuerpo humano en un fértil abono en tan solo 30 días.

“Lo que hacen es simplemente acelerar el proceso natural de descomposición”, explicó Nora Menkin, directora People’s Memorial, una organización sin ánimo de lucro que provee servicios funerarios a personas sin recursos en Seattle.

El método de Recompose, que ha sido tratado por investigadores de la Universidad de Washington, consiste en seguir el proceso normal de compostaje, pero en el caso del cuerpo humano se le añade una mezcla de astillas de madera y otros ingredientes biodegradables.

Lo que hace que microbios y bacterias termofílicas -o sea, a las que les gusta el calor- hagan su trabajo y aceleren la descomposición.

Todo el proceso ocurre a unos 55 C, que además termina de matar a posibles bacterias responsables del contagio de enfermedades.

El resultado es abono que se puede usar de manera segura, que es la razón definitiva por la que muchas personas apoyan esta forma de tratar los cuerpos tras la muerte.

“Tenemos toda esta energía que muchas veces es quemada o sellada en ataúdes que podemos utilizar para ayudar a que la vida continúe”, dijo Menkin.

Por su parte, Schoen aclara que apoya esta opción porque quiere que su cuerpo aporte al medio ambiente.

“Las preocupaciones sobre el medio ambiente son muy importantes para mí y tienen un rol central en las decisiones que tomo a diario”, dijo.

Costoso… por ahora

Para 2035, la Asociación de Funerarias de Estados Unidos (NFDA, por sus siglas en inglés) anticipa que solo el 15% de los entierros serán de tipo tradicional.

Sin embargo, experimentar puede resultar costoso.

“Es un hecho que la mayoría de las personas señalan que (el proceso de convertir al cuerpo en compostaje) es una opción costosa“, dijo Menkin.

“Ahora mismo puede llegar a costar unos US$5.500. No es un proyecto barato”, agregó.

cremación

Getty Images
La cremación sigue siendo el método más económico para disponer los restos mortales del cuerpo humano.

El costo promedio de un entierro tradicional es de alrededor de US$7.000. Sin embargo, una cremación llega solo a los US$1.000.

Por ahora, los entierros ecológicos no son muy populares.

Además de que existen reparos éticos sobre esta manera de disponer de los restos de lo que fue un ser humano.

¿Los cuerpos van a ser cuidados de forma respetable?, ¿podremos en el futuro ser capaces de recordarlos, de recordar que formaron parte de una comunidad? Esas preguntas siempre estarán cuando se insiste en cambiar la forma en que enterramos a quienes mueren”, dijo el profesor de la Universidad de California David Sloane.

Sin embargo, tanto Menkin como Schoen creen que la idea es convencer a la gente de que aunque “sea diferente, no es malo”.

“Lo que pasa es que aquí en EE.UU. nadie quiere hablar sobre el tema. No hablamos lo suficiente sobre lo que significa la muerte o sobre la muerte en general”, recalcó Schoen.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.