close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro/Archivo

Mexicanos ven la justicia como un 'sueño': 20 propuestas del CIDE para cambiarlo

El CIDE, a petición de Peña Nieto, analizó cómo está el acceso a la justicia cotidiana en el país y concluyó que los procesos son largos y costosos y pocas veces sirven para resolver los conflictos de la ciudadanía.
Cuartoscuro/Archivo
Por Tania L. Montalvo
27 de abril, 2015
Comparte
Juzgado en Cancún, Quintana Roo. Foto: Cuartoscuro/Archivo.

Juzgado en Cancún, Quintana Roo. Foto: Cuartoscuro/Archivo.

En México, los procesos para acceder a la justicia son largos, costosos, poco flexibles y en la mayoría de los casos ni siquiera son útiles para resolver los problemas de la ciudadanía.

Pero además, lo complicado de acceder a la justicia ha provocado que se perciba el concepto como algo lejano e incomprensible y que los ciudadanos no sepan a donde acudir cuando necesitan resolver un conflicto. Estas son las conclusiones del Informe de Justicia Cotidiana que realizó el Centro de Investigación y Docencias Económicas (CIDE) a petición del presidente Enrique Peña Nieto, como parte de la reforma de seguridad, justicia y Estado de Derecho que presentó en noviembre del año pasado.

Tras realizar consultas con 425 expertos en 15 foros distintos, recopilar 485 testimonios y 600 propuestas, el CIDE entregó este lunes a Peña Nieto un Informe de conclusiones y recomendaciones para identificar los principales problemas para acceder a la justicia cotidiana, es decir, aquella que involucra actividades comunes de cualquier sociedad con la familia, entre trabajadores o comunidades.

Según el informe, se encontraron diversos problemas que pudieron ser catalogados en seis grandes temas:

  • La falta de información que tienen los ciudadanos para acceder a la justicia;
  • la mala calidad de abogados, defensores, jueces o ministerios públicos;
  • resistencia de las instituciones pare renovar procesos;
  • la mala calidad de las leyes;
  • falta de capacidad en los sistema de justicia para resolver conflictos;
  • y el diseño de procedimientos complicados que no privilegian las necesidades de la ciudadanía.

El objetivo del CIDE con el Informe entregado este lunes a Peña Nieto durante una ceremonia en el Museo Nacional de Antropología es que se elabore una política pública de acceso a la justicia de corto, mediana y largo plazo.

En ésta, hace énfasis la institución académica, es indispensable la participación de sociedad civil y academia; pero sobre todo de los estados, pues la justicia cotidiana recae principalmente en ámbitos locales.

En total, el CIDE y otras instituciones académicas que participaron en el informe como el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, entregaron al Ejecutivo 20 recomendaciones generales para mejorar el acceso de la ciudadanía a la justicia cotidiana.

  1. Impulsar una cultura de derecho. La población tiene poco o nulo conocimiento sobre sus derechos y obligaciones, concluye el CIDE. La propuesta es que haya una estrategia de comunicación que permita a la sociedad familiarizarse con sus derechos y obligaciones.
  2. La falta de coordinación entre órdenes de gobierno provoca que las políticas, leyes y reglamentos no sean efectivos en el país, lo que no sólo provoca fallas en el acceso a la justicia sino corrupción. Se propone crear un programa con convenios de colaboración sobre medidas de acceso a la justicia, entre los tres niveles de gobierno.
  3. Diseñar procedimientos y mecanismos que faciliten y homologuen los requisitos para obtener documentos oficiales como actas de estado civil, títulos de propiedad o testamentos. El objetivo es reducir la marginación jurídica actual de la ciudadanía.
  4. Se deben mejorar los servicios jurídicos profesionales, lo que incluye abogados, jueces o ministerios públicos; por lo que es necesario revisar programas de formación y la regulación del ejercicio de la profesión.
  5. Revisar de manera documentada y rigurosa el diseño de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, pues la información recabada en el informe concluye que su desempeño no es el idóneo y tienen graves problemas en la operación.
  6. Fortalecer el sistema nacional de protección al consumidor que actualmente lidera la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).
  7. Iniciar un Programa de Implementación de Juicios Orales Mercantiles en todo el país a favor de los emprendedores.
  8. Crear la figura del defensores de los emprendedores, pues actualmente se enfrentan a órganos jurisdiccionales, gubernamentales y regulatorios que desconocen la realidad de las micro, pequeñas y medianas empresas; lo que genera la aplicación desproporcional de la ley.
  9. Se propone incorporar al sistema la función de jueces itinerantes para comunidades pequeñas o rurales, lo que permitirá que en esos sitios se cuente con mecanismos para la resolución de conflictos.
  10. Crear una policía de proximidad para resolver conflictos sencillos e identificar factores de riesgo que pudieran generar conflictos mayores.
  11. Los migrantes mexicanos carecen de medios para reinsertarse en sus comunidades de origen, lo que genera situaciones extremas de marginación y un problema grave de acceso a la justicia. Se propone fortalecer los programas del Instituto Nacional de Migración, la Secretaría de Educación Pública y Relaciones Exteriores para crear políticas públicas que garanticen la reinserción en sus comunidades, con especial atención a que puedan tener una identificación e incorporarse a sistemas de educación y salud.
  12. El informe propone que para las trabajadores domésticas, víctimas constantes de injusticia, se adopten medidas para garantizar sus derechos sociales y se diseñen contratos para regular su situación laboral.
  13. Los órganos de gobierno no trabajan para resolver los conflictos de la ciudadanía, se propone regular la labor discrecional de funcionarios y mejorar la atención en el seguimiento de litigios.
  14. Crear un mecanismo de coordinación nacional para los impartidores de justicia con el fin de facilitar acciones conjuntas entre sistemas estatales.
  15. Ampliar el uso de mecanismos alternativos de solución de controversias, es decir, procesos de mediación, conciliación o arbitraje. Para ello, se propone mejorar el diseño de Centros de Justicia Alternativa y crear nuevas figuras de negociación para resolver conflictos legales.
  16. Crear y distribuir manuales con protocolos de actuación para autoridades escolares que deben resolver conflictos en las escuelas.
  17. Que el Ejecutivo federal convoque a una instancia que proponga una política de acceso a la justicia en los términos del informe del CIDE. En ésta deberán participar los tres poderes, tres niveles de gobierno, academia, sociedad civil y órganos con autonomía constitucional.
  18. Otra de las propuestas es la creación de centros de asistencia jurídica temprana para orientar, canalizar y apoyar a las personas con conflictos.
  19. Se recomienda la creación de un grupo de trabajo interinstitucional con participación de los poderes judiciales estatales para diseñar un nuevo modelo de justicia familiar que puede ser probado y aplicado gradual y diferenciadamente en todo el país.
  20. La falta de una entidad federal que coordine la acción del gobierno federal en materia de justicia provoca desigualdades en el acceso y la calidad de la justicia. Se recomienda la creación de una instancia (puede ser una dependencia o entidad ya existente o una nueva) que sea responsable de la coordinación del Ejecutivo con el poder judicial, estados y defensorías de oficio.

Ve aquí el informe completo:

JusticiaCotidiana

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué son los “microdescansos”, la sencilla técnica que puede aumentar tu productividad (y tu bienestar) en el trabajo

A veces, para disparar la productividad en el trabajo y mejorar el grado de concentración y de satisfacción laboral no es necesario tomarse largas pausas. Te contamos qué son los microdescansos y cómo aprovecharlos.
Getty Images
6 de mayo, 2019
Comparte

Estirarse, dar un paseo o ver un vídeo son actividades cortas que mejorarán tu bienestar a lo largo de la jornada de trabajo.

Hay una escena en la famosa serie “The Office”, donde David Brent, el jefe narcisista y egoísta, da una charla motivadora a sus empleados.

“La risa es la mejor medicina”, dice explicando al personal que esta práctica reduce el estrés y que le gusta hacerlo varias veces durante la jornada laboral.

Además, demuestra la técnica estallando en una carcajada maníaca en solitario. Aunque solo dura unos 30 segundos, parece durar para siempre. Toda la habitación le observa en un silencio letal.

Resulta que, por una vez, el personaje del jefe dijo algo importante. Sin darse cuenta, estaba describiendo lo que los expertos llaman un microdescanso.

Es decir, cualquier actividad breve que ayude a romper la monotonía de las tareas físicas o mentales de una jornada.

Los microdescansos pueden durar desde unos pocos segundos hasta varios minutos y van desde hacer una taza de té hasta estirarse o mirar un video musical.

Aunque los descansos sean pequeños, pueden tener un impacto desproporcionadamente poderoso.

Los estudios han demostrado que mejoran la capacidad de los trabajadores para concentrarse, cambiar la forma en que ven su labor e incluso ayuda a evitar las lesiones típicas que sufren las personas atadas a su escritorio todo el día.

El protagonista de la serie, David Brent

Everett Collection Inc / Alamy Stock Photo
¿Fue David Brent, el odiado jefe de la serie de humor “The Office”, el precursor de los microdescansos?

Lo cierto es que no hay consenso sobre cuánto tiempo debe durar el microdescanso ideal.

Tampoco sobre la frecuencia con la que debería hacerse. Por eso, la respuesta depende de lo que mejor funcione a cada trabajador.

De hecho, si regularmente te inclinas hacia atrás para hablar con la persona que está a tu lado o para echar un vistazo a tu teléfono, es posible que ya seas un maestro de la técnica.

Según Sooyeol Kim, un estudiante de doctorado de la Universidad de Illinois y experto en microdescansos, solo hay dos reglas: deben ser breves y voluntarios.

Kim ve los descansos como una manera de lidiar con el hecho de que la mayoría de las personas pasan la jornada en el trabajo.

“Pero en realidad, nuestro único descanso oficial generalmente es el almuerzo”.

Efecto calmante

La técnica fue inventada a fines de los años 80 por investigadores del Instituto Nacional para la Salud y Seguridad Ocupacional en Ohio y la Universidad de Purdue en Indiana.

Querían averiguar si los descansos por un periodo de tiempo reducido podrían aumentar la productividad o reducir el estrés, por lo que crearon un entorno de oficina artificial.

Entonces, invitaron a 20 participantes a “trabajar” allí durante dos días realizando una tarea “altamente repetitiva”.

Hombre descansando en su escritorio

Getty Images
Los microdescansos solo tienen dos reglas: deben ser breves y voluntarios.

A cada participante se le permitía un descanso cada 40 minutos de trabajo.

Durante esa pausa, que generalmente duraba solo 27 segundos, los participantes paraban su labor pero permanecían en su puesto de trabajo.

Después de rastrear los ritmos cardíacos y la productividad de sus “empleados” antes y después de cada intermedio, los científicos descubrieron que los descansos no eran tan beneficiosos como esperaban.

Los participantes en realidad se desempeñaron peor en algunas tareas después de su descanso, como evidenció la caída de las pulsaciones de teclas por minuto.

Pero una cosa sí destacó: las personas que tomaron microdescansos un poco más largos tendían a tener ritmos cardíacos más bajos, lo que sugería un efecto calmante.

Además, el trabajo que dejaron hecho no requirió de tantas correcciones.

Mujer descansando

Getty Images
Hay muchas evidencias que muestran que estos descansos recargan nuestra energía.

Tras años de investigaciones, ahora son múltiples las pruebas que indican que esta técnica puede ser beneficiosa para reducir el estrés, hacer que los trabajadores sigan comprometidos y volver el trabajo más placentero.

Estirarse es importante

A pesar de la evidencia de que los microdescansos son útiles en múltiples aspectos, la única área en que se ha aplicado ampliamente esta técnica es para reducir el riesgo de desarrollar lesiones en las oficinas.

“Los recomendamos a todos nuestros clientes”, dice Katharine Metters, ergonomista, fisioterapeuta y experta en salud y seguridad de la consultora Posturite.

Mujeres con un café

Getty Images
Un paseo o un descanso con colegas de trabajo. Cualquier actividad es buena para hacer una pausa.

Se cree que los breves descansos nos ayudan a eliminar la tensión de ciertas partes del cuerpo, como el cuello, que utilizamos todo el día. “Lo importante es que se hagan con regularidad”, dice Metters.

No hace falta decirlo, pero si haces una pausa para reposar el cuerpo, ver videos musicales no funciona, es mejor hacer algo físico como levantarte o cambiar de posición.

Un área donde esto se ha hecho particularmente evidente es en el campo de la cirugía.

En esta especialidad, que requiere la máxima precisión, los errores pueden costar la vida de un paciente, por lo que es importante encontrar formas de ayudar a estos especialistas a evitar dolores que minen su concentración.

En 2013, un pequeño estudio analizó si los microdescansos son capaces de proporcionar alivio.

Dos investigadores de la Universidad de Sherbrooke, Quebec, estudiaron a 16 cirujanos para ver si los pequeños descansos de 20 segundos cada 20 minutos afectaban el cansancio físico y mental.

una persona con unas tijeras.

Getty Images
Un estudio de 2013 puso a prueba la capacidad de los cirujanos para hacer una estrella con unas tijeras. Los que habían descansado brevemente realizaron la tarea siete veces mejor que los que no.

Se hizo seguimiento a cada uno en tres situaciones distintas: antes de una operación, después de una operación en la que se les permitió descansar brevemente y una vez más después de una cirugía sin microdescansos.

Durante los recesos, se les pidió que abandonaran brevemente el área de trabajo e hicieran algunos estiramientos.

Sorprendentemente, los cirujanos fueron siete veces más precisos haciendo un dibujo en un papel después de las operaciones en las que se les permitió descansar.

También presentaron la mitad de los niveles de fatiga física y sentían menos dolor en la espalda, el cuello, los hombros y las muñecas.

Desvincularse del trabajo

Los microdescansos no solo ofrecen importantes beneficios, también dan a los trabajadores la licencia de disfrutar de lo que a priori puede parecer una pérdida de tiempo.

Según un estudio, tomarse un descanso para navegar por internet o contemplar el paisaje puede mejorar la productividad y ayudar a los empleados a concentrarse.

De hecho, algunos científicos creen que disfrutar de microdescansos es una parte esencial de cómo funcionan.

Hombres decansando

Getty Images
Los microdescansos son una buena manera de luchar contra el estrés.

Los resultados de estas investigaciones encajan con la idea de que esta técnica de descanso permite un proceso conocido como “desapego psicológico”, que ocurre cuando se desconecta mentalmente de sus tareas obligatorias y permite que el cerebro se recupere.

Se trata de cambiar activamente el enfoque de tus pensamientos, para que no estés pensando en el trabajo mientras intentas relajarte.

Andrew Bennett, experto en comportamiento social, analizó los microdescansos para su tesis doctoral mientras estaba en la Universidad Virginia Commonwealth.

Su principal descubrimiento fue que comprobar cómo un divertido video estimulaba a las personas y centraba su atención.

Los individuos que participaron en el estudio se mostraron menos cansados y registraron menores retrasos en sus tiempos de respuesta durante una prueba cognitiva.

Cambie lo que sea necesario

Por supuesto, ver videos podría no sentar muy bien a tu jefe, pero hay muchas otras formas en las que puedes hacer microdescansos sin parecer que estás holgazaneando.

Estos son los consejos de algunos expertos:

“Una buena manera de obligarte a tomar un descanso es tener una botella de agua de un litro en tu escritorio. Tendrás que ir al baño, lo que es una buena excusa para levantarte, mientras te mantienes hidratado “, sugiere Osman.

La mejor sugerencia de Bennett es la de no dejar que los descansos se alarguen demasiado: “¡Un microdescanso no es el momento de ponerse al día con varios episodios de una serie!”

Mujer mirando al horizonte

Getty Images
Un estudio sugirió que mirar o pasear por un paisaje verde puede hacer que se produzca una descanso eficaz.

Kim, por su parte, recuerda que la forma en que las personas gastan sus descansos debería depender solo de ellos, ya que es probable que cada industria se adapte mejor a un tipo de receso.

Metters recomienda hacer algunos estiramientos en el escritorio o caminar hacia la ventana para ver qué sucede afuera.

“Eso relaja mis ojos y mi cerebro”, dice. También anima a simplemente reclinarse en su silla por un rato.

Si te preocupa espaciar tus descansos de manera uniforme, la experta sugiere colocar un reloj de arena en tu mesa.

Si tienes intención de pedirle a tu jefe permiso para poner en práctica esta técnica, Osman tiene un consejo inteligente: durante la conversación con tu superior no lo llames receso, di que es un “cambio de actividad”.

Chico escuchando música

Getty Images
El estrés tiene un costo para los empleadores de más de US$300.000 millones al año en Estados Unidos, según Pfeffer.

Es posible que esté preocupado ante la posibilidad de que su personal vea videos de famosos gatitos o revise el teléfono cada pocos minutos.

En conclusión, si descubres a tu jefe riéndose a carcajadas de repente o si ves a tus compañeros haciendo estiramientos entre reuniones, ten en cuenta que es posible que simplemente estén reiniciando sus cerebros antes de su próxima explosión de productividad.

*Puedes leer el artículo original (en inglés) en BBC Capital.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=Gr_Uqx2j47Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.