¿Es falso el relato de EU sobre la muerte de Bin Laden?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

¿Es falso el relato de EU sobre la muerte de Bin Laden?

Según el periodista de investigación estadounidense ganador de un premio Pulitzer Seymour Hersh, el operativo de su país que acabó con la vida del que fuera el líder de al Qaeda, Osama Bin Laden en mayo de 2011, no fue una acción arriesgada y secreta, sino una operación conjunta de la inteligencia estadounidense y paquistaní.
AP
11 de mayo, 2015
Comparte
Osama bin Laden, exlíder de Al Qaeda. // Foto: AP.

Osama bin Laden, exlíder de Al Qaeda. // Foto: AP.

Las acusaciones son explosivas y le dan una estocada al relato heroico que define el que se puede considerar el mayor éxito en política exterior del primer mandato del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Según el periodista de investigación estadounidense ganador de un premio Pulitzer Seymour Hersh, el operativo de su país que acabó con la vida del que fuera el líder de al Qaeda, Osama Bin Laden en mayo de 2011, no fue una acción arriesgada y secreta, sino una operación conjunta de la inteligencia estadounidense y paquistaní.

Lea también: Hollywood alimenta la polémica por la muerte de Bin Laden

La acusación del periodista ha generado una fuerte polémica en EE.UU. y Pakistán, donde muchos señalan las que consideran escasas atribuciones y conclusiones cuestionables de la amplia investigación de Hersh.

“La noción de que la operación en la que mataron a Osama Bin Laden fue algo diferente a una misión unilateral estadounidense es evidentemente falsa”, afirmó el portavoz de la Casa Blanca Ned Price, al señalar que el artículo está lleno de “inexactitudes y afirmaciones sin fundamento”.

Según el texto de Hersh, desde 2006 Bin Laden estaba bajo control paquistaní y estaba siendo mantenido en Abbottabad con la ayuda financiera de Arabia Saudita.

Hersh alega que altos cargos paquistaníes permitieron a EE.UU. llevar a cabo su redada en el complejo en el que se encontraba Bin Laden -que considera un asesinato de facto- después de que EE.UU. descubriese su paradero presuntamente gracias a una fuente de inteligencia paquistaní.

Eso contradice la versión oficial de que se llegó a Bin Laden tras interrogar a detenidos de al Qaeda y gracias a una extensa investigación de un mensajero del exlíder del grupo.

¿Acuerdo EE.UU. – Pakistán?

La versión del periodista también indica que se llegó a un acuerdo que incluía permitir a EE.UU. llevar a cabo una exhaustiva vigilancia de la zona, obtener pruebas de ADN que confirmaran la identidad de Bin Laden e incluso que Pakistán entregase a un agente paquistaní que ayudara a guiar la operación.

Eso, siempre según el artículo, a cambio de que EE.UU. mantuviera su apoyo financiero a los servicios de inteligencia del país asiático y a sus líderes.

Como parte del acuerdo, asegura Hersh, Estados Unidos debía esperar una semana para anunciar la muerte de Bin Laden y simplemente debía decir que había muerto en un ataque con aviones no tripulados en Afganistán.

Sin embargo, Obama traicionó a los paquistaníes después de que uno de los helicópteros estadounidenses que participaban en la operación se estrellase, ya que la Casa Blanca temía que no podrían defender la historia.

Por eso, indica Hersh, Obama le habló a la nación aquella noche para anunciar que las fuerzas especiales de la Marina, los Navy Seal, habían llevado a cabo un ataque tras meses recopilando información secreta de inteligencia y de la que Pakistán no estaba al tanto, que concluyó con una balacera en la que murieron Bin Laden y otros cercanos colaboradores.

En los días siguientes surgieron otros detalles, en ocasiones conflictivos y que después fueron rechazados, lo que molestó a algunos comandantes de las fuerzas especiales estadounidenses y a autoridades de Defensa.

“Del autor de Alicia en el país de las maravillas”

“La historia de la Casa Blanca podría haber sido escrita por Lewis Carrol”, escribió Hersh en el último número de la revista London Review of Books, en referencia al autor de Alicia en el país de las maravillas”.

Su artículo concluye con una amplia condena a la operación llevada a cabo por miembros del gobierno de Barack Obama.

“Las mentiras de alto nivel siguen siendo parte del modus operandi de la política exterior de EE.UU., junto con las cárceles secretas, los ataques con aviones no tripulados y las redadas nocturnas de las fuerzas especiales sin pasar por la cadena de mando oportunamente y evitando a quienes podrían echarlo para atrás”, sostiene.

Nada más ser publicado, la voz sobre las conclusiones de su investigación se corrió rápido, llegando a dominar las conversaciones políticas y en redes sociales y a tumbar la página web donde se aloja debido al alto volumen de tráfico.

El caso apareció también en todos los diarios de Pakistán este lunes, según indica el periodista del servicio urdu de la BBC Jared Soomro.

Según Soomro, nadie en Pakistán cree que Bin Laden pudiera vivir en su complejo de Abbottabad sin que las autoridades supieran: “No es posible que EE.UU. haya entrado al espacio aéreo, realizado una operación de 45 minutos y que nadie lo supiera”, indica el periodista, quien además agrega que si alguien tiene datos que sustenten la teoría de Hersh, no son de dominio público.

Críticas a la historia

Pero tampoco tardaron en aparecer las críticas a la versión de Hersh, entre ellas las de algunos colegas periodistas.

El corresponsal de la BBC para América del Norte, Anthony Zurcher, explica algunas de ellas:

• Fuentes no fiables: la mayor parte del artículo de Hersh se basa en declaraciones de autoridades de inteligencia de EE.UU. y Pakistán no nombradas. La única fuente identificada es un militar que sirvió en el ejército paquistaní hace más de dos décadas y citaba a “excompañeros” para sustentar sus alegatos.

Afirmaciones contradictorias: Hersh no tiene en cuenta el hecho de que dos de los veteranos que participaron en el operativo en el que se puso fin a la vida de Bin Laden hablaron públicamente de operativos de la redada que contradicen su versión.

Conclusiones poco realistas: ¿Por qué Arabia Saudita apoyó a un hombre que quería derrocar a la monarquía de ese país? ¿Por qué, si el apoyo de EE.UU. a Pakistán fue parte del acuerdo, se deterioraron las relaciones bilaterales tras el operativo? y, finalmente, si ambas naciones estaban cooperando, ¿era una redada la manera más simple de asegurarse que mataban a Bin Laden?

Y como suele pasar con las teorías de la conspiración, indica Zurcher, quizás las críticas más fuertes al artículo de Hersh es que se apoya en un gran reparto de personajes que operaron efectivamente mientras mantenían el secreto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: por qué la invasión ordenada por Putin es un gran desafío para China

El gobierno de Xi Jinping tiene preocupaciones comerciales, pero también está atento a la percepción de su población ante el nuevo conflicto en Europa.
28 de febrero, 2022
Comparte

La invasión de Rusia en Ucrania plantea un gran desafío para China en muchos frentes.

En los Juegos Olímpicos de Invierno se pudo ver la estrecha relación diplomática entre el país asiático y el gobierno ruso, luego de la asistencia del presidente Vladimir Putin a la inauguración en Pekín del evento deportivo.

El mandatario de Rusia esperó hasta justo después de que terminaran los Juegos para reconocer las dos regiones separatistas del este de Ucrania, Donetsk y Luhansk, y enviar tropas para invadir el territorio ucraniano.

En sus pronunciamientos públicos, el gobierno chino ha instado a todas las partes a reducir las tensiones en Ucrania.

Más recientemente, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, discutió la situación con el secretario de Estado de EE.UU., Anthony Blinken, y reconoció que las cosas estaban “empeorando” y reiteró los llamados a “todas las partes para que ejerzan moderación”.

Pero ahora que Rusia ha prescindido de toda esa moderación, ¿dónde deja eso la posición oficial de China a medida que aumentan los enfrentamientos?

Posición ambivalente

Xi Jinping junto a Vladimir Putin

Getty Images

El gobierno chino considera que no puede percibirse que apoye la guerra en Europa, pero también quiere fortalecer los lazos militares y estratégicos con Moscú.

El socio comercial número uno de Ucrania es China e, idealmente, a Pekín le gustaría mantener buenas relaciones con Kiev, pero esto podría ser difícil cuando está claramente alineado con el gobierno que está enviando sus tropas al territorio ucraniano.

También existe la posibilidad de un retroceso comercial de China en Europa Occidental si se considera que está respaldando la agresión de Rusia.

Además, una frase común de los líderes de China es que no interfieren en los asuntos internos de los demás y que otros países no deben interferir en los suyos.

Una foto suministrada por el servicio de prensa del Ministerio del Interior de Ucrania muestra las secuelas de una explosión en el edificio de una unidad militar en Kiev.

EPA/Ministerio del Interior de Ucrania
Una foto suministrada por el servicio de prensa del Ministerio del Interior de Ucrania muestra los efectos de una explosión en el edificio de una unidad militar en Kiev.

Pero como el exfuncionario de inteligencia estadounidense, John Culver, publicó en Twitter: “La anexión rusa de partes de Ucrania, o la invasión y toma de Kiev, violan la posición de China de que la soberanía es sacrosanta”.

Los efectos en su población

Lo que más preocupa al Partido Comunista chino es cómo la intervención puede afectar a su propia gente y su visión del mundo.

Por esta razón, está manipulando y controlando las conversaciones sobre la situación en Ucrania en la prensa y las redes sociales.

Y no iba a pasar mucho tiempo antes de que Taiwán fuera arrastrado a esta situación.

El Partido considera que la isla autónoma es esencialmente una provincia rebelde que debe unificarse con el continente.

En Weibo, la versión china de Twitter, los nacionalistas del país han utilizado la invasión rusa de Ucrania para llamar a su propia nación a hacer lo mismo con comentarios como: “¡Ahora es la mejor oportunidad para recuperar Taiwán!”.

Mapa mostrando las regiones de Luhansk y Donetsk

BBC

Cuando el gobierno chino rechazó la imposición de sanciones a Rusia en los últimos días, sabía que podría enfrentar un trato similar si toma medidas para apoderarse de Taiwán por la fuerza, en lo que sería un ejercicio sangriento y costoso.

Quizás por esta razón la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, dijo en una conferencia de prensa en Pekín que China no considera las sanciones como la mejor manera de resolver los problemas.

Las fronteras

Si los ciudadanos chinos comienzan a vincular la justificación de Rusia para invadir Ucrania y aplicarla a su propio país, esto podría cambiar por completo la explicación que ofrece el gobierno chino sobre sus fronteras actuales.

Vladimir Putin dice que está liberando a los rusoparlantes dentro de Ucrania. ¿Qué pasa con los mongoles, coreanos, kirguises y grupos similares que ahora son parte de China? Aún más potencialmente explosivo para Pekín, ¿qué pasa si los tibetanos o los uigures renuevan los llamados a una mayor autonomía o incluso a la independencia?

Que esto no suceda es más importante para la administración de Xi Jinping que cualquier otra cosa.

En Kiev, la policía y el personal de seguridad inspeccionan los restos de un proyectil en una calle.

AFP
En Kiev, la policía y el personal de seguridad inspeccionan los restos de un proyectil en una calle.

Dado eso, solo hay que mirar los comentarios en las redes sociales chinas para ver la dirección en la que los medios del Partido están conduciendo a la población en términos de la forma en la que debería ver los movimientos de Putin en Europa del Este.

La prensa estatal tiene sus propias cuentas en Weibo y controla las respuestas en sus publicaciones sobre Rusia y Ucrania.

Aquí hay una muestra de los comentarios:

-“¡Putin es increíble!”

-“Apoyo a Rusia, me opongo a EE.UU. Eso es todo lo que quiero decir”

-“¡Estados Unidos siempre quiere crear desorden en el mundo!”

Si bien también hay muchas personas que piden la paz, las publicaciones que atacan a EE.UU. reciben mucha promoción.

El campo minado que Pekín quiere evitar

En cuanto a los chinos que realmente cuestionan las ambiciones de Rusia en Ucrania, hay que buscar cuentas individuales de Weibo que no estén conectadas con los hilos de los medios del Partido Comunista.

Personas en una andén de una estación del metro de Kiev

BBC
Habitantes de Kiev se dirigieron a la estaciones subterráneas del metro para refugiarse. Una situación similar se vivió durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Uno escribe: “No entiendo por qué tanta gente apoya a Rusia y Putin. ¡Deberíamos oponernos a cualquier forma de guerra!”.

Según otro: “Putin reconoce la independencia de las regiones separatistas de Ucrania, lo que obviamente está interfiriendo en los asuntos internos de otro país”.

Esa última publicación expresa precisamente la conclusión a la que Pekín no quiere que llegue su gente.

Es la esencia del campo minado por el que atraviesa el gobierno chino.

Dentro de Ucrania, la embajada de China ha enviado un mensaje a sus ciudadanos que viven en el país.

Ha recomendado que las personas coloquen una bandera china en su automóvil y “se ayuden unos a otros” mientras muestran “la fuerza de China”.

Consultada sobre si lo que está ocurriendo ahora mismo en Ucrania equivale a una invasión, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, dijo en una rueda de prensa que el “contexto histórico es complicado” y que la situación actual es “causada por todo tipo de factores”.

Se está produciendo una gran conmoción en Europa.

Xi Jinping tiene que tomar algunas decisiones importantes en términos de cómo su país la enfrentará.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=apxTgY97o-Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.