close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Manu Ureste

Con el Plan Frontera Sur, México ya hace más detenciones de migrantes centroamericanos que EU

Para la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés), "Estados Unidos ha desplazado oficialmente el problema de la migración a México, y México ha asumido el nuevo papel de ‘jefe deportador’”.
Manu Ureste
Por Manu Ureste
15 de junio, 2015
Comparte
Un migrante centroamericano observa el paso del tren al que llaman 'La Bestia' en el albergue de Ixtepec, Oaxaca. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Un migrante centroamericano observa el paso del tren al que llaman ‘La Bestia’ en el albergue de Ixtepec, Oaxaca. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Un año después de la llamada ‘crisis de los niños migrantes’ en el sur de Texas, y a menos de un mes de que el próximo 7 de julio se cumpla el primer aniversario desde que el Gobierno mexicano lanzara el Programa Frontera Sur, las estadísticas oficiales revelan que México ya hace más detenciones de indocumentados centroamericanos que la Patrulla Fronteriza estadounidense.

De acuerdo con datos de la Oficina de Adunas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (US Costums and Border Protection, CBP por sus siglas en inglés), durante los primeros siete meses del año fiscal 2015 –del 1 de octubre de 2014 al 1 de junio de este año- la Patrulla Fronteriza detuvo a 85 mil 131 migrantes ‘no mexicanos’ en la frontera sur de EU, los cuales son en su mayoría centroamericanos.

En el mismo periodo de tiempo, el Instituto Nacional de Migración (INM) contabilizó 92 mil 889 eventos de detención de centroamericanos en México. Un total de 7 mil 785 más que la Patrulla Fronteriza.

Para la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés), estas cifras están directamente ligadas al lanzamiento en México del Programa Frontera Sur, una iniciativa gubernamental que si bien sobre el papel asegura que busca “proteger” a los migrantes y “ordenar el paso fronterizo”, en el terreno ha desatado una oleada de detenciones masivas de migrantes, tal y como Animal Político documentó en el especial Programa Frontera Sur: Una cacería de migrantes’, publicado el pasado 28 de abril.

“México ha asumido el papel de ‘jefe deportador’ de migrantes”: WOLA

“Estados Unidos ha desplazado oficialmente el problema de la migración a México, y México ha asumido el nuevo papel de ‘jefe deportador’”, señala Maureen Meyer, coordinadora del Programa de México y derechos de Migrantes de WOLA, quien agrega a colación que “el Programa Frontera Sur le ha venido muy bien a las autoridades estadounidenses”.

“Les ha venido muy bien porque ya no tienen esas imágenes que veíamos en junio del año pasado en los centros de detención del sur de Texas, donde los agentes de la patrulla fronteriza estaban completamente rebasados por una oleada de familias y menores centroamericanos no acompañados”, explica Meyer en entrevista con Animal Político, para recalcar que “ahora el problema de la migración se ha trasladado hacia el sur, hacia la frontera de México”.

No obstante, para la académica estadounidense este aumento en el número de detenciones y deportaciones realizadas por las autoridades mexicanas plantean una serie de “preocupaciones humanitarias”, a las que tanto la administración de Barack Obama como el gobierno de Peña Nieto están obligados a dar respuestas.

“No sabemos si México está contemplando, por ejemplo, ampliar su infraestructura para asumir ese rol de ‘jefe deportador’. Creemos que no, y es algo preocupante. Porque si el INM tiene el miso número de agentes que hace un año y está deteniendo a casi el doble de migrantes, obviamente esto va a tener un costo para los propios agentes, que estarán rebasados de trabajo, y sobre todo para los migrantes. Porque, ¿cómo pueden asegurar que los están atendiendo bien en estaciones migratorias que están saturadas? ¿Cómo aseguran que les están dando una atención sanitaria adecuada, una buena alimentación, y que se están respetando sus derechos?”, cuestiona Meyer.

Mientras que en el caso de Estados Unidos, la integrante de WOLA recuerda que en el proceso de detención y deportación en México “miles de niños y familias vulnerables están siendo devueltos al peligro sin tener la oportunidad de buscar protección o refugio”.

“Crímenes contra migrantes continúan impunes”

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, al igual que hizo el pasado miércoles 10 de junio la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), emitió un comunicado en el que muestra públicamente su preocupación por la situación que enfrentan miles de migrantes a su paso por México, tras la entrada en vigor del Programa Frontera Sur.

“Muchos albergues de migrantes nos han informado sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades que participan en redadas en los trenes y en las comunidades”, expone WOLA.

“Asimismo, abogados migratorios han observado múltiples violaciones en el debido proceso legal para los solicitantes de asilo en México, y pocos migrantes tienen la oportunidad de contar sus historias a las autoridades en México. Además, la trata de personas, secuestros y violaciones sexuales, continúan impunes”, añade la organización civil estadounidense, que apunta para concluir que el plan del gobierno mexicano para proteger a los migrantes está obligando a éstos “a buscar rutas más peligrosas por el terreno y por mar, lo que genera cambios dentro de las redes criminales que se aprovechan de los migrantes”.

Checa aquí el video resumen de la entrega 1 del Especial ‘Programa Frontera Sur: Una cacería de migrantes’:

Y aquí el especial completo. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 efectos en México del T-MEC, el tratado que remplaza al TLCAN

El tema que queda pendiente es el conflicto por los aranceles que impuso EU a las importaciones de acero y aluminio.
23 de junio, 2019
Comparte

Después de tensas negociaciones que se extendieron por más de un año, Canadá, Estados Unidos y México firmaron el T-MEC, el acuerdo de libre comercio que reemplaza al TLCAN.

Tras la firma por los líderes, el siguiente paso antes de su entrada en vigor es la ratificación por parte del poder legislativo de los tres países.

El de México ya hizo su parte. El acuerdo queda pendiente de los de Canadá y Estados Unidos.

El siguiente paso es que el tratado sea aprobado por los congresos de México, Estados Unidos y Canadá.

BBC Mundo te cuenta cuáles son algunos de los posibles efectos en México de este nuevo tratado.

1. Industria automotriz

El acuerdo incluye cambios en las reglas de origen de la industria automotriz.

Con el TLCAN, se exigía que un 62,5% de la producción de un automóvil ligero fuera hecha en alguno de los tres países para tener acceso a aranceles preferenciales. Pero con el T-MEC se elevó al 75%.

Fábrica de automóviles en Estados Unidos.

Getty Images
El nuevo acuerdo exige que el 75% de un vehículo debe ser fabricado en uno de los tres países para no pagar aranceles.

“El golpe no es para México”, le dice a BBC Mundo sobre este punto Pablo Ruiz Nápoles, profesor de la Facultad de Economía de la La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Las empresas estadounidenses establecidas en México compran actualmente autopartes a fabricantes de China y Corea. Bajo los nuevos términos, tendrían que comprar mayor cantidad de insumos a alguno de los tres países que integran el acuerdo.

Por otro lado, EE.UU. logró que entre un 40% y 45% del automóvil fabricado dentro de los tres países deba ser producido por trabajadores que ganen al menos US$16 por hora.

Esta cláusula pretende incentivar a las empresas estadounidenses para que se instalen en EE.UU.

Si eso ocurre, podría afectar a la creación de empleo en México en este sector. Sin embargo, es un factor aún incierto.

2. Farmacéuticas

En el sector farmacéutico se aumentaron las barreras de acceso a los medicamentos genéricos y biocomparables.

En la práctica, las farmacéuticas mexicanas quedan más protegidas en relación a la competencia que supone el ingreso de medicamentos genéricos.

De este modo, se mantiene (o incluso podría encarecerse) el precio final para los consumidores, puesto que los genéricos suelen ser más baratos que los medicamentos de marca.

3. Derechos laborales

El nuevo tratado contempla un anexo en el que los tres países se comprometen a adoptar y cumplir normas y prácticas laborales conforme a lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo.

Sin embargo, no está claro cómo ese compromiso se va a traducir en acciones concretas.

Hay ciertas disposiciones que México deberá cumplir antes del 1 de enero de 2019, como establecer en sus leyes laborales el derecho de los trabajadores a participar en actividades de negociación colectiva y crear organismos independientes para el registro de elecciones sindicales.

Trabajadores en México

Getty Images
El pacto incluye algunas modificaciones a la legislación laboral en México.

¿Novedades?

Mientras el gobierno saliente de Enrique Peña Nieto expresó su satisfacción con las condiciones acordadas entre los tres países, voces críticas aseguran que en realidad el nuevo pacto no contiene muchas novedades.

“No veo aspectos nuevos que sean beneficiosos para los mexicanos. Algo positivo es que salvamos cosas que en el TLCAN nos beneficiaban y que Trump quería eliminar”, afirma el economista Ruiz Nápoles.

En el sector energético, “no hay mayores cambios en telecomunicaciones o la industria petrolera”, afirma.

Lo mismo ocurre con la agricultura, explica, dado que “Estados Unidos podrá seguir vendiendo el maíz a un precio más bajo porque está subsidiado”.

Plantación de maíz

Getty Images
El maíz ha sido históricamente fuente de controversia entre México y Estados Unidos.

En otra área, el tratado incorpora una cláusula que establece que los integrantes del pacto deben informar a los otros miembros sobre sus intenciones de iniciar un tratado de libre comercio con algún país que no opere bajo condiciones de libre mercado.

El acuerdo contempla que cualquiera de las tres partes implicadas puederescindir el tratado en caso de que uno de los integrantes no cumpla con esta cláusula.

Analistas apuntan a que esta condición podría haber sido impulsada por EE.UU. para restringir acuerdos con países como China, si bien no fue reconocido oficialmente por ninguno de los países firmantes.

*Esta nota fue publicada inicialmente en noviembre de 2018 y actualizada con motivo de la ratificación del tratado por parte del Senado de México.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=itBuHehfea0&t=62s

https://www.youtube.com/watch?v=0purUYIfql8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.