LIDAR, la tecnología que permite encontrar "ciudades perdidas"
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

LIDAR, la tecnología que permite encontrar "ciudades perdidas"

El LIDAR (Laser Imaging Detection and Ranging) es una tecnología que permitió encontrar la mítica "Ciudad Blanca", en Honduras; su uso se ha popularizado en los últimos años.
Cuartoscuro
Por Laura Plitt de BBC Mundo
24 de junio, 2015
Comparte
La tecnología LIDAR se ha empleado en sitios como México, Camboya, Belice, Honduras y Guatemala. // Foto: Cuartoscuro.

La tecnología LIDAR se ha empleado en sitios como México, Camboya, Belice, Honduras y Guatemala. // Foto: Cuartoscuro.

”Para un científico, no hay nada más emocionante que ir encontrando las piezas de un rompecabezas”, le dice a BBC Mundo Juan Carlos Fernández Díaz, doctor en Ingeniería de Sistemas de Percepción Remota o Teledetección de la Universidad de Houston, Estados Unidos.

La primera pieza la descubrió cuando estaba haciendo su doctorado y se dio cuenta de que una de las técnicas que estaba estudiando podría ser las más idónea para hallar la mítica, elusiva y mal llamada “Ciudad Blanca” en Honduras, que desde hace años es objeto de investigación.

La otra llegó en 2012, cuando finalmente logró sobrevolar La Mosquitia, una vasta y remota región cubierta de pantanos, ríos y montañas en el este del país, y detectó la supuesta urbe, que es en realidad un conjunto de múltiples asentamientos extendidos a lo largo de kilómetros cuadrados de selva, que se han mantenido intactos por al menos 600 años.

¿Cómo fue que el equipo del que formaba parte Fernández Díaz logró dar con este sitio, parte de una cultura precolombina casi desconocida?

Gracias a LIDAR (siglas en inglés de Laser Imaging Detection and Ranging), una tecnología originada en los años 60 y que en la actualidad está revolucionado el mundo de la arqueología.

Lea: La misteriosa civilización perdida descubierta en Honduras

A prueba de selvas

Esta tecnología funciona con pulsos de luz que penetran el bosque y la vegetación que cubre la superficie de la tierra y nos permiten darnos una idea bastante precisa de la topografía.

“Es como jugar al ping pong o al tenis”, explica Fernández Díaz. “Tiras un pulso láser y mides cuanto tiempo toma en regresar para medir la distancia”.

Estos rebotes -millones de ellos- pueden convertirse luego en información tridimensional para obtener un mapa del sitio en 3D.

Así, el análisis del mapa puede revelar la presencia de estructuras que no son naturales.

Lea: Cómo los rayos láser revelaron la Atlántida de la jungla

Esta herramienta, que ha sido empleada en investigaciones arqueológicas en países con áreas de vegetación frondosa como Belice, Guatemala, México o Camboya, permite no sólo detectar construcciones cubiertas por la vegetación, sino también restos de carreteras, terrazas agrícolas, acueductos, vallas e incluso las fronteras entre antiguos vecindarios.

A diferencia del radar, LIDAR brinda un nivel de detalle y precisión mucho mayor. Y, en comparación de los métodos tradicionales, como el “entrar a pie a la selva a ver que encuentras”, dice Fernández Díaz, los beneficios son incomparables.

“Sobre todo en lugares como Centroamérica o el sudeste asiático, el LIDAR causó una revolución: en cuestión de días puedes investigar algo que te hubiese tomado 10 o 20 años“, aclara.

No obstante, no hay que perder de vista que en algunas circunstancias no es la técnica más óptima.

“En el desierto, por ejemplo, el radar es mejor porque puede penetrar bajo la arena”, explica Fernández Díaz.

Por otra parte, hay que tener cuidado cuando el LIDAR no da resultados.

“Que no encuentre nada no significa que no haya nada bajo tierra”, dice. Esto se debe a que el LIDAR solo puede detectar lo que hay arriba, pero no aquello que está enterrado.

“Es bueno sobre todo para identificar sitios monumentales, estructuras que sobresalen sobre el terreno natural”, añade.

Cuestión de costos

Pero si la tecnología lleva ya varias décadas en existencia y su valor es irrefutable, ¿por qué los arqueólogos demoraron tanto en aplicarla?

En principio, “hubo que esperar a que la tecnología madurase” para que permitiera obtener un grado mayor de detalle.

“Aunque la razón principal fue su costo”, dice el experto. “No todos tenían acceso”.

Hoy día, hacer un levantamiento de un área grande cuesta entre US$1.000 y US$2.000 por kilómetro cuadrado.

Un área más pequeña cuesta más, si se toma en cuenta el costo de movilizar un avión, contratar tripulación y otros detalles.

“Pero si bien puede parecer costoso, tienes que pensar cuánto costaría hacer un mismo levantamiento con métodos tradicionales, que tomarían mucho más tiempo”, le dice a BBC Mundo Fernández Díaz.

Las aplicaciones del LIDAR no se limitan solo a la arqueología, la policía la usa para controlar la velocidad de los motoristas, los meteorólogos para examinar las capas de la atmósfera y para investigar los niveles de concentración de la contaminación aérea, y la NASA la emplea para en sus dispositivos de atraque en la Estación Espacial Internacional.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 gráficos que explican qué hacer si tienes una persona con COVID-19 en casa

Aislarse a causa de la covid dentro de una vivienda compartida no es fácil, pero estas medidas pueden ayudarte a resolver esta situación y evitar que el resto de los integrantes de la casa se contagie.
17 de febrero, 2021
Comparte

Todos los enfermos de COVID-19 deben mantenerse aislados para evitar propagar el coronavirus. Esta es la recomendación generalizada para todos los infectados con SARS-CoV-2 que no han desarrollado un cuadro grave de la enfermedad.

Idealmente, el enfermo dispondría de un espacio suficientemente grande como para pasar allí entre 10 y 14 días, o el tiempo que se requiera dependiendo de la evolución de los síntomas (si tienes fiebre alta, te sientes acalorado o con escalofríos, estás resfriado o tienes náuseas o diarrea, el período de aislamiento puede ser más largo, según el Servicio Nacional de Salud Británico).

Pero la realidad es que la gran mayoría vive en espacios compartidos sin acceso, por ejemplo, a un baño propio. Te explicamos de forma sucinta en cuatro gráficos cómo hacer si hay una persona aislada con covid-19 dentro de tu casa.

La habitación del enfermo

Gráfico de la habitación de un enfermo de covid

BBC

La puerta del cuarto donde duerme el enfermo debe mantenerse cerrada. Es importante abrir la ventana para dejar que circule el aire. Sus comidas debe hacerlas allí dentro, y todo la basura que genere (pañuelos descartables, mascarillas, etc.) debe tirarla a un bote con una bolsa plástica y cerrarla.

Si no es posible mantener al enfermo dentro de una habitación separada y debe compartir el cuarto con otra persona, coloca las camas al menos a dos metros de distancia, y si puedes, una barrera física alrededor de la cama del enfermo como una cortina de baño, un cartón grande, etc.

Si solo tienes una cama, se debe dormir de modo que la posición de la cabeza de uno esté al altura de los pies del otro.

Distancia de los demás

Gráfico de como mantener distancia de la persona enferma

BBC

Idealmente no debemos entrar a la habitación del enfermo y si lo hacemos en caso de ser absolutamente necesario, ambos deben usar mascarilla, y la persona que ingresa debe utilizar guantes desechables para manipular las cosas del enfermo.

Las comidas y todos los otros implementos que necesite hay que dejárselos en la puerta para que los recoja una vez que nos hayamos alejado.

El baño

Gráfico de como limpiar el baño que utiliza la persona enferma

BBC

Lo ideal es no compartir el baño con el enfermo. En caso de no ser posible, lo mejor es que la persona infectada utilice el baño compartido una vez que lo han hecho los demás y que luego limpie con guantes todas las superficies que ha tocado.

Si necesitamos usar el baño después de que lo ha utilizado la persona infectada, lo mejor es dejar pasar el máximo de tiempo posible.

El enfermo debe utilizar su propia toalla.

Si la persona con COVID-19 tiene su propio baño pero no está en condiciones de limpiarlo, podemos hacerlo usando una mascarilla y guantes descartables, pero solo en caso de ser absolutamente necesario.

Los objetos que toca la persona infectada

Gráfico de como limpiar los objetos que utiliza la persona enferma

BBC

Es importante no compartir objetos con el enfermo.

Por eso, debemos separar platos, cubiertos, vasos etc. para su uso exclusivo.

Una vez que los usa debemos lavarlos con detergente y agua caliente usando guantes descartables. Después de hacerlo debemos lavarnos meticulosamente las manos con jabón por al menos 20 segundos.

En cuanto a su ropa o sábanas sucias, debemos manipularlas con guantes y nunca sacudirlas. Se pueden lavar en agua caliente junto a la ropa del resto de los integrantes de la casa, y debe secarse con secarropas a temperatura caliente, si se puede.

Al terminar, lávate siempre las manos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8B-mGZ9rNPk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.