Tlapa, Guerrero: los saldos del 7 de junio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Tlapa, Guerrero: los saldos del 7 de junio

Una persona muerta y una comunidad fracturada son el resultado de los enfrentamientos ocurridos con profesores que protestaron en contra de las elecciones.
Cuartoscuro
Por Daniela Pastrana
10 de junio, 2015
Comparte
Durante la jornada electoral del 7 de junio, pobladores de Tlapa retuvieron a policías federales en respuesta a a detención de profesores. Foto: Cuartoscuro

Durante la jornada electoral del 7 de junio, pobladores de Tlapa retuvieron a policías federales en respuesta a a detención de profesores. Foto: Cuartoscuro

Las letras negras quedaron garabateadas con aerosol en la caseta del sitio de taxis Juárez, en el Zócalo de la cabecera municipal: “Taxistas, la cuenta está pendiente”.

En la colonia Zapata, donde la asamblea de colonos acordó desde el sábado no ir a votar, fue colgada otra manta: “Prohibida la entrada a taxis: Juárez, Sr. del Nicho, federados y Astudillo. Repudio Total”.

Es el saldo de la jornada electoral en la región que impulsó el boicot. Hasta el momento, con la información del PREP, el PRI obtuvo la alcaldía. Pero el costo es muy alto: no sólo porque fue asesinado el “comandante” encargado de la seguridad del Movimiento Popular Guerrerense, Antonio Vivar Díaz, lo que provocó un luto generalizado en la comunidad, sino porque el uso de grupos de choque en los días previos y la incursión de policías federales en la colonia Tepeyac, dejó una fractura en la comunidad.

“No teníamos que llegar a esto. Todos tenemos un taxista en la familia, ellos también son gente del pueblo. Los federales tienen la culpa”, dijo llorando la maestra Eira Muñoz.

Los maestros agredidos identifican a los taxistas de los sitios Juárez y Sr. Del Nicho como los civiles que fueron pagados por el PRI y otros partidos políticos para provocar acciones que contrarrestaran el boicot electoral promovido por el MPG, y que derivaron el domingo en el asesinato del activista.

Este martes, las calles de Tlapa se llenaron de luto. Miles de personas acudieron a despedir al “comandante” y el luto se convirtió en protesta y demanda de justicia Las escuelas cerraron. A la marcha se sumaron padres y compañeros de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Las escuelas cerraron.

Los manifestantes caminaban despacio, con flores en la mano y pancartas en demanda de justicia. Las consignas rebeldes se mezclaban con música de protesta. La gente de Tlapa salió a sus ventanas y puertas para ver pasar la marcha fúnebre. Eran rostros serios, de luto. Algunos lloraban; otros grababan el momento en sus teléfonos celulares.

“¡Toño no murió, el gobierno lo mató!” fue la frase que enmarcó el ánimo de la protesta.

Unos dejaron un de flores frente a la casa de Javier Morales Prieto, candidato del PRI, que hasta ahora va ganando en las elecciones. Su puerta quedo tapizada con imágenes del joven asesinado.

En el Ayuntamiento que hasta hace una semana era ocupado por el plantón del Movimiento Popular Guerrerense, hicieron un alto con el féretro y escucharon una canción que el compuso Antonio Vivar.

Más tarde, en conferencia conjunta, padres y estudiantes de Ayotzinapa, integrantes del MPG, la Coordinadora de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg), colonos y organizaciones de defensa de derechos humanos, anunciaron demandaron una investigación exahustiva y responsabilizaron a las autoridades municipales, estatales y federales de lo que pueda ocurrir con otros dirigentes magisteriales que promovieron el boicot.

“Son elecciones manchadas de sangre”, dijo Manuel Olivares, del Centro de Derechos Humanos José María Morelos. “No puede haber democracia en un país en el que hay enfermedades, pero no medicinas; donde hay hambre, pero no comida; donde hay asesinatos, pero no castigo y donde hay desapariciones, pero no hay investigaciones”.

La historia de la muerte de Díaz Vivar comenzó el lunes 1 de junio, cuando grupos civiles desalojaron el plantón que el MPG mantenía desde hace 8 meses en el Ayuntamiento. Al día siguiente, el gobernador Rogelio Ortega, “vino a premiarlos”, dijo Ubaldo Segura.

El viernes 5, grupos de civiles armados con palos y piedras golpearon a los manifestantes y al profesor Juan Tenorio, líder del MPG, lo exhibieron públicamente por varias calles visiblemente golpeado.

El MPG fue creado en 2013 contra la reforma de educativa impulsada por Enrique Peña Nieto y está integrado mayoritariamente por profesores de la Ceteg. Es el corazón del boicot electoral promovido en reclamo de la aparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

El domingo de la jornada electoral, una camioneta fue incendiada por desconocidos en el puente del Jale y una manta colocada en un puente peatonal apuntó a los taxistas de los sitios Juárez y Sr. Del Nicho. Una hora después, la policía federal fue al local de la Ceteg en la colonia Tepeyac y detuvo, sin órdenes de aprehensión y con exceso de violencia, a 8 personas. De acuerdo con sus testimonios, los maestros fueron trasladados al batallón 93 del Ejército, donde les tomaron fotos con bombas molotov, luego a Acapulco, y finalmente, después de muchas horas, entregados al gobernador, quien les tomó fotos.

Sacudieron el avispero. Mientras todo eso ocurría, la gente de la colonia tocó campañas y llamó a otras colonias; los pobladores detuvieron a unos policías que regresaron más tarde a intentar llevarse una camioneta. Los persiguieron, los replegaron, los encapsularon y finalmente los encerraron en la capilla, para intercambiarlos por los maestros detenidos.

La tensión aumentó durante la tarde y cuando la policía federal, que se había comprometido a negociar el intercambio, entró a recuperar a los oficiales, una bala disparada desde el interior de la capilla, según todos los testimonios, mató a Antonio Vivar, coordinador de la Comisión de Seguridad del MPG

Hasta el momento las autoridades no han iniciado investigaciones para determinar quien lo mató. Nadie ha llegado a preservar el sitio

Vivar, de 28 años, y egresado de Desarrollo Comunitario Integral en la Universidad Pedagógica Nacional de Tlapa.

Por eso, en una barda afuera de su casa dice;

“Boicot al sitio Juárez por vendidos”

Los taxis del Sr. Del Nicho (los morados) tienen pintado con blanco en los vidrios: “Diàlogo y reconciliación”

-será posible?

No, dice un reportero local: Imaginate, te matan a uno, o bueno, no lo matan pero provocan que lo maten y luego quieren reconciliación.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Agresión de policías a músico reenciende protestas en Francia por polémica ley de seguridad

El ataque a un productor de música negro, que fue golpeado por policías de París, ha elevado la indignación en Francia en momentos en que el gobierno promueve una polémica ley de seguridad.
28 de noviembre, 2020
Comparte

Los policías involucrados “han manchado el uniforme de la república”, sentenció este viernes el ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin.

Y es que la golpiza que recibió el productor de música Michel Zecler el pasado 21 de noviembre ha indignado al país luego de que se diera a conocer un video del incidente que tuvo con policías en París.

Un caso que ha reavivado las protestas que se registran en el país por una ley de seguridad que propone el gobierno y que los manifestantes advierten hará invisibles casos de abuso de las fuerzas del orden.

Las imágenes de una cámara de seguridad, difundidas primero por el sitio de noticias Loopsider, muestran a tres agentes pateando y golpeando con porras a Zecler, cuando este entraba a su propio estudio musical.

El productor de Black Gold Studios presuntamente se había cruzado con una patrulla y, al no llevar puesta una mascarilla, trató de entrar rápido a su oficina para evitar ser multado.

Tres agentes lo siguieron e ingresaron al estudio para sacarlo a la calle. Para conseguirlo, hicieron uso de la fuerza, hecho que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, dice que es “inaceptable” y “vergonzoso.

Tras pedirles ayuda, artistas que estaban en el estudio consiguieron liberarlo de los agentes y cerrar la puerta, pero los policías reingresaron y lanzaron una granada lacrimógena en el interior.

Zecler asegura que, además de ser golpeado, fue objeto de insultos racistas por ser negro durante los cinco minutos de golpiza que le dejó hematomas en todo el cuerpo, además de necesitar puntos en la cabeza.

Inicialmente había sido acusado de violencia y resistencia al arresto, pero los fiscales desestimaron los cargos y en su lugar abrieron una investigación contra los agentes.

“Me atacaron personas que deberían haberme protegido. No hice nada para merecer esto. Solo quiero que estas tres personas sean castigadas según la ley”, dijo Zecler a la prensa afuera de la jefatura de policía el jueves, a la que llegó con su abogado para presentar una denuncia.

Los tres policías que aparecen en el video han sido suspendidos y están bajo investigación. Fueron interrogados el viernes.

Pero este caso y otros de uso excesivo de la fuerza solo ha reavivado las protestas en el país contra el gobierno de Macron.

Una protesta en París

EPA
Miles de manifestantes tomaron las calles, a pesar de las restricciones de movilidad por la pandemia de covid-19.

La policía lanzó gases lacrimógenos contra los manifestantes que se manifestaban en París este sábado.

Los enfrentamientos comenzaron después de que algunos en la multitud arrojaron piedras y fuegos artificiales a los agentes. Autos fueron incendiados y se levantaron barricadas.

Una protesta en París

Reuters
Hubo algunos disturbios en París durante una marcha multitudinaria.

Macron exigió el viernes una respuesta rápida de sus subalternos para reconstruir la confianza entre la policía y los ciudadanos. Dijo que Francia nunca debería “resignarse a la violencia” o “dejar que prospere el odio o el racismo”.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, dijo estar “profundamente conmocionada” por este “acto intolerable”.

El ojo sobre la policía

El gobierno francés ha emprendido un controvertido proyecto de ley de seguridad, que según los opositores podría socavar la capacidad de los medios para examinar el comportamiento de la policía.

El artículo 24 del proyecto de ley tipifica como delito la publicación de imágenes de policías o soldados en las redes sociales que puedan afectar a los uniformados en su seguridad física y psicológica.

Los críticos de la legislación dicen que sin tales imágenes, ninguno de los incidentes como el de Zecler, o el desalojo de un campamento de migrantes la semana pasada en París, habría salido a la luz.

El gobierno argumenta que el nuevo proyecto de ley no compromete los derechos de los medios de comunicación ni de los ciudadanos comunes a denunciar los abusos policiales.

Una protesta en París

Reuters
Tras las protestas, el artículo 24 del proyecto de ley ha sido enmendado.

Ante las críticas, el gobierno agregó una enmienda, especificando que el artículo 24 “sólo tendrá como objetivo controlar la difusión de imágenes claramente dirigidas a dañar la integridad física o psicológica de un oficial de policía o soldado”.

Las personas declaradas culpables podrían ser castigadas con un año de prisión o con una multa de hasta 45.000 euros (US$53.800).


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.