Un independiente en Nuevo León que gobernará con un Congreso de mayoría PAN

Jaime Rodríguez, El Bronco, ganó la contienda con 48.86% de los votos, pero en el estado también se renovó el Congreso que será 32.5% panista y 26% del PRI.

Un independiente en Nuevo León que gobernará con un Congreso de mayoría PAN
Jaime Rodríguez festejó su virtual triunfo en las elecciones la noche del domingo 7 de junio. // Foto: Cuartoscuro. Cuartoscuro
Eleccion 2015
El candidato independiente a la gubernatura de Nuevo León, Jaime Rodríguez  se perfila como el próximo mandatario estatal. // Foto: Cuartoscuro.
El candidato independiente a la gubernatura de Nuevo León, Jaime Rodríguez se perfila como el próximo mandatario estatal. // Foto: Cuartoscuro.
Nuevo León despierta este lunes 8 de junio como el primer estado del país que será gobernado por un independiente, sin partidos políticos. Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, consiguió 48.86% de los votos emitidos en la jornada electoral, según datos preliminares de la Comisión Estatal Electoral, tras una campaña en la que por primera vez, en todo el país, tuvieron una oportunidad aspirantes a cargos de elección popular que rechazan el manto de los colores partidistas.

Pero más allá de la victoria histórica que le permitirá construir lo que él llama “un gobierno ciudadano”, durante su gestión El Bronco tendrá que enfrentarse a un Congreso local en el que dominan los partidos que venció en las urnas: el PAN y el PRI, que se llevaron todas las diputaciones de mayoría relativa con 16 y 10, respectivamente.

Las cifras indican que el PAN ganó en 17 distritos y el PRI en nueve. El Congreso local tendrá que completarse con 16 diputados más de representación proporcional en donde esos partidos también llevan ventaja.

Jaime Rodríguez siempre evadió las preguntas de cómo se enfrentaría al escenario de ganar la elección y gobernar con un Congreso dominado por partidos políticos. Tras la noticia de que se convirtió en el virtual mandatario estatal, mantuvo esa postura y se limitó a decir que habría independientes que lo apoyarían.

Sin embargo, las cifras preliminares de la Comisión Estatal Electoral indican que El Bronco no tendrá otra alternativa más que gobernar con el bipartidismo que combatió y al que, dijo, mandaría a “vacacionar” durante los seis años que estará al frente de esta entidad del norte del país.

Los candidatos independientes en el Congreso local alcanzaron 4.3% de los votos, superado por PRI y PAN que suman el 59%, por el Verde con el 5.4% y por Movimiento Ciudadano con 10.7%; partido que impulsó a la gubernatura a Fernando Elizondo, quien fuera mandatario interino de Nuevo León durante 2003 y que renunció el año pasado a su militancia panista tras reconocer que su partido se ensució de corrupción.

Elizondo finalmente declinó en mayo pasado a favor de Rodríguez para formar la “Alianza por la grandeza de Nuevo León” y con ello, convertirse en una “mano derecha” para formar ese gobierno ciudadano y, de paso, abrirle la puerta con los empresarios de la entidad.

El mismo expanista considera que el éxito del gobierno de Rodríguez Calderón debe estar en “tener a los mejores ciudadanos” dentro de sus filas, pero también, en conciliar en el Congreso.

“Un trabajo de conciliación será fundamental, pero nadie está negado a eso”, dijo tras los festejos por la victoria de El Bronco, los cuales comenzaron después de darse a conocer las primeras encuestas de salida.

Y la postura del virtual gobernador de Nuevo León no es muy diferente. Tanto en su primer discurso ante la prensa, tras la jornada electoral, como en el mitin que llevó a cabo en la Macroplaza de Monterrey para festejar la victoria, habló de esa conciliación.

“Tendremos que trabajar ahora de aquí en adelante en conciliar, a buscar en el que todos estemos para avanzar en Nuevo León, en el que trabajemos en beneficio de los ciudadanos y los partidos políticos tendrán que trabajar para los ciudadanos”.

En ese papel, Fernando Elizondo tendrá un papel fundamental, según El Bronco, quien explicó que formarán un gobierno de coalición con la asesoría del expanista en materia económica, financiera y de gobernabilidad.

La base, explicó Rodríguez, será privilegiar “perfiles ciudadanos” para cada uno de los cargos públicos de su gestión, mismos que deberán estar en posición de trabajar con el Congreso, empresarios y sectores productivos.

“Voy a trabajar con los que tengan méritos para gobernar. Los que fueron a Harvard a estudiar y regresaron a gobernar son los que están destruyendo al país. Voy a contratar gente con calle, que estén preparados para gobernar”.

Y aunque Elizondo dijo este domingo que la tarea para tener un “gobierno ejemplar” iniciará en cuanto la Comisión Estatal Electoral entregue la constancia de triunfo, El  Bronco habló de cuatro meses para construirlo, el tiempo de transición para la toma de posesión.

“En cuatro meses sabremos el desorden que hay allá adentro (el gobierno actual, en manos del priista Rodrigo Medina) y entonces a partir de saber qué pasa hacia el interior podremos venir con ustedes a decirles lo que vamos hacer en los próximos seis años. No podemos ser irresponsables y prometerles como Santa Claus, vamos a trabajar en todos los órdenes. Así que si ustedes nos dieron la confianza, nos podrán dar la confianza para que les presentemos un gran equipo, un equipo que funcione, que sea honesto, que sea responsable, en el que haya de todo y para todos”.

Los otros candidatos punteros, Ivonne Álvarez del PRI y Felipe Cantú del PAN, rechazaron mencionar las tendencias del voto respecto a la gubernatura; pero ambos destacaron el tema que El Bronco evitó: la fuerza de sus partidos en el Congreso local.

Ahora está en la cancha de la Comisión Estatal Electoral de Nuevo León emitir las cifras oficiales y que finalmente definan qué clase de gobierno podrá tener Jaime Rodríguez tras enfrentarse al bipartidismo con su candidatura, aunque sólo venciéndolo en la gubernatura y no en el Congreso.

Una elección de símbolos

Para esta jornada electoral, en la que Jaime Rodríguez se propuso sacar a los partidos políticos del gobierno estatal, coincidieron una serie de símbolos que según el candidato independiente fueron un cúmulo de señales sobre ganar la contienda.

Su hija Zoraida festejó este domingo su cumpleaños 33 y su mamá, Doña Basilisa Calderón, celebró el pasado 3 de junio, el día del cierre de campañas, su llegada a los 86 años.

“Fue una campaña marcada por la vida”, dijo su hermana Narcedalia Rodríguez Calderón.

Pero quizá lo más significativo de esta jornada, fue el rebozo que recibió su esposa, Adalina Dávalos, una pieza roja con detalles en negro confeccionada en Santa María del Río, San Luis Potosí, conocida como “la cuna mundial del rebozo”.

Al recibirlo envuelto en una caja de madera, de manos del mismo equipo de campaña de El Bronco, sólo le dijeron: “para que lo uses, ya sabes cuando, el día de ‘un grito’”, en referencia a la fiesta por la conmemoración de la Independencia de México, llevada a cabo cada 16 de septiembre y que de confirmarse las cifras preliminares, podrá celebrar durante los siguientes seis años desde la Casa de Gobierno del estado de Nuevo León.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.

Eleccion 2015
Close
Comentarios