Celdas de castigo, humillaciones, acoso sexual… El calvario de miles de migrantes detenidos en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Manu Ureste

Celdas de castigo, humillaciones, acoso sexual… El calvario de miles de migrantes detenidos en México

Cinco organizaciones civiles defensoras de los derechos humanos presentaron de manera conjunta el informe 'Derechos Cautivos', en el que analizan la situación de los migrantes indocumentados en siete centros de detención del país. El Instituto Nacional de Migración asegura que no hay quejas de la CNDH ni de cónsules extranjeros sobre abusos a migrantes.
Manu Ureste
Por Manu Ureste
25 de julio, 2015
Comparte
Un migrante centroamericano observa el paso del tren al que llaman 'La Bestia' en el albergue de Ixtepec, Oaxaca. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Un migrante centroamericano observa el paso del tren al que llaman ‘La Bestia’ en el albergue de Ixtepec, Oaxaca. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Celdas de castigo, trato violento y humillante como táctica para amedrentar a quienes exijan el respeto a sus derechos, acoso de los custodios que piden sexo a cambios de brindar un mejor trato, discriminación étnica y racial, escasez de fármacos y nula atención médica para personas con problemas mentales… Y así hasta completar un largo etcétera.

Estas son algunas de las situaciones que, a diario, enfrentan miles de personas extranjeras detenidas por el Instituto Nacional de Migración (INM) o por alguna de las fuerzas de seguridad del Estado, y que fueron internadas en una estación migratoria debido a que no pudieron acreditar su estancia regular en México. Así lo revelan las organizaciones civiles Sin Fronteras, el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, FM4 Paso Libre, el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuria, y Frontera con Justicia, las cuales presentaron este martes 21 de julio el informe Derechos Cautivos.

El documento, elaborado a partir de entrevistas y encuestas realizadas a cientos de migrantes recluidos en los centros de detención de Tapachula, Oaxaca, Puebla/Tlaxcala, Guadalajara, Saltillo y el Distrito Federal, coincide en apuntar que si bien en cada una de estas estaciones se dan casos particulares de violaciones a derechos humanos, existen “elementos comunes” violatorios que se repiten en los siete casos.

Estaciones migratorias con calabozos y celdas de castigo

Por ejemplo, un elemento común en los siete casos monitoreados es la similitud entre las estaciones migratorias y los centros carcelarios.

Espacios sombríos, muy reducidos para la gran cantidad de personas que reciben, delimitados por bardas, mallas y rejas, con puertas resguardadas por candados, habitaciones tipo celda, camas de concreto –si acaso con colchonetas-, torres de vigilancia… En todas las estaciones monitoreadas se encontraron características de este tipo, sin importar si se trataba de un lugar situado en el norte, centro o sur del país.

Además, el informe denuncia que en los dos grandes centros de detención del país, existen cuartos de castigo, conocido como “el calabozo” en Tapachula (Chiapas) y “área de castigo” en Iztapalapa (DF). Situación que tanto Sin Fronteras como el CDH Fray Matías de Tapachula ya dieron a conocer en el año 2013 durante la presentación del informe Ser migrante no me hace delincuente.

En aquel entonces, ambas organizaciones apuntaron que en la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula es “una práctica recurrente” encerrar a migrantes en un cuarto de separación como método de sanción, cuando a criterio de los agentes del INM éstos incurren en una infracción.

Perros adiestrados para intimidar y humillaciones colectivas

Además de las celdas de castigo, las organizaciones civiles señalan que en todas las entidades, menos en Oaxaca, se documentó la existencia de castigos cuando surgen conflictos entre personas o intentos de motín en las estaciones migratorias.

En este sentido, el informe revela que entre las medidas para sancionar se procede a la revisión e intimidación de las personas internadas “haciendo uso de perros adiestrados”, como se documentó en la estación de Tapachula. O incluso, “humillaciones colectivas a través de la exposición desnuda del cuerpo y la orden de realizar ejercicios forzados, práctica que no sólo incluye un castigo sino unos tratos crueles e inhumanos, tal y como se documentó en un caso en Guadalajara”.

Por el contrario, el documento indica que en las estaciones migratorias de Oaxaca, Tlaxcala y Puebla, “hay una percepción de buen trato, quizá porque el tiempo de estancia en esos lugares es más breve”.

Favores sexuales a cambio de una “mejor estancia”

También en los centros de Tapachula y el DF se recabaron denuncias de abuso de poder por parte de los custodios.

Por ejemplo, en 2014 una solicitante de asilo de nacionalidad salvadoreña narró su experiencia en la estación de Iztapalapa, en la que le fueron solicitados favores sexuales a cambio de tener una “mejor estancia” en el lugar.

En Tapachula, otra mujer salvadoreña madre de tres hijos, sufría constante acoso sexual por parte de una agente de seguridad. Posteriormente, refiere el Centro de Derechos Humanos Fray Matías, sufrió acoso de parte de un hombre –también agente de seguridad- quien le ofrecía vivir juntos y ofrecimientos de tipo sexual.

Hostigamiento contra quienes piden refugio

Otra práctica común grave es el hostigamiento de los agentes migratorios contra las personas que ejercer su derecho a solicitar la protección internacional en México, o que cumplen con los requisitos dispuestos por la Ley Migratoria para poder regularizar su estancia en el país.

“Se trata de una táctica pedagógica que opera a través del miedo, y logra quebrar la integridad y fortaleza de las personas detenidas para que ‘a solicitud expresa’ sean deportadas, y no tener que pasar más tiempo en encierro y sujetas al maltrato”, subraya el informe, que en este sentido recuerda que en la estación migratoria del DF se documentó un caso de “tortura psicológica” contra un indocumentado que insistía en buscar protección en México.

La misma “pastilla mágica” para todos los males

Los dos grandes centros de detención también tienen en común que los migrantes refieren que los malestares se cubren habitualmente mediante paliativos conocidos como “pastilla universal” en Tapachula y la “pastilla mágica” en Iztapalapa. Esto es, que los internos reciben siempre la misma pastilla para todos los males.

Sin atención psicológica

Asimismo, las organizaciones defensores de los derechos humanos subrayan que, en los siete casos monitoreados, la atención psicológica es prácticamente nula. Tan sólo en los centros de Tapachula y DF se cuenta con este servicio, aunque las personas no hacen uso de él “por falta de promoción, o por la desconfianza que les genera, al pensar que el especialista correspondiente sea parte del mismo sistema que les está privando de su libertad y causando daño físico y emocional”.


Lee aquí el informe completo ‘Derechos cautivos’:

DerechosCautivos 2015 WEB

 

No hay quejas de cónsules sobre maltrato ni abusos: INM

Ante estos señalamientos realizados en el informe ‘Derechos cautivos’, el Instituto Nacional de Migración (INM) apuntó a Animal Político por medio de un escrito que la estaciones migratorias son visitadas con frecuencia por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), para realizar labores de observación sobre las condiciones de los albergados, así como de la alimentación, higiene, salud, trato, y actividades recreativas, entre otras. “Por lo que cualquier tipo de hostigamiento o agresión es denunciado e inmediatamente investigado, sin que a la fecha se haya otorgado por parte de la CNDH ninguna recomendación al respecto”, subrayó el INM.

Asimismo, el Instituto indicó que en las diferentes estaciones migratorias que tienen repartidas por el país reciben visitas de organizaciones internacionales de derechos humanos, como ACNUR, o la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), así como visitas de cónsules acreditados, principalmente de Honduras, Guatemala y El Salvador, “quienes a la fecha no han llevado a cabo ningún tipo de queja sobre maltrato, falta de atención o abuso hacia los extranjeros que son alojados en las estaciones migratorias”.

Aquí la respuesta íntegra que el INM dio a Animal Político:

Respuesta INM

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las elecciones más cruciales en América Latina en 2021 (y por qué pueden definir el rumbo de la región)

Castigados por la pandemia y la crisis económica, y en el marco de un amplio descontento popular, varios países latinoamericanos irán a las urnas en el correr del año.
2 de enero, 2021
Comparte

Más pobres, vulnerables y ansiosos que unos meses atrás, millones de latinoamericanos buscarán responder en 2021 algo urgente: ¿quién puede sacarlos del pozo en que se encuentran?

La pregunta dominará las elecciones que varios países de América Latina prevén celebrar en el transcurso del año, tras la muerte y devastación causada por la pandemia de covid-19.

Los datos estremecen: la región sufre la que ha sido llamada supeor contracción económica en un siglo, cercana a 8% en 2020, con unos 40 millones de personas entrando en la pobreza.

Los expertos anticipan que en este contexto puede acentuarse un fenómeno que ya se veía en Latinoamérica antes de la pandemia: la tendencia a cambiar de gobernantes, que pagarán el costo de la crisis ya sean de izquierda o derecha.

“Las elecciones van a ser un soberano voto de castigo para los gobiernos“, le dice Carlos Malamud, investigador principal para la región del Real Instituto Elcano, a BBC Mundo.

Otros advierten que la situación puede propiciar incluso el surgimiento de líderes populistas y de nuevas protestas callejeras: el rumbo político de la región puede definirse en 2021 tanto en las urnas como en las calles.

Entre febrero y noviembre

El calendario electoral latinoamericano 2021 tiene una primera entrada en Ecuador el 7 de febrero.

En la disputa están el banquero y empresario Guillermo Lasso, el líder indígena Yaku Pérez y el economista Andrés Arauz, un delfín del expresidente izquierdista Rafael Correa (2007-2017), cuya condena por un caso de corrupción le impidió ser candidato a vicepresidente.

Una manifestación en Quito

EPA
Ecuador tiene previsto celebrar elecciones en febrero.

Con opciones tan diferentes en medio de la crisis económica y un gran descrédito de las instituciones, la elección ecuatoriana puede ser un anticipo de lo que ocurrirá luego en otros países de la región.

En el vecino Perú, sacudido por la pandemia y una fuerte inestabilidad política que le ha llevado a tener tres presidentes distintos durante 2020, las elecciones generales están marcadas para el 11 de abril.

La crisis de liderazgo peruana ha derivado en la preparación de más de una veintena de candidaturas presidenciales, ninguna con una mayoría clara en las encuestas, que marcan una amplia indecisión o apatía de los votantes.

Otro país con un complejo panorama es Chile, que tiene elecciones previstas para el 21 de noviembre, tras la gigantesca ola de protestas callejeras de 2019 y la elección por voto popular de una convención constituyente en abril próximo.

Las encuestas marcan como principales precandidatos chilenos al alcalde comunista Daniel Jadue, al alcalde conservador Joaquín Lavín y a la diputada Pamela Jiles, aunque el escenario puede variar en los próximos meses.

Dos mujeres se abrazan durante las celebraciones en Chile por la victoria del Apruebo

Reuters
Chile irá a elecciones mientras redacta una nueva Constitución.

En noviembre también hay elecciones previstas en Honduras y Nicaragua, donde analistas anticipan que el presidente Daniel Ortega buscará pasar a su esposa Rosario Murillo el poder que ejerce desde 2007, según sus opositores en base a fraudes electorales.

Además, los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador en México y de Alberto Fernández en Argentina tendrán tests de popularidad en junio y octubre respectivamente, con elecciones legislativas de mitad de mandato previstas en sus países.

Entre protestas y populismos

La crisis de América Latina plantea en algunos países una necesidad de reformular el contrato social, lo cual es “una buena oportunidad para evitar el surgimiento de opciones populistas, que las va a haber de todos los colores”, sostiene Malamud.

El malestar social a lo largo de la región quedó de manifiesto en noviembre con las protestas masivas en Perú, que causaron la caída de un presidente, y en Guatemala, que acabaron con el Congreso en llamas y la suspensión de un proyecto de presupuesto para 2021.

Guatemala

Reuters
El malestar social latinoamericano se expresó en protestas como las que estremecieron a Guatemala e noviembre.

Marta Lagos, directora de la encuesta regional Latinobarómetro, cree que las protestas en la región van a resurgir cuando los gobiernos decidan acabar con las ayudas sociales que implementaron ante la pandemia.

“Se pueden producir inestabilidades si los gobiernos no logran entender, y los nuestros claramente no han entendido todavía, en qué consiste la demanda (de ayudas sociales): ellos creen que es una demanda pasajera y la pandemia la ha transformado en una demanda permanente“, le dice Lagos a BBC Mundo.

A su juicio, esto puede llevar al ascenso de líderes populistas en la región.

Los pueblos van a privilegiar el presente, que nunca ha sido tan importante como en la pandemia“, señala. “Y el populismo es el presente: tratar de parchar lo inmediato sin ninguna visión de futuro”.

“Por lo tanto”, agrega, “la probabilidad de que surjan candidatos populistas es muy alta”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Y4HQthYFZQw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.