Cocineros de México se pronuncian frente a transgénicos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Cocineros de México se pronuncian frente a transgénicos

El Colectivo Mexicano de Cocina se opone a la evaluación y otorgamiento de permisos para la siembra de maíz genéticamente modificado en México.
Especial
Por Animal Gourmet
26 de agosto, 2015
Comparte
Chefs y cocineros del Colectivo Mexicano de Cocina expusieron, por medio de una carta, su oposición a la evaluación y otorgamiento de permisos para la siembra de maíz genéticamente modificado en México.

Chefs y cocineros del Colectivo Mexicano de Cocina expusieron, por medio de una carta, su oposición a la evaluación y otorgamiento de permisos para la siembra de maíz genéticamente modificado en México.

Hace algunos días, la prohibición impuesta a la siembra de maíz genéticamente modificado en septiembre de 2013, fue revocada por el juez XII de Distrito en Materia Civil, Francisco Peñaloza.

Ante esto, chefs y cocineros integrantes del Colectivo Mexicano de Cocina expusieron, por medio de una carta, su oposición a la evaluación y otorgamiento de permisos para la siembra de maíz genéticamente modificado en México.

Dicho documento expresa los siguientes puntos:

1. El cultivo de estos productos atenta contra la diversidad de nuestros maíces nativos, y pone en peligro su existencia.

2. La conservación de la biodiversidad agrícola se basa en el libre intercambio de las variedades, y en el derecho que tiene el campesino a guardar la semilla de su propia cosecha, como ha ocurrido desde hace siglos.

3. El proceso de transgénesis no es “sustancialmente equivalente” al que ocurre en el cruce natural de plantas desde hacía miles de años: se trata de un proceso con el que se intervienen y cruzan artificialmente las cadenas de ADN de diversas especies. La tecnología utilizada plantea enormes incertidumbres y efectos colaterales impredecibles. Sus alcances no se han determinado todavía.

4. Los agroquímicos que acompañan la siembra de maíz transgénico —fertilizantes y herbicidas— pueden representar un peligro para la salud. Un ejemplo es el glifosato, sustancia empleada como herbicida, que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, es un probable cancerígeno.

5. Los organismos modificados genéticamente (OMG), por su parte, atentan contra la soberanía alimentaria de todos los pueblos. Fomentan la concentración de la propiedad de la tierra y aumentan la dependencia económica de pequeños productores respecto a las grandes transnacionales. El campo de las patentes se ha venido ampliando más allá de los procesos tecnológicos para incluir a los seres vivos. Las semillas han dejado de ser un bien común para convertirse en “propiedad intelectual” de empresas trasnacionales.

6. Diversos países miembros de la Unión Europea —Austria, Francia, Bulgaria, Grecia, Alemania, Hungría, Italia, Luxemburgo y Polonia— se niegan a cultivar transgénicos en sus territorios a causa de los posibles daños que dichos productos pueden provocar a la salud humana y al medio ambiente. Por otra parte, naciones como China compran maíz a México precisamente por no ser transgénico.

7. En Latinoamérica, ejemplos como el de Argentina resultan alarmantes: 56% de la tierra cultivada (19.8 millones de hectáreas) están sometidas a un monocultivo transgénico —la soya—, y se ha documentado ya una pila de historias preocupantes sobre enfermedades y contaminaciones, cada vez en mayor escala, relacionadas con esos cultivos y con los agroquímicos que los acompañan.

En este texto, los cocineros y chefs solicitan se exprese una postura clara y firme sobre esta situación y manifiestan que se mantendrán alerta en espera de una resolución adecuada. 

La carta fue firmada por los integrantes del Colectivo Mexicano de Cocina mencionados a continuación:

Abel Hernández. Eloise. Ciudad de México.
Ada Valencia. Investigadora. Querétaro.
Adrián Herrera. Fonda San Francisco. San Pedro.
Alberto Chávez. Kaah Siis. Ciudad de México.
Alberto Sentíes. Montelena. Monterrey.
Alejandra Flores. Quintonil. Ciudad de México.
Alejandro Garza. Cinco Catering. Monterrey.
Alex Ruiz. Casa Oaxaca. Oaxaca.
Alfredo Villanueva. Romero y Azahar. Monterrey.
Alicia Gironella. Escritora e investigadora. Ciudad de México.
Alma T. Cervantes Cota. Investigadora. Culiacán
Ángel Vázquez. Intro Restaurant. Puebla.
Antonio de Livier. La panga del impostor. Guadalajara
Antonio Márquez. LMA Food Concepts. Monterrey.
Aquiles Chávez. La Fishería. Playa del Carmen.
Arturo Fernández. Raíz. Ciudad de México.
Benito Molina. Manzanilla. Ensenada.
Christian Bravo. Punta del Mar. Mérida.
Cristina H. de Palacio. Cultura Culinaria A. C.
Daniel Ovadía. Paxia. Ciudad de México.
Daniela Mier y Terán. LUM (Hotel Bo). San Cristóbal de las Casas.
Dante Ferrero. Alodé. Monterrey.
Darren Walsh. Lula Bistro. Guadalajara.
Denise Theurel Thomas. Theurel and Thomas. Monterrey.
Diego Hernández Baquedano. Corazón de Tierra. Ensenada.
Edgar Núñez. Sud 777. Ciudad de México
Eduardo Morali. Eloise. Ciudad de México
Eduardo Plascencia. Itab. Moterrey.
Eleazar Bonilla. La Zebra. Tulum.
Elena Reygadas. Rosetta. Ciudad de México.
Eloy Aluri. IDEA. Hermosillo.
Enrique Olvera. Pujol. Ciudad de México
Federico López. Gourmands & Gourmets. Playa del Carmen.
Fernanda Gutiérrez Zamora. Cessa. Ciudad de México
Francisco Ruano. Alcalde. Guadalajara.
Gabriela Cámara. Contramar. Ciudad de México
Gabriela Ruiz Lugo. Gourmet MX. Villahermosa.
Gerard Bellver. Biko. Ciudad de México
Gerardo Vázquez Lugo. Nicos. Ciudad de México.
Guillermo González Beristain. Pangea. Monterrey.
Hector Galván. La Casa Tropical. Ciudad de México.
Israel Montero. Kaah Siis. Ciudad de México.
Jair Tellez. Merotoro. Ciudad de México.
Jared Reardon. Jaso. Ciudad de México.
Javier Plascencia. Misión 19. Tijuana.
Jesús Escalera. La Postrería. Guadalajara.
Joaquin Cardozo. Carlota. Ciudad de México.
Jonatán Gómez Luna. Le Chique. Riviera Maya.
Jorge Vallejo. Quintonil. Ciudad de México.
José Manuel Baños. Pitiona. Oaxaca.
José Ramón Castillo. Qué Bo! Ciudad de México.
Josefina Santacruz. Sesame. Ciudad de México.
Juan Ramón Cárdenas. Don Artemio y Villa Ferre. Saltillo.
Luis Javier Cué de la Fuente. El Mural de Los Poblanos. Puebla.
Luis Robledo. Tout Chocolate. Ciudad de México.
Lula Martín del Campo. Roca. Ciudad de México.
Mario Espinoza. Ciudad de México
Marta Zepeda. Tierra y Cielo. San Cristóbal de las Casas.
Mikel Alonso. Biko. Ciudad de México.
Mónica Patiño. Delirio. Ciudad de México.
Nico Mejía. Cortez. Guadalajara.
Olivier Deboise. J&G Grill. Ciudad de México.
Oscar Portal. Estudio Millesime. Ciudad de México.
Pablo Salas. Amaranta. Toluca.
Paul Bentley. Magno. Guadalajara.
Paulina Abascal. Dulces Besos. Ciudad de México.
Pedro Abascal. Koba Restaurante. Playa del Carmen.
Pedro Evia. Ku´uk. Mérida.
Poncho Cadena. Hueso. Guadalajara.
Ricardo Bonilla. Culinary Art School. Tijuana.
Ricardo Muñoz Zurita. Azul Histórico. Ciudad de México.
Roberto Solís. Néctar. Mérida.
Sergio Camacho. Ambrosía. Ciudad de México.
Sergio Meza. Becada. Guadalajara.
Solange Muris. Manzanilla. Ensenada.
Sonia Arias. Jaso. Ciudad de México.
Sofía Cortina. Carlota. Ciudad de México.
Tomás Bermúdez. La Docena. Guadalajara.
Zahie Téllez. José Guadalupe. Ciudad de México.

La carta fue dirigida a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Secretaría de Turismo, Presidencia de la República y a la Secretaría de Economía Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué hay detrás de los cambios de política de EU hacia Cuba y Venezuela

El alivio de algunas restricciones a ambos países marca un giro de Washington respecto a la estrategia de mano dura de Trump y busca dar señales de cambio a la región, según analistas.
19 de mayo, 2022
Comparte

Después de insistir por un buen tiempo con sanciones, reproches y presión extrema, Estados Unidos comenzó a flexibilizar su política hacia dos de sus mayores antagonistas latinoamericanos: Cuba y Venezuela.

Washington anunció por separado esta semana que aliviaría sus restricciones para viajes y remesas a Cuba, así como para las negociaciones de la principal petrolera estadounidense en Venezuela.

Las medidas son limitadas y están lejos de suponer una normalización de las relaciones de EE.UU. con los gobiernos de ambos países.

Pero sí resulta evidente el giro que la Casa Blanca de Joe Biden busca darle a la estrategia de mano dura diseñada por el anterior presidente Donald Trump para esos países.

Y detrás de este cambio hay varios motivos, según expertos.

Una cumbre polémica

Los anuncios de Washington surgieron mientras el gobierno de Biden se prepara para organizar la novena Cumbre de las Américas el mes que viene en Los Angeles.

La antesala del cónclave está signada por pugnas y un riesgo de boicot de algunos presidentes por la probable exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua, países a los que EE.UU. ha sugerido que dejaría fuera por considerarlos autocráticos.

Joe Biden

Getty Images

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha condicionado su asistencia al encuentro a la participación de esas tres naciones, una postura que también asumió su homólogo boliviano, Luis Arce.

Otros gobiernos latinoamericanos cuyos presidentes prevén asistir a la cumbre, como Argentina, Chile y Honduras, también pidieron que todos los países de la región sean invitados.

EE.UU. ha respondido que aún debe tomar la decisión final sobre los invitados y abrió un diálogo con López Obrador sobre su reclamo.

En el gobierno de Biden niegan que esta polémica por la cumbre tenga alguna relación con los cambios de política hacia Cuba y Venezuela.

“El momento de esto diría que está completamente separado de lo que ha dicho el presidente mexicano respecto a Cuba”, sostuvo un alto funcionario del gobierno de EE.UU. al explicar el martes a periodistas el alivio de sanciones a Venezuela.

El funcionario dijo que las medidas, que incluyen una autorización “limitada” a la petrolera estadounidense Chevron para negociar posibles actividades futuras con Venezuela, buscan respaldar un reinicio del diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y sus opositores.

Nicolás Maduro

Getty Images
El gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela podrá entablar negociaciones con la petrolera estadounidense Chevron.

Señaló además que el gobierno de Biden llevaba meses preparando su nueva política hacia Cuba, que autoriza vuelos comerciales a ciudades de la isla más allá de La Habana y suspende el límite de US$1.000 por trimestre a las remesas.

Sin embargo, algunos analistas observan un vinculo claro entre estos cambios y las críticas de la región a la Cumbre de las Américas a celebrarse del 6 al 10 de junio.

“Es una muestra de que la administración Biden no quiere llegar a la cumbre con las manos vacías”, dice Cynthia Arnson, directora del programa latinoamericano del Wilson Center, un centro de análisis independiente en Washington, a BBC Mundo.

Y agrega que el objetivo de la Casa Blanca es mostrar diferencias con el gobierno de Trump en las políticas sobre Cuba, Venezuela y la migración, en medio de las dudas sobre los compromisos que se lograrán en la cumbre.

De hecho, muchos anticipaban que Biden aliviaría las restricciones impuestas por Trump a Cuba y Venezuela poco después de asumir en enero de 2020, pero diferentes razones demoraron el cambio.

Banderas de países americanos en Washington.

Getty Images
La cumbre de las Américas se realiza en junio en Los Angeles.

“El país obvio”

Pese al afloje de las restricciones a Cuba y Venezuela, los analistas consideran improbable que Biden invite finalmente a ambos países al cónclave de Los Angeles.

En esto también pesan razones de política doméstica: la presencia de autoridades de cubanas o venezolanas en EE.UU. provocaría rechazos internos a meses de las elecciones de mitad de período en noviembre.

Los cambios anunciados esta semana por Washington fueron criticados no solo por opositores republicanos, sino también por demócratas como Bob Menéndez, que preside el poderoso comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU.

Bob Menéndez

Getty Images
El senador demócrata Bob Menéndez ha rechazado los planes de la administración Biden para Cuba y Venezuela.

“Darle a Maduro un puñado de dádivas inmerecidas solo para que su régimen prometa sentarse a negociar es una estrategia destinada al fracaso”, sostuvo Menéndez en un comunicado.

El alto funcionario del gobierno de Biden que habló bajo la condición de que su nombre se mantuviera en reserva negó que el permiso a Chevron vaya a derivar en un aumento de ganancias para el gobierno de Maduro, quien sigue bajo sanciones de Washington.

También advirtió que EE.UU. podría aumentar o aliviar más las sanciones a Venezuela en función de lo que ocurra en el diálogo entre el gobierno de Maduro y sus opositores.

Y señaló que el objetivo de Washington es lograr avances hacia elecciones libres y justas en Venezuela, negando que el foco esté en el petróleo.

Pero algunos prevén un mayor rédito para la petrolera estatal venezolana PDVSA luego de este anuncio.

“Tarde o temprano, Chevron explorará petróleo y PDVSA se beneficiará de eso”, dice a BBC Brasil Ryan Berg, investigador para América Latina del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), una organización bipartidista en Washington.

Otros creen que EE.UU. ve en Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de crudo en el mundo, una oportunidad para rebajar el precio del petróleo, que se disparó tras la invasión de Rusia a Ucrania en febrero.

En marzo, mientras EE.UU. impulsaba sanciones al petróleo ruso, enviados de Biden viajaron sorpresivamente a Venezuela para conversar reservadamente con Maduro, un aliado de Moscú que dijo estar dispuesto a aumentar la producción petrolera.

Venezuela liberó a dos prisioneros estadounidenses luego de aquel encuentro, que también generó críticas de republicanos y demócratas en Washington.

Ahora cobra fuerza para algunos la idea de que el pulso de Occidente con Rusia también ha movido la política de EE.UU. hacia Venezuela.

“La visita en marzo (a Maduro) fue parte de una mirada global sobre cómo sustituir el petróleo de Rusia al mundo con producción en otros sitios”, señala Arnson. “Y en América Latina, el país obvio es Venezuela”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rlYN7MCr_i0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.