¿Mató la tecnología al libro o le dio una nueva vida?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC

¿Mató la tecnología al libro o le dio una nueva vida?

La tecnología digital ha tenido sin duda un profundo efecto sobre la industria editorial y de venta del libro tradicional, pero ¿le ha dado un nuevo aliciente para evolucionar?
BBC
14 de agosto, 2015
Comparte
La pequeña que perdió su nombre

El libro ilustrado que los niños podían personalizar con sus nombres se convirtió en un éxito de ventas.

El libro ha muerto… ¡larga vida al libro!

En un momento parecía que el auge de los libros digitales a precios muy baratos y de lectores electrónicos como el Kindle de Amazon y el Nook de Barnes & Noble suponían una gran amenaza para los editores y vendedores de libros.

“La literatura se vio en guerra con internet”, dice sucintamente Jim Hinks, editor digital de Comma Press.

Pero al contrario de lo esperado, el libro impreso sobrevive junto a su primo digital y la tecnología está ayudando a los editores y vendedores a llegar a nuevas audiencias y encontrar nuevas maneras de contar historias.

¿El regreso de lo impreso?

Si bien no se puede negar que los libros en papel se han llevado un duro golpe con el florecimiento de lo digital, hay cierta evidencia de que el ritmo de declive es más lento y que la emoción en torno a los lectores electrónicos está disminuyendo.

Las ventas de lectores Kindle, con un máximo de 13,44 millones en 2011, cayó a 9,7 millones en 2012 y se han estancado desde entonces.

Kindle, de Amazon
Las ventas de lectores Kindle se han estancado desde 2012.

El Nook de Barnes & Noble pierde unos US$70 millones al año y el vendedor de libros estadounidense está intentando, sin éxito, encontrar un comprador para esta sección.

En Reino Unido, hubo un gasto aproximado de US$2.650 millones en libros impresos el año pasado, en comparación con US$613 millones en libros electrónicos, señala Scott Morton, de Nielsen Book Research.

La porción de mercado de los recién llegados digitales parece que se ha establecido en torno al 30%.

En cuanto a los comercios tradicionales, la cadena de librerías Waterstones vio un aumento de ventas del libro físico del 5% durante la última Navidad en comparación con el año anterior, mientras que las ventas de la librería Foyles subieron un 8,1%.

Librería
Algunas librerías han visto un aumento de sus ventas de libros tradicionales en el último año.

La era del libro impreso, parece, está lejos de haber terminado. Pero todo depende del sector que se analice.

La ficción para adultos -en especial obras románticas y eróticas- ha migrado fuertemente hacia el libro electrónico, mientras que los libros de cocina y los de religión todavía tienen éxito en papel, así como los libros ilustrados.

¿Importa el formato?

Hay gran cantidad de servicios que intentan salvar la distancia entre lo físico y lo digital, extendiendo la definición de lo que es un libro.

La pequeña que perdió su nombre
Los libros de la serie Perdíminombre salvan la distancia entre lo impreso y lo digital.

En 2014, un experimento de publicación personalizada tuvo un gran éxito.

The Little Girl Who Lost Her Name (“La pequeña que perdió su nombre”) –un libro impreso que se podía individualizar digitalmente para incluir el nombre del niño que lo estuviera leyendo- se convirtió en el libro ilustrado para niños más vendido en Reino Unido y Australia.

La empresa española SeeBook ofrece libros electrónicos en forma de tarjetas físicas que se pueden comprar online o en librerías, como cualquier otra tarjeta regalo. Sólo tienes que escanear el código QR de la tarjeta con tu teléfono inteligente o tableta para descargar el libro.

“Algunas librerías todavía ven lo digital como el gran monstruo que los va a devorar y prefieren esconder la cabeza bajo tierra”, sostiene la directora de SeeBook, Rosa Sala Rose.

Bookindy, una nueva empresa con sede en Londres, Reino Unido, utiliza la tecnología para animar a la gente a regresar a las librerías locales.

Lo hace mediante un programa adicional del navegador Chrome: cada vez que buscas un libro en Amazon, se abre una ventana que te muestra cuánto te costaría el libro en tu librería más cercana.

SeeBook
SeeBook ofrece una manera sencilla para poder descargar libros con una tarjeta que se adquiere en librerías.

El fundador de la empresa, William Cookson, que se describe a sí mismo como “un lector de libros medio”, dice que sólo necesitó tres días para codificar su creación.

Le ayudó el hecho de que pudo penetrar en una red ya existente de 350 librerías independientes británicas que se llama Hive, que permite a los vendedores comprobar las existencias y hacer pedidos.

Recuperar los libros por entregas

Lo digital también está reviviendo algunas ideas de publicación de hace siglos, dice Anna Rafferty, hasta hace poco la directora de Penguin Books Digital.

Así como The Pickwick Papers (“Los papeles del Club Pickwick”) de Charles Dickens se publicó por entregas en 1836, la estadounidense Serial, una historia de crímenes ganadora de premios, se difundió en formato podcast en 12 episodios y fue un gran éxito.

“La tecnología digital y el auge de la cultura de la lectura digital ha permitido a autores y editores contar con muchas más oportunidades creativas para desarrollar ‘el libro’ y deleitar a los lectores”, señala Rafferty.

“También les permite a los autores publicar directamente, conectar de forma íntima con sus lectores y, lo más importante, crear nuevas maneras de contar sus historias”.

La editorial The Pigeonhole –lanzada en octubre por la extrabajadora de Random House Anna Jean Hughes y su socio Jacob Cockcroft – publica libros por entregas y permite a los lectores compartir comentarios e interactuar con los autores, todo a través de una aplicación del teléfono móvil. Es como un club de libros digital.

Anna Rafferty
Anna Rafferty, exdirectora de Penguin Digital, lee un libro impreso a sus niños a la hora de irse a dormir.

En un estilo similar, la empresa MacGuffin de Comma Press, con sede en Manchester, Reino Unido, funciona como un Spotify para libros: puedes oír a los autores leyendo sus historias. Sus estadísticas indican qué se lee dónde, y en qué punto pierden interés los oyentes.

Entretenimiento digital

La competencia de los dispositivos móviles es una de las razones por las que las ventas de lectores Kindle están bajando.

Pero si bien los teléfonos inteligentes son cómodos –puedes comprar y descargar un libro en segundos- también tienen muchos elementos que distraen, con lo que plantean un desafío más a los vendedores de libros electrónicos.

Los libros en dispositivos móviles “compiten con juegos, noticias y redes sociales, así que tienen que ser más impecables”, explica Laura Summers, cofundadora de BookMachine, una popular página web para conectar a editores entre sí.

Rook
Rook ofrece acceso a libros electrónicos gratuitos en ciertos puntos de conexión wi-fi.

Para atraer a la gente hacia la lectura, otra empresa novel, Rook, ofrece acceso a libros electrónicos gratuitos en determinados puntos de conexión wi-fi, como estaciones del metro de Londres, cafeterías y tiendas que colaboran en el proyecto.

“Para cuando se tienen que ir y seguir con sus vidas”, dice el cofundador de Rook, Curtis Moran, “están tan enganchados al libro que tienen que comprarlo”.

Moran compara su empresa con una librería tradicional, donde puedes sentarte y leer tanto tiempo como quieras pero tienes que pagar si te quieres llevar el libro a casa.

Así que el libro no está muerto, la tecnología simplemente lo está ayudando a evolucionar más allá de sus límites físicos.

Larga vida al libro.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Roe vs. Wade: el mapa que muestra dónde estará prohibido o restringido abortar en Estados Unidos

Te explicamos qué estados serán los primeros en limitar la interrupción del embarazo ahora que se anuló Roe vs. Wade, en cuáles existe ya legislación que la restringe y cuáles han actuado para fortalecer o ampliar el acceso al aborto.
24 de junio, 2022
Comparte

Era la crónica de una muerte anunciada: lo adelantó un borrador de la Corte Suprema de Estados Unidos filtrado el 2 de mayo.

Ahora, revocada Roe vs. Wade, la decisión histórica de 1973 que garantizaba el derecho constitucional al aborto en EE.UU., queda en manos de los estados legislar si la interrupción del embarazo es legal o no y bajo qué circunstancias.

Y muchos ya han puesto en marcha la maquinaria legal para limitar la práctica.

Los primeros que se prevé que prohíban o restrinjan el aborto son los 17 estados señalados en este mapa:

Mapa estados Estados Unidos con leyes gatillo, de activación o desencadenantes para restringir el aborto.

BBC

De estos territorios, 13 tienen listos las llamadas leyes desencadenante ogatillo:

  • Arkansas, Idaho, Kentucky, Luisiana, Misisipi, Misuri, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah y Wyoming.

Conocidas también como leyes de activación, fueron diseñadas para entrar en vigencia automáticamente o mediante una acción estatal rápida una vez eliminada la protección constitucional.

Y en al menos otros cuatro estados podrían revivir las prohibiciones del aborto anteriores a Roe vs. Wade o tendrían nuevas leyes que no han sido bloqueadas por tribunales:

  • Alabama, Arizona, Florida y Wisconsin.

A eso se suman las legislaciones relacionadas con el fin de la gestación que los estados han ido discutiendo en los últimos años. En total, el Instituto Guttmacher, una organización privada sin ánimo de lucro que apoya el derecho al aborto, prevé que podrían ser 26 los estados en los que se terminaría eventualmente restringiendo el procedimiento.

Y en aquellos en los que exista más de una ley sobre el tema, serán los funcionarios locales los que decidirán qué prohibición aplicar.

Si todas estas normas estatales terminaran por entrar en vigor, limitarían el aborto a partir de:

  • La concepción: Alabama, Arkansas, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Idaho, Kentucky, Luisiana, Michigan, Misisipi, Misuri, Ohio, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah, Wisconsin y Wyoming.
  • La sexta semana: Carolina del Sur, Georgia e Iowa.
  • La semana 13: Arizona, Carolina del Norte y Virginia Occidental.

Estados en los que ya se prohibía

Sin embargo, la existencia de Roe vs. Wade tampoco garantizó que se respetara el acceso al aborto en todo el país.

El precedente legal, que imposibilitaba a los estados prohibir el procedimiento mientras el feto no fuera viable fuera del útero (lo que hoy se considera ocurre alrededor de la semana 23 de embarazo), ya fue desafiado por Texas y Oklahoma con sendas leyes antes de ser invalidado.

Mapa estados Estados Unidos con leyes en vigor para restringir o prohibir el aborto.

BBC

La primera en entrar en vigor fue la de Texas, en septiembre del año pasado.

Desde entonces, la llamada “ley del latido” prohíbe interrumpir la gestación si el doctor puede detectar actividad cardíaca embrionaria o fetal, lo que ocurre usualmente a partir de la sexta semana, un punto en el que muchas mujeres aún no saben que están embarazadas.

No contempla excepciones para los casos de incesto o violación, aunque sí para cuando la vida de la mujer está en peligro, y persigue a quienes practican el aborto, no a quien se somete a él.

Inspirada en esa legislación, Oklahoma aprobó en mayo una aún más restrictiva, la más limitante del país hasta el momento: prohíbe el aborto desde el momento de la fecundación, salvo en casos en los que la vida de la madre esté amenazada o el embarazo sea consecuencia de una violación o del incesto.

Y ahora, con las “leyes gatillo” que ambos estados tienen ya listas, el acceso al aborto quedaría aún más limitado.

Tres excepciones

En las leyes estatales la prohibición no es absoluta y en la mayoría se contemplan excepciones, aunque se limitan a cuando la salud o la vida de la mujer corre riesgo, o a los casos de violación o incesto.

Son salvedades que están actualmente codificadas en la Enmienda Hyde —una disposición legislativa aprobada en 1976 y en vigor desde 1980— como las únicas razones por las que el gobierno federal pagará los abortos a través de Medicaid, el programa a través del cual las personas de menos ingresos reciben servicios de salud.

Manifestantes marchan frente a la Corte Suprema de Estados Unidos para pedir protección al derecho al aborto el 28 de mayo de 2022 en Washington DC.

Getty Images

Ya las contempló en 1959 el American Law Institute, un grupo independiente de juristas, cuando comenzó a redactar una legislación modelo sobre el delito del aborto.

Y han sido apoyadas durante décadas incluso por aquellos que trabajaron para conseguir la revocación de Roe vs. Wade, así como por la mayoría de los estadounidenses (incluidos los de los estados mayoritariamente republicanos), tal como han mostrado año tras año las encuestas.

Sin embargo, estas leyes estatales no hacen excepciones para las víctimas de violación o incesto:

  • Alabama, Arkansas, Dakota del Sur, Kentucky, Luisiana, Michigan, Misuri, Oklahoma, Ohio, Tennessee y Texas.

El senador estatal que patrocinó la legislación de Arkansas, Jason Rapert, republicano y presidente de la Asociación Nacional de Legisladores Cristianos, dijo que fue su fe lo que lo impulsó a ello.

Mujer con un cartel durante una marcha antiabortista en Dallas, Texas, el 15 de enero de 2022.

Getty Images

Explicó que había escuchado testimonios de víctimas de violación e incesto que expresaron “la angustia mental por la que pasaron cuando lidiaron con el hecho de que terminaron con la vida de su propio bebé” y que ahora se oponen al aborto. “Lo que ha hecho Texas es absolutamente increíble”, dijo Rapert en septiembre refiriéndose a la “ley del latido”.

Por su parte, la legislación de Misisipi —que prohíbe abortar más allá de la semana 15 y a cuyo favor votó la Corte Suprema, invalidando así de facto Roe vs. Wadepermite poner fin a la gestación en casos de violación pero no especifica el incesto.

Y si bien todas las prohibiciones permiten una excepción para salvar la vida de la mujer, solo la de estos estados citan la protección de su salud (“evitar un daño físico severo a la madre”):

  • Arizona, Carolina del Norte, Georgia, Kentucky, Michigan, Misuri, Virginia Occidental y Wyoming.

Para hacer la salvedad, los estados requerirían que tanto los médicos como los pacientes proporcionen documentación para justificar el procedimiento, en la que se incluya información como la edad gestacional del feto, la indicación de la actividad cardíaca y los registros médicos que atestiguan, como apunta la ley de Oklahoma, “el estado médico” o la condición de la mujer embarazada que impide su cumplimiento.

Protección al aborto

Paralelamente, hay estados que se han movido para fortalecer las protecciones existentes o ampliar el acceso al aborto este año.

Una activista proaborto y una antiabortista fuera de una clínica de Planned Parenthood en la ciudad de Nueva York el 4 de junio de 2022.

Getty Images

De acuerdo al Instituto Guttmacher, estos cuatro estados han codificado el derecho al aborto a lo largo del embarazo sin la interferencia del Estado:

  • Colorado, el Distrito de Columbia, Nueva Jersey y Vermont.

Y 12 explícitamente lo permiten mientras el feto no sea viable fuera del útero o la intervención sea necesaria para proteger la vida o la salud de la embarazada:

  • California, Connecticut, Delaware, Hawaii, Illinois, Maine, Maryland, Massachusetts, Nevada, Nueva York, Oregón, Rhode Island, Washington y la capital federal del país.

Estos continuarían brindando el procedimiento no solo a las mujeres de su jurisdicción, sino a aquellas provenientes de territorios en donde esté prohibido.

Ya entre 2012 y 2017 al menos 276.000 mujeres terminaron sus embarazos fuera de su estado de origen, según un análisis realizado en 2019 por Associated Press en base a datos de informes estatales y de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.

Asimismo, representantes de organizaciones con clínicas en Texas le confirmaron a BBC Mundo que desde que la “ley del latido” entró en vigor han tenido que rechazar “cientos, miles de pacientes porque no son elegibles”, mientras los centros de salud que ofrecen servicios de interrupción del embarazo en Nuevo México, Kansas, Colorado, Misuri y Oklahoma han visto un incremento considerable de pacientes texanas.

Según datos recolectados por Planned Parenthood, una organización estadounidense sin ánimo de lucro que ofrece servicios de salud reproductiva, de educación sexual, de planificación familiar y de aborto en EE.UU. y en el mundo, entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2021, el incremento era ya de un 800% en comparación con ese mismo periodo en 2020.

El Instituto Guttmacher calcula que unos 36 millones de mujeres en edad reproductiva vivirían en estados sin acceso al aborto.

Perfil promedio de quien aborta

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), en 2019 se llevaron a cabo 630.000 abortos en EE.UU., aunque en base a sus propios cálculos el Instituto Guttmacher asegura que la cifra real se acerca más a los 860.000.

En cuanto al perfil promedio de la mujer que buscó terminar el embarazo, los CDC indican que el 92,8% lo hizo durante el primer trimestre.

Perfil promedio de quien aborta en Estados Unidos

BBC

Según esa misma fuente, mayoría de quienes abortaron no estaban casadas, aunque podían estar viviendo en pareja en el momento en el que se sometieron al procedimiento.

Aproximadamente una de cada 10 mujeres que pusieron fin a la gestación eran adolescentes, aunque la mayoría tenía entre 20 y 30 años.

En torno al 60% había dado a luz antes, y casi el 60 % nunca antes había tenido un aborto.

Gráfico perfil promedio de quien aborta en Estados Unidos

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dC7xjJ7eIBk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.