Nagasaki: la historia de una explosión nuclear a la sombra de la de Hiroshima
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Nagasaki: la historia de una explosión nuclear a la sombra de la de Hiroshima

Fue el segundo ataque nuclear de la historia, aunque el primero con una bomba de plutonio. Y la tragedia de Nagasaki lleva 70 a la sombra de la explosión atómica de Hiroshima. Aunque sea todavía más difícil de entender.
9 de agosto, 2015
Comparte
Foto: AP

En Nagasaki tuvo lugar el segundo ataque nuclear de la historia, murieron 74 mil personas. //Foto: AP

Las nubes se abrieron poco antes de las 11:02 de la mañana del 9 de agosto de 1945 y eso le permitió al bombardero de a bordo fijar visualmente el blanco.

Fue 500 metros encima de una cancha de tenis, a medio camino entre un arsenal y una fábrica de acero, que se produjo la detonación.

Unas 74 mil personas, en su mayoría civiles, murieron como resultado del acto.

Era el segundo ataque nuclear de la historia. El primero con una bomba de plutonio. Era Nagasaki.

Lea también: ¿Por qué Hiroshima y Nagasaki están habitadas y Chernóbil no?

Una explosión que le agregó una nueva y dolorosa herida a la conciencia de la humanidad.

Pero, 70 años después, el evento a menudo es visto nada más como un apéndice de otro evento terrible que se produjo tres días antes.

El 6 de agosto EE.UU. había lanzado el primer ataque nuclear de la historia, contra otra ciudad japonesa: Hiroshima.

Y desde entonces lo que hizo la “Fat Man” –como habían bautizado a la bomba de Nagasaki– ha estado un poco la sombra de lo que hizo su hermana de Hiroshima: la “Little Boy”.

Lea también: Las impactantes sombras que dejó en el asfalto la bomba nuclear de Hiroshima

Una sombra que tiene forma de hongo nuclear.

“Bockscar”

Una prueba de ese olvido es que muchos saben que “Enola Gay” era el nombre del avión que dejó caer la bomba sobre Hiroshima.

Pero muy pocos han oído hablar de aquel que lanzó su carga mortal sobre Nagasaki.

Le decían “Bockscar”.

El artefacto nuclear, por su parte, medía poco menos de 3,5 metros de largo, pesaba 4.050 kilogramos (unas 9.000 libras) y un poder equivalente a 22 kilotones de TNT, más poderoso que el de Hiroshima.

Pero lo de “Fat Man” (“Hombre Gordo”) era también una referencia a Winston Churchill, en ese entonces el primer ministro inglés.

Advertencia

El mundo apenas empezaba a tratar de asimilar lo de Hiroshima, cuando supo que un segundo artefacto nuclear había sido detonado encima de otra ciudad japonesa.

“Fuerzas estadounidenses lanzaron una bomba atómica sobre Nagasaki, el segundo ataque de este tipo contra Japón en tres días“, informó, hace 70 años, la BBC.

“La bomba fue lanzada en paracaídas desde un bombardero estadounidense B29 a las 1102 hora local”, decía el reporte.

“Explotó a una altura de aproximadamente 1.625 pies (500 metros) sobre el suelo y se cree que destruyó completamente la ciudad, ubicada en el lado oeste de la isla japonesa de Kyushu”, se informó.

En realidad, la bomba destruyó aproximadamente el 30% de la ciudad, sede del conglomerado empresarial Mitsubishi y uno de los principales puertos del país.

Y ese mismo 9 de agosto, el presidente estadounidense Harry S. Truman también habló por radio.

Pero no mencionó directamente la bomba de Nagasaki.

“Los gobiernos británico, chino y de Estados Unidos le dieron al pueblo japonés suficiente advertencia de lo que le esperaba. Especificamos las condiciones generales para su rendición”, empezó el mandatario su mensaje.

“Nuestra advertencia fue desatendida, nuestros términos rechazados. Desde entonces los japoneses han visto lo que nuestra bomba atómica puede hacer. Pueden adivinar lo que hará en el futuro”, advirtió.

Para mientras, aviones estadounidenses dejaban caer más de tres millones de panfletos advirtiendo a los japoneses que las bombas atómicas serían empleadas “una y otra vez” a menos que dejaran de combatir.

Y cinco días después Japón se rindió incondicionalmente.

Rendición

Hay sin embargo historiadores que sostienen que, más que la amenaza de nuevas bombas atómicas, fue la declaración de guerra de la Unión Soviética –que envió tropas a Manchuria un día antes del ataque contra Nagasaki– la que aceleró la decisión.

“Era bastante obvio que los japoneses estaban listos para rendirse”, le dijo a BBC Mundo el profesor de la Universidad de California en Santa Bárbara, Tsuyoshi Hasegawa, quien suscribe esta tesis.

Y a muchos –incluyendo algunos que justifican el lanzamiento de la bomba sobre Hiroshima como una forma de forzar el fin de la guerra– les cuesta entender por qué EE.UU. no esperó un poco más antes de lanzar un segundo artefacto nuclear.

Lea también: ¿Era necesario lanzar la bomba atómica contra Hiroshima?

“No fue una estrategia militar, sino simplemente un experimento”, dijo en 2005 uno de los sobrevivientes, Teruo Ideguchi.

Y no es el único que piensa que si EE.UU. decidió seguir adelante, fue para poderprobar una bomba de plutonio y compararla con el efecto del artefacto alimentado con uranio empleado en Hiroshima tres días atrás.

Una forma todavía más terrible de estar a la sombra de aquella primera explosión.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Diputados aprueban reforma eléctrica de AMLO tras discutir casi 400 reservas

Los legisladores aprobaron las disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica, iniciativa enviada por Andrés Manuel López Obrador.
Cuartoscuro
23 de febrero, 2021
Comparte

La Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular el dictamen que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica, iniciativa enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante la mañana de este miércoles y tras 11 horas en las que se desahogaron las casi 400 reservas presentadas por las y los diputados, el dictamen fue aprobado en lo particular con 289 votos a favor, 152 en contra.

La noche de ayer, el dictamen fue aprobado en lo general con 304 votos a favor, 179 en contra y 4 abstenciones.

Entre otras cosas, el dictamen promovido por el presidente plantea cambiar el esquema con el cual la energía eléctrica que se usa en el país se compra por medio de subastas, en las que se elige la mejor oferta, la opción más barata.

Lee más: Reforma eléctrica de AMLO: ¿qué quiere el presidente y cuáles son las alertas ante la iniciativa?

Tras la aprobación, el dictamen fue remitido al Senado de la República para sus efectos constitucionales.

En su conferencia matutina de este miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador agradeció a los legisladores por la aprobación e insistió en que la reforma beneficiará a México con el rescate de la CFE.

Aseguró que el precio de la luz no aumentará y que una vez que las reformas se apliquen no habrá más apagones masivos.

“Ojala (los diputados de oposición) comprendan que por encima de los intereses personales y de grupo están los interés del pueblo y de la nación. Muchas gracias a los legisladores que votaron por esta reforma”, señaló.

Gritos, reclamos y pancartas

La discusión de la iniciativa se dio entre gritos, reclamos y pancartas por parte de la bancada de Morena y los legisladores de oposición.

El primero en pasar a la tribuna de San Lázaro fue el legislador de Morena y presidente de la Comisión de Energía, Manuel Rodríguez González con el fin de presentar el dictamen de la iniciativa.

Al momento de que Rodríguez González tomó el micrófono, las y los diputados de las bancadas de Morena y del Partido del Trabajo se adueñaron de la tribuna y extendieron pancartas de Morena apoyando la reforma.

Mientras tanto, el presidente de la Comisión de Energía, Manuel Rodríguez González habló a favor de la iniciativa, asegurando que de aprobarse se garantizará el rescate de la Comisión Federal de Electricidad.

“No vengo a robarles nada, vengo a devolverles todo”, decían las pancartas, acompañadas del logo de Morena.

Luego de unos minutos los diputados de oposición interrumpieron la exposición de Rodríguez González.

La primera en hacerlo fue la diputada de Movimiento Ciudadano, Fabiola Loya Hernández, quien pidió a nombre de su partido que el posicionamiento de Manuel Rodríguez González en su carácter de presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados.

“Lo que estamos viendo es una manifestación en la tribuna con pancartas que dicen Morena y esto debería ser un posicionamiento de la Comisión (…) ya tendrá Morena su momento”, reclamó.

Le siguió el diputado del PRI, Enrique Ochoa Reza, quien argumentó lo mismo que Loya Hernandez y dijo que Manuel Rodríguez González tendría que presentar el contenido del dictamen y no su posicionamiento a favor.

Sin embargo, la presidenta de la Mesa Directiva, Dulce María Sauri, rechazó ambas mociones con el argumento de que el dictamen fue votado previamente por la Comisión de Energía, por mayoría y que ahora es esa mayoría la que se está expresando.

Aceptó que lo deseable sería que las pancartas de partidos se presentaran hasta los posicionamientos de las bancadas, pero dijo que la Mesa Directiva está obligada a respetar este tipo de expresiones.

Al ver que sus peticiones eran rechazadas, algunos diputados del PAN y del PRI se colocaron en la tribuna con pancartas en contra de la reforma y de la Comisión Federal de Electricidad.

Lee: Diputados de la Comisión de Energía aprueban reforma eléctrica de AMLO; pasa al pleno

Luego de varios minutos de discusión e interrupciones entre la oposición y la presidenta de la Mesa directiva, los diputados de Morena y de oposición cedieron, ocuparon sus lugares, y Manuel Rodríguez González  continuó con la presentación del dictamen.

Horas después, entre las reservas o voces en contra del dictamen también hubo algunas de la bancada de Morena, como el caso de la diputada Nayeli Arlen Fernández Cruz, quien planteó la necesidad de priorizar la generación de electricidad de fuentes renovables y no de combustibles fósiles.

Al hablar en contra del dictamen también expuso que actualmente existen 17 mil proyectos de energías limpias en el mundo, la cual se traduce en resultados favorables a comparación de la generada con combustibles fósiles.

De acuerdo con el gobierno federal, la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica tiene como objetivo principal fortalecer y rescatar a la CFE.

Mientras que la oposición y expertos señalan que esta reforma limita la competencia, y desincentiva o incluso excluye a la generación de las energías más limpias, como la solar y eólica.

La iniciativa se aprobó en la Comisión de Energía el pasado 19 de febrero con 22 votos a favor y 10 en contra, para pasar al Pleno de la Cámara de Diputados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.