Presentan denuncia penal contra 5 funcionarios de Migración, por extorsionar a familias cubanas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Manu Ureste

Presentan denuncia penal contra 5 funcionarios de Migración, por extorsionar a familias cubanas

El Albergue de Migrantes Hermanos en el Camino, informó que la denuncia fue interpuesta el pasado 6 de agosto, por los delitos de extorsión, abuso de autoridad, secuestro, tráfico de personas "y demás que se configuren".
Manu Ureste
Por Paris Martínez
15 de agosto, 2015
Comparte
Un migrante centroamericano descansa en el albergue 'Hermanos en el Camino', en Ixtepec, Oaxaca. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Un migrante centroamericano descansa en el albergue ‘Hermanos en el Camino’, en Ixtepec, Oaxaca. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Luego de permanecer detenidos por 20 días en la Estación Migratoria de San Cristóbal de las Casas, 15 personas de nacionalidad cubana –que llegaron a México de forma irregular, con el objetivo de trasladarse a Estados Unidos para solicitar asilo– presentaron una denuncia penal en contra de cinco funcionarios del Instituto Nacional de Migración, quienes presuntamente solicitaron dinero a las familias de estos migrantes, a cambio de que no fueran deportados a Cuba.

El Albergue de Migrantes Hermanos en el Camino, informó que la denuncia fue interpuesta el pasado 6 de agosto, por los delitos de extorsión, abuso de autoridad, secuestro, tráfico de personas “y demás que se configuren”, en contra de Jordan de Jesús García Orantes, delegado federal del INM en Chiapas; Dora Patricia Granales Cordero, delegada local del INM en San Cristóbal de las Casas; José Manuel Figueroa Díaz, subdelegado federal zona centro del INM; Greysi Bermúdez Casillas, directora jurídica del INM, así como en contra del agente Martín Robles o Martín Ángel Roblero.

Las 15 personas de nacionalidad cubana fueron detenidas en Chiapas a finales de julio, por agentes de Migración que los trasladaron a la estación migratoria de San Cristóbal de las Casas, donde permanecieron incomunicados 20 días.

Durante este tiempo, señaló Alberto Donis, del equipo del albergue Hermanos en el Camino, las familias de las 15 personas migrantes recibieron constantes llamadas de funcionarios, “quienes les pedían diversas cantidades de dinero, para sacar a sus familiares de la Estación Migratoria y llevarlos a la frontera con Estados Unidos”.

Al ser notificados de esta situación, personal del albergue Hermanos en el Camino (ubicado en Oaxaca), se trasladó hasta Chiapas, encabezados por el padre Alejandro Solalinde, para solicitar la custodia de los 15 cubanos detenidos, beneficio que otorga el Artículo 214 del Reglamento de la Ley de Migración, según el cual, instituciones de solvencia moral reconocida y con trabajo en protección a derechos humanos pueden recibir la custodia de migrantes detenidos.

Sin embargo, denunció Alberto Donis, los funcionarios de Migración en Chiapas se negaron a hacer válido este precepto legal y sólo aceptaron poner en libertad a los 15 ciudadanos cubanos, si se comprometían a no denunciar la extorsión que habían sufrido sus familiares radicados en Estados Unidos.

La denuncia penal presentada por estos migrantes, cabe destacar, también va dirigida contra el abogado Mario Jesús Ramos Castellanos, quien cobró mil 500 dólares a la familia de uno de los detenidos, con la promesa de que sería liberado.

Tras la intervención del Albergue Hermanos en el Camino –que a su vez solicitó la colaboración de la Comisión Nacional de Derechos Humanos–, los 15 ciudadanos cubanos fueron finalmente liberados por Migración, cuyo personal los condujo directo al aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez, capital estatal, para que volaran rumbo a Estados Unidos.

Sin embargo, antes de que abordaran el avión, los ciudadanos cubanos lograron contactar con el albergue Hermanos en el Camino y, con apoyo de su personal, se trasladaron del aeropuerto a la delegación estatal de la Procuraduría General de la República, para interponer la denuncia penal contra la red de funcionarios que desde dentro de Migración extorsionaron a sus familias.

Como prueba de estas extorsiones, el albergue Hermanos en el Camino presentó la grabación que realizó una de las familias de los 15 ciudadanos cubanos, en la que se escucha a presuntos funcionarios de Migración reclamándole dinero, para evitar la deportación a Cuba.

“Nosotros somos la mafia de México –se escucha decir al extorsionador–, y en Migración mexicana, cuando detienen a una persona, nosotros nos encargamos de que la suelten sin que la regresen a su país (…) Allá dentro hay gente que arregla estas cosas por abajo de la cuerda”.

Tal como se desprende del diálogo sostenido, esta grabación fue realizada cuando el ciudadano cubano por el cual exigían dinero aún estaba detenido dentro de instalaciones del Instituto Nacional de Migración, donde sólo tenía contacto con personal de este organismo, por lo que el teléfono para extorsionar a sus familiares sólo pudo ser obtenido por dicho personal oficial.

Esta persona, tal como se escucha en la grabación, reclama un pago de mil dólares a esta familia para permitir que sus don integrantes fueran liberado por el INM.

A continuación, te presentamos la grabación divulgada por el albergue Hermanos en el Camino:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Texas: 4 contradicciones de la policía sobre el tiroteo que cuestiona la actuación de los agentes

Las autoridades de Texas han revelado detalles que contradicen declaraciones anteriores.
28 de mayo, 2022
Comparte

La policía de Texas ha corregido detalles clave sobre el tiroteo en una escuela de Uvalde a medida que aumentan las críticas por parte de algunos padres sobre el recuento inicial de los hechos.

El pasado martes, la pequeña y normalmente tranquila localidad, en el estado de Texas, se convirtió en el escenario de la peor masacre ocurrida en una escuela de Estados Unidos en casi una década.

Al menos 21 personas murieron (19 de ellas niños y dos maestras) cuando Salvador Ramos, un adolescente de 18 años, irrumpió en la primaria Robb con una pistola de mano y un rifle AR-15, se atrincheró en un salón de clases y comenzó a disparar.

Desde entonces se han ido revelando detalles de cómo transcurrió la jornada que cambió para siempre la vida de este pueblo fronterizo.

Pero en sus últimas declaraciones, la policía se ha retractado de otras hechas anteriormente.

1. Entró sin mayor esfuerzo

Las autoridades informaron inicialmente que Ramos intercambió disparos con un agente policial de la escuela antes de ingresar al edificio.

Poco después, durante una sesión informativa el miércoles, Steven C. McCraw, director del Departamento de Seguridad Pública (DPS), aseguró que un agente policial de la escuela “atacó” al tirador pero que no hubo intercambio de disparos.

Gente llorando tras la masacre.

Getty Images
Ramos compró legalmente dos rifles estilo AR el día en que cumplió 18 años, una semana antes del ataque.

Pero este jueves la policía reveló que el atacante deambuló afuera de la escuela durante 12 minutos antes de entrar sin ser cuestionado.

“Se informó (inicialmente) que un agente policial del distrito escolar confrontó al sospechoso cuando ingresaba. No es correcto. Entró sin obstáculos”, reveló Victor Escalon director regional del DPS.

2. La “rapidez” de la respuesta

Inicialmente, varios funcionarios estadounidenses celebraron la respuesta “rápida” de las autoridades.

Steven C. McCraw, el director del DPS, aseguró el miércoles que un agente actuó rápidamente cuando Ramos se acercaba a la escuela tras estrellar su vehículo.

El gobernador estatal Greg Abbott, por su parte, elogió la “respuesta rápida” de los “valientes funcionarios locales” que, según dijo, se habían enfrentado al pistolero antes de que ingresara a la escuela.

“Mostraron un coraje increíble”, agregó

Aula de la escuela.

Getty Images
Ramos entró libremente a la escuela por una puerta que estaba abierta a las 11:40am

Pero este jueves, Escalon reveló que la policía llegó después de que el hombre armado entrara y que fue muerto 90 minutos luego de su llegada.

La respuesta ahora es considerada como tardía y una serie de videos que muestran a padres frustrados siendo abordados y esposados ​​por la policía mientras el atacante aún estaba dentro de la escuela, ha provocado una creciente ira en Estados Unidos.

3. No ingresaron de inmediato

Este jueves, Escalón detalló que Ramos estrelló su vehículo cerca a las 11:28am, y la primera llamada de emergencia llegó dos minutos después cuando algunos testigos reportaron que habían visto a un hombre con un arma de fuego.

Ramos disparó a transeúntes, recorrió las instalaciones de la escuela y entró libremente por una puerta que estaba abierta a las 11:40am.

La policía llegó al lugar cuatro minutos después, según Escalon.

Inicialmente, la policía dijo que los oficiales estaban “adentro” tratando de actuar y se cubrieron después de ser atacados.

Pero Escalon contradijo el jueves esta versión.

Dolientes visitan el monumento a las víctimas del tiroteo en la escuela de Texas.

Getty Images

“Ellos (no) entraron de inmediato debido a los disparos que estaban recibiendo”, precisó.

A las 12:45, el pistolero fue muerto a tiros no por agentes locales. sino por una unidad táctica dirigida por agentes fronterizos estadounidenses.

Escalon restó importancia a las declaraciones anteriores de la policía de que hubo intercambios de disparos en curso durante la hora en la que Ramos estuvo en el lugar.

“La mayoría de los disparos fueron al principio”.

4. Chaleco antibalas

Inicialmente, las autoridades locales afirmaron que el hombre armado tenía un chaleco antibalas, pero luego cambiaron el discurso.

El sargento Erick Estrada, vocero del Departamento de Seguridad Pública de Texas, aseguró el miércoles que Ramon tenía “un rifle y un chaleco antibalas“.

“Después del choque (de su vehículo) salió un hombre armado, con un chaleco antibalas. Entró por una puerta en el sur (del plantel), donde se encontró con un policía y empezaron a dispararse entre ellos”, detalló.

Pero más tarde, el teniente Christopher Olivarez, vocero del Departamento de Seguridad Pública de Texas, dijo que el atacante no llevaba chaleco antibalas, sino un chaleco para guardar cargadores adicionales.

Ramos compró legalmente dos rifles estilo AR el día en que cumplió 18 años, una semana antes del ataque.

La investigación no ha encontrado indicios de que tuviera antecedentes de enfermedad mental o penales.

Pese a la línea de tiempo ofrecida por el director regional del DPS, Victor Escalon, este jueves, aún quedan muchas dudas sobre los hechos.

Escalon se negó a responder varias preguntas sobre por qué el pistolero no había sido abatido antes. Pero afirmó que había “tomado en consideración todas las preguntas” y que pronto ofrecería una actualización.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.