En año y medio, dos de cada tres estados reportaron mal sus delitos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En año y medio, dos de cada tres estados reportaron mal sus delitos

Desde las 24 mil averiguaciones que Veracruz no contó a las tres mil que Michoacán borró… Son cambios sin ninguna justificación que impiden tener un diagnóstico real, advierte el Observatorio Nacional Ciudadano. Habrá un nuevo sistema de registro delictivo en 2016, adelanta la organización.
Cuartoscuro
Por Arturo Ángel
1 de septiembre, 2015
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

En los últimos 18 meses, por lo menos dos de cada tres estados del país reportaron de forma incompleta o errónea los delitos cometidos en su territorio. En algunos casos  las omisiones fueron de unos cuantos ilícitos, pero hay otras entidades como Veracruz, Sinaloa o Michoacán en donde los “errores” ascendieron a miles de averiguaciones no incluidas o, por el contrario, que fueron borradas del registro.

Cada mes el  Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) da a conocer la estadística de todos los delitos que se cometieron a partir de los datos que le proporcionan las procuradurías o fiscalías de los estados. Esos números sirven para medir la incidencia delictiva y el alza o retroceso en algunos ilícitos. Es decir, se trata del principal indicador mediante el cual el gobierno mide si su estrategia contra la delincuencia está funcionando o no.

Pero de enero del 2014 a la fecha más del 70% de las entidades hicieron modificaciones posteriores a lo que originalmente reportaron. Algunas correcciones se hicieron un mes después de lo registrado pero otras tardaron varios meses e incluso hay modificaciones de años completos anteriores.

Por ejemplo, en mayo de 2014 Sinaloa anunció que agregaría más de diez mil averiguaciones previas que no contó en los tres años anteriores. Un mes antes, Veracruz reconoció que no había reportado casi 300 homicidios en 2013. Michoacán en cambio, decidió borrar en diciembre de 2014 casi dos mil delitos que había reportado en el primer semestre de ese año.

Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), organización que ha realizado un seguimiento mensual a los reportes de incidencia delictiva desde hace más de cinco años, acusó que hay cambios que son “francamente inexplicables” y que impiden tener una radiografía del problema pese a que las denuncias de los delitos existen.

“No es un problema de cifra negra, sino de la misma  cifra blanca la que no está representando absolutamente nada (…) así no existen las condiciones de un diagnóstico mes con mes porque las disminuciones o los aumentos no representan lo que realmente se está viviendo” señaló.

Para obtener un balance de todas las modificaciones, Animal Político revisó los cambios hechos por los estados a sus reportes de delitos, y que pueden consultarse en un apartado denominado  “Modificaciones a las estadísticas por Entidad Federativa”  de la página del SESNSP.

Se trata de la única sección en donde se detallan los cambios, ya que los balances de incidencia simplemente aparecen modificados sin detalles de las correcciones que se realizaron. Además, solo están disponibles para consulta los reportes de cambios a partir de enero de 2014. Antes de ese mes no hay información publicada.

También se revisó el análisis hecho por el propio ONC a los movimientos hechos por las entidades federativas correspondiente al año 2014 e incluido en su Reporte Anual de Incidencia de Delitos de Alto Impacto 2014.

Veracruz y Sinaloa, líderes en contar mal

De las 32 entidades federativas del país, 25 realizaron entre enero del 2014 y julio del 2015 por lo menos una modificación a algún reporte de incidencia delictiva que habían dado a conocer previamente. Es decir que, en proporción, por lo menos dos de cada tres estados corrigieron los delitos que originalmente reportaron.

En cuanto a número total de delitos, Veracruz es la entidad que ha hecho los cambios más significativos.

Fue en el reporte correspondiente a abril de 2014 cuando la entidad gobernada por Javier Duarte anunció que “actualizaba las cifras de todos los delitos” correspondientes al 2013, y añadió 23 mil 911 averiguaciones previas que no había contabilizado, entre ellos 299 homicidios dolosos.

Con lo anterior el total de delitos registrados en 2013 en Veracruz creció de 48 mil 253 a 72 mil 164 averiguaciones previas.  Lo anterior significa que, en proporción, la entidad  no había reportado al terminar el 2013 uno de cada tres delitos que sí se cometieron y que además se habían denunciado.

En este caso, a diferencia de lo que ocurre con otros movimientos, Veracruz no explicó el porqué de los cambios realizados, por lo menos en los registros del SESNSP.

“El procurador me dijo literalmente que no existe una razón del porqué no los habían contado desde un inicio. Los tenían ahí, estaban identificados pero simplemente no estaban registrados. (…) No hay un argumento válido para decir que se les perdieron más de 23 mil delitos” dijo en entrevista el director del Observatorio Nacional.

Un mes después de los cambios anteriores, Veracruz hizo una nueva modificación para añadir 360 averiguaciones previas por extorsión que tampoco había contemplado en 2013.

Sinaloa es la segunda entidad con más averiguaciones previas agregadas de forma extemporánea a sus registros originales, más de 18 mil 700, con el agregado de que además es la que ha generado, en el referido plazo de año y medio, el mayor número de reportes con correcciones, con un total de 17.

Destaca el reporte de mayo de 2014 en donde Sinaloa agregó de un golpe más de diez mil delitos que no había contabilizado para cuatro años anteriores, es decir, de 2010 a 2013. La mayoría de esos ilícitos fueron robos y averiguaciones por delitos patrimoniales. En este caso, la entidad  se justificó diciendo que los cambios se debían a “denuncias extemporáneas” de los ciudadanos, entre otros motivos.

En los meses posteriores, casi sin falta, Sinaloa continuó reportando múltiples movimientos para los años 2014 y 2015, y en ocasiones hizo modificaciones en el mismo mes más de tres veces, siempre sumando nuevas averiguaciones que no había contado.

Otros estado que hizo un cambio importante fue el estado de México con dos mil 811 averiguaciones que agregó de forma extemporánea al año 2013, entre ellos 34 homicidios culposos. En tanto, Zacatecas e Hidalgo generaron reportes de cambios constantes, con 14 y 12 respectivamente, aunque no llegaron a las mil averiguaciones añadidas.

Michoacán, líder en… borrar delitos

Entre 2013 y 2014 Michoacán eliminó de sus registros oficiales más de tres mil averiguaciones previas que originalmente había reportado  ante el Sistema Nacional de Seguridad Pública y lo hizo a través de dos reportes.

En primera instancia, en mayo de 2014 dicho estado informó la eliminación de mil 15 delitos para el año 2013, entre ellos más de 230 homicidios de distinto tipo, bajo el argumento de que hubo una “reclasificación de ilícitos”. Cabe recordar que en 2013 la entidad fue gobernada de forma interina por Jesús Reyna, quien terminó encarcelado por presuntos nexos con la delincuencia organizada.

Luego, en diciembre de 2014 Michoacán otra vez borró delitos que ya había reportado, y esta vez fueron casi dos mil averiguaciones correspondientes al primer semestre de ese año, periodo que coincide con la gestión de Alfredo Castillo como comisionado para la Seguridad en Michoacán.

En este segundo reporte la entidad ya no dio razones del porque eliminó los referidos delitos, , entre los que estaban 159 homicidios dolosos y culposos, así como 21 secuestros y 49 extorsiones.

El pasado 26 de agosto se publicó que la eliminación de estos delitos había permitido a Michoacán salir del “top ten” de las entidades con más incidencia delictiva.

Pero Michoacán no es la única entidad que ha borrado averiguaciones que ya había reportado por lo menos en el último año y medio. Otros casos es por ejemplo Querétaro, que acumula más de mil 600 delitos eliminados.

“Cuando eliminan delitos tampoco tenemos  ninguna explicación. Hay cantidades que no se explican por sí mismas. Pareciera efectivamente que quisieran favorecer mediante estas operaciones el desempeño de las autoridades” dijo Rivas.

Sin protocolo… y sin voluntad

El Observatorio Nacional Ciudadano, que lleva más de cinco años dando seguimiento puntual a la forma en cómo se registra la incidencia delictiva, advirtió que aunque a nivel federal se ha señalado que hay reglas generales para registrar los delitos, en realidad no existe un protocolo homologado.

Francisco Rivas explicó que en el 2010 el INEGI estableció una “norma técnica” para que, independientemente de las diferencias en los códigos penales estatales, las entidades pudieran identificar por ejemplo que si era un secuestro y que era un secuestro exprés, o a que se le consideraba extorsión.

El problema, agrega el director del Observatorio, es que es una norma técnica que además de que no era seguida por muchos estados ya quedó obsoleta a partir de los nuevos lineamientos que trajo consigo la reforma penal y el Sistema Penal Adversarial.

Rivas subrayó que otro problema serio es lo que considera una “falta de voluntad política” de algunos gobernantes y procuradores para transparentar su balance delictivo pese a las observaciones que se les han hecho en la materia.

“Así no podemos hacer una radiografía homogénea y clara del país. Hay algunos procuradores que se resisten mucho a cualquier mejora en cuestión de transparencia y rendición de cuentas mientras que hay otros que si entienden perfectamente” agregó Rivas.

En ese contexto, reveló que para el próximo año se comenzará a aplicar un nuevo mecanismo actualizado para el reporte de incidencia delictiva. Según el activista, fue elaborado en conjunto con el Centro Nacional de Información del Sistema Nacional de Seguridad y el propio Observatorio participó en programas de capacitación.

“Vamos a tener un detalle mucho más preciso de varios delitos y se va a poder desagregar información (…) Esto está programado para iniciar el próximo año y vamos a dar un seguimiento de que se aplique porque de nada sirve que se diseñen estas herramientas y luego no se respeten”, dijo Rivas.

delitos mal contados

Estados con más reportes de correcciones
Entidad Reportes con correcciones
Sinaloa 17
Zacatecas 14
Hidalgo 12
Jalisco 6
Chihuahua 5

Nota: Algunos reportes incluyen cambios en múltiples meses o años

Fuente: SESNSP  Reportes de correcciones emitidos entre enero 2014  y julio 2015

 

Numeralia
299 Los homicidios dolosos que Veracruz  olvidó contar en el 2013.
424 Los homicidios culposos que no se contaron inicialmente en todo el país en 2014.
25 de 32 Las entidades que corrigieron sus reportes originales de delitos en años y medio.
1 de cada 3 Los delitos denunciados que Veracruz no contó al cierre del 2013.
96 Los reportes con correcciones emitidos por los estados en año y medio.

Fuente: SESNSP y ONC

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Shutterstock

Así lucha el COVID contra las vacunas para intentar escapar de ellas

El virus lucha constantemente contra las vacunas para intentar escapar de ellas. Sin embargo, nuestros linfocitos B productores de anticuerpos también pueden “mutar” para hacerle frente.
Shutterstock
20 de julio, 2021
Comparte

Las variantes de SARS-CoV-2 y su contagiosidad están causando una gran atención mediática en las últimas semanas.

A medida que ha ido pasando el tiempo, el virus ha ido cambiando. Ha introducido mutaciones puntuales en su secuencia génica, muchas de las cuales se traducen en cambios de aminoácidos de sus proteínas.

Con estos cambios, el virus adquiere ventajas evolutivas en el proceso de adaptación a nuestras células y organismos, que son el medio en el que se replica.

Este proceso de adaptación no implica necesariamente una mayor virulencia, pero si avances en mejorar la unión al receptor, una optimización de su replicación, la producción más efectiva de partículas virales y su transmisión, la modulación de la patología o, eventualmente, el escape parcial de alguno de los mecanismos inmunes.

Cuando no teníamos vacunas, el virus campaba a sus anchas

Uno de los mecanismos inmunes más importantes frente a la infección es la producción de anticuerpos por parte de los linfocitos B y su capacidad de reconocer y neutralizar al virus.

Hasta el comienzo de la campaña de vacunación, cada vez que el SARS-CoV-2 infectaba a alguien, se encontraba con el reto de superar las distintas barreras del hospedador infectado.

Pero si el individuo no había contagiado previamente, había pocas posibilidades de que el virus se encontrase con algún anticuerpo que le reconociese.

De esta forma, en cada infección, las mutaciones que el virus pudiera generar iban a ser seleccionadas e incorporadas en las nuevas partículas virales en la medida en la que supusieran ventajas evolutivas independientes del escape de los anticuerpos.

Pero cuando se encuentra con personas vacunadas, el escenario cambia.

Un trabajador sanitario muestra ampollas que contienen la vacuna Sinovac contra la Covid-19 hecha por Biopharma en Indonesia el 22 de junio de 2021.
EPA

Sin vacunas el virus campaba a sus anchas

Un obstáculo en el camino: las vacunas

La evolución en general, y la de los virus en particular, está determinada por las condiciones reproductivas en un determinado medio.

En virología existe un concepto denominado “viral fitness”, que podría ser traducido como aptitud viral, que determina la selección de aquellas partículas virales que introducen cambios para replicarse y transmitirse de forma más efectiva.

En otras palabras, se seleccionan virus más aptos al contexto de infección con el que se van encontrando.

Cuando el virus se encuentra a más personas con inmunidad, se ve obligado a enfrentarse a las defensas con las que antes no se encontraba, además de tener que competir entre sí con otras variantes.

De esta forma, las variantes que “ganarán” serán aquellas que tengan una ventaja sobre variantes previas, no preparadas para ese nuevo escenario inmune.

Por tanto, las variantes que escapen del efecto de las vacunas serían, en teoría, las que se impondrían sobre otras. En este escenario, las vacunas dejarían de funcionar a medio o largo plazo.

Fortaleza de las vacunas

Esta situación, que pudiera parecer descorazonadora en cuanto al papel de las vacunas en la pandemia, esconde un paradigma que juega en contra del virus.

Ya conocemos la capacidad de los anticuerpos neutralizantes de bloquear la unión de la proteína S del virus a la célula hospedadora. Al prevenir esta unión, el virus no nos llega a infectar.

Para escapar de esto, una estrategia que podría utilizar una nueva variante del virus sería cambiar la región de esta proteína S donde se unen estos anticuerpos para así no ser neutralizada.

Sin embargo, estos cambios que parecieran una ventaja para el virus suponen también un coste.

Al situarse los cambios en la misma zona empleada por la proteína S para unirse al receptor celular, podría empeorar su unión al receptor y reducir, a su vez, su capacidad infectiva.

Los virus tratan de solventar este paradigma de “lo que se gana por lo que se pierde” con mutaciones que afecten mínimamente a su capacidad infectiva y replicativa y que, al mismo tiempo, sean capaces de evadir parcialmente las defensas del organismo.

Como resultado de esta continua adaptación, el virus cambia parcialmente algunas de sus proteínas más inmunogénicas, como la proteína S, en un proceso denominado deriva antigénica.

Los virus de la gripe son uno de los más estudiados en cuanto al proceso de deriva antigénica.

Esta es la fuerza responsable de la aparición de nuevas cepas que circulan cada año y que obligan a reformular la estrategia vacunal frente a la gripe.

Pero a pesar de estos cambios, las nuevas cepas gripales no evaden completamente la capacidad de luchar frente a la infección de una persona inmunizada peviamente.

¿Y si nuestros anticuerpos se adaptasen a las nuevas mutaciones?

La adaptación a las condiciones cambiantes no solamente ocurre en el lado del virus.

Nuestros linfocitos B productores de anticuerpos pueden sufrir también un proceso de adaptación denominado hipermutación somática, que se deteriora con la edad.

De esta forma, los linfocitos B productores de anticuerpos frente al virus también pueden “mutar” para mejorar la capacidad de unirse a las proteínas del virus y neutralizarlos.

Esta mejora de los anticuerpos permitiría adaptarse a los cambios de las variantes.

El escenario cambiante de la lucha entre virus y hospedador se juega a dos bandas. El virus tiene que evolucionar y adaptarse continuamente a la situación inmune cambiante o, de lo contrario, extinguirse.

Alicia

Shutterstock

Quizás esta continua adaptación recuerde a situación en la novela de Lewis Carroll “Alicia a través del espejo”, donde los habitantes del país de la Reina Roja deben correr lo más rápido posible, solo para permanecer donde están.

Justamente por eso, la continua evolución de los virus en condiciones cambiantes se denomina (debido a su similitud), “efecto de la Reina Roja”. Es decir, cambiar para tratar seguir en el mismo sitio.

*Estanislao Nistal Villán, es virólogo y profesor de microbiología de la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo. Este artículo apareció originalmente en The Conversation. Puedes leer la versión orginal aquí.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpkidolMaRw&t=6s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.