Especial: El retorno de los migrantes mexicanos, la crisis que viene
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Especial: El retorno de los migrantes mexicanos, la crisis que viene

Investigadores estiman que en menos de una década al menos 6 millones de migrantes mexicanos volverán a México viejos, enfermos y sin pensión, y el gobierno no está preparado para su reinserción
Por Mely Arellano Ayala
18 de septiembre, 2015
Comparte

Juan Carlos Chablé tardó tres años en enamorar a su esposa. Cuando al fin aceptó casarse con él, la llevó a vivir con sus papás, pero ella quería su propia casa. Entonces él se fue a Estados Unidos. Trabajó 2 años y medio ganando mil 800 dólares al mes (20 mil pesos, según el tipo de cambio de entonces), enviando entre 10 mil y 13 mil pesos mensuales con los que pudo construir la casa y comprarse un mototaxi. Hoy tiene un ingreso de seis mil pesos al mes, una deuda de siete mil, dos hijos y una casa, pero ningún ahorro.

Él forma parte del poco más de un millón que han regresado desde 2007 –voluntariamente o repatriados-, y del 5% que, según el estudio “Impactos de la migración de retorno de EU en 6 estados (Puebla, Michoacán, Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Zacatecas), hacia la construcción de un programa de apoyo a la reinserción integral de los migrantes y sus familias”, encabezado por Rodolfo García, de la Universidad de Zacatecas y financiado por la Fundación MacArthur y Conacyt, a su regreso pudo iniciar un modesto negocio que le permite autoemplearse. Ahora enfrenta el mismo problema que lo llevó a irse: lo que gana no es suficiente y quiere regresar a EU.

Sin embargo, hay otro problema que desconoce: si logra irse, volvería junto con al menos otros 6 millones que en un lapso de 7 a 10 años estarán viejos, enfermos, sin posibilidades de empleo ni pensión.

Es la crisis migrante que viene.

***

Juan Carlos vive en Oxkutzcab, municipio yucateco que según Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya (INDEMAYA) ocupa el segundo lugar estatal en migración a EU, principalmente hacia San Francisco. Cuando terminó la prepa dejó de estudiar porque quería ganar dinero y comenzó a trabajar como cargador en la central de abastos por mil 600 pesos mensuales.

Ya entonces sus ojos estaban puestos en EU, y trazó un plan para irse: compró una motoneta en pequeños pagos, la vendió a la mitad del costo, pidió un préstamo a su papá y se fue. Era 2006 y el pollero cobraba 28 mil pesos.

La migración de jóvenes está relacionada con los bajos salarios. La diferencia de sueldo entre una persona con preparatoria y una con licenciatura es de más o menos 3 mil pesos, explica Miguel Reyes Hernández, coordinador del Observatorio de Salario de la Universidad Iberoamericana Puebla, por lo que ante “un mercado laboral sumamente deprimido con precariedad de condiciones y contratación”, optan por irse y dejar de ser un peso para su familia.

La conducta usual del migrante es, primero, “satisfacer las necesidades básicas (de la familia que dejó en México) y lo que queda se va hacia la formación de patrimonio familiar”, dice Miguel Ángel Corona Jiménez, del Instituto de Investigaciones Interdisciplinarias en Medio Ambiente “Xabier Gorostiaga SJ”.

Cuando Juan Carlos llegó a San Francisco se sintió desilusionado. Fue difícil encontrar trabajo, aun cuando allá vive la tercera parte de los habitantes de Oxkutzcab (INDEMAYA). Los primeros 15 días pensó que había sido mala idea.

Al fin encontró trabajo en un restaurante chino y comenzó a mandar dinero a su esposa y a vivir austeramente para ahorrar la mayor cantidad posible, sin espacio para relajarse o divertirse.

“Cuando los migrantes llegan a EU y ganan en dólares, mandan remesas –dice Reyes, del Observatorio de Salario de la Universidad Iberoamericana Puebla-, pero hay una cierta paradoja porque muchos de los que llegan no viven bien, no viven el sueño americano. Pueden rentar un cuarto entre cuatro, cinco o seis personas porque en Nueva York la renta más barata son mil 500 dólares (…), y si su salario es el mínimo, estarían ganando mil 400 dólares al mes”.

Chabl con su mototaxi. //Foto: Mely Arellano

Juan Carlos Chablé consiguió comprarse un mototaxi a su regreso de Estados Unidos. //Foto: Mely Arellano

***

La casa de Juan Carlos es verde agua, tiene enrejado negro con puntas doradas y un amplio porche con algunas plantas. En las paredes de la sala hay fotos de su boda, de sus hijos, y una de él con su esposa y el Golden Gate a sus espaldas, magia de Photoshop.

Aunque no tiene una cifra clara, calcula que cuando regresó, tras dos años y medio, había enviado unos 400 mil pesos.

“Los migrantes localizan su ahorro en el patrimonio porque les da la seguridad que no dan los bancos, entonces cuando no están pensando en comprar un terreno, es en una casa o en ampliarla. Es la mentalidad por la desconfianza de lo que sucede en México”, reconoce Corona, del Instituto de Investigaciones Interdisciplinarias en Medio Ambiente Xabier Gorostiaga SJ.

El caso de Juan Carlos es uno de esos excepcionales que, según el investigador de la Universidad de Zacatecas Rodolfo García Zamora representa menos del 5 por ciento de quienes regresan, porque volvió con lo suficiente para amueblar su casa y comprar un mototaxi, por el que pagó 45 mil pesos más 3 mil del permiso de circulación.

“Pensaba yo comprarme un taxi, de cuatro ruedas, pero veo que casi no los ocupan y le preguntaba a los amigos, así, que cómo les va y me decían que mal, que más rinde un mototaxi, y pues toda persona cuando se va lejos, cuando regresa quiere buscar un trabajo así, estable, que gane sueldo para la comida”, recuerda Juan Carlos.

Si bien su decisión no fue mala al principio, pues llegó a ganar hasta 600 pesos diarios, pronto tuvo demasiada competencia. Una mala política pública le arruinó los planes tan sólo un año después.

“Fue la culpa del presidente municipal, porque cada presidente que entraba decía, ah, te voy a dar permiso de trabajo, compra tu mototaxi, y lo compraban. Se los daban a buen precio, barato, 1000, 1500”, se queja Juan Carlos.

Hoy en Oxkutzcab hay 300 mototaxis. La imagen de la sobreoferta es una vista del zócalo rodeado de los ruidosos vehículos, detenidos y en movimiento, todo el día, todos los días. Y si bien le va, en una jornada de 12 horas Juan Carlos gana la mitad de lo que ganaba antes.

“Es común que el migrante prefiera ser trabajador en EU que tener un negocio en México porque aquí no es solamente la competencia, sino que los salarios están tan bajos, está tan deprimido el mercado que quién compra. Incluso si se crean empresas: antes había 50 y ahora hay 100, muy bien, se creó empleo. El problema es que ahora las 100 se van a pelear por el mismo tamaño del pastel. (…) El promedio de existencia de la empresa pequeña y mediana en México es de 2 años por falta de conocimientos contables, financieros, pero lo más importante es que no hay condiciones económicas de sustentabilidad, la gente no tiene un mercado estable, y si no lo tiene, no tiene futuro”, explica Reyes, del Observatorio de Salario de la Ibero Puebla.

La presión para Juan Carlos crece junto con sus hijos, de 5 y 3 años. Además, el mantenimiento del mototaxi le significa un gasto anual de hasta 8 mil pesos por desgaste de motor y llantas. Por eso quiere repetir la historia: irse algunos años y ahorrar, esta vez, para un car wash.

-¿Y qué pasa si le sucede lo mismo que con el mototaxi?

–No, porque eso ya sería propio, ya dependería de mi empeño, de mi esfuerzo.

–Pero también el mototaxi depende de su empeño y su esfuerzo.

–Sí pero es más que esfuerzo porque es todo el día, ya casi no estás con la familia.

–Pero un car wash sería igual, usted tendría que atenderlo todo el día.

–Nada más en las mañanas y un poquito en las tardes, porque en un car wash después de las 6 ya no te llevan vehículos.

–¿No hay muchos car wash en Oxkutzcab?

–Sí hay, pero como dicen, es depende de cómo atiendes al cliente y de los amigos que tengas, como tengo a los amigos mototaxis, ellos me estaban animando a que ponga mi negocio.

–¿Y por qué car wash y no una fonda o una tortillería?

–Porque cuando trabajé en un hotel, el propietario me decía que lavara los carros, y me ponía a lavarlos y aspiraba, todo, daba el mantenimiento, cambiaba el aceite y a mí me gusta hacer eso.

–¿Y por qué no pide un préstamo en lugar de irse?

–Nada más te endeudas y te sale más caro. A veces hay competencia y no recuperas de lo que inviertes… Te piden muchas cosas.

Juan Carlos vive en Oxkutzcab, municipio yucateco que según Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya ocupa el segundo lugar estatal en migración a EU, principalmente hacia San Francisco. //Foto: Mely Arellano

Juan Carlos vive en Oxkutzcab, municipio yucateco que según Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya ocupa el segundo lugar estatal en migración a EU, principalmente hacia San Francisco. //Foto: Mely Arellano

***

–Los migrantes no son empresarios –explica García, investigador de la Universidad de Zacatecas-, pero no ha habido realmente una estrategia sistemática por parte del gobierno de fortalecer y apoyar la cultura microempresarial (…). Sí hubo intentos, hay pequeñas experiencias, pero nunca ha habido una política sistemática en los últimos 20 años.

–Si el migrante tiene visión de empresario, normalmente se queda en los Estados Unidos, no se viene a México -dice Reyes- porque el mercado de allá es mucho más dinámico, allá puede tener más éxito por ese tipo de mercado, la gente gana más dinero que acá porque hay más libertad para hacer negocios.

México recibe en promedio 300 mil millones de pesos anuales en remesas, pero sólo el 1.33% de esos ingresos se destina a programas de atención a migrantes: menos del 0.0001 del presupuesto federal, según el 4º Reporte de Presupuestos Públicos en Materia Migratoria (2014) del Observatorio Ciudadano sobre Políticas Públicas para Migrantes – Puebla.

–Los migrantes no son una prioridad para el Estado– critica el investigador del Centro de Análisis e Investigación (Fundar), Rodolfo Córdova Alcaraz-, y eso se refleja en el presupuesto y en la falta de acciones integrales por parte de las dependencias de apoyo a quienes regresan de EU.

El Fondo de Apoyo a Migrantes (FAM), creado en 2009, es el único programa que existe para “incrementar las actividades ocupacionales y desarrollar las capacidades técnicas y productivas de los migrantes en retorno”.

El FAM opera sólo en 447 municipios de 24 estados definidos por su alto índice de intensidad migratoria, su situación de pobreza y su dependencia de las remesas. El presupuesto del programa –que organizaciones civiles e investigadores critican por su opacidad- varía cada año: empezó con 300 millones de pesos, en 2010 y 2011 pasó a 100 millones, en 2012 fueron 300 millones, en 2013, 200; en 2014, 200 y en 2015 se asignaron 300 millones. El único apoyo que otorga para proyectos productivos, y que podría haber solicitado Juan Carlos, es de 15 mil pesos.

Para Córdova, el FAM es la respuesta del Estado a los migrantes, pero es una respuesta pobre porque “ese dinero no es nada”.

***

De 2005 a 2010 volvieron alrededor de 1.4 millones de mexicanos -entre el 65 y 95 por ciento por decisión propia, y entre 5 y 35 por ciento, deportado-, mientras que una década antes, entre 1995 y 2000 regresaron sólo 667 mil, según Miryam Hazán y Carlos Manuel López Portillo, de la organización Mexicanos y Americanos Todos Trabajando (MATT).

Córdova calcula que durante el gobierno de Barack Obama ha habido un número sin igual de deportados: más de 2 millones, de los cuales la mayoría es mexicana.

Pero eso no es todo.

“En 7 o 10 años va a haber un regreso creciente de más de 6 millones de migrantes viejos, enfermos y sin pensión. Por eso desde ahora es importante que el gobierno mexicano en su conjunto empiece a diseñar políticas de apoyo a la reinserción de los migrantes que no tienen pensión, que no han ahorrado, que no tienen precisamente ningún ingreso cuando termine su vida útil”, advierte García.

Y aunque Enrique Peña Nieto presumió a principios de junio pasado, durante su reciente viaje a Bélgica que “México se está acercando a una tasa de migración neta de cero por ciento, pues es cada vez mayor el número de mexicanos que retorna”, y aseguró que para ellos habrá un regreso “digno, seguro y ordenado”, en el que se facilite su “reinserción integral y productiva”, Corona advierte que hay una seria crisis en puerta ante una inminente reforma migratoria en EU, un consecuente cierre de la frontera y severidad en las deportaciones, más los graves problemas de crecimiento económico en México, la falta de empleo y el fenómeno de transmigrantes centroamericanos que, ante la imposibilidad de llegar a EU, se quedan en el país.

“Es un problema que viene, no lo vamos a poder detener. La pregunta es ¿los gobiernos se están preparando? Porque tan sólo la problemática de los migrantes de retorno es bastante delicada, son personas que regresan a lugares de donde salieron por no encontrar oportunidades. Aunque traigan ahorros y una actitud diferente frente al trabajo, a la autoridad y a las leyes, ¿qué expectativa traen de progresar en su país?”, cuestiona Corona.

Pero Juan Carlos, ajeno a todo esto, está preocupado por mantener a su familia y tener ese negocio que herede a su hijo para que nunca tenga que irse.

“El coyote está ahorita en 120 mil, así, para ir hasta el otro lado. Yo tengo en mi mente que éste es mi boleto de nuevo –dice con ilusión mientras da una palmada a su mototaxi-, yo lo vendo y me vuelvo a ir”.

Este reportaje fue producido en asociación con Round Earth Media, organización de la sociedad civil de Estados Unidos que impulsa a la próxima generación de periodistas internacionales. Mónica Ortiz participó en la elaboración de este trabajo periodístico.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Por qué la enorme crisis de COVID-19 en India preocupa al mundo

Mientras en algunas partes del mundo se levantan restricciones, el brote en India está registrando un número récord de casos cada día.
AFP
29 de abril, 2021
Comparte
Una paciente en India en una unidad de cuidados intensivos.

AFP
Una paciente en India en una unidad de cuidados intensivos.

“Nunca había visto una situación tan aterradora. No puedo creer que estemos en la capital de India”, afirma Jayant Malhotra a la BBC.

“Las personas no reciben oxígeno y mueren como animales”, añade.

Malhotra se encuentra ayudando en un crematorio en Nueva Delhi, la ciudad donde los hospitales están colapsados ante un aumento sin precedentes de infecciones por coronavirus.

El país reportó un récord mundial de nuevos casos diarios confirmados por quinto día consecutivo el lunes.

Mientras India sufre por esta última ola, China, EE.UU., gran parte de Europa occidental y partes de África y del sudeste asiático registraron una disminución de las muertes durante las dos semanas anteriores al 25 de abril.

De hecho, algunos países están levantando las restricciones e incluso la Unión Europea llegó a insinuar una reapertura para los viajeros estadounidenses que ya fueron vacunados.

Por eso surge la pregunta, ¿puede la terrible situación de India convertirse en un problema importante para el resto del mundo?

¿Qué tan grande es la crisis de India?

Crematorio en India

Reuters
Hay crematorios que trabajan las 24 horas del día.

En febrero, cuando las muertes por covid-19 diarias eran de unos cientos y los casos nuevos por día oscilaban alrededor de 12.000, muchos en India tenían razones para creer de que el país había logrado escapar de lo peor de la pandemia.

Pero poco a poco comenzaron a ver cómo los contagios reportados aumentaban, llegando a superar los del punto más alto de la primera ola (93.000 por día).

Así se llegó a la crisis actual, tan fulminante que se pasó de 200.000 infecciones confirmadas a mediados de abril a más de 350.000 esta semana.

Las muertes también se multiplicaron. Un promedio de 2.336 personas murieron diariamente en la semana que concluyó el 25 de abril, el doble de los fallecimientos en la peor parte de la primera ola.

“India claramente está luchando”, señala el corresponsal de Salud y Ciencia de la BBC, James Gallagher. “El miedo palpable me recuerda al comienzo de la pandemia, cuando el coronavirus aún era una enfermedad desconocida”.

“La covid-19 puede ser mortal incluso con una atención médica perfecta, pero cuando los hospitales se ven sobrepasados, se pierden vidas que podrían haberse salvado”, añade.

La situación es particularmente grave en Nueva Delhi, donde no quedan camas de unidad de cuidados intensivos (UCI).

Hospital en India colapsado.

AFP
Hospital en India están al borde del colapso.

Muchos hospitales están rechazando a nuevos pacientes y al menos en dos de ellos fallecieron personas internadas después de que se agotaran los suministros de oxígeno.

Los familiares de gente que contrajo el virus piden en redes sociales ayuda para conseguir espacio en hospitales, suministros de oxígeno y ventiladores.

El panorama se complica más debido a que los laboratorios también están saturados y los resultados de las pruebas demoran hasta tres días en entregarse.

Mientras tanto, los crematorios tienen que funcionar las 24 horas del día.

Los familiares de contagiados piden ayuda.

Getty Images
Los familiares de contagiados piden ayuda.

Escenas similares se producen en otras ciudades importantes. En total, India confirmó casi 17 millones de infecciones y 192.000 muertes desde que empezó la pandemia.

Pero es muy probable que estas cifras estén por debajo de la realidad.

La enorme población del país y los problemas logísticos hacen que sea realmente difícil realizar pruebas de covid-19 masivas o registrar muertes con precisión, lo que vuelve mucho más difícil conocer la magnitud exacta de la crisis en India en comparación con las que atravesó Europa o Estados Unidos, por ejemplo.

¿Qué tan difícil se puede poner la situación?

Paciente recibe oxígeno

Getty Images
Muchos en India no tienen acceso a atención médica en absoluto.

Para Gallagher, “lamentablemente en las próximas semanas la situación empeorará significativamente”.

“Una lección, aprendida una y otra vez, es que un aumento en los casos conduce a un aumento en las muertes unas semanas después”, indica.

“Incluso si India pudiera detener la propagación del virus de la noche a la mañana, las muertes seguirían aumentando exponencialmente, ya que muchas personas ya fueron infectadas. Y no hay señales de que los contagios se vayan a estabilizar”, afirma el periodista.

Gallagher señala que el aumento o no de los casos dependerá del éxito de los cierres y el ritmo de la inmunización.

India no tiene el mayor número de casos ni muertes registrados. Estados Unidos reportó hasta el 26 de abril alrededor de 32 millones de contagios y 572.000 muertes, según los datos compilados por la Universidad Johns Hopkins.

Tampoco encabeza las listas de infecciones o muertes por cada millón de habitantes. Gran parte de Europa y América Latina reportaron márgenes superiores.

Pero es el tamaño de la población en India y el dramático aumento de casos y muertes lo que causa tanta preocupación.

“Nunca habíamos visto una situación como esta, en la que el sistema de salud sea incapaz de hacer frente a la magnitud de las cifras en el contexto de un fuerte y continuo aumento de nuevos contagios”, señala a la BBC Gautam Menon, profesor de Física y Biología y experto en el modelos de medición de enfermedades infecciosas.

Cuando los servicios de salud colapsan, la gente muere por todas las causas en un número mucho mayor. Son muertes que no se reflejan en las estadísticas del coronavirus.

Además, los proveedores de atención médica en India tienen el gran desafío de alcanzar a su vasta población y, por ello, muchos en ese país no tienen acceso a atención médica en absoluto.

¿Qué significa para el resto del mundo?

La pandemia es una amenaza mundial, eso se sabe.

Desde los primeros días, los científicos y los expertos en salud han rastreado cómo la infección se mueve de un país a otro, impulsada sobretodo por los viajes aéreos y una economía mundial altamente globalizada.

Viajeros hacen fila

Getty Images
Los viajes son una causa de la propagación del virus.

Hasta ahora, las fronteras nacionales representaron una barrera muy limitada para la propagación y se vio que es casi imposible imponer prohibiciones de viaje y cerrar accesos de forma indefinida.

Entonces, lo que sucede en India muy probablemente se extenderá por todo el mundo, especialmente porque el país tiene la diáspora más grande del planeta.

James Gallagher opina que “la pandemia nos enseñó que el problema de un país es el problema de todos”.

“El coronavirus se detectó por primera vez en una ciudad de China y ahora está en todas partes. El número récord de casos en India podría extenderse a otros países, por lo que muchos ya introdujeron restricciones de viaje. Y estos altos niveles de infección son un caldo de cultivo para nuevas variantes”, señala.

¿Una nueva amenaza nació en India?

Las condiciones en India pueden ser muy malas noticias para la lucha global contra la covid-19.

“La numerosa población y su densidad es una incubadora perfecta para que este virus experimente mutaciones”, sostiene Ravi Gupta, profesor de microbiología clínica en la Universidad de Cambridge.

Si se deja tiempo para que el virus mute en tales condiciones “ideales“, podría alargar y aumentar considerablemente la gravedad de la pandemia en todo el mundo.

“Cuantas más oportunidades tenga el virus de mutar, más probable será que encuentre una forma de infectar incluso a las personas que han sido vacunadas”, añade James Gallagher.

Multitud de gente en India

Getty Images
¿Cómo puede India (y el resto del mundo) detener la propagación?

Las nuevas variantes de Reino Unido, Brasil y Sudáfrica ya causaron problemas durante esta pandemia, extendiéndose por todo el mundo.

El profesor Menon cree que ese peligro es latente con India y señala que “es realmente imposible poner un límite a la propagación de variantes”.

“La variante B.1.617 (que se identificó por primera vez en India) se encontró ya en varios países y llegó muy probablemente como un virus importado”, explica.

El experto advierte que las mutaciones y evoluciones continuarán y serán un obstáculo para la inmunidad que podría dar una infección anterior o la vacunación.

La pregunta ahora es qué tan rápido podría suceder eso.

“Sabemos que la covid-19 puede mutar para lograr una mayor transmisibilidad a partir de nuestra observación de las múltiples variantes en todo el mundo. Hasta ahora creemos que las vacunas deben seguir siendo eficaces contra estas nuevas variantes, pero esto puede cambiar en el futuro”, sostiene Menon

¿Cómo pueden India (y el resto del mundo) detener la propagación?

Ya se realizan esfuerzos internacionales para ayudar a India a gestionar su crítica escasez de oxígeno y combatir el devastador aumento de casos.

Reino Unido comenzó a enviar ventiladores y dispositivos concentradores de oxígeno, mientras Estados Unidos levantó la prohibición de enviar ciertas materias primas al extranjero, lo que permite a India producir más vacunas de AstraZeneca.

Oxígeno

AFP
El oxígeno se convirtió en un recurso vital en India.

Varios países también ofrecen enviar personal médico y equipamiento para ayudar.

El gobierno de India aprobó planes para instalar más de 500 plantas de generación de oxígeno en todo el país y contar con más suministros.

Pero estas son medidas para tratar de prevenir muertes, no infecciones.

Los expertos señalan que el mundo necesita un aumento espectacular de la capacidad de lndia para vacunar a su población y prevenir la propagación del virus.

A su favor el país tiene que es una potencia en lo que respecta a la fabricación de vacunas.

Ejecuta un programa de inmunización masiva, produce el 60% de las vacunas del mundo y es el hogar de media docena de fabricantes importantes.

Mujer es vacunada en India

AFP
A su favor el país tiene que es una potencia en lo que respecta a la fabricación de vacunas.

“Un programa de vacunación de adultos a gran escala contra un patógeno virulento como el SARS-Cov2, el virus que causa la covid-19, plantea desafíos sin precedentes”, según el corresponsal de la BBC en India, Soutik Biswas.

La campaña de vacunación de India, la más grande del mundo, comenzó el 16 de enero y tiene como objetivo alcanzar a 250 millones de personas hasta julio.

Se estima que alrededor de 118 millones de personas recibieron una primera dosis hasta abril y esto representa menos del 9% de la población.

Inicialmente limitado a los trabajadores de la salud y al personal de primera línea, el plan masivo se fue ampliando en etapas hasta llegar a los mayores de 45 años.

Pero la magnitud de la tarea de inmunizar a una población tan grande y los problemas logísticos y de infraestructura que plantea el país no dejan de complicar el despliegue.

Por todo ello se señala que la campaña de vacunación debe acelerarse mucho más para alcanzar sus objetivos.

“No está claro si el país tiene suficientes vacunas y capacidad estatal para acelerar y ampliar la cobertura para incluir a los jóvenes”, indica Biswas.

Filas para vacunación.

Getty Images
Filas para vacunación.

Hasta que una población tan grande no se vacune con éxito, India representa un riesgo para todo el mundo.

“El problema de las enfermedades infecciosas como la covid-19 no es asunto de una sola nación o incluso de un pequeño grupo de naciones. Es verdaderamente global en sus implicaciones”, sostiene el profesor Menon.

“Necesitamos más cooperación internacional en pruebas, vacunas e investigación para el bien del mundo“, concluye.

Como han dicho los funcionarios de salud pública y los políticos desde los primeros días de la pandemia: “Nadie está a salvo hasta que todos estén a salvo”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=e3P7FMxmnEY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.