Jhosivani, el joven que quería estudiar para ayudar a su natal Omeapa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Paris Martínez

Jhosivani, el joven normalista que quería estudiar para ayudar a su natal Omeapa

La PGR dio a conocer que la Universidad de Innsbruk, en Austria, logró identificar un fragmento óseo recuperado en Cocula, como perteneciente al joven Jhosivani Guerrero de la Cruz, uno de los 43 normalistas desaparecidos.
Paris Martínez
Por Paris Martínez, Jardiel Palomec y Omar Sánchez de Tagle
17 de septiembre, 2015
Comparte

Joshivani Guerrero de la Cruz es el segundo normalista identificado por expertos en la Universidad de Innsbruk, a partir de los restos óseos hallados en Cocula, informó este miércoles 17 de septiembre la Procuraduría General de la República (PGR).

Él tenía 20 años cuando junto con 42 compañeros más fue raptado por la policía de Iguala, Guerrero, la noche del 26 de septiembre pasado. Ese ataque –en el que también participaron policías de Cocula, una localidad cercana– ocurrió sólo un mes después de que comenzara a estudiar en la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, a la que se había inscrito alentado por sus hermanos mayores, todos campesinos, como sus padres.

Jhosivani nació en Omeapa, una comunidad que es buen ejemplo de las profundas desigualdades que padecen en el presente los pueblos rurales de Guerrero, en contraste con las zonas urbanizadas.

Nosotros somos de Omeapa –narró en octubre de 2014 la hermana de Jhosivani– que es una comunidad que está a 15 minutos de la cabecera municipal, Tixtla, y aún así se vive con mucha carencia, con mucha falta de servicios“.

En esa comunidad, Jhosivani sólo pudo estudiar hasta el nivel primaria, ya que no cuenta con infraestructura educativa para atender a los adolescentes y jóvenes de la localidad, a quienes sólo quedan dos opciones: abandonar los estudios y dedicarse únicamente al campo, o salir de la comunidad para estudiar en otras localidades la secundaria, la preparatoria y la universidad… si es que sus padres campesinos pueden costear algo así.

No era el caso de Jhosivani, cuya familia, campesina toda, no podía costearle su estancia fuera de Omeapa.

Sin embargo, Jhosivani “buscaba una oportunidad de sobresalir, aspiraba a tener una profesión”, y por eso, al terminar la primaria decidió continuar la secundaria aún cuando tuviera que caminar cuatro kilómetros todos los días hasta la carretera, para poder abordar un transporte que lo llevara a Tixtla, para estudiar. Luego, esos cuatro kilómetros debía andarlos de vuelta a Omeapa, por la tarde, para apoyar en la milpa a su familia.

Así fue como concluyó Jhosivani la secundaria, y así lo hizo también para cursar satisfactoriamente la preparatoria, y fue entonces que este joven campesino se topó de frente con la misma realidad de miles como él: para los jóvenes de las comunidades más pobres de Guerrero la posibilidad de estudiar la universidad es sólo hipotética, ya que, aún cuando existen instituciones públicas, costear la asistencia a los centros educativos, los materiales, la vida universitaria, es prácticamente imposible.

La Escuela Normal Rural de Ayotzinapa es una opción para jóvenes como Jhosivani, ya que brinda alojamiento y alimentación a estudiantes pobres, quienes adquieren la formación necesaria para ser profesores en comunidades rurales e indígenas.

Al ingresar a la Normal, recordó la hermana de Jhosivani, él no sólo buscaba superarse personalmente, sino que buscaba “ayudar a la comunidad, porque a Omeapa mandan maestros que son de lejos, profesores que no le ponen suficiente interés a la niñez para que pueda tener un conocimiento más amplio”.

Por eso, Jhosivani no sólo quería tener una licenciatura. Él quería ser maestro.Y quería ser maestro de su pueblo.

El ADN

Aunque la identificación de un fragmento de hueso como perteneciente a Jhosivani Guerrero se basa en resultados que no son cien por ciento concluyentes –ya que el ADN obtenido de la muestra analizada sólo proporcionó “evidencia moderada” para sustentar esta conclusión–, la Universidad de Innsbruk determinó que la identificación es positiva debido a que existen 72 posibilidades de que el fragmento de hueso analizado sí pertenezca a Joshivani, contra una posibilidad de que no lo sea.

Según el reporte leído el 16 de septiembre por la titular de la PGR, Arely Gómez, los datos de ADN obtenidos de la muestra ósea “proporcionan evidencia moderada de perfil de la víctima de 16-29102014 (clave del resto óseo analizado) coincidente con la madre de la persona desaparecida (de nombre) Jhosivani Guerrero de la Cruz“.

Este jueves 17 de septiembre, en entrevista radiofónica en Grupo Fórmula, el vocero de los padres de los normalistas, Felipe de la Cruz, dijo que no creen en la versión dada a conocer por la PGR.

No, no le creemos porque a nosotros nos explicaron concienzudamente los forenses argentinos la realidad de los códigos y de lo que dice el informe en Innsbruck, que hay indicios nada más de que pudiera ser Jhosivani, no hay la seguridad al 100 por ciento de que sea Jhosivani porque el método utilizado no fue el nuclear, sino fue el mitocondrial”, indicó.

Joshivani es el segundo normalista desaparecido el 26 de septiembre de 2014 que ha sido identificado por la Universidad de Innsbruk, luego de que en diciembre del año pasado sus especialistas lograran vincular genéticamente un fragmento de hueso también recuperado en Cocula con el joven Alexander Mora Venancio.

De hecho, ayer mismo, la PGR notificó también que Innsbruk realizó un segundo análisis a la muestra vinculada con Alexander Mora, que ratificó dicha identificación, con un grado de confianza de mil 200 posibilidades contra una.

Tal como informó la procuradora General de la República, el hueso que se atribuye a Josivani (así como aquel que se atribuye a Alexander Mora) fueron recuperados de “una bolsa con fragmentos óseos (hallada) el 29 de octubre de 2014”.

Sin embargo,  desde diciembre de 2014, el Equipo Argentino de Antropología Forense –que coadyuva en esta investigación– denunció que la procedencia de dicha bolsa no ha sido plenamente aclarada por las autoridades mexicanas, ya que no les dieron oportunidad de atestiguar el levantamiento de dicha evidencia, cuando supuestamente fue hallada en el Río San Juan, en el municipio guerrerense de Cocula.

Por esta denuncia, de hecho, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) solicitó –en julio de 2015–, que se citara a rendir declaración ministerial a los buzos de la Marina que, según la versión oficial, recuperaron esta bolsa del Río San Juan.

“Esta diligencia –señaló entonces la CNDH– resulta relevante para corroborar o descartar información sobre el segmento de la ruta de desaparición (de los 43 normalistas) que tiene que ver con la incineración y la disipación de los restos de acuerdo a lo sostenido en la versión oficial (y) también podría contribuir a atender las inquietudes generadas en el Equipo Argentino de Antropología Forense, sobre la recuperación de las evidencias”.

La hipótesis de que los restos óseos fueron sembrados en Cocula, además, cobró aliento el pasado 6 de septiembre, cuando el grupo de expertos enviados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) desecharon la posibilidad de que los 43 estudiantes hubiesen sido incinerados en el basurero adyacente al río San Juan, tal como sostiene la “verdad histórica” de los hechos planteada por la Procuraduría General de la República.

Nueva revisión

Según la “verdad histórica” presentada por la PGR, en el basurero de Cocula y en el río San Juan fueron recuperados 63 mil restos óseos carbonizados, de los cuales pudieron recuperarse 17 que, posiblemente, pudieran servir para extraer muestras de ADN, que permitieran identificar a algunos de los normalistas desaparecidos por fuerzas de seguridad pública en septiembre de 2014.

Los restos atribuidos a Jhosivani y Alexander son parte de ese grupo de 17 muestras.

Sin embargo, la titular de la PGR informó ayer que ha ordenado la conformación de un nuevo grupo de expertos en medicina forense, antropología y genetistas, al que podrán integrarse el Equipo Argentino de Antropología Forense y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la CIDH, con el objetivo de que “uno a uno” sean revisados nuevamente los 63 mil restos óseos, “con el objetivo de que científicamente se puedan hallar nuevos fragmentos viables para la identificación por cualquier método”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: qué es el "Russkiy Mir" al que Putin quiere unificar

¿Cómo se define exactamente el "Ruskkiy Mir", qué señales ha dado Putin de que quiera unificarlo y cómo la invasión a Ucrania puede ser clave para lograr este objetivo?
5 de marzo, 2022
Comparte

El dramático conflicto bélico que está ocurriendo en este momento en Ucrania amenaza con ser el evento más transformador y peligroso en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

En los últimos días, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha intensificado el ataque sobre ciudades claves ucranianas, como Jersón, Járkiv y la capital, Kiev.

Y no ha mostrado ninguna señal de que esto vaya a parar, a pesar de las duras sanciones impuestas a su país por parte de Occidente.

Muchos analistas se preguntan por estos días qué está pasando realmente por la cabeza del presidente ruso.

Una de las respuestas más familiarizadas en Occidente, especialmente en Estados Unidos, es que Rusia es y siempre ha sido un Estado expansionista y que Putin es la encarnación de esa ambición: construir un nuevo imperio ruso.

Y aquí es donde aparece el concepto “Russkiy Mir” o “Mundo Ruso”.

Varias ciudades ucranianas han sido atacadas por Rusia en los últimos días.

Getty Images
Varias ciudades ucranianas han sido atacadas por Rusia en los últimos días.

Como dijo Fiona Hill —una de las principales expertas en Rusia de Estados Unidos— en una entrevista con el sitio Politico, Putin ha estado articulando la idea de que existe un espacio en donde los ucranianos y rusos son un “mismo pueblo”, y que su misión es volver a reunir a todos los rusohablantes de diferentes lugares que pertenecieron en algún momento al zarismo.

Pero ¿cómo se define exactamente el Ruskkiy Mir, qué señales ha dado Putin de que quiera unificarlo y cómo la invasión a Ucrania puede ser clave para lograr este objetivo? Aquí te lo explicamos.

¿Qué es el “Russky Mir”?

Aunque no existe una definición académica clara sobre qué significa específicamente el Ruskkiy Mir, distintos analistas han intentado explicarlo.

Para algunos, es el mundo que comprende la totalidad de la comunidad asociada a la cultura rusa, que comparte una historia, una lengua y ciertas tradiciones. Por lo mismo, es difícil definir una frontera.

Para otros, hay un conjunto básico territorial que podría ser el núcleo de este mundo y que podría comprender el propio Rusia, además de Bielorrusia, Ucrania y Kazajistán, entre otros.

“Hay dos criterios para definir el Russkiy Mir. El primero, es cultural, que abarca toda la cultura rusa en su conjunto, incluido a quienes se encuentran fuera del territorio”, le explica a BBC Mundo Juan Manuel de Faramiñán Gilbert, catedrático emérito de la Universidad de Jaen.

“El segundo concepto es el geográfico y está basado en lo que fue el viejo imperio zarista creado por Catalina la Grande. Podría extenderse a la zona sur pegada al Mar Negro o, incluso, a Georgia”, agrega.

Pero para Sergey Goryashko, periodista del servicio ruso de la BBC, la definición del mundo ruso en la cabeza de Putin no tiene fronteras.

BBC

BBC

“Hace un par de años, unos alumnos de una escuela le preguntaron a Putin dónde termina la frontera rusa. Y él respondió que no terminan en ningún lado“, recuerda para BBC Mundo.

“Y esa podría ser la definición de lo que realmente significa el Mundo Ruso para Putin. Porque si miramos sus acciones desde 2014 (cuando se anexó Crimea), prueban exactamente que el mundo ruso no termina en ninguna parte. El mundo ruso es el mundo entero”, agrega.

Otro elemento importante a considerar a la hora de definir el Russkiy Mir es el papel de la iglesia ortodoxa rusa, con millones de seguidores alrededor del mundo.

Dentro de esta religión, se promueve la idea de una unidad espiritual y cultural de la comunidad rusa en su totalidad, la cual se consagra a través de este concepto.

Así, la iglesia es un gran aliado de la ideología detrás del mundo ruso.

¿Qué señales ha dado Putin?

Vladimir Putin siempre ha impulsado el resurgimiento de Rusia como potencia mundial.

Y ha criticado fuertemente a algunos ex líderes rusos que, en su opinión, condenaron a la Unión Soviética a su desintegración (lo que finalmente se materializó en 1991).

“Putin ha dicho clarísimo que (Vladimir Illich) Lenin destruyó el mundo ruso y que no configuró una verdadera Rusia. En ese sentido, él admira más a los zares, como Catalina la Grande o Iván el Terrible”, dice Juan Manuel de Faramiñán Gilbert.

Mijaíl Gorbachov, ex jefe de Estado de la Unión Soviética.

Getty Images
Mijaíl Gorbachov, ex jefe de Estado de la Unión Soviética.

“Luego, ha dicho que Mijaíl Gorbachov y Borís Yeltsin son los autores de la desmembración del verdadero corazón de Rusia”, añade el académico.

Para Putin, tras la disolución de la Unión Soviética, las fronteras se “definieron de manera absolutamente arbitraria y no siempre justificada”.

Así lo afirmó en un acto de su movimiento político en 2016.

“Donbass, por ejemplo, fue transferida a Ucrania con el pretexto de aumentar el porcentaje del proletariado en Ucrania para obtener un apoyo social más fuerte allá. Un sinsentido”, indicó Putin.

El 12 de julio de 2021, en un extenso artículo sobre las relaciones con Ucrania publicado en el sitio web del Kremlin, Vladimir Putin entregó otras pistas sobre su interés por reunificar el mundo ruso.

El mandatario se remontó a la época del antiguo pueblo rus, considerado como el antepasado común de rusos, bielorrusos y ucranianos, y destacó los numerosos hitos de la historia común para argumentar su visión de que rusos y ucranianos son “un mismo pueblo”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden

Getty Images
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha dicho que Putin quiere “construir un imperio”.

Además, en los últimos años, el mandatario ha reforzado su retórica en contra de Occidente lo que para algunos expertos también se enmarca en esta ambición por aumentar el poder de Rusia en el mundo.

“Lo dice cada vez más en sus discursos, que todo lo malo es por culpa de Occidente, por sus acciones hostiles contra Rusia”, explica Sergey Goryashko.

“Después de 2014, de lo que sucedió en Crimea, todo se volvió hacia la construcción del Mundo Ruso y también hacia la retórica hostil de Occidente”, añade.

En 2007, en tanto, Putin creó una fundación llamada Russkiy Mir destinada a promover el idioma y la cultura rusa en el mundo, como un proyecto global.

¿Por qué Ucrania es importante?

Ucrania no es un país más del mundo para Vladimir Putin.

Uno de los momentos más difíciles de su larga trayectoria como presidente ocurrió en 2004, cuando tras la “revolución naranja” ganó las elecciones ucranianas Víktor Yushchenko, considerado por el Kremlin como un “títere” de Washington.

Esta fue una enorme humillación para Putin pues se percibió como si él hubiese perdido a Ucrania. Analistas aseguran que el mandatario nunca olvidó esa derrota y tampoco la perdonó.

“La visión dominante del nacionalismo ruso es que Ucrania es una nación eslava hermana y, más aún, que es el corazón de la nación de los rus. Se trata de una ideología muy potente que hace de Ucrania un elemento central de la identidad rusa”, explicó a BBC MundoGerald Toal, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Virginia Tech en EE.UU.

“Por eso, hay emociones muy poderosas cuando Ucrania como nación se define a sí misma en oposición a Rusia. Eso causa mucha rabia y frustración en Rusia, que se siente traicionada por un hermano”, agrega.

El acercamiento de Ucrania a Europa no es bien visto por Putin.

Getty Images
El acercamiento de Ucrania a Europa no es bien visto por Putin.

En este contexto, la capital ucraniana, Kiev, cobra una especial relevancia.

“Kiev ha sido desde el comienzo lo que se llamó la madre de las ciudades rusas. Kiev es más capital de todo este conjunto del Mundo Ruso que Moscú o San Petesburgo”, dice Juan Manuel de Faramiñán Gilbert.

El académico insiste en que “si Putin toma Ucrania, estoy seguro de que él trasladaría la capital a Kiev porque para él el imaginario espiritual de Kiev es mucho más fuerte que el de Moscú”.

Y es que para la iglesia ortodoxa rusa, Kiev es vital. Tanto, que incluso en 2019 el Patriarca de Moscú y Toda Rusia, Kirill, comparó a la capital ucraniana con el significado de Jerusalén para el cristianismo global, según el medio ruso TASS.

Entonces… ¿qué pasará?

De acuerdo con Fiona Hill, lo anterior no significa que Putin quiera anexionarse todos los territorios del “Russkiy Mir”, como lo hizo con Crimea.

Pero, según dijo la experta en Politico, “puede establecer el dominio marginando a los países regionales, asegurándose de que sus líderes sean completamente dependientes de Moscú”, atados a las redes económicas, políticas y de seguridad rusas.

En parte, ya lo ha venido haciendo.

Kazajistán ha sido nombrado como el “aliado número uno de Moscú” y esta cercana relación quedó demostrada en enero de este año cuando Putin decidió enviar tropas de apoyo al gobierno local para contener las violentas protestas que surgieron luego de que el precio del petróleo aumentara considerablemente en ese país.

Aleksander Lukashenko, presidente de Bielorrusia.

Getty Images
Aleksander Lukashenko, presidente de Bielorrusia.

Bielorrusia, en tanto, está completamente subyugada a Moscú. Y desde la invasión rusa a Ucrania ha jugado un rol clave, sirviendo de terreno para el despliegue militar ruso.

Pero para Sergey Goryashko, del servicio ruso de la BBC, nadie sabe realmente lo que va a pasar.

“Seré honesto. Hace solo dos semanas, yo estaba 100% seguro de que no iba a haber una guerra real en Ucrania. Y ahora creo que Ucrania no es el objetivo principal de Putin. Es solo uno más de sus objetivos”, concluye.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=N7U1FOSECh8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.