Identifican a otro normalista: Jhosivani, el joven que quería estudiar para ayudar a su natal Omeapa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Paris Martínez

Identifican a otro normalista: Jhosivani, el joven que quería estudiar para ayudar a su natal Omeapa

La PGR dio a conocer que la Universidad de Innsbruk, en Austria, logró identificar un fragmento óseo recuperado en Cocula, como perteneciente al joven Jhosivani Guerrero de la Cruz, uno de los 43 normalistas desaparecidos.
Paris Martínez
Por Paris Martínez, Jardiel Palomec y Omar Sánchez de Tagle
17 de septiembre, 2015
Comparte
Jhosivani Guerrero de la Cruz, uno de los normalistas desaparecidos.

Jhosivani Guerrero de la Cruz, uno de los normalistas desaparecidos.

Joshivani Guerrero de la Cruz es el segundo normalista identificado por expertos en la Universidad de Innsbruk, a partir de los restos óseos hallados en Cocula, informó este miércoles 17 de septiembre la Procuraduría General de la República (PGR).

Él tenía 20 años cuando junto con 42 compañeros más fue raptado por la policía de Iguala, Guerrero, la noche del 26 de septiembre pasado. Ese ataque –en el que también participaron policías de Cocula, una localidad cercana– ocurrió sólo un mes después de que comenzara a estudiar en la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, a la que se había inscrito alentado por sus hermanos mayores, todos campesinos, como sus padres.

Jhosivani nació en Omeapa, una comunidad que es buen ejemplo de las profundas desigualdades que padecen en el presente los pueblos rurales de Guerrero, en contraste con las zonas urbanizadas.

Nosotros somos de Omeapa –narró en octubre de 2014 la hermana de Jhosivani– que es una comunidad que está a 15 minutos de la cabecera municipal, Tixtla, y aún así se vive con mucha carencia, con mucha falta de servicios“.

En esa comunidad, Jhosivani sólo pudo estudiar hasta el nivel primaria, ya que no cuenta con infraestructura educativa para atender a los adolescentes y jóvenes de la localidad, a quienes sólo quedan dos opciones: abandonar los estudios y dedicarse únicamente al campo, o salir de la comunidad para estudiar en otras localidades la secundaria, la preparatoria y la universidad… si es que sus padres campesinos pueden costear algo así.

No era el caso de Jhosivani, cuya familia, campesina toda, no podía costearle su estancia fuera de Omeapa.

Sin embargo, Jhosivani “buscaba una oportunidad de sobresalir, aspiraba a tener una profesión”, y por eso, al terminar la primaria decidió continuar la secundaria aún cuando tuviera que caminar cuatro kilómetros todos los días hasta la carretera, para poder abordar un transporte que lo llevara a Tixtla, para estudiar. Luego, esos cuatro kilómetros debía andarlos de vuelta a Omeapa, por la tarde, para apoyar en la milpa a su familia.

Así fue como concluyó Jhosivani la secundaria, y así lo hizo también para cursar satisfactoriamente la preparatoria, y fue entonces que este joven campesino se topó de frente con la misma realidad de miles como él: para los jóvenes de las comunidades más pobres de Guerrero la posibilidad de estudiar la universidad es sólo hipotética, ya que, aún cuando existen instituciones públicas, costear la asistencia a los centros educativos, los materiales, la vida universitaria, es prácticamente imposible.

La Escuela Normal Rural de Ayotzinapa es una opción para jóvenes como Jhosivani, ya que brinda alojamiento y alimentación a estudiantes pobres, quienes adquieren la formación necesaria para ser profesores en comunidades rurales e indígenas.

Al ingresar a la Normal, recordó la hermana de Jhosivani, él no sólo buscaba superarse personalmente, sino que buscaba “ayudar a la comunidad, porque a Omeapa mandan maestros que son de lejos, profesores que no le ponen suficiente interés a la niñez para que pueda tener un conocimiento más amplio”.

Por eso, Jhosivani no sólo quería tener una licenciatura. Él quería ser maestro.Y quería ser maestro de su pueblo.

El ADN

Aunque la identificación de un fragmento de hueso como perteneciente a Jhosivani Guerrero se basa en resultados que no son cien por ciento concluyentes –ya que el ADN obtenido de la muestra analizada sólo proporcionó “evidencia moderada” para sustentar esta conclusión–, la Universidad de Innsbruk determinó que la identificación es positiva debido a que existen 72 posibilidades de que el fragmento de hueso analizado sí pertenezca a Joshivani, contra una posibilidad de que no lo sea.

Según el reporte leído el 16 de septiembre por la titular de la PGR, Arely Gómez, los datos de ADN obtenidos de la muestra ósea “proporcionan evidencia moderada de perfil de la víctima de 16-29102014 (clave del resto óseo analizado) coincidente con la madre de la persona desaparecida (de nombre) Jhosivani Guerrero de la Cruz“.

Este jueves 17 de septiembre, en entrevista radiofónica en Grupo Fórmula, el vocero de los padres de los normalistas, Felipe de la Cruz, dijo que no creen en la versión dada a conocer por la PGR.

No, no le creemos porque a nosotros nos explicaron concienzudamente los forenses argentinos la realidad de los códigos y de lo que dice el informe en Innsbruck, que hay indicios nada más de que pudiera ser Jhosivani, no hay la seguridad al 100 por ciento de que sea Jhosivani porque el método utilizado no fue el nuclear, sino fue el mitocondrial”, indicó.

Joshivani es el segundo normalista desaparecido el 26 de septiembre de 2014 que ha sido identificado por la Universidad de Innsbruk, luego de que en diciembre del año pasado sus especialistas lograran vincular genéticamente un fragmento de hueso también recuperado en Cocula con el joven Alexander Mora Venancio.

De hecho, ayer mismo, la PGR notificó también que Innsbruk realizó un segundo análisis a la muestra vinculada con Alexander Mora, que ratificó dicha identificación, con un grado de confianza de mil 200 posibilidades contra una.

Tal como informó la procuradora General de la República, el hueso que se atribuye a Josivani (así como aquel que se atribuye a Alexander Mora) fueron recuperados de “una bolsa con fragmentos óseos (hallada) el 29 de octubre de 2014”.

Sin embargo,  desde diciembre de 2014, el Equipo Argentino de Antropología Forense –que coadyuva en esta investigación– denunció que la procedencia de dicha bolsa no ha sido plenamente aclarada por las autoridades mexicanas, ya que no les dieron oportunidad de atestiguar el levantamiento de dicha evidencia, cuando supuestamente fue hallada en el Río San Juan, en el municipio guerrerense de Cocula.

Por esta denuncia, de hecho, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) solicitó –en julio de 2015–, que se citara a rendir declaración ministerial a los buzos de la Marina que, según la versión oficial, recuperaron esta bolsa del Río San Juan.

“Esta diligencia –señaló entonces la CNDH– resulta relevante para corroborar o descartar información sobre el segmento de la ruta de desaparición (de los 43 normalistas) que tiene que ver con la incineración y la disipación de los restos de acuerdo a lo sostenido en la versión oficial (y) también podría contribuir a atender las inquietudes generadas en el Equipo Argentino de Antropología Forense, sobre la recuperación de las evidencias”.

La hipótesis de que los restos óseos fueron sembrados en Cocula, además, cobró aliento el pasado 6 de septiembre, cuando el grupo de expertos enviados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) desecharon la posibilidad de que los 43 estudiantes hubiesen sido incinerados en el basurero adyacente al río San Juan, tal como sostiene la “verdad histórica” de los hechos planteada por la Procuraduría General de la República.

Nueva revisión

Según la “verdad histórica” presentada por la PGR, en el basurero de Cocula y en el río San Juan fueron recuperados 63 mil restos óseos carbonizados, de los cuales pudieron recuperarse 17 que, posiblemente, pudieran servir para extraer muestras de ADN, que permitieran identificar a algunos de los normalistas desaparecidos por fuerzas de seguridad pública en septiembre de 2014.

Los restos atribuidos a Jhosivani y Alexander son parte de ese grupo de 17 muestras.

Sin embargo, la titular de la PGR informó ayer que ha ordenado la conformación de un nuevo grupo de expertos en medicina forense, antropología y genetistas, al que podrán integrarse el Equipo Argentino de Antropología Forense y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la CIDH, con el objetivo de que “uno a uno” sean revisados nuevamente los 63 mil restos óseos, “con el objetivo de que científicamente se puedan hallar nuevos fragmentos viables para la identificación por cualquier método”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El coronavirus podría dejar un gran legado positivo: Pensadores dan su visión de un mundo postpandemia

La economista y exvicepresidenta de Costa Rica, Rebeca Grynspan, el historiador y filósofo israelí, Yval Noah Harari, y el historiador y antropólogo estadounidense, Jared Diamond, hablan sobre los desafíos y oportunidades que el mundo enfrentará tras la pandemia.
27 de agosto, 2020
Comparte
(De izq. a der.) La economista y ex vicepresidenta de Costa Rica Rebeca Grynspan, el historiador y filósofo israelí Yval Noah Harari, y el historiador y antropólogo estadounidense Jared Diamond

BBC
La economista y ex vicepresidenta de Costa Rica Rebeca Grynspan, el historiador y filósofo israelí Yval Noah Harari, y el historiador y antropólogo estadounidense Jared Diamond.

No cabe duda de que el coronavirus ha sido un desastre global que ha cobrado centenares de miles de vidas y devastado economías. Para cuando se logre controlar, ningún país y ninguna comunidad saldrán inermes. Paradójicamente, algunos creen que algo positivo podría resultar de esta tragedia.

Si hay alguna certidumbre de la actual crisis de pandemia es que grandes cambios se avecinan, algunos de los cuales ya estamos sintiendo pero apenas empezamos a entender.

¿Tenemos la capacidad de anticipar esos cambios? ¿Cómo podríamos moldearlos para beneficio de la humanidad? ¿En medio de la actual crisis tenemos la oportunidad de concebir el mundo de otra manera? ¿Cómo será en términos de las instituciones de gobierno, la economía y el medio ambiente?

Un letrero lee: "El comercio no aguanta más cuarentena"

Getty Images
Hasta ahora todavía no empezamos a entender los cambios que se avecinan.

La BBC le preguntó a tres mundialmente destacados pensadores que compartieran su opiniones sobre los desafíos y oportunidades que resultarán de esta pandemia.

Yuval Noah Harari: el historiador y filósofo israelí, autor del del bestseller “Sapiens” (libro que ha vendido más de 27 millones de ejemplares) aborda la disyuntiva de la tecnología que se ha desarrollado para combatir covid-19 y como podría llevar a “el mejor sistema de salud de la historia”, pero también abrir la puerta a una nueva era de vigilancia intrusiva y opresiva.

Rebeca Grynspan: la economista y ex vicepresidenta de Costa Rica arguye que aunque todos los países enfrentan dificultades financieras, los llamados países de “ingresos medianos” sufrirán el peor impacto. Insta a las naciones de todo el mundo a unirse, “abandonando sus intereses políticos y económicos” para proteger y apoyar a las naciones más vulnerables y los cinco millones de personas que viven allí.

Jared Diamond: antropólogo e historiador estadounidense, mejor conocido por su libro que ganó el Premio Pulitzer, “Guns, Germs and Steel” (Armas, gérmenes y acero) predice el auge de una cultura de cooperación internacional, fomentada por la respuesta global a la crisis de la pandemia.

Estas son sus opiniones:


"La vigilancia subcutánea podría crear el mejor sistema de salud del mundo, pero también el peor régimen totalitario que jamás haya existido"", Source: Yuval Noah Harari, Source description: Historiador, autor de "Sapiens", Image:

“La crisis de covid-19 podría marcar un hito, un momento de cambio significativo en la historia de la vigilancia, porque la vigilancia está siendo revolucionada”, comenta el profesor Yuval Noah Harari. “Se está transformando de una vigilancia de la piel a una vigilancia subcutánea”.

Es historiador señala que, hasta ahora, los gobiernos y las corporaciones se concentraban en monitorear lo que pasa en la superficie, “por encima de la piel.

O sea a dónde vamos, con quién nos reunimos, qué compramos.

Ahora, sostiene, a raíz de esta epidemia se están concentrando cada vez más en lo que nos pasa por dentro del cuerpo.

Vigilantes frente a pantallas

Getty Images
Hasta ahora, la vigilancia se ha concentrado en lo que pasa “por fuera de la piel”: nuestros movimientos, qué hacemos, con quién nos vemos.

“Esas observaciones les pueden informar si estamos enfermos o no, pero también les puede decir cómo nos sentimos”, dice. “Porque los sentimientos, igual que las enfermedades, son fenómenos biológicos”.

Harari explica que la vigilancia que se hace por encima de la piel le puede informar al gobierno prácticamente toda tu actividad: los sitios que visitas en tucomputador, las personas con las que hablas por teléfono, inclusive si estás leyendo este artículo.

Pero si usas un brazalete biométrico que monitorea lo que sucede a nivel subcutáneo -como los que registran el metabolismo, la temperatura, etc.- el gobierno también puede saber lo que estás sintiendo mientras lees este artículo.

A través de las señales que emiten tus funciones biológicas se puede deducir si crees lo que estás leyendo, si manifiestas escepticismo, si algo te molesta, inclusive si sientes miedo.

Es una tecnología de doble filo, afirma el profesor.

“La vigilancia subcutánea podría crear el mejor sistema de salud del mundo, un sistema que podría detectar una enfermedad antes de que tú te des cuenta que la tienes. Pero también puede dar paso al peor régimen totalitario que jamás haya existido, un régimen que nos conoce mejor que nosotros mismos”.

Un brazalete inteligente en la muñeca de una mujer registra los latidos del corazón

Getty Images
Un brazalete inteligente registra lo que pasa dentro del cuerpo.

Sería un régimen que entiende tu personalidad mejor que tu propia madre o tu sexualidad mejor que tu pareja.

“Un brazalete biométrico que te monitorea las 24 horas del día puede fácilmente distinguir si eres homosexual o heterosexual, y si te cae bien el gobierno o no”, afirma.

Naturalmente nada de esto es inevitable, dice, pues la tecnología no es determinista.

Que semejante régimen totalitario llegue a ser depende de las decisiones que tomemos en los próximos años.

“Espero que todos tomemos las opciones más sabias”, concluye.


"Este es tal vez el momento más crítico que las instituciones internacionales han enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial"", Source: Rebeca Grynspan, Source description: Economista, ex vicepresidenta de Costa Rica, Image:

“Algunos aseguran que el coronavirus no discrimina, que nos afecta a todos por igual. Pero eso sólo es en parte verdad”, sostiene Rebeca Grynspan .

La economista y expresidenta de Costa Rica señala que las personas sufren y se recuperan de manera diferente debido a las persistentes desigualdades en el mundo.

Se refiere a los llamados países de “ingresos medianos”, que dice estarán particularmente afectados.

“Estos países representan una tercera parte del producto bruto del planeta, 75% de la población mundial y 62% de los pobres”, recuerda.

Pero en comparación con las naciones ricas, estos países tienen sistemas de salud y de protección social más débiles, con menos personal médico y un alto porcentaje de personas en riesgo.

Trabajadores de la salud en República Dominicana

Getty Images
Los países de medianos ingresos tienen sistemas de salud y de protección social más débiles, indica Grynspan.

Para Grynspan los resultados serían desastrosos para todos si se deja que los países de ingresos medios queden rezagados.

“Quiero ser clara, el mundo no puede arriesgar una recesión que podría impactar a más de 5.000 millones de personas”.

Destaca que “este es tal vez el momento más crítico que las instituciones internacionales han enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial”.

“No podemos dejar pasar un minuto más”, advierte.


"Covid-19 nos forzará a adoptar una campaña global como la que ya tuvo éxito con la erradicación de la viruela en 1980"", Source: Jared Diamond, Source description: Antropólogo, Premio Pulitzer, Image:

Uno de los temas que Jared Diamond aborda en su libro “Armas, gérmenes y acero”, es el desarrollo de poblaciones humanas densas y estratificadas, las organizaciones políticas centralizadas y las epidemias de enfermedades infecciosas. .

Con respecto a estas últimas, Jared dice a la BBC que desde antes del coronavirus, “el mundo ha estado enfrentando -y principalmente ignorando– otros problemas globales como el cambio climático y el agotamiento de recursos naturales”.

Sin embargo, resalta que el mundo no ha adoptado estrategias exitosas a nivel global contra esos problemas porque para nosotros no representan amenazas inminentes claras, como covid-19.

Un niño camina sobre un terreno árido

Getty Images
El cambio climático no se ve como una amenaza inminente, dice Diamond, pero sostiene que matará a más gente que covid-19.

“Covid-19 es una amenaza clara e inminente. Mata rápidamente”, expresa.

“Así que pronostico que covid nos forzará a adoptar una campaña global como la que ya tuvo éxito con la eliminación de la viruela en 1980”.

El historiador y autor es de la escuela que piensa que, al fin de cuentas, el cambio climático terminará matando a muchas más personas, pero el cambio climático no es un “villano evidente” porque no mata a las personas rápidamente.

“Yo espero y pronostico que el mundo aprenderá de una campaña exitosa contra el villano evidente de covid y que nosotros continuaremos con campañas exitosas contra problemas globales mayores, pero más sutiles, como el cambio climático”.

“Si eso sucede, esta tragedia del covid-19 podría resultar dejando un gran legado positivo”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90&t=14s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.