5 preguntas sin respuesta a un año de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

5 preguntas sin respuesta a un año de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa

La noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, desaparecieron 43 estudiantes y otros 3 fueron asesinados. Un año después no está claro lo que realmente sucedió esa noche.
Cuartoscuro
Por BBCMundo (@bbcmundo
26 de septiembre, 2015
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

La noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, desaparecieron 43 estudiantes y otros 3 fueron asesinados.

Un año después no está claro lo que realmente sucedió esa noche.

Las autoridades han capturado a 111 personas, acusadas de participar en los hechos.

También sostienen que los jóvenes fueron incinerados en un basurero, pero un informe independiente descarta esta posibilidad.

En 12 meses se han acumulado miles de hojas en los expedientes de investigación.

Pero también algunas preguntas que hasta ahora no tienen respuesta. BBC Mundo le presenta algunas de ellas:

1. ¿Por qué aún no se sabe qué pasó realmente?

Desde el momento que se supo del ataque a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero, se plantearon varias versiones sobre lo que había sucedido.

La Procuraduría General de la República (PGR) estableció en noviembre que los jóvenes habían acudido a la ciudad para boicotear el informe de la esposa del presidente municipal, María de los Ángeles Pineda Villa (VERIF)

De acuerdo con esta versión, el alcalde José Luis Abarca ordenó a la policía municipal que los detuviera.

Estos policías junto con otros del vecino municipio de Cocula, los entregaron a sicarios de la banda de narcotráfico de Guerreros Unidos, que los asesinaron y cremaron en el basurero de ese municipio.

Pero el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) ofrece otra versión y cuestiona la viabilidad de la explicación de la PGR.

Según el GIEI, los estudiantes llegaron al centro de Iguala por la noche, no en la tarde como señaló la PGR.

No fueron a boicotear el informe de la esposa del alcalde sino a rescatar a sus compañeros encerrados central de autobuses.

Además, el peritaje de un experto contratado por el GIEI señala que fue imposible que en el basurero de Cocula se cremaran 43 cuerpos, como señala la fiscalía general.

La investigación de la PGR se basa en las declaraciones de las personas detenidas.

Pero el Grupo señala que en esos testimonios hay cuatro versiones distintas de los hechos. Y que todas se contradicen con las evidencias científicas encontradas.

Y la falta de confianza en las autoridades también contribuye a la incertidumbre.

Hasta ahora, los expertos del GIEI reconocen que no puede saberse lo que realmente pasó con los estudiantes.

2. ¿Por qué los padres creen que están vivos?

Los padres de los estudiantes desaparecidos sostienen que la investigación del caso se basa fundamentalmente en testimonios de los detenidos y no en evidencia científica.

En cambio, subrayan, la investigación del GIEI analizó varias hipótesis que la PGR no ha tomado en cuenta.

Según los familiares y el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, que les asesora, desde el principio las autoridades buscaron muertos a los estudiantes.

Por eso el rastreo en fosas clandestinas, donde se comprobó que no estaban los jóvenes.

La fiscalía envió a la Universidad de Innsbruck varios restos encontrados en el basurero de Cocula y en el río San Juan.

De éstos sólo se ha identificado plenamente a un estudiante, Alexander Mora, y existen indicios de uno más puede corresponder a Jhosivani Guerrero de la Cruz.

Pero no hay seguridad que los demás sean del resto de los estudiantes, insisten.

Algunos plantean la hipótesis de que los jóvenes pueden estar cautivos, incluso dentro de instalaciones militares o en plantaciones de droga.

Especialistas han dicho, sin embargo, que sería muy difícil que no se supiera de ellos.

Los padres responden que necesitan pruebas científicas irrefutables.

“Sabemos que cada vez el panorama está más complicado”, reconoce el abogado de Tlachinollan, Vidulfo Rosales.

“Han dicho que aceptarán lo que venga y como venga, pero que haya certezas”.

3. ¿Por qué tanta violencia y saña contra un grupo de jóvenes estudiantes?

Además de las 43 desapariciones, la noche del 26 de septiembre en Iguala fueron asesinados 3 estudiantes.

Uno de ellos fue torturado. Sus agresores le arrancaron la piel de la cara.

El informe del GIREI establece que los policías y civiles armados les dispararon directamente, y a algunos incluso los y trataron de arrollar con una camioneta.

Los expertos registraron al menos 9 ataques distintos. Pero hasta ahora no se conoce la razón de tanta saña y violencia.

En principio algunos hablaron de una posible venganza de los policías por las agresiones que habían sufrido de los estudiantes.

Protesta por el primer aniversario de la desaparición de estudiantes en Iguala, Guerrero.

a ONU dice que la investigación sobre el caso Ayotzinapa es “deficiente y tardía”. Foto: BBC

Algunos medios citan a declaraciones de detenidos sobre una especie de castigo por el activismo político de la Escuela Normal.

Otra de las hipótesis es que los agresores confundieron a los estudiantes con un grupo narcotraficante rival, “Los Rojos”.

La investigación del GIEI establece también que los jóvenes pudieron tomar un autobús que llevara un cargamento ilegal.

Pero ni en el expediente de la PGR o el informe de los expertos hay elementos que justifiquen la forma como los estudiantes fueron agredidos.

La práctica de secuestrar autobuses no es nueva, e incluso es parte de la vida cotidiana de las normales rurales como la de Ayotzinapa.

Los agresores sabían que eran estudiantes y no miembros de una banda rival.

Y por si fuera poco, la noche del ataque los jóvenes no estaban armados: se defendieron con piedras a los disparos de fusiles de asalto.

4. ¿Cuál fue el papel de los militares en la trágica noche de Iguala?

Según la PGR la desaparición de los estudiantes fue responsabilidad de policías de Iguala y Cocula.

Pero el informe del GIEI señala que en los hechos también estuvieron presentes policías federales y militares.

Escuela Normal de Ayotzinapa, Guerrero.
No está claro por qué hubo tanta violencia contra los estudiantes.

Su papel no está claro todavía.

Los expertos determinaron que los movimientos de los jóvenes fueron vigilados desde el llamado Centro de Comando, Control, Comunicación y Cómputo, C4, que enlaza a corporaciones locales y federales en Guerrero.

A lo largo del 26 de septiembre hubo reportes constantes, incluso de los enfrentamientos y agresiones armadas a los estudiantes.

Pero las comunicaciones se interrumpieron durante un rato esa noche.

La justificación, documentó el Grupo de expertos, fue que la Secretaría de la Defensa Nacional intervino las comunicaciones.

También se estableció que hubo agentes de inteligencia militar en algunos delos sitios de las agresiones, incluso de donde desaparecieron los estudiantes.

Los expertos del Grupo solicitaron hablar con los integrantes del 27 Batallón de Infantería, asentado en Iguala, para conocer lo que atestiguaron esa noche.

El gobierno federal no autorizó la entrevista.

5. ¿Por qué la investigación oficial es “negligente”, “tardía” y plagada de “graves irregularidades?”.

El trabajo de las autoridades sobre la desaparición de estudiantes ha sido severamente cuestionado por organizaciones internacionales.

Familiares de los estudiantes desaparecidos rezan en la escuela Normal de Ayotzinapa Image copyrightBBC World Service
Image captionLos padres de los estudiantes mantienen la esperanza de que están vivos. Foto: AFP/Getty

El Comité de Desapariciones Forzadas de la ONU señala en su último informe que las investigaciones oficiales son “tardías y deficientes”.

El organismo también pide un “replanteamiento general” del caso con base en el informe de expertos internacionales.

La organización Human Rights Watch (HRW) señala que la investigación tiene “irregularidades”, y puntualiza algunas con base en el informe del GIEI.

Señala, por ejemplo, que la fiscalía de Guerrero no aseguró debidamente los sitios donde ocurrieron los delitos y por eso no se recabaron elementos cruciales para las pesquisas como huellas, rastros de sangre o cabello.

El grupo de expertos encontró, 9 meses después, ropa de las víctimas que la PGR no había analizado.

Grabaciones de cámaras de seguridad que pudieron registrar los hechos fueron borradas o se extraviaron.

No se revisaron las casas de policías detenidos, y algunos testigos clave como los choferes de los autobuses en que se movieron los estudiantes fueron interrogados 7 meses después de los hechos.

Después que se presentó el informe del GIEI el presidente Enrique Peña Nieto ordenó que fuera incorporado a la investigación oficial.

Pero Amnistía Internacional cree que debería hacer más.

“A menos que el presidente Peña Nieto tome acción real ahora, va a continuar siendo visto en todo el mundo como el facilitador de estos horrores”, advierte.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

5 claves para vigilar el aire que respiramos en interiores y evitar el COVID-19

Vigilar el aire que respiramos en interiores, como escuelas u oficinas, es más importante que nunca para evitar el contagio de coronavirus. Aquí te presentamos 5 aspectos a considerar.
28 de agosto, 2020
Comparte

Con el regreso a clases y a las oficinas en muchos países, evitar la propagación del coronavirus al interior de edificios se ha vuelto una cuestión clave.

Durante meses se nos ha dicho que nos lavemos las manos y mantengamos el distanciamiento social para evitar al SARS-CoV-2 que causa la enfermedad covid-19.

Pero científicos e ingenieros dicen que también debemos pensar en el aire que respiramos, a medida que los niños vuelven a las aulas y más personas vuelve a sus trabajos.

Hay 5 aspectos clave a tener en cuenta.

1. Si está mal ventilado, aléjate

Cuando entras en una habitación y el aire se siente viciado o cargado, algo anda mal con la ventilación.

No está entrando suficiente aire fresco, lo que aumenta las posibilidades de infectarse de coronavirus.

Investigaciones recientes muestran que en espacios confinados puede haber una “transmisión aérea” del virus, pues hay pequeñas partículas del patógeno que permanecen en el aire.

Un oficinista viendo a través de una ventana

Getty Images
Es importante estar consciente de la calidad del aire que se respira en espacios cerrados.

Así que la entrada de aire fresco es más importante que nunca.

Entonces, si un lugar está mal ventilado, hay que dar la vuelta y marcharse, dice el doctor Hywel Davies, director técnico de la Institución Colegiada de Ingenieros de Servicios de Construcción de Reino Unido.

Es vital tener un flujo de aire limpio: “Si hay alguien infectado en un edificio y entra suficiente aire del exterior, se diluye cualquier material infeccioso que se esté dispersando. Se está reduciendo el riesgo de que otras personas se infecten”.

2. Vigilar el aire acondicionado

Desde las oficinas hasta las tiendas, el aire acondicionado es bienvenido en los días calurosos, pero es importante saber qué tipo de aparato hay.

El más simple, conocido como aire acondicionado split, toma aire de una habitación, lo enfría y luego lo expulsa nuevamente.

Un aire acondicionado split

Getty Images
Las unidades split solo reciclan el aire del interior.

En otras palabras, está recirculando el aire. Esto no es un problema si se visita rápidamente un lugar. Pero puede ser un riesgo si se está en el lugar durante varias horas.

Un estudio de un restaurante en China, publicado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU., mostró que este tipo de aire acondicionado jugó un papel clave en la propagación de coronavirus.

En el establecimiento había un cliente “presintomático”, es decir, alguien que estaba infectado pero no se dio cuenta porque aún no había desarrollado síntomas.

Los científicos consideran que liberó el virus al respirar y hablar. El patógeno fue dispersado por el lugar a través de las corrientes de aire de los split en la pared.

El resultado fue que otras nueve personas se infectaron.

Davies insiste en la importancia del aire fresco: “Si hubiera habido un buen suministro de aire exterior, es muy probable que menos personas se hubieran infectado”.

3. Informarse de la ‘proporción de aire fresco’

En un edificio moderno donde las ventanas están selladas, ¿cómo se puede obtener suficiente aire fresco?

Lo más común es tener un sistema de ventilación en el que el aire viciado se extrae de las habitaciones y se canaliza a una unidad de tratamiento, a menudo ubicada en el techo.

Una unidad de aire acondicionado en un techo

Getty Images
Los sistemas más modernos mezclan aire fresco del exterior con el que permanece en el interior de une dificio.

En esos lugares el aire fresco exterior se lleva adentro y se combina con el aire del interior. Lo que se respira es una mezcla de eso.

Dado el riesgo de infección por coronavirus, el consejo profesional es maximizar el suministro fresco exterior.

“Tener un 100% de aire exterior o cerca del 100% es algo bueno“, dice la profesora Cath Noakes de la Universidad de Leeds (Reino Unido).

“Cuanto más aire fresco, menor es el riesgo de que el virus vuelva a circular por el edificio”, añade.

La combinación precisa suele estar en manos de los administradores del edificio.

Pero la desventaja de hacer funcionar aire 100% fresco es el costo: el aire entrante debe calentarse en invierno y enfriarse en verano, todo lo cual requiere energía.

4. Comprobar los filtros

Un sistema de ventilación moderno debe tener filtros, pero estos no son infalibles.

Investigadores en EE.UU. que estudiaron lo que sucedía en el Hospital Universitario de Salud y Ciencia de Oregón encontraron que los filtros atraparon rastros de coronavirus, pero algunos pudieron escapar a él.

Una oficinista con máscara

Getty Images
Los empleados deberían preguntar si hay filtros y qué tanto se verifican.

El profesor Kevin van den Wymelenberg, quien dirigió el proyecto, cree que limpiar los filtros podría revelar si hay alguien infectado trabajando en un edificio.

En Corea del Sur, una empresa de telefonistas ubicada en un edificio de oficinas detectó que una persona fue capaz de infectar a más de 90.

Si los filtros se hubieran revisado con más frecuencia, la presencia del virus podría haberse detectado antes.

Van den Wymelenberg dice que la información de los filtros puede “mostrarnos dónde atacar y cuándo” para combatir las infecciones.

5. Tener cuidado con las corrientes de aire

Cualquier experto en la materia lo dice: el aire fresco es la clave. Pero un especialista en modelar el movimiento del aire agrega que no es tan simple.

Nick Wirth solía trabajar en el diseño de autos de Fórmula 1 y ahora asesora a supermercados y empresas de procesamiento de alimentos sobre cómo administrar el flujo de aire para mantener a las personas seguras.

Gráfico sobre las diferencias de transmisión

BBC

Advierte que si alguien está sentado al lado de una ventana abierta y es una persona contagiada, podría transmitir el virus a otros en la dirección que lleva el viento.

“Si abres una ventana, ¿adónde va a ir el aire? No es deseable que haya gente en una línea directa de ese flujo de aire”, explica.

“Más aire fresco en general es mejor, pero si fluye horizontalmente y está lleno de virus, podría tener consecuencias no deseadas“.

https://www.youtube.com/watch?v=N_i9OcJBtiQ

Al respecto, la profesora Cath Noakes dice que los beneficios de una gran cantidad de aire fresco que diluye la presencia del virus superará cualquier riesgo.

En su opinión, una ventana abierta podría llevar a que más personas reciban el virus, pero en cantidades más pequeñas y menos riesgosas,.

No es de extrañar que haya desacuerdos: todavía hay muchas cosas que no sabemos sobre el virus.

Pero el aire que respiramos formará parte de cualquier esfuerzo para hacer que los edificios sean más seguros.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0&t=149s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.