close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro.
"Es científicamente imposible que los normalistas hayan sido incinerados en el basurero de Cocula"
El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes que estudió el caso Ayotzinapa presentó sus conclusiones este domingo y en ellas asegura que para incinerar 43 cuerpos se hubiera requerido 13 mil kilogramos de neumáticos y 30 mil kilogramos de madera, además de que el fuego debería haber durado 60 horas.
Cuartoscuro.
Por Nayeli Roldán
6 de septiembre, 2015
Comparte
Padres y familiares de los normalistas de Ayotzinapa estuvieron presentes en el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes. // Foto: Nayeli Roldán.

Padres y familiares de los normalistas de Ayotzinapa estuvieron presentes en el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes. // Foto: Nayeli Roldán.

[contextly_sidebar id=”PWYoeLLmetXsQ7Gq19eWnSsaaaannD1u”]El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que analizó lo ocurrido con los 43 estudiantes de Ayotzinapa, concluyó que la versión de la Procuraduría General de la República, acerca de que los jóvenes fueron incinerados en basurero de Cocula, Guerrero, no es científicamente posible.

Los análisis científicos, el peritaje realizado en Cocula y las contradicciones de los supuestos perpetradores pone en entredicho la “verdad histórica” informada por el exprocurador Jesús Murillo Karam sobre lo ocurrido con los normalistas desaparecidos entre el 26 y 27 de septiembre de 2014. Lo anterior, de acuerdo con las conclusiones del Grupo Interdisciplinario, presentadas este domingo 6 de septiembre. 

“Los muchachos no fueron incinerados en el basurero de Cocula”, concluyó el grupo de expertos, tras seis meses de investigación, como lo mandó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

grafico-ayotzinapa-giei-cidh

El grupo de está conformado por Francisco Cox, abogado originario de Chile y especialista en derecho constitucional; Claudia Paz y Paz abogada guatemalteca especializada en derecho penal y derechos humanos. También lo componen la abogada colombiana Ángela Buitrago, experta en derecho penal y ciencias criminológicas, Carlos Beristáin médico español y especialista en educación para la salud y Alejandro Valencia Villa, abogado originario de Colombia, especializado en la promoción y defensa derechos humanos y derecho internacional humanitario.

 De acuerdo con Francisco Cox, experto en derechos humanos e integrante del Grupo Interdisciplinario, un experto en “ciencia del fuego” concluyó, tras una visita al basurero de Cocula en julio de este año, que para incinerar 43 cuerpos se hubiera requerido 13 mil kilogramos de neumáticos y 30 mil kilogramos de madera y el fuego debió haber durado 60 horas; además se hubiera generado una nube de 300 metros que sería vista por los pobladores, pero no ocurrió.

Además, no hubiera sido posible que alguien se acercara a la pira de fuego a supuestamente arrojar más combustible, como dijeron en sus declaraciones los supuestos perpetradores. Esto porque el fuego generaría de 14 a 16 kilowatts de radiación, lo que hubiera quemado a quien se acercara. 

En la presentación de los resultados, que se llevó a cabo en la sede de la Comisión de Derechos Humanos del DF, los cinco expertos del grupo confirmaron también la existencia de un quinto autobús que salió de la terminal de Iguala. Es decir, un autobús adicional a los cuatro que, según se conoce, tomaron los normalistas en la noche de su desaparición.

Los expertos aseguran que conocieron de investigaciones de autoridades estadounidenses acerca de un autobús de Iguala que transportaba droga a Estados Unidos, por lo que instaron a que esa fuera una línea de investigación para la PGR.

Cabe agregar que, según los expertos, ese quinto autobús no ha formado parte del expediente e investigación de la Procuraduría porque, supuestamente, había sido destruido por los estudiantes.

En conferencia de prensa, el experto en derechos humanos e integrante del grupo independiente, Carlos Beristain, dijo que la existencia del autobús debe ser una línea de investigación porque las evidencias demuestran que la intención del operativo contra los normalistas era “no dejar salir los autobuses de Iguala”.

“Hay un modus operandi, un aumento de violencia, un ataque dirigido hacia los estudiantes y (la orden de) no dejar salir los autobuses”, dijo el experto de origen español.

En la presentación del informe, los expertos mencionaron que uno de los estudiantes que sobrevivió al ataque fue llevado a una casa de seguridad en Iguala, donde escuchó que había un hombre dirigiendo todo el operativo.

“Fue un operativo que estaba siendo dirigido de forma coordinada por un hombre que no hemos logrado identificar”, agregó la experta Claudia Paz.

Sobre la presunta participación del Ejército en el caso, los expertos indicaron que los militares vieron a los estudiantes heridos en la clínica Cristina, donde los agredieron verbalmente.

Los expertos aseguraron también que los estudiantes fueron vigilados en todo momento a través de las cámaras del C4, pero durante los ataques, hubo “silencio” entre las autoridades.

Tanto elementos de la Policía Federal, municipal y la Secretaría de la Defensa Nacional estuvieron enterados de la presencia de los estudiantes y desde un principio sabían que eran alumnos de Ayotzinapa. “Nunca los confundieron”, dijo Claudia Paz.

Horas más tarde, en la primera reacción al informe, el presidente Enrique Peña Nieto dio a conocer que giró instrucciones para que se tomen en cuenta las observaciones realizadas por los expertos de la CIDH.

A través de su cuenta de Twitter, Peña Nieto agradeció el apoyo de la Comisión Interamericana de Derechos humanos “para la investigación de estos hechos tan lamentables”.

Además, la titular de la PGR, Arely Gómez, señaló que el informe del GIEI será analizado y la dependencia a su cargo valorará si se integra a la investigación.

Señaló que se realizará un nuevo peritaje sobre la presunta incineración de los cuerpos. El nuevo peritaje será realizado por un “cuerpo colegiado de peritos de alto nivel”, dijo.

Gómez González señaló que habrá prórroga de mandato para que los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes continúen con su trabajo.

A continuación puedes ver el mensaje a medios de la procuradora Arely Gómez.

Este es el discurso completo de la procuradora.

Aquí puedes consultar el informe completo del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes.

 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Cáncer: ¿a cuántos cigarrillos equivale una botella de alcohol?
Un nuevo estudio asegura que incluso el consumo moderado de alcohol -estimado en una botella de vino por semana- aumenta el riesgo de desarrollar cáncer a lo largo de la vida.
Getty Images
29 de marzo, 2019
Comparte

Beber un botella de 750 ml de vino a la semana aumenta el riesgo de desarrollar cáncer a lo largo de la vida, en la misma medida en que lo hace fumar 10 cigarrillos por semana para las mujeres o cinco en el caso de los hombres, según un nuevo estudio.

La investigación, llevada a cabo por la Universidad de Southampton y la de Bangor, en Reino Unido, considera que esta es una buena comparación para explicar los riesgos para la salud de beber con moderación.

Sin embargo, expertos advirtieron que fumar conlleva un riesgo de cáncer mucho mayor que el alcohol, para la mayoría de los bebedores.

Y añaden que la única manera de reducir el riesgo del tabaco es dejar de fumar.

En Reino Unido, las autoridades recomiendan a hombres y mujeres no beber más de 14 unidades de alcohol por semana, el equivalente a seis pintas (una pinta son 0,56 litros) de cerveza o siete vasos de vino (una botella y media de vino).

Estas recomendaciones también dicen que no hay un límite “seguro” en la bebida cuando se trata de riesgos a la salud.

El estudio, publicado en la revista BMC Public Health, afirma que incluso beber con moderación puede poner a la gente en riesgo de sufrir cáncer, sobre todo de mama.

Cáncer y alcohol

Los autores del estudio estiman que en los hombres que no fuman, el riesgo absoluto de desarrollar cáncer en su vida asociado al consumo de una botella de vino a la semana es de 1%.

En las mujeres que cumplen las mismas condiciones el riesgo es del 1,4%.

En las mujeres, el consumo de alcohol está asociado al aumento del riesgo de cáncer de mama y, en los hombres, al cáncer de hígado y del tracto gastrointestinal.

Minouk Schoemaker, científica del Instituto Cancer Research, en Londres, quien investiga las causas del cáncer de pecho, afirmó que el estudio ofrece una “visión interesante”, pero aclaró que el panorama es complejo.

“El panorama general del riesgo de cáncer es enormemente complejo y tiene matices, por lo que es importante tener en cuenta que este nuevo estudio está sujeto a una serie de suposiciones”, explicó la experta.

“Por ejemplo, es difícil separar por completo los efectos del alcohol y el cigarrillo, y el estudio no tomó en cuenta la duración del hábito de fumar o el tiempo que pasó desde que alguien dejó de fumar”.

La investigación solo examinó el cáncer (no incluyó ninguna otra enfermedad asociada a los fumadores como el las enfermedades cardiovasculares o de pulmón).

También utilizó información de 2004 y no tomó en consideración otros factores que pueden causar cáncer como la edad, los genes, la dieta y otros aspectos del estilo de vida.

Por otro lado, el número de cigarrillos “equivalentes” al consumo de alcohol es pequeño, cuando en realidad los fumadores consumen muchos más al día.

Por ello, muchos cuestionan cuán útil es en realidad este estudio.

Utilidad

“No estoy seguro de que mucha gente decida si fumar o beber tras comparar los riesgos de ambos”, dice John Britton, director del Centro para el estudio del alcohol y el tabaco de la Universidad de Nottingham, Reino Unido.

El estudio muestra que, en relación al riesgo de cáncer, fumar es mucho más peligroso que consumir alcohol.

Fumar es también más peligroso en relación a otras enfermedades.

“Si los fumadores temen por su salud, lo mejor que pueden hacer es dejar de fumar”, agregó el profesor.

“La gente que consume alcohol debería mantenerse dentro de las recomendaciones de 14 unidades por semana”, señaló Britton.

Bob Patton, profesor de psicología clínica de la Universidad de Surrey, Reino Unido, cree que el estudio puede trasformar la opinión pública.

“Es probable que los resultados de este simple estudio tengan un efecto profundo en la forma en que los bebedores, especialmente las mujeres, entienden los riesgos asociados al consumo de alcohol”, señaló.

“Ver al alcohol desde la misma forma que al cigarrillo puede resultar en una reducción en su consumo y en los riesgos asociados”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.