Todo lo que hay que saber sobre el eclipse de superluna de este domingo y lunes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Thinkstock

Todo lo que hay que saber sobre el eclipse de superluna de este domingo y lunes

Este domingo por la noche y madrugada del lunes un fenómeno poco común tendrá en el cielo: un eclipse de Luna que coincide con una superluna. El último fue en 1982.
Thinkstock
Por BBCMundo
27 de septiembre, 2015
Comparte
Superluna

Desde 1910 sólo ocurrieron cinco eclipses de superluna.

Este domingo por la noche y lunes por la madrugada tendremos la oportunidad de ver un espectáculo astral que no se da con mucha frecuencia: un eclipse de superluna. Es decir una superluna que coincide también con eclipse lunar total.

Te contamos algunas de las cosas básicas sobre este curioso fenómeno.

¿Qué es una superluna?

El término superluna fue acuñado por el astrólogo Richard Nolle hace unos 30 años para describir a la Luna llena o nueva cuando está en su punto más cercano a la Tierra.

Esto se debe a que el satélite describe una órbita elíptica alrededor de nuestro planeta.

Cuando la Luna está en su punto más cercano a la Tierra, está a 384.500Km de distancia.

En su punto más cercano, la Luna está a 384.500Km de la Tierra.

Para que se produzca una superluna, el día en que el satélite está en el perigeo, nombre con el que se conoce el punto más cercano, debe coincidir con la Luna llena, que es cuando la Luna está en el lado opuesto de la Tierra respecto al Sol, o con la Luna nueva, cuando el satélite está posicionado entre la Tierra y el Sol.

Al estar más cerca, la Luna se ve más brillante y un 14% más grande de lo habitual.

¿Cuán común es que una superluna coincida con un eclipse lunar?

Bastante poco común. Desde 1910 sólo ha ocurrido cinco veces: en 1910, 1928, 1946, 1964 y 1982.

La última vez, en diciembre de 1982, sólo fue visible en el Pacífico.

La próxima ocasión será en 2033 y también se verá solamente desde el Pacífico.

Así que si eres amante de la astronomía, mejor prepárate para disfrutar del espectáculo de este año.

¿Dónde se podrá ver?

Depende, por supuesto, del lugar en que estés. Pero se podrá ver en más de la mitad del planeta incluyendo el continente americano, Europa, África, el oeste de Asia, y el este del Pacífico.

El fenómeno durará un una hora y once minutos y comenzará a las 02:11 GMT.

En concreto, ¿qué se verá en el cielo?

Cuando la Luna ingrese en la zona de sombra proyectada por la Tierra no quedará completamente oscura o fuera de visión sino que se tornará rojiza.

Por esta razón se la llama muchas veces Luna de sangre.

Como los rayos del Sol no caerán directamente sobre la Luna, su superficie se verá iluminada por rayos más leves reflejados por la atmósfera terrestre.

La luz roja se curvará alrededor de la Tierra e iluminará a la Luna, mientras que la luz azul se dispersará hasta perderse en la atmósfera.

¿Tengo que protegerme los ojos para observar el eclipse?

A diferencia de un eclipse solar, no hace falta protegerse la vista.

El eclipse puede observarse directamente. Y, aunque no hace falta un equipo especial, si tienes un par de binoculares a mano podrás verlo más en detalle.

¿Y si está nublado o el tiempo está feo?

Mala suerte.

Pero no te desanimes, la NASA transmitirá el evento en vivo en su página para quienes por diversas razones no lo pueden ver, desde el Centro de Vuelos Espaciales Marshall en Alabama.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La princesa Mako de Japón renuncia a la realeza para casarse con su novio plebeyo de la universidad

Tras años en el ojo del huracán por su relación, la princesa y su novio desde la universidad, Kei Komuro, contrajeron matrimonio este martes en una discreta ceremonia.
26 de octubre, 2021
Comparte

Este martes la princesa Mako de Japón se casó finalmente con Kei Komuro, su novio desde la universidad, renunciando así a su estatus real.

Según la ley japonesa, los miembros femeninos de la familia imperial pierden su posición si se casan con un “plebeyo”, aunque esa regla no aplica a los miembros masculinos.

Mako obvió los tradicionales ritos de una boda real y rechazó el pago que se le ofrece a las mujeres de la realeza cuando se retiran de la familia.

Ella es la primera miembro femenina de la familia real en rehusar ambas costumbres.

Se prevé que la pareja se irá a vivir a Estados Unidos, donde Komuro trabaja como abogado.

Esa salida ha suscitado comparaciones inevitables con la pareja real británica formada por Meghan Markle y el príncipe Harry, por lo que los recién casados han sido apodados los “Harry y Meghan de Japón”.

Igual de Markle, Komuro ha sido objeto de un intenso escrutinio desde que su relación con Mako se hizo pública. La crítica más reciente que recibió fue por lucir una cola de caballo cuando regresó a Japón.

Algunos tabloides y usuarios en las redes sociales opinaron que su peinado —considerado poco convencional en Japón— era impropio de alguien dispuesto a casarse con una princesa.

“Kei es irremplazable”

En una rueda de prensa que la pareja dado el mismo día de la boda, Mako pidió escusas por cualquier molestia que su matrimonio pudo haber causado al pueblo.

“Siento mucho la inconveniencia causada y estoy agradecida a aquellos que han continuado apoyándome”, declaró, según un informe del medio público NHK.

“Para mí, Kei es irremplazable. El matrimonio fue una opción necesaria para nosotros”.

Komuro añadió que ama a Mako y quiere pasar el resto de su vida con ella.

“Amo a Mako. Sólo contamos con una vida y quiero que la pasemos con la persona que amamos”, dijo Komuro, según lo reporta la agencia AFP.

“Me siento muy triste de que Mako haya estado en una mala situación, mental y físicamente, debido a las acusaciones falsas”.

La princesa Mako (der.) abraza a su hermana, la princesa Kako, en la hacienda Akasaka, 26 de octubre, 2021

Getty Images
La princesa Kako, hermana menor de Mako, felicitó a la pareja.

La princesa Mako abandonó su residencia en Tokio a eso de las 10:00 de la mañana hora local de este martes para casarte, haciendo la venia varias veces a sus padres, al príncipe heredero Fumihito y a la princesa heredera Kiko. También abrazó a su hermana menor antes de partir.

La pareja ha recibido una extensa cobertura mediática a lo largo de los años y su relación ha sido objeto de polémica, lo que le ha causado a la princesa desorden de estrés postraumático, reportó con anterioridad la agencia oficial de asuntos reales, IHA.

Este mismo martes varias personas protestaron contra la boda, portando pancartas apuntando a asuntos financieros de la familia de Komuro, particularmente de la madre del novio.

Una protesta contra la boda de la princesa Mako y Kei Komuro in Tokio, el 26 de octubre, 2021.

Getty Images
Algunos japoneses conservadores que no creen que Komuro sea una pareja digna de la sobrina de un emperador.

La ahora exprincesa se comprometió con Komuro en 2017 y los dos planearon casarse el año siguiente.

Pero la boda se pospuso tras unas denuncias sobre los problemas financieros de la madre de Komuro.

El palacio negó que la postergación estuviera vinculada a eso, aunque el príncipe heredero Fumihito afirmó que era importante que los asuntos de dinero se aclararan antes de que la pareja se casara.

Según el corresponsal de la BBC en Tokio, Rupert Wingfield-Hayes, la verdadera razón de la animosidad contra Komuro parece venir de un sector conservador de la sociedad que no cree que sea una pareja digna de la sobrina de un emperador.

Komuro —que recibió una oferta de trabajo de un destacado bufete de abogados— es de origen humilde y los tabloides locales han pasado años buscando chismes sobre su familia, incluyendo las acusaciones contra su madre.


Análisis: Hideharu Tamura, BBC News, Tokio

La reacción de algunos medios y parte del público a la relación entre la princesa Mako y Kei Komuro ha dejado patente la presión que enfrentan las mujeres de la familia imperial.

La IHA ha informado de que la princesa Mako sufrió de desorden de estrés postraumático por la fuerte crítica desde los medios y las redes desde el anuncio de su compromiso hace cuatro años.

Ella no es la primera mujer de la familia real japonesa en ser afectada de esta manera.

Su abuela, la emperatriz emérita Michiko, perdió la voz temporalmente hace casi 20 años cuando desde los medios se la tachó de no apta para ser la esposa de un emperador.

Su tía política, la emperatriz Masako, sufrió depresión después de ser culpada por no haber tenido un hijo varón.

Las mujeres de la realeza están forzadas a cumplir con ciertas expectativas: deben apoyar a sus esposos, dar a luz a un heredero y ser guardianas de las tradiciones japonesas. Si se quedan cortas, se las critica salvajemente.

Lo mismo sucedió con la princesa Mako, quien dijo que renunciaría a su estatus real. Pero ni siquiera eso ha sido suficiente para frenar los ataques contra ella, su esposo y su matrimonio.

Si quieres leer esta historia en japonés, la encuentrasaquí.


Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.