El Vaticano acusa formalmente a cinco personas en el escándalo por filtración de documentos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

El Vaticano acusa formalmente a cinco personas en el escándalo por filtración de documentos

En un comunicado, el Vaticano dijo que los magistrados "notificaron a los acusados y sus abogados las acusaciones presentadas...por la divulgación ilegal de información y documentos confidenciales".
AP
Por BBC Mundo
22 de noviembre, 2015
Comparte
El Vaticano acusa formalmente a cinco personas en el escándalo por filtración de documentos. Foto: AP

El Vaticano acusa formalmente a cinco personas en el escándalo por filtración de documentos. Foto: AP

El Vaticano acusó a cinco personas, entre ellas dos periodistas y un prelado, por la filtración y publicación de documentos secretos.

Los documentos fueron citados en dos libros por los periodistas Emiliano Fittipaldi y Gianluigi Nuzzi, quienes denunciaron malversación y corrupción en el Vaticano.

Los periodistas niegan acusaciones de que ejercieron presión para obtener información.

El Vaticano arresta a sacerdote español y mujer italiana por “filtrar documentos”

Dos miembros de una comisión papal de asesoramiento sobre reforma económica y un asistente también fueron acusados.

Monseñor Lucio Vallejo Balda y su colega en la comisión, la experta en relaciones públicas Francesca Chaouqui, fueron detenidos a inicios de noviembre.

Los libros Merchants in the Temple (“Mercaderes en el templo”) de Nuzzi y Avarice (“Avaricia”) de Fittipaldi, incluyeron detalles de supuesta corrupción, robo y gasto desmedido en la Santa Sede.

En un comunicado, el Vaticano dijo que los magistrados “notificaron a los acusados y sus abogados las acusaciones presentadas…por la divulgación ilegal de información y documentos confidenciales”.

“Hermandad de delincuencia”

Chaouqui fue puesta en libertad poco después de su arresto después de comprometerse a cooperar con las autoridades. Monseñor Vallejo Balda permanece en una celda del Vaticano.

Ambos, junto con el ayudante Nicola Maio, están acusados de formar “una hermandad de delincuencia” y robar documentos, según el Vaticano.

Fittipaldi dijo a medios locales que estaba “asombrado” de la decisión de encausarlos.

“Quizá soy ingenuo, pero yo creía que investigarían a los que denuncié por actividad criminal, no a la persona que reveló los delitos”, dijo.

“Tengo entendido que están seriamente avergonzados en el Vaticano por las cosas en mi libro, sobre todo porque no podían negar nada. Pero yo no esperaba un juicio penal”.

El periodista y escritor Gianluigi Nuzzi en una conferencia de prensa para promover su nuevo libro "Via Crucis" (Mercaderes en el templo en la edición en inglés) en Milán el 16 de noviembre del 2015. Nuzzi, cuyas revelaciones sobre irregularidades administrativas en el Vaticano han conquistado titulares se niega a comparecer ante magistrados de la Santa sede para ser interrogado en un aso penal acerca de documentos confidenciales filtrados. (AP Foto/Luca Bruno)

El periodista y escritor Gianluigi Nuzzi en una conferencia de prensa para promover su nuevo libro “Via Crucis” (Mercaderes en el templo en la edición en inglés) en Milán el 16 de noviembre del 2015. Nuzzi, cuyas revelaciones sobre irregularidades administrativas en el Vaticano han conquistado titulares se niega a comparecer ante magistrados de la Santa sede para ser interrogado en un aso penal acerca de documentos confidenciales filtrados. (AP Foto/Luca Bruno)

Nuzzi dijo a Reuters que “nunca presionó a nadie”. El periodista decidirá con sus abogados si asistirá a una audiencia prevista el martes.

Reporteros sin Fronteras emitió un comunicado en el que defendió a los periodistas.

La organización considera que Fittipaldi y Nuzzi “simplemente ejercieron su derecho a proporcionar información de interés público y no deben ser tratados como delincuentes en un país que supuestamente respeta la libertad de prensa”.

Si son declarados culpables, los cinco podrían recibir sentencias de prisión de hasta ocho años.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
FGE Chiapas

Dylan ya está en casa: fue secuestrado por una mujer que alegó no poder tener hijos

La Fiscalía confirmó que el niño fue localizado y entregado a su madre, luego de 44 días desaparecido. Lo encontraron en Cintalá, a 135 kilómetros del lugar en el que se produjo el rapto. 
FGE Chiapas
Comparte

Dylan Esaú Gómez Pérez, el niño de dos años secuestrado hace 44 días en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, fue liberado y ya se encuentra con su madre Juana Gómez. La Fiscalía General del Estado (FGE) de Chiapas lo rescató el jueves por la noche en Cintalá, a 135 kilómetros del lugar en el que se produjo el rapto. 

Según el fiscal de Chiapas, Jorge Luis Llaven Abarca, el móvil del secuestro fue porque una mujer, ahora detenida, no podía tener hijos y decidió quedarse con Dylan para tratar de convencer a su exesposo que regresara con ella. La mujer, Margarita “N” de 23 años, se enfrenta a una petición de cárcel de 75 años. 

“Me siento feliz, contenta. Mi gordito ya está conmigo. Todo está saliendo muy bien”, dijo Juana Gómez, la madre del menor. 

Lee: Fiscalía de Chiapas ofrece recompensa por información de Dylan y la captora del menor

El secuestro se produjo el 30 de junio en el Mercosur de San Cristóbal de las Casas. Según el relato de la FGE, la ahora detenida, Margarita “N”, acudió al lugar con el objetivo de llevarse a un menor ya que ella tiene problemas para tener hijos. Durante dos días estuvo en la zona hasta que dio con Dylan, se hizo pasar por su madre y logró llevárselo. Esa noche durmió en un cuarto que rentó y al día siguiente emprendió su camino hacia la comunidad Las Palmas, en Cintalapa de Figueroa, Chiapas. Allí estuvo todo este tiempo con el pequeño. 

Según relató al Ministerio Público la acusada, los problemas para tener hijos le generaron conflictos de pareja hasta el punto en el que su esposo la abandonó y se marchó a vivir a otro estado. Con la sustracción del menor ella quería convencerlo de regresar. 

“Dylan fue revisado por un pediatra y está estable. Las condiciones en las que lo tuvo la imputada fueron humanas, le daba alimentación, lo cuidaba, no hubo violencia”, explicó Jorge Luis Llaven. 

Según dijo el fiscal, nadie se ha hecho acreedor de los 300 mil pesos que las autoridades ofrecieron para conocer la identidad de la secuestradora, que fue identificada por los videos de cámaras de seguridad.

En un primer momento la FGE aseguró que la sospechosa respondía al nombre de Ofelia “N” e incluso se llegó a señalar a una mujer de la comunidad de Ixtapa, ubicada a 57 kilómetros al oeste de San Cristóbal de las Casas. El fiscal explicó que se hizo público este nombre porque la secuestradora utilizó varias identidades falsas, ya que se hizo llamar Ofelia y Vanessa, y fue hasta que se descubrió su verdadero nombre que el menor fue localizado. 

La comunidad de Ixtapa, sin embargo, es clave en este proceso. De ahí son originarias las cinco personas que fueron arrestadas previamente durante el operativo de búsqueda y que siempre han defendido su inocencia. Ahora el fiscal Llaven Abarca dice que se trata de una carpeta distinta, pero en su momento se presentaron los arrestos como parte de las labores de localización del menor secuestrado. 

Se trata de Adolfo Gómez, su esposa Josefa Sánchez, sus hijas María Hortensia y Maribel y su nuera Juana. El 15 de julio, los dos primeros fueron arrestados dentro de la carpeta de investigación por la desaparición de Dylan. Dos días después, el 17, se realizó el cateo de una vivienda en el barrio de Tlaxcala, en San Cristóbal. Allí estaban 23 menores (tres lactantes y el resto entre 2 y 15 años) y tres mujeres que fueron detenidas y acusadas de formar parte de una red de trata por obligar a trabajar a los menores vendiendo artesanía.

Entérate: Caso Dylan: sin pistas y una familia acusada de trata que asegura solo trabajan para vivir

Desde el primer momento familiares de los detenidos aseguraron que todos ellos eran familiares y que salían a vender por obligación debido a su condición de extrema vulnerabilidad económica. 

“Es puro acusamiento falso. Nosotros somos víctimas de todo esto que está pasando. No estamos bien”, aseguró Roberto Montejo, abuelo de los menores bajo custodia, en entrevista con Animal Político. 

Adolfo Gómez fue encontrado muerto en su celda el lunes 27 de julio. La FGE aseguró que se trató de un suicidio, pero sus familiares aseguran que el cadáver tenía golpes.

Tanto Adolfo Gómez como su esposa Josefa Sánchez fueron detenidos dentro del operativo de búsqueda. También sus dos hijas y su nuera, y sus 23 nietos fueron puestos a resguardo del DIF.

Ahora el fiscal dice que se trata de una carpeta independiente. “Que podamos acreditar el parentesco no puede excluir el delito penal”, dijo Llaven Abarca. Desde el inicio del operativo, organizaciones como la Red por los Derechos de la Infancia en México han denunciado que las detenciones estaban criminalizando a la familia por ser pobres. 

El fiscal, por su parte, dijo que la familia todavía no ha puesto denuncia por los golpes que detectaron en el cuerpo del fallecido y que la situación de pobreza no podía servir para excusar el delito.

“Es un motivo de alegría que Dylan esté con su madre. La indignación y la presión fue factor clave”, dijo a Animal Político Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México. Pérez García recordó que hay 23 menores bajo resguardo del DIF, cuatro mujeres encarceladas y un hombre muerto dentro de las labores que la fiscalía realizó en la búsqueda de Dylan.

En Chiapas hay actualmente 230 casos por desaparición de menores desde el inicio de la actual administración. De ellos, según el fiscal, el 90% tiene que ver con conflictos familiares y el resto por ausencias voluntarias. Solo existen tres casos donde hubo desaparición forzada. 

El caso de Dylan sacudió a México. Especialmente por el tesón de su madre, que se desplazó hasta la capital para pedir que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, intercediera para acelerar las investigaciones. Ahora que el pequeño está ya en casa quedan todavía muchas interrogantes pendientes, sobre todo las derivadas de un operativo que convirtió a una familia de indígenas que venden artesanía en una presunta red de explotación de sus propios hijos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.