close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
Exfuncionarios Línea 12: sin trabajo y al borde del embargo
A un año de que fueran suspendidos por anomalías en la línea la mayoría de las acusaciones en su contra han sido revocadas por los jueces y otros procesos no tienen ningún avance. Diez de los sancionados tienen 33 procesos contra ellos, ninguno de ellos exitoso. “Fuimos chivos expiatorios y ahora nos morimos de hambre…”, dice uno de ellos.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
3 de noviembre, 2015
Comparte
Se han realizado 350 pruebas desde la terminal en Mixcoac hasta la estación Perférico Oriente y “hemos comprobado que está funcionando perfectamente bien todo”, dijo el director del Metro. // Foto: Cuartoscuro.

Se han realizado 350 pruebas desde la terminal en Mixcoac hasta la estación Perférico Oriente y “hemos comprobado que está funcionando perfectamente bien todo”, dijo el director del Metro. // Foto: Cuartoscuro.

El pasado viernes 23 de octubre, el actuario de la Tesorería tocó a la puerta del arquitecto Américo Fernández. Consigo llevaba un oficio para ejecutar el pago inmediato de una multa de casi medio millón de pesos impuesta por la Contraloría o, en su defecto, proceder con el embargo de sus bienes. “Ya sabe cómo es esto y a qué vengo”, le dijo.

En el último mes, una decena de exfuncionarios del llamado Proyecto Metro –que participaron la construcción la Línea 12 y luego fueron sancionados– han recibido la visita de estos actuarios con el aviso de que deben pagar o perderán sus bienes. Esto a pesar de que ninguna de las acusaciones hechas hace casi un año en su contra ha prosperado.

De 33 procesos iniciados en contra de esos funcionarios sancionados, una docena fueron anulados en los tribunales y el resto sigue en proceso. En ningún caso la responsabilidad de los sancionados ha quedado demostrada, pero las apelaciones del gobierno continúan alargando los juicios.

En el caso del arquitecto José Américo Fernández, la orden que llevaba el actuario era para ejecutar la multa impuesta en un proceso que ni siquiera la misma Contraloría General ha ratificado, luego del recurso de revocación que el arquitecto interpuso contra su sanción. Esta sería la quinta acusación porque las otras cuatro ya las ganó en los juzgados.

Fue entre octubre y diciembre de 2014 cuando la Contraloría del Gobierno del Distrito Federal decidió suspender a más de 30 funcionarios del Proyecto Metro, tras el escándalo por el mal funcionamiento de la Línea 12 que obligó a que el servicio se suspendiera en la mitad de las estaciones.

Aunque a la postre se confirmó que el problema de la línea era la incompatibilidad de los trenes con las vías, y que instancias como el Colegio de Ingenieros Civiles confirmaron que la obra civil no tenía ningún problema, la contraloría impuso múltiples sanciones contra funcionarios por aspectos como imprecisiones en el tamaño de ventanas construidas o pagos inflados de algunos materiales.

Un año después, ni los procesos civiles ni penales que se iniciaron se han resuelto, y muchos de ellos incluso y fueron revocados por los jueces, tras confirmarse que las irregularidades no existían o eran responsabilidad de otras personas

Pero los funcionarios continúan inhabilitados y estigmatizados públicamente como “los responsables del desastre de la Línea 12”, sin poder conseguir trabajo, y ahora con el riesgo de perder los bienes que aún les quedan.

Castigo sin condena

Tras una auditoría practicada a la construcción de la Línea 12, la Contraloría General del Gobierno del DF decretó sanciones a prácticamente todos los funcionarios del órgano descentralizado llamado Proyecto Metro que participaron en la obra, a pesar de que la mayoría no tuvo poder de decisión sobre el tipo de trenes o vías que se instalarían.

Las multas impuestas a los arquitectos, ingenieros y burócratas fueron en casi todos los casos millonarias. Desde pagos de los 300 o 400 mil pesos hasta algunos que superaban los miles de millones de pesos. Además se dictaron sanciones de inhabilitación por varios años y denuncias en la Procuraduría General de Justicia del DF.

Animal Político recibió de parte de 10 de los funcionarios sancionados la relación de los 33 procesos administrativos que se han iniciado en su contra y el estatus actual en el que se encuentran.

Se trata de los procesos iniciados en contra de los arquitectos e ingeniero José León Américo Fernández Villaseñor; Salvador Trejo Nava, Héctor Rosas Troncoso, Juan Manuel mora Sanabria, Noé Quiroz González, Antonio Escobedo Maciel, Sergio Vázquez Galicia, Joaquín Jesús Sánchez Loaeza, Arturo Ávila Ruíz y José Gerardo Verdeja Alatorre.

En el caso de 12 de ellos, los jueces del tribunal de lo contencioso ya resolvieron la nulidad de las sanciones lo que obligó a la Contraloría a interponer apelaciones. Ocho procesos más siguen a la espera de la sentencia inicial.

Respecto a los 13 procesos restantes, la Contraloría ni siquiera ha confirmado si mantiene la sanción luego de que los afectados interpusieron –como es su derecho– un recurso de revocación a la sanción que les impuso. Este impasse impide que los afectados puedan llevar aun el proceso al tribunal de lo contencioso.

Pero lo que no impidió esta falta de resolución de la Contraloría fue que el Gobierno del Distrito Federal, a través de la tesorería, comenzara a presionar a los afectados para el pago de las multas que se les impusieron. Ese fue el caso del arquitecto Américo Fernández, a quien le fijaron una multa de 420 mil pesos por supuestas irregularidades en ventanas y puertas de obras secundarias.

“Vino el actuario a quererme hacer el cobro y bueno, una cosa increíble. Por supuesto exhibí los papeles del recurso de revocación que interpuse ante la misma Contraloría el cual no me han respondido. Pero ahí estuvo la intimidación, la amenaza del embargarnos y quitarnos lo poco que nos queda”, dijo en entrevista.

Animal Político pudo revisar el documento que el arquitecto recibió en la puerta de su casa de parte del actuario Filiberto García, así como del acta de requerimiento del pago. Ahí se describe la posibilidad del embargo.

“Apercibir al deudor de que de no demostrar en el acto, haber efectuado el pago del crédito fiscal, se procederá a embargar bienes de su propiedad para hacer efectivo el crédito, generándose además los gastos de ejecución correspondientes”, se lee en el referido oficio DEC/DCC/SCL/UDCCL-C/2015/23657.

De acuerdo con la Unión de Ingenieros y Arquitectos por la Reivindicación Profesional, que agrupa a varios de los sancionados por la Línea 12, hasta ahora cerca de una decena de exfuncionarios han recibido estas notificaciones de cobro y embargo por procesos que se mantienen impugnados.

“Nos tienen muertos de hambre…”

El pasado 28 de octubre el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera encabezó la reapertura de cinco estaciones de la Línea 12 del Metro que estuvieron cerradas más de un año por las obras de reparación de la misma. Con ello, se dijo, comenzó el proceso para poner en marcha nuevamente la operación normal de la línea

Pero para los funcionarios sancionados nada ha vuelto a la normalidad desde el momento en que públicamente se les acusó de ser los responsables del mal funcionamiento de la línea.

“Muchos ya obtuvimos sentencias favorables incluso en las apelaciones. El problema es que esto no se hace público, no tenemos eco. De nosotros sólo se conoce lo que la Contraloría quiso en su momento y no lo que pasó después (…) y aquí seguimos estigmatizados, sin trabajo… luchando con un aparato gubernamental que nos tiene muertos de hambre”, dijo el ingeniero Joaquín Sánchez.

El daño, agregó Sánchez, ha sido en todos los sentidos: laboral, familiar, personal, económico, en la salud. Las múltiples apelaciones que el gobierno capitalino interpone en contra de las sentencias favorables, o los casos que mantiene abiertos retardando los recursos de los ex funcionarios, amenazan con extender años estos procesos.

“Mientras tanto es imposible que consigamos trabajo. En el gobierno nos tienen inhabilitados y en las empresas privadas tampoco nos quieren por la forma como nos exhibieron. No nos dicen nada pero nunca nos vuelven a llamar por trabajo, aun cuando les enseñamos las sentencias que hemos ido obteniendo todas favorables”, agregó.

El ingeniero Héctor Rosas, que ya obtuvo sentencias que anularon 3 de los 4 procesos de sanción que en su momento le iniciaron, insistió en el hecho de los temas de los que los acusaron, aun con pruebas que luego se cayeron, fueron ajenas al real problema de la línea.

“Desde agosto de 2014 ya se sabía cuáles eran la causas de las fallas sobre la incompatibilidad del tren con riel y la mayoría de los que estamos sancionados no tuvimos nada que ver con esos temas. Nos metieron injustamente en un tema que no nos correspondía y no existió ni el principio de presunción de inocencia”, señaló.

El arquitecto Fernández acusó que él y sus compañeros sirvieron como “chivos expiatorios” en el problema de la Línea 12, lo que se llevó al traste 30 años de experiencia construyendo líneas del metro y sumergiéndolos en una situación crítica en casi todos los sentidos de su vida.

A pesar de que no tenemos ingresos, agregó, “seguimos defendiéndonos como podemos contra toda la maquinaria del gobierno. Un gobierno al que le dimos todo y de buenas a primeras decidió desecharnos. Ahora aquí estamos, con temor de perder lo que nos queda. Como si fuéramos pavos navideños… a ver a qué hora nos sacrifican”.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Televisión Cubana
Por qué México ha deportado a más cubanos en 5 meses que en todo 2018
Según cifras oficiales, en lo que va del año más de 500 cubanos fueron deportados desde México, una cifra tres veces mayor a la reportada durante todo 2018.
Televisión Cubana
Por Lioman Lima @liomanlima (BBC Mundo)
10 de mayo, 2019
Comparte

Más de 500 cubanos han sido deportados de México en lo que va del año.

El cubano Raudel González llegó a México en marzo pasado y, dos meses después, teme que la odisea que lo llevó a cruzar siete países pueda terminar donde mismo comenzó: en un avión en La Habana.

“A muchos de los que vinieron conmigo los detuvieron y creo que ya los deportaron. Yo no sé qué me voy a hacer si me deportan, vendí mi casa en Cuba, mis cosas, todo”, cuenta vía telefónica a BBC Mundo.

Como González, cientos de cubanos que intentan llegar a EE.UU. viven desde hace meses en un limbo migratorio en México, que para muchos ha terminado con su deportación.

“Lo que están haciendo es que nos meten en estaciones migratorias, no nos dan papeles para pasar y luego están deportando a todo el mundo”, asegura.

Según cifras oficiales, en lo que va del año, más de 500 cubanos fueron detenidos en México y retornados a su país de origen, una cifra tres veces mayor a la reportada durante todo 2018.

Es, al decir de expertos consultados por BBC Mundo, la mayor oleada migratoria de cubanos desde que el expresidente Barack Obama derogara a inicios de 2017 la ley “pies secos, pies mojados”, que garantizaba a los residentes de la isla asilo político en los puestos fronterizos de EE.UU.

Pero incluso cuando ley estaba vigente, como en 2015, de los casi 5,000 cubanos que se presentaron ante las autoridades migratorias mexicanas solo 243 fueron devueltos a la isla.

En un comunicado enviado a BBC Mundo, el Instituto Nacional de Migración (INM) consideró que el aumento en las deportaciones reportadas en los últimos meses responde “al incremento en el flujo irregular de personas de nacionalidad cubana” que llegan a México.

El gobierno de Cuba, por su parte, no se ha pronunciado oficialmente al respecto; pero, por primera vez en décadas, los medios oficiales de la isla han dado una extensa cobertura a la llegada de los deportados.

Los reportajes -en los que los recién llegados prometen que no lo volverán a hacer y cuentan los riesgos de la travesía, aunque no los motivos que tuvieron para abandonar la isla– han sido vistos como una forma de desmotivar a la población para que no siga intentando salir del país.

cubanos

Twitter/INM
Cuba asegura que muchos deportados han sido víctimas de la trata de personas.

Por años, La Habana acusó a la ley “pies secos, pies mojados” y a los beneficios que daba a los cubanos que tocaban suelo de Estados Unidos de ser el principal motivo para las sucesivas oleadas migratorias que ha sufrido la isla.

Ahora, las autoridades llaman a “una emigración regular, ordenada y segura” y presenta a la mayoría de los deportados como “víctimas de los grupos criminales vinculados al tráfico humano en la región”.

¿Cuándo empezaron las deportaciones?

Según explica a BBC Mundo Rachel Schmidtke, experta en temas de migración del Wilson Center, las deportaciones de migrantes indocumentados han sido una práctica “consistente” e “ininterrumpida” de México desde que el gobierno de Enrique Peña Nieto implementó el Programa Frontera Sur en 2014, que fue visto por sus críticos como una “cacería de migrantes”.

Sin embargo, aunque los cubanos eran parte de los cientos de indocumentados que llegaban cada día al país, el gobierno de la isla se negó por años a recibirlos de vuelta.

De ahí que las autoridades migratorias mexicanas les expidieran en muchos casos un permiso que les permitía cruzar legalmente hasta la frontera de EE.UU. o hicieran de la vista gorda con ellos.

La situación cambió desde mayo de 2016, cuando entró en vigencia un memorando de entendimiento entre los dos países en el que La Habana se comprometía a recibir de vuelta a sus ciudadanos con una situación migratoria irregular en México.

Desde entonces, el gobierno mexicano opta por detener en “estaciones migratorias” a los cubanos que llegan sin visa al país, como a muchos otros inmigrantes indocumentados.

En ellas esperan un par de semanas hasta que la embajada o los consulados de la isla los reconozcan como sus ciudadanos.

AMLO.

Gobierno de México
Al inicio de su gobierno AMLO optó por una política que promovía el derecho de los migrantes.

Si esto ocurre, son enviados a la isla, un proceso que el INM llama “retorno asistido”.

Ya en 2016, según cifras oficiales, de los alrededor de 4,000 cubanos que se presentaron en distintos puestos fronterizos, fueron retornados unos 3,617.

En 2017, cuando se derogó la ley que les daba beneficios en EE.UU., la cifra de devueltos se redujo drásticamente a 608, mientras el año pasado apenas llegó a los 156.

¿Por qué AMLO optó por más deportaciones de cubanos?

Rodolfo Cruz Piñeiro, experto en temas de migración de El Colegio de la Frontera, considera que el aumento en las deportaciones de cubanos debe entenderse como parte de un fenómeno más complejo, asociado con el creciente número de migrantes que llegaron a México tras las caravanas de octubre de 2018.

“López Obrador comenzó su gobierno en diciembre de 2018 y su discurso fue tener una política basada en los derechos humanos de los migrantes, abrirles las puertas a estas personas que tenían problemas en sus lugares de origen”, explica a BBC Mundo.

Como parte de esta política, comenta, a partir de enero las autoridades mexicanas entregaban con cierta facilidad una especie de visas por “razones humanitarias” en la frontera sur del país, que permitía a los migrantes transitar por territorio mexicano o incluso permanecer en él por un periodo determinado de tiempo.

cubanos

Twitter/INM
Los cubanos han sido devueltos en aviones de la Policía Federal de México.

Esta situación y ese mensaje de respeto a los migrantes lo que hizo fue generar expectativas en muchos países sobre la posibilidad que tendrían de emigrar hacia Estados Unidos a través de México y comenzaron a llegar personas de todos lados, no solo cubanos, sino de países que no formaban parte de los patrones migratorios tradicionales como el Congo o Bangladesh”, comenta Cruz Piñero.

Sin embargo, en febrero, las autoridades dejaron de emitir los permisos de forma súbita.

Un mes después, la Secretaría de Gobernación anunció un “plan de contención” ante el elevado número de migrantes que llegaban a la frontera sur.

¿A qué obedeció ese cambio abrupto?

Según Schmidtke, una serie de factores conllevaron al gobierno de AMLO a dar un giro solapado en su “mensaje humanitario” hacia los migrantes.

“Por una parte, ante el creciente número de personas que llegaba, quedó claro que las capacidades de México para recibirlas ya estaban al límite y por otra parte, estuvieron las fuertes presiones del gobierno de Estados Unidos”, afirma.

Cubanos

Twitter/INM
El número de cubanos deportados en lo que va de año es tres veces mayor que el total de los devueltos a la isla en 2018.

En los últimos meses, las autoridades de México reconocieron que muchas de las “estaciones migratorias” en el sur del país estaban desbordadas en su capacidad, lo que conllevó a disímiles denuncias sobre las condiciones humanitarias de estos centros.

Mientras, el presidente Donald Trump lanzó varios tuits en los exigía al gobierno mexicano contener el flujo de migrantes y amenazó incluso con cerrar la frontera sur si México no actuaba.

“Yo creo que ese fue el factor fundamental: existieron presiones muy fuertes por parte del gobierno de Trump para que México parara ese flujo irregular y a partir de entonces, comenzaron a darse cambios en esa supuesta apertura hacia los migrantes”, comenta Piñeiro Cruz.

¿Qué pasó con los cubanos?

González asegura que muchos, como él, decidieron lanzarse tras rumores de que Estados Unidos estaba dando asilo nuevamente a cubanos y al escuchar sobre el tema de las caravanas y las “visas humanitarias” para cruzar México.

“La situación en Cuba cada vez está más difícil y uno arriesgaría hasta la vida, lo que sea, con tal de salir de allí”, afirma.

De acuerdo con Schmidtke, pese a que ya no existe la ley “pies secos, pies mojados”, los nacionales de la isla siguen siendo candidatos aptos para solicitudes de asilo en Estados Unidos dada la situación en Cuba.

Sin embargo, muchos, como González, tropezaron con el mayor obstáculo al presentarse en la frontera sur de México.

cubanos

AFP
Algunos expertos calculan que hay más de 2,000 cubanos varados en México.

La oficina de regulación migratoria de Tapachula dejó de emitir en febrero las tarjetas que permitían el paso y muchos de los que se presentaban ante las autoridades eran enviados a centros migratorios para, en muchos casos, ser deportados.

Desde entonces, los nacionales de la isla han protagonizado diversos intentos de escape de los centros migratrios que han ocupado titulares en medios mexicanos.

Y si en enero solo fueron devueltos siete cubanos y solo 1 febrero, ya para marzo el número creció hasta 143 y en abril se duplicó, según cifras del INM.

soldado

Getty Images
Los cubanos aspiran a llegar a la frontera de México con Estados Unidos.

Finalmente, la oficina reabrió el pasado lunes, pero las autoridades migratorias aclararon en un comunicado que los cubanos, según las leyes mexicanas, no son elegibles para obtener el permiso que les permita cruzar México.

Datos ofrecidos por el INM a BBC Mundo indican, sin embargo, que de las casi 1,500 personas que se presentaron el lunes ante la oficina para solicitar la regulación de su paso por México, un 70% era cubanos.

¿Por qué están llegando más cubanos a México?

Los expertos consultados por BBC Mundo coinciden que durante los últimos meses tres factores han influido para contribuir a la “crisis migratoria” que viven cientos de cubanos en México.

  • Desde hace casi dos años, el gobierno de Trump cerró el consulado de EE.UU. en La Habana y suspendió el programa de reunificación familiar, que beneficiaría a 30,000 cubanos, lo que ha llevado a muchos a optar por una vía “alternativa”.
  • Tras la crisis en Venezuela, las condiciones económicas de Cuba han empeorado, lo que ha llevado a muchos cubanos a buscar una salida desesperada de la isla.
  • Algunos países centroamericanos, como Panamá o Nicaragua, han ofrecido ciertas facilidades de visas a cubano, lo que, al decir de los expertos, ha convertido a estos países en un trampolín hacia Estados Unidos.

Sin embargo, Willie Allen, un abogado de migración que ha atendido por décadas a cubanos que tramitan sus solicitudes de asilo en Estados Unidos, cree que las propias políticas hacia la migración del presidente de Estados Unidos han dejado a México “entre la espada y la pared” y lo han llevado a optar por las deportaciones como un mensaje simbólico para frenar la llegada de cubanos.

“La política de Trump ha incrementado los problemas en la frontera y los ha convertido en una crisis mucho más grande de lo que debería ser”, sostiene.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.