Las 5 debilidades del proceso de elección de ministros de la Suprema Corte, según las OSC
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Las 5 debilidades del proceso de elección de ministros de la Suprema Corte, según las OSC

Organizaciones civiles advirtieron que mañana martes el Senado podría realizar una designación ‘fast-track’ de los dos ministros de la Suprema Corte que sustituirán a Olga Sánchez y Juan Silva. Esto, luego de que la Mesa Directiva del Senado modificara el pasado viernes el procedimiento y los tiempos para la elección de los magistrados.
Por Manu Ureste
23 de noviembre, 2015
Comparte
Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declararon inconstitucional el artículo 19 de la Ley Regulatoria de Sociedades Civiles de Convivencia del estado de Campeche, que prohíbe la adopción de menores a personas unidas bajo la sociedad de convivencia.. // Foto: Cuartoscuro.

Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en una imagen de archivo. // Foto: Cuartoscuro.

Para 11 organizaciones de la sociedad civil, el actual proceso de designación de dos nuevos ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) “carece de transparencia y de garantías” de que los elegidos para sustituir a los ministros salientes Olga Sánchez y Juan Silva sean independientes.

En una rueda de prensa celebrada este lunes 23 de noviembre en el Centro Pro Derechos Humanos, en la ciudad de México, las organizaciones —entre las que se encuentran México Evalúa, Artículo 19 y Fundar, entre otras— expusieron diversas “debilidades” en el proceso de  designación de los ministros, el cual, dijeron, “no respeta los estándares internacionales ni los requisitos legales incluidos en la Constitución mexicana”.

Estas son las debilidades expuestas por las organizaciones civiles:

Presidencia no justifica sus propuestas

El pasado 13 de noviembre, el Ejecutivo Federal envió al Senado dos listas con tres nombres de juristas aspirantes a convertirse en ministros del Tribunal más alto rango en el país. Dichas listas incluyen, en primer término, a las magistradas Sara Patricia Orea, Norma Lucía Piña y Verónica Judith Sánchez; y por otra parte, a los magistrados Álvaro Castro Estrada y Javier Lainez Potisek, así como a Alejandro Gómez Sánchez, procurador del Estado de México, y quien se desempeñó también como subprocurador cuando Enrique Peña Nieto gobernada la entidad mexiquense.

Sin embargo, las organizaciones civiles acusaron que el presidente Peña Nieto se abstuvo de justificar sus propuestas, por lo que criticaron que la elección del mandatario “carece de criterios objetivos y preestablecidos”.

Layda Negrete, coordinadora del proyecto de calidad de justicia en México Evalúa, explicó que la obligación por parte del Ejecutivo de presentar argumentos acerca de la idoneidad de los aspirantes es una exigencia constitucional, aunque es cierto que el artículo 96 de la Constitución, que regula el proceso de designación de ministros, no es explícito a este respecto.

En realidad, subrayó Negrete, “esta exigencia está plasmada en el capítulo de garantías básicas”, que requiere que “todo acto de autoridad esté fundamentado y motivado”.

Asimismo, la integrante de México Evalúa, recordó que la Fundación para el Debido Proceso señala que las buenas prácticas internacionales también requieren que el presidente explique públicamente las razones por las que considera que cada uno de los candidatos tiene un perfil adecuado para ocupar el puesto de ministro de la Corte.  

Elección de candidatos sin método ni criterios

Samuel Kenny, de la Fundación para La Justicia y el Estado democrático de Derecho, añadió a este respecto que realizaron diversas solicitudes de información pública a Presidencia de la República “para conocer el proceso y los criterios” que el Ejecutivo Federal utilizó para seleccionar las ternas de candidatos.

“A nuestras solicitudes la respuesta de Presidencia fue: ‘no existen los documentos’. Es decir, Presidencia no tiene ningún elemento para conformar la terna de candidatos. Y eso es algo que nos preocupa mucho”, resaltó Kenny.

Poca información sobre el perfil de los candidatos

Aunado a lo anterior, Layda Negrete indica en su artículo Los ministros que vienen, publicado este lunes en Animal Político, que de los seis candidatos y candidatas a ministro de la Suprema Corte “hay escasa información”, lo cual supone un “mal punto de partida” porque “añade incertidumbre al proceso y delega al Senado y a los ciudadanos la tarea de hacerse con esa información”.

Además, Negrete resaltó que lo que sí queda claro de los aspirantes es que “ninguno cuenta con una trayectoria en protección de los derechos humanos, siendo éste un tema trascendental en el país”. “Esto habla de que no es una prioridad para el presidente, quien armó la terna”, añadió Negrete.

Por otra parte, las organizaciones civiles señalaron que el perfil del candidato Alejandro Gómez, procurador mexiquense, “es cuestionable, al relacionarse con un caso reciente de violaciones graves a derechos humanos, el caso Tlatlaya”. En este sentido, recordaron que personal ministerial de la Procuraduría estatal que encabeza Gómez “fue señalado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de la comisión de actos de tortura, malos tratos y agresiones sexuales en contra de tres mujeres víctimas que estuvieron presentes durante el momento de los hechos”.

Temor a una designación ‘Fast-Track’

El pasado jueves 18 de noviembre, la Mesa Directiva del Senado aprobó un acuerdo para la designación de ministros, el cual fue modificado tan sólo un día después, adelantando con este cambio la comparecencia de aspirantes para mañana martes 24 de noviembre, en lugar de que ésta se llevara a cabo a principios de diciembre, tal y como estaba previsto originalmente.

Para las organizaciones civiles, esta modificación las excluye del proceso y restringe el tiempo de análisis de las postulaciones por parte de los senadores, dejando en evidencia que el proceso de designación de ministros “no tiene garantía de estabilidad alguna”.

“Si un aspecto de procedimiento puede modificarse en menos de 24 horas, por cualquier razón, queda claro entonces que el proceso de designación se construye en arenas movedizas”, criticó Layda Negrete, quien advirtió que “formalmente nada impide” que mañana martes se pueda llevar a cabo una designación “Fast-track” de los dos nuevos ministros.

“La Constitución, en su artículo 96, establece como requisitos para el Senado la comparecencia de candidatos y aprobación del elegido con dos terceras partes de los votos de Senadores presentes en sesión válida, nada más. Si la Mesa directiva quisiera asumir el costo político de elegir a los ministros esta semana, podría hacerlo. El único freno viene dictado de la política, el control no es legal”, argumenta la integrante de México Evalúa.

Falta una ley que establezca criterios de selección

Ante estas debilidades, las organizaciones civiles coincidieron en apuntar que la falta de una ley reglamentaria que exija que los aspirantes a ministros sean seleccionados “bajo criterios objetivos preestablecidos” es la razón de la incertidumbre del actual proceso.

“Necesitamos que el proceso quede en una ley. Y que este nuevo proceso nos ayude a corregir las deficiencias del actual sistema de designaciones”, estimó Layda Negrete.

Los candidatos a ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación comparecerán este martes 24 de noviembre ante el Pleno del Senado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué son las armas nucleares ‘tácticas’ y cuán probable es que Rusia las use

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, vuelve a generar temores sobre el uso de armas nucleares en el campo de batalla.
23 de septiembre, 2022
Comparte

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, declaró estar dispuesto a usar armas nucleares para defender el territorio nacional, aumentando la preocupación de que podría lanzar un arma nuclear pequeña o “táctica” en Ucrania.

No es la primera vez que Putin hace ese tipo de amenazas. Al comienzo de su incursión en Ucrania, el mandatario ruso afirmó que estaba movilizando las “fuerzas de disuasión”, lo que se interpretó como sus armas nucleares, particularmente las armas tácticas.

Pero el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, inmediatamente advirtió a su homólogo que, de hacerlo, sería la más seria escalada militar desde la Segunda Guerra Mundial.

¿Qué son las armas nucleares tácticas?

Las armas nucleares tácticas son pequeñas ojivas nucleares con sistemas de lanzamientos destinados a usarse en el campo de batalla o en un ataque limitado.

Están diseñadas para destruir objetivos enemigos en un área específica sin causar una amplia descarga radiactiva.

Esto las distingue de las armas nucleares “estratégicas” de largo alcance que, durante la Guerra Fría, las dos superpotencias enfrentadas, Estados Unidos y la Unión Soviética, amenazaron con lanzar.

Las armas nucleares tácticas varían enormemente en tamaño y potencia.

La más pequeña puede ser de un kilotón o menos (equivalente a mil toneladas del explosivo TNT).

Las más grandes pueden llegar a los 100 kilotones.

Los efectos dependerían del tamaño de la ojiva, qué tan lejos del suelo detone y el entorno local.

Pero como comparación, la bomba que mató a unas 146.000 personas en Hiroshima, Japón, durante la Segunda Guerra Mundial, fue de 15 kilotones.

Misil de crucero Kalibr de Rusia

Getty Images
Los misiles de crucero Kalibr de Rusia pueden transportar ojivas nucleares y convencionales. Se pueden lanzar desde barcos o aviones y tienen un alcance de 1.500-2.500 km.

¿Qué armas nucleares tácticas tiene Rusia?

Según la inteligencia estadounidense, Rusia tiene unas 2.000 armas nucleares tácticas.

Estas se pueden colocar en varios tipos de misiles que normalmente se utilizan para lanzar bombas convencionales.

Incluso se pueden disparar como proyectiles de artillería en un campo de batalla.

También se han desarrollado para aviones y barcos, por ejemplo, torpedos y cargas de profundidad para apuntar a submarinos.

EE.UU. dice que recientemente Rusia ha hecho una gran inversión en este tipo de armas para mejorar su alcance y precisión.

Se cree que estas ojivas están en instalaciones de almacenamiento, en lugar de desplegadas y listas para disparar.

Sistemas rusos capaces de transportar armas nucleares tácticas

BBC

¿Cuándo se han usado armas nucleares tácticas?

Las armas nucleares tácticas jamás han sido utilizadas en conflicto.

Las potencias nucleares como EE.UU. y Rusia han encontrado igualmente la manera efectiva de destruir grandes objetivos en el campo de batalla usando municiones convencionales.

Además, hasta ahora ningún país con potencial atómico ha estado dispuesto a ser el responsable de desatar una guerra nuclear absoluta por usar armas nucleares tácticas.

Sin embargo, la preocupación de la comunidad internacional es que Rusia podría estar dispuesta a usar armas tácticas más pequeñas en lugar de misiles estratégicos más grandes.

“Es posible que crean que el uso de armas más pequeñas no cruza la línea roja que transforma el conflicto bélico en un conflicto nuclear, dice Patricia Lewis, jefa del programa de seguridad internacional en el grupo de expertos Chatham House.

“Podrían verlo como un uso de fuerzas convencionales”.

Artillería Malka.

Getty Images
Las fuerzas rusas pueden disparar pequeñas ojivas nucleares usando artillería convencional.

¿Qué tan preocupantes son las amenazas nucleares de Putin?

Putin ha hecho más de una referencia a las armas nucleares que tiene Rusia, aparentemente para intentar crear una sensación de miedo.

En febrero de 2022, poco antes de la invasión a Ucrania, el presidente Putin puso a las fuerzas nucleares rusas en “alerta de combate especial” y realizó ejercicios nucleares de alto perfil.

Más recientemente, dijo: “Si la integridad territorial de nuestro país se ve amenazada, sin duda usaremos todos los medios disponibles para protejer a Rusia y nuestro pueblo. Esto no es un farol”.

Rusia planea anexar las regiones del sur y oriente de Ucrania que tiene ocupadas. En Lugansk, Donetsk, Jersón y Zaporiyia, en el este del país, ya inició los polémicos referendos para crear “repúblicas populares”, al tiempo que Putin reiteró defender la integridad territorial a toda costa.

Los espías estadounidenses ven esto como una señal dirigida a Occidente para persuadirlo de que no intervenga en Ucrania, no como una señal de que está planeando una guerra nuclear.

Pero a otros les preocupa que si Rusia sufre más reveses, podría verse tentada a utilizar un arma táctica más pequeña en Ucrania para forzar un cambio con el propósito de salir del estancamiento o evitar la derrota.

“Estoy legítimamente preocupado que en esa circunstancia, Putin podría usar un arma nuclear -muy probablemente sobre el terreno en Ucrania para aterrorizar a todo el mundo y salirse con la suya. No hemos llegado a ese punto todavía”, dice James Acton, un experto en temas nucleares del Fondo Carnegie para la Paz Internacional Pace en Washington DC.

Número total de ojivas nucleares

BBC

¿Cómo ha respondido Estados Unidos?

El presidente de EE.UU., Joe Biden, advirtió a Rusia de no usar armas nucleares en la guerra en Ucrania.

Durante una entrevista con el canal nociticioso CBS, Biden afirmó que dicha acción “cambiaría el rostro de la guerra de una manera nunca vista desde la Segunda Guerra Mundial”, añadiendo que tendría grandes consecuencias.

Es difícil predecir cómo responderían Estados Unidos y la OTAN a cualquier uso de armas nucleares.

Es posible que no quieran intensificar la situación aún más y arriesgarse a una guerra nuclear total, pero también pueden querer trazar una línea.

Esto podría significar una dura respuesta convencional en lugar de nuclear.

Sin embargo, hay una razón por la que Rusia podría no usar armas nucleares: China.

“Rusia depende en gran medida del apoyo chino” dice la doctora Heather Williams, experta nuclear de Kings College en Londres.

“Pero China tiene una doctrina respecto a las armas nucleares de “no ser el primero que las usa”. Por lo que si Putin lo hiciera sería increíblemente difícil para China apoyarlo”.

“Si las usa, probablemente perdería a China”, señala la experta.

“Una vez que ha cruzado el umbral nuclear, no hay un punto de parada obvio”, añade, por su parte, James Acton.

“No creo que nadie pueda decir cómo sería ese mundo”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pssIzBbUotE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.