Mujeres encarceladas en Oaxaca denuncian múltiples fallas en su proceso judicial
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Mujeres encarceladas en Oaxaca denuncian múltiples fallas en su proceso judicial

Detenciones arbitrarias, falta de información sobre su proceso, poco contacto con los defensores o imposibilidad de hablar con un juez son sólo algunas de las irregularidades.
Especial
Por Tania Montalvo
17 de noviembre, 2015
Comparte
Mujeres encarceladas en Oaxaca denuncian múltiples fallas en su proceso judicial.

Mujeres encarceladas en Oaxaca denuncian múltiples fallas en su proceso judicial.

Mujeres que permanecen en prisión en el estado de Oaxaca denuncian fallas en el proceso judicial que enfrentan tras haber sido detenidas por delitos vinculados al tráfico de drogas, principalmente el transporte de mariguana.

Lo común es que esas mujeres hayan sido detenidas de manera arbitraria, obligadas a firmar una declaración pese a no saber leer y nunca tener contacto con su abogado defensor, reveló una investigación realizada por la organización feminista Equis, Justicia para las Mujeres.

El 91% de las mujeres que participan en la investigación no portaban armas al momento de su detención, un porcentaje similar no tiene antecedentes penales y son mujeres indígenas; mientras que el 60% no completaron la secundaria y se encuentran en situación de necesidad económica.

De diez entrevistas realizadas, el 100% dijo que no haber recibido suficiente información sobre su proceso judicial cuando cumplió dos años en prisión preventiva.

Es el caso de Teresa —nombre falso para proteger su identidad—, una madre soltera sin escolaridad. Militares entraron a su casa sin orden de cateo o aprehensión y dijeron que una persona la había acusado de vender mariguana.

Teresa declaró que la pusieron contra la pared y mientras no veía qué pasaba removieron todas las cosas de su casa. Luego la subieron a una camioneta, la trasladaron al Ministerio Público y le dijeron que habían encontrado la droga.

Ella se declaró inocente, pero ya cumplió dos años en prisión y todavía no tiene sentencia.

Sólo habló una vez con su abogado de oficio y la obligaron a firmar una declaración. Ella no sabe leer. Al juez sólo lo ha visto una vez en una videoconferencia y no existe ni una sola prueba del caso.

Equis. Justicia para las Mujeres denuncia que además de las irregularidades en los procesos judiciales, no se toman en cuenta las circunstancias de las mujeres, su necesidad económica o el desconocimiento de que están cometiendo un delito.

Ellas “ocupan los eslabones más bajos de la cadena delictiva” en el negocio del tráfico de drogas; pues se desempeñan como cultivadoras, recolectoras, vendedoras al menudeo o para transportar paquetes.

Otro caso que estudió la organización es el de Carmen, quien necesitaba dinero para las pruebas médicas de su hijo y para comprar alimentos para el resto de su familia. Pidió un préstamo, pero cuando lo hizo un hombre le ofreció trabajo y le pidió llevar un paquete a la capital.

Fue detenida en un retén con el paquete que contenía mariguana, la mantuvieron incomunicada y la obligaron a firmar una declaración en la que no sólo reconoce como suyo el paquete; también agrega que tenía un celular en el que se hallaron imágenes con droga y fajos de billetes. Está sentenciada a 10 años de prisión.

Cuando fue detenida no vio a ningún abogado ni fue asesorada legalmente. Días después se le asignó un abogado de oficio pero éste nunca se presentó a las audiencias ni a los careos con los agentes que la detuvieron.

“Ellas (las mujeres) son la mano de obra reemplazable de las redes criminales transnacionales. Mientras que el número de reclusas ha aumentado considerablemente estos últimos años, los estudios reflejan que un importante número de mujeres reclusas por delitos contra la salud no plantean un riesgo para la sociedad y que, como ocurre con el resto de personas privadas de libertad, su encarcelamiento dificulta la posterior reinserción social afectando fuertemente la vida de las mujeres y de sus dependientes”, advierte Equis. Justicia para las mujeres en su investigación.

La organización alerta que esta política de encarcelar a mujeres que cometen delitos como posesión y transporte de drogas sin estudiar sus casos implica altos costos sociales para el país.

“El encarcelamiento por este tipo de delitos, no violentos, tiene más repercusiones a nivel socioeconómico para las mujeres que para la verdadera lucha contra el narcotráfico. El encarcelamiento de estas mujeres no afecta las dinámicas e intensidad del tráfico de drogas en el país”.

Según datos recabados por la organización, estas detenciones han aumentado 170% en la última década, lo que provoca que ocho de cada diez mujeres en prisión lo estén por algún delito vinculado a las drogas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Odebrecht en Panamá: condenan en EU a dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli por ayudar con los sobornos de la constructora

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares fueron sentenciados a tres años de prisión tras haber abierto cuentas y creado empresas ficticias para recibir sobornos de la constructora Odebrecht que, según dijeron, tenían como destino a su padre.
21 de mayo, 2022
Comparte

Dos hijos del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli fueron condenados este viernes en un tribunal de Estados Unidos por conspirar para recibir sobornos, supuestamente para su padre, por parte de la constructora brasileña Odebrecht.

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares ya se habían declarado culpables del lavado de 28 millones de dólares que, según el abogado de Luis Enrique Martinelli, James Mac Govern, cometieron “por órdenes del padre”.

El juez Raymond Dearie emitió una condena de tres años de cárcel y dos más de libertad vigilada, una pena inferior a la que buscaba la fiscalía de entre nueve y 11 años.

Ya que habían estado detenidos en Guatemala y Estados Unidos desde hace casi dos años, los hermanos Martinelli solo tendrán que pasar 13 meses más en prisión.

El caso inició en 2016, cuando la compañía Odebrecht reconoció haber sobornado con más de 700 millones de dólares a funcionarios de varios países de América Latina para ganar contratos.

El expresidente Ricardo Martinelli no ha sido condenado por ningún delito, pero sigue bajo investigación en Panamá en un caso separado por presunta corrupción relacionada con Odebrecht.

El exmandatario ha rechazado las acusaciones en su contra.

“Para complacerlo”

Tras ser detenidos y acusados, los hermanos Martinelli Linares reconocieron haber creado cuentas bancarias y compañías ficticias para recibir los sobornos durante el mandato de su padre en Panamá (2009-2014).

En 2021, se declararon culpables de un cargo de conspiración de lavado de dinero.

Los hermanos Martinelli Linares en un tribunal de Nueva York

Reuters

“Realmente quería complacerlo, mantenerlo feliz, mantenerlo orgulloso (…) Eso no quiere decir que no soy responsable de mis acciones”, declaró en alusión a su padre Luis Martinelli, en la audiencia de sentencia en el tribunal de Nueva York.

Ricardo Alberto Martinelli también dijo que lamentaba sus acciones y esperaba que su declaración de culpabilidad ayudara a “establecer la rendición de cuentas” en Panamá.

Para los acusados fue “un resultado favorable, muy alejado de las excesivas pretensiones de los fiscales”, dijo el vocero del expresidente Martinelli, Luis Camacho.

La defensa había argumentado que los hermanos Martinelli no deberían pasar más tiempo detenidos porque habían actuado “por órdenes de su padre”, y ya habían pasado casi dos años detenidos en Guatemala y seis meses en Brooklyn.

Ricardo Martinelli

Reuters
El expresidente estuvo un tiempo prófugo, hasta que fue detenido en Miami y extraditado a Panamá.

El juez Dearie dijo que los dos hijos del expresidente habían mostrado durante el tiempo en que delinquieron una actitud “arrogante”.

No obstante, desestimó la petición de hasta 11 años de cárcel que había solicitado la fiscalía, la cual espera que haya un pago de 19 millones de dólares de los 28 millones implicados en el juicio por sobornos de los Martinelli.

Los casos por corrupción protagonizados por la firma Odebrecht han supuesto grandes escándalos y la apertura de procesos judiciales en Brasil, Perú, Panamá, Ecuador, Argentina, República Dominicana, Colombia y México.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lJVnwcK0GNM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.