Policías federales dieron paso libre a secuestradores de normalistas: bitácora
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Policías federales dieron paso libre a secuestradores de normalistas: bitácora

A pesar de que la Policía Federal reportó "saldo blanco" durante la noche del 26 de septiembre de 2014, sus bitácoras de servicio revelan que sus patrullas estuvieron en los lugares y momentos en que fueron atacados los normalistas de Ayotzinapa.
Cuartoscuro
Por Paris Martínez
3 de noviembre, 2015
Comparte
Patrullas de la Policía Federal estuvieron en los lugares y momentos en que fueron atacados los normalistas de Ayotzinapa, de acuerdo con las bitácoras oficiales. // Foto: Archivo Cuartoscuro.

Patrullas de la Policía Federal estuvieron en los lugares y momentos en que fueron atacados los normalistas de Ayotzinapa, de acuerdo con las bitácoras oficiales. // Foto: Archivo Cuartoscuro.

El 26 de septiembre de 2014, siendo las 21:55 horas, el jefe de la Policía Federal en Iguala notificó a sus superiores que las patrullas de esta corporación acababan de ser apostadas en “los accesos a esta ciudad”, tras enterarse de que agentes municipales enfrentaban a normalistas de Ayotzinapa.

Las bitácoras de servicio de dichas patrullas, sin embargo, demuestran que las unidades de la PF no acudieron a vigilar los accesos de Iguala, cuando supuestamente recibieron dicha orden, sino que, por el contrario, una de estas patrullas recorrió los dos puntos en donde estaban siendo secuestrados los normalistas, sin prestarles ningún auxilio, mientras que otras dos patrullas de la Federal se alejaron de esta ciudad, dejando el paso libre al convoy en el que los normalistas, ya secuestrados, fueron extraídos del municipio.

Según el reporte interno con clave PF/DSR/CEG/EI/T.I/1362/2014, emitido durante la misma noche del 26 de septiembre, la Policía Federal supo del operativo contra los normalistas a las 21:55 horas, situación ante la cual “las unidades se encuentran al pendiente a los accesos de esta ciudad”, como se notificó al mando superior.

Los reportes operativos de la PF —obtenidos por Animal Político a través de una solicitud de acceso a información pública— señalan que cuatro de sus patrullas estaban en operación esa noche: dos de ellas vigilando el tramo carretero que va de Iguala a Teloloapan —por donde fueron extraídos los normalistas luego de ser secuestrados, según la versión oficial de los hechos—, y otras dos en el tramo Iguala-Mezcala, en la salida sur de la ciudad.

Aunque la mayor parte de la información que contienen las “bitácoras de servicio” de estas patrullas fue borrada por la PF antes de entregar una “versión pública” a Animal Político, esta copia del documento aún preserva las anotaciones de la central de radio con la cual se reportó cada una de estas unidades, a lo largo de la noche.

Cada vez que estas patrullas entablaron comunicación radial, la central tomó nota de la hora y la ubicación del vehículo, gracias a lo cual, los movimientos realizados por estas unidades puede detallarse puntualmente.

A continuación, te presentamos la forma en que cada una de estas patrullas actuó, en el momento en que los normalistas de Ayotzinapa eran raptados y desaparecidos en Iguala. Para mayor claridad, en el presente trabajo dichas patrullas son identificadas con letras del abecedario, debido a que la PF borró sus números de identificación en la versión pública de sus bitácoras.

Patrulla A: ojos cerrados…

En el reporte a sus mandos superiores, el jefe de la Policía Federal asegura haberse enterado —a través del operador de la central de radio C4— que normalistas causaban “disturbios” en la ciudad, siendo en ese momento las 21:55 horas.

Lo cierto, sin embargo, es que el primer reporte del C4 se emitió al menos siete minutos antes (a las 21:48, según la averiguación previa de la PGR), y no hablaba de “disturbios”, sino que notificaba que una persona acababa de recibir un disparo en la cabeza, en el marco del operativo que la Policía Municipal realizaba contra los estudiantes, en la calle Juan N. Álvarez y Periférico Norte.

Así, cuando la Policía Federal dice haber tomado conocimiento de los hechos, era consciente de que no se trataba de simples disturbios estudiantiles, sino de un operativo en el que agentes municipales estaban disparando directamente contra población civil.

Para ese momento, la unidad de la Federal que se encontraba más cerca de los hechos era la Patrulla A, ubicada en la salida sur de la ciudad, en el kilómetro 127 + 500 de la carretera Iguala-Mezcala.

En ese momento, esta patrulla estaba a 12.5 kilómetros del Palacio de Justicia de Iguala, y a 15 kilómetros de Periférico y Juan N. Álvarez.

Tal como se reconoce en reportes desclasificados de la Secretaría de la Defensa Nacional, además del operativo en Periférico Norte, a las 22:00 horas se reportó que un segundo operativo se realizaba al otro extremo de la ciudad, frente al Palacio de Justicia de Iguala (kilómetro 120 de la carretera Iguala-Mezcala), donde el C4 daba cuenta que la Policía Municipal había interceptado al autobús Estrella de Oro 1531.

En este autobús viajaban entre 13 y 15 normalistas, todos los cuales fueron detenidos y desaparecidos en ese momento.

Según el reporte de inteligencia militar, realizado por un agente encubierto que vigilaba a la distancia, la intercepción y privación de la libertad de los estudiantes frente al Palacio de Justicia duró aproximadamente 45 minutos, de las 22:00 a las 22:45 horas.

Mientras estos hechos se desarrollaban, la PGR solicitó (a las 22:25 horas) que la Policía Federal enviara agentes para que verificaran “la veracidad” de los enfrentamientos reportados por el C4.

Cinco minutos después (a las 22:30 horas), la Patrulla A de la Federal abandonó su ubicación en la salida Iguala-Mezcala, y partió rumbo al norte, con destino a Teloloapan, a donde llegó 38 minutos después (a las 23:08 horas).

Es importante subrayar que para llegar a Teloloapan, desde donde se encontraba, esta patrulla sólo tenía un camino posible: tomar la avenida Periférico al norte, pasando obligatoriamente por el Palacio de Justicia municipal, primero, y luego por Juan N. Álvarez, es decir, por los dos puntos del municipio en donde estaban siendo atacados los normalistas de Ayotzinapa.

El recorrido del kilómetro 127 + 500 hasta la ciudad de Teloloapan consta de 74 kilómetros, que esta unidad completó en 38 minutos, lo que habría demandado una velocidad promedio de 116.8 kilómetros por hora.

A esta velocidad, la Patrulla A tendría que haber cruzado frente al Palacio de Justicia de Iguala aproximadamente entre las 22:34 y las 22:40 horas, es decir, al mismo tiempo en el que los normalistas del autobús Estrella de Oro 1531 eran detenidos, golpeados y puestos a bordo de entre cinco y siete vehículos oficiales, tal como señalan los reportes de la Sedena.

A pesar de ello, los agentes de la Patrulla A no informaron haber presenciado nada, siguiendo su camino.

Destaca aún más que, de uno a dos minutos después (entre las 22:40 y las 22:42 horas), esta patrulla de la Policía Federal debió pasar por el cruce de Periférico Norte y Juan N. Álvarez, es decir, en el momento en que los normalistas ahí acorralados todavía eran tiroteados por la agentes municipales.

Según los peritajes de la PGR, en Periférico Norte y Juan N. Álvarez fueron realizados al menos 45 disparos de arma de fuego, entre las 21:55 y las 22:50 horas, que causaron tres heridos, los cuales fueron evacuados en el mismo lapso por dos ambulancias.

Destaca entonces que, aún con un tiroteo en marcha y con ambulancias evacuando heridos de emergencia, la Patrulla A de la Policía Federal no reportase ninguna novedad al pasar por el lugar de los hechos.

A las 23:08 horas, esta patrulla arribó a la ciudad de Teloloapan, lo que revela, por último, que sus tripulantes ignoraron la indicación de estar pendiente de la salida carretera de esta ciudad, ya que para llegar a Teloloapan tuvo que haberse alejado 61 kilómetros de Iguala.

Patrulla B: frente a frente…

Cuando se emite la orden de custodiar las salidas carreteras de Iguala, a las 21:55 horas, la Patrulla B de la Policía Federal se encontraba en el kilómetro 61 de la carretera Iguala-Altamirano, es decir, a la entrada de la ciudad de Teloloapan.

Esta patrulla tardó 55 minutos en recorrer el camino de vuelta al cuartel de la PF en Iguala, tramo que mide 62.75 kilómetros, por lo que la velocidad promedio a la que avanzó esta unidad fue de 68.45 kilómetros por hora.

Avanzando a esta velocidad, la Patrulla B habría recorrido el tramo carretero por el que se llevaron a los normalistas (que va de Loma del Coyote a Juan N. Álvarez, por Periférico Norte) entre las 23:08 y las 23:14 horas.

Ésta es, cabe subrayar, la única ruta posible por la que pudo arribar la Patrulla B a Iguala.

En este tramo carretero —de Loma del Coyote a Juan N. Álvarez, por Periférico Norte— estuvieron los normalistas al menos entre las 22:50 (cuando se consumó su secuestro) y las 23:19 horas (momento en que fueron captados por las cámaras de vigilancia de Periférico Norte, según imágenes difundidas por PGR).

Esto quiere decir que la Patrulla B y los normalistas secuestrados surcaron el mismo tramo carretero, en el mismo tiempo, topando obligatoriamente de frente: la patrulla en dirección sur y las víctimas en dirección norte.

A pesar de que los normalistas secuestrados estaban siendo movilizados en cuatro camionetas tipo pick up con emblemas policíales, dos de ellas ajenas al municipio de iguala, la Patrulla B de la Federal no reportó haber alterado su andar, siguiendo su camino hasta llegar al cuartel de la Policía Federal a las 23:15 horas.

Dado lo anterior, esta unidad tampoco respondió a la supuesta orden de mantenerse al pendiente de la salida carretera de Iguala.

Patrulla C: paso libre…

Según los hechos descritos por víctimas sobrevivientes, testigos ajenos a los hechos e incluso de policías involucrados, el ataque con armas de fuego en contra de los normalistas inició aproximadamente a las 21:30 horas, y concluyó a las 22:50 horas, cuando su fueron evacuados en patrullas, ya secuestrados.

Durante todo este tiempo, la Patrulla C se mantuvo estática y lejos, a 43 kilómetros de Iguala, sobre la carretera que lleva a Teloloapan.

Esta patrulla ni siquiera se acercó a Iguala cuando, a las 21:55 horas, se emitió la indicación de estar al pendiente de las salidas carreteras de dicha ciudad.

De hecho, la Patrulla C se mantuvo quieta en ese punto un total de dos horas y 15 minutos, hasta las 23:45 horas.

Luego, a las 00:20 horas, esta patrulla reportó su ubicación en el kilómetro 61, lo que quiere decir que tras recibirse la indicación de vigilar los accesos a Iguala, esta patrulla tomó el camino contrario y se alejó 18 kilómetros más, hasta llegar a Teloloapan. 

La Patrulla C, además, revela en su bitácora de servicio un recorrido extraño, prácticamente inexplicable: luego de reportarse en Teloloapan, se afirma que emprendió la vuelta a Iguala, y que llegó hasta el lado sur de dicha ciudad (un recorrido de más de 70 kilómetros) en 16 minutos.

Si esto fuese cierto, la Patrulla C habría tenido que mantener una aceleración de 262 kilómetros por hora, sin frenar ni una sola vez, en una carretera en la que, debido a sus decenas de curvas, la velocidad promedio es de 12 km/h, o menos (según los registros de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes).

Durante el turno que va de las 15:00 a las 00:00 horas del 26 de septiembre de 2014, la Policía Federal reporta que una cuarta patrulla estuvo activa, sin embargo, sólo registra actividad a partir de las 00:45 horas (es decir, por fuera de su turno), momento en el que esta unidad fue ubicada en la salida sur del municipio.

Epílogo: saldo blanco

A pesar de que la Policía Federal reportó “saldo blanco” durante la noche del 26 de septiembre de 2014, sus bitácoras de servicio revelan que sus patrullas estuvieron en los lugares y momentos en que fueron atacados los normalistas de Ayotzinapa: una de ellas, cruzando por los dos puntos donde los estudiantes estaban siendo agredidos, balaceados y secuestrados; una más, que recorrió el mismo camino por el que se los llevaron, pero en sentido inverso; y una más que en vez de acudir a vigilar la ciudad, se alejó aún más de ella.

Pero la presencia de agentes de la Policía Federal en los lugares y momentos de los ataques no sólo queda evidenciada por las bitácoras de servicio de sus patrullas, sino también por las declaraciones ministeriales de víctimas e inculpados.

Al rendir su testimonio, el chofer de la empresa Estrella de Oro, que conducía el autobús 1531 —detenido frente al Palacio de Justicia, y del que fueron secuestrados y desaparecidos entre 13 y 15 normalistas—, asegura que durante el operativo contra los estudiantes observó la participación no sólo de agentes municipales, sino también de elementos de la Policía Federal, así como de la Policía Estatal.

En el mismo punto, uno de los policías municipales detenidos por la agresión reconoció que, al participar en el operativo frente al Palacio de Justicia, “me percaté que llegaron dos patrullas de la Federal”.

Aún así, la Policía Federal reportó que el operativo de la noche del 26 de septiembre de 2014 concluyó “sin lesionados ni muertos”, lo cual, se subraya, fue “verificado” por sus propios agentes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué se sabe de la vacunación masiva que Rusia prepara para octubre y por qué genera dudas

La Organización Mundial de la Salud alertó que, pese a existir diversas vacunas en fase final de pruebas, la efectividad de las mismas estaba por ser demostrada y que, probablemente, nunca habrá una "solución inmediata".
8 de agosto, 2020
Comparte

El desenfreno por encontrar una nueva vacuna contra el coronavirus es quizás “la carrera espacial” del siglo XXI.

Si a mediados del siglo pasado llegar al cosmos y conquistarlo era el desafío de las grandes potencias, ahora lo es encontrar una solución que ponga fin a la pandemia.

Y otra vez, como hace medio siglo, Rusia quiere dejar atrás a sus contendientes: la pasada semana, el Kremlin anunció que iniciaría en octubre un proyecto de vacunación masiva contra el coronavirus con una inyección de la que poco se sabe y cuya eficacia ya ha sido cuestionada por expertos internacionales.

Según informó el ministro de Salud, Mijail Murashko, tras “completar ensayos clínicos”, el país realizará los registros y comenzará la producción de las dosis para iniciar en dos meses la vacunación masiva.

“La primera vacuna contra el coronavirus, desarrollada por el Instituto Gamaleya, ha completado sus ensayos clínicos y ahora se está preparando la documentación para el procedimiento de registro”, indicó Murashko.

De acuerdo con el ministro, el país está a la vez probando otras vacunas que también esperan someter a otros ensayos clínicos en los próximos meses.

Rusia no es la primera nación en probar vacunas contra el coronavirus o en decir que tiene una con resultados alentadores (incluso Corea del Norte lo aseguró este fin de semana), pero sí es el primero que anuncia que se lanzará a vacunar de forma masiva a su población.

Gráfico

BBC

La efectividad de la vacuna, sin embargo, ha sido puesta en tela de juicio.

Rusia no ha publicado ningún estudio o dato científico sobre las pruebas que realizó y tampoco se conocen detalles sobre las fases del proceso que generalmente debe cumplir antes de aprobar y lanzarse al mercado una vacuna.

El viernes, en una audiencia en el Congreso de Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de EE.UU, cuestionó si los métodos utilizados en Rusia y China para probar las vacunas fueron correctos por la rapidez con que se completaron.

“Nosotros también podríamos tener una vacuna mañana. No sería segura o efectiva, pero podríamos tener una vacuna mañana”, dijo.

La Organización Mundial de la Salud alertó que, pese a existir diversas vacunas en fase final de pruebas, la efectividad de las mismas estaba por ser demostrada y que, probablemente, nunca habrá una “solución inmediata”.

“Varias vacunas se encuentran ahora en ensayos clínicos de fase tres, y todos esperamos tener varias efectivas que puedan ayudar a prevenir la infección de las personas. Sin embargo, no hay una solución inmediata en este momento y puede que nunca la haya”, dijo el director de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

¿Qué se sabe de la vacuna rusa?

Según explica el servicio ruso de la BBC, la primera vacuna rusa contra el coronavirus fue desarrollada por científicos del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología (Gamaleya) junto con el Ministerio de Defensa.

A mediados de junio, este último informó sobre la finalización “exitosa” de las pruebas en voluntarios en el hospital militar Burdenko, aunque no publicó ningún tipo de evidencia científica al respecto.

voluntarios

Reuters
Rusia mostró algunos de los voluntarios que participaron en la prueba.

“En el momento del alta, todos los voluntarios sin excepción que recibieron inmunidad al coronavirus se sintieron bien. Por lo tanto, la primera vacuna doméstica contra la nueva infección por coronavirus está lista”, dijo entonces el primer viceministro de Defensa, Ruslan Tsalikov.

El funcionario indicó entonces que la producción masiva de la vacuna estaba programada para comenzar en agosto, cuando esperaban recibir la aprobación final.

El Ministerio de Defensa enfatizó que los resultados de la prueba mostraban “inequívocamente” el desarrollo de “una respuesta inmune en todos los voluntarios, sin efectos secundarios, complicaciones o reacciones no deseadas”.

No se informó cuántas personas fueron sometidas a la prueba, detalles de las mismas o información sobre cuánto duraría la respuesta inmune o el tipo de inmunidad que produciría la vacuna.

El anuncio de la campaña de vacunación masiva se produjo cuando, según la agencia estatal Itar-Tass, Rusia aún se encuentra en “la etapa final de la segunda fase” de la vacuna, (de tres, la última de las cuales es la más decisiva y ofrece las claves reales sobre su potencial uso extendido).


Las fases de prueba de una vacuna

En una reciente entrevista con BBC Mundo, la doctora Maria Elena Bottazzi, experta en vacunología tropical de la Universidad de Baylor, en Houston, EE.UU., explicó las distintas fases de prueba de una vacuna y la importancia de su cumplimiento.

De acuerdo con la experta, que co-dirige el desarrollo de una de las vacunas contra el covid-19, hay tres fases previas al registro y aprobación de una vacuna.

  • “La fase 1 es la evaluación inicial de seguridad en la que se prueba en un número de individuos muy pequeño y se hace en un rango de edad también muy restringido, entre 18-50 años”.
  • “En la fase 2 se expande a cientos de individuos y ya se empiezan a ver indicios de la potencial eficacia de la vacuna. En esa fase se empieza a dar la idea de cuántas dosis serían necesarias y qué distancia de tiempo debe haber entre estas dosis”.
  • “Ya la fase 3, que es la más importante, es la que se hace multicéntrica, o sea, en varios lugares. Requiere miles de personas y de nuevo es necesario expandir el perfil de seguridad y el número de dosis”.

“Todavía falta mucho por la parte de las evaluaciones clínicas para determinar no solo cuál es el perfil de seguridad de las vacunas que están siendo evaluadas, sino también si son efectivas una vez que sean distribuidas”, señaló Botazzi.


¿Qué se sabe de la campaña de vacunación de Rusia?

Según indicó el Ministerio de Salud, tras el registro y la producción se prevé comenzar una campaña de vacunación en octubre de forma gratuita.

Inicialmente, de acuerdo con la autoridad sanitaria, se vacunará a grupos especiales de la población: médicos, maestros y aquellos que están constantemente en contacto con grandes grupos de personas.

Según la viceprimera ministra rusa, Tatiana Golikova, la vacuna, que es “una de las dos más prometedoras” que se prueban actualmente en el país, será sometida a un ensayo clínico mayor este mes.

“En agosto de 2020, se planea probarla bajo otras condiciones, es decir, después del registro se planea otro ensayo clínico para 1.600 personas. Se espera el lanzamiento a la producción industrial en septiembre de 2020”, dijo.

Inyección

Getty Images
Las vacunas tienen que pasar generalmente por varias fases de prueba hasta que puedan aprobarse para uso masivo.

Este lunes, en una entrevista con la agencia estatal Itar-Tass, el ministro de Industria y Comercio Denis Manturov indicó que el mes próximo tres compañías rusas comenzarán la producción comercial de “la primera vacuna contra el coronavirus”.

¿Por qué genera sospechas y dudas esta vacuna?

El servicio ruso de la BBC señala que tanto dentro como fuera de Rusia varios expertos y analistas han expresado temores de que los ensayos clínicos puedan haber sido insuficientes en el esfuerzo del Kremlin por ganar la carrera de las vacunas contra otros países.

El presidente ruso, Vladimir Putin, instruyó al gobierno en abril a tomar decisiones destinadas a simplificar y acortar el plazo para los ensayos clínicos y preclínicos.

En mayo pasado, la Asociación de Organizaciones de Investigación Clínica criticó a Rusia luego de que se conociera que los científicos del Instituto Gamaleya se habían autoinculado algunas dosis, cuando aún estaban en la etapa de prueba de la vacuna en animales.

Sin embargo, el director del Instituto, Alexander Gintsburg, explicó que el personal del centro se había inyectado un medicamento experimental “para continuar desarrollándolo sin el riesgo de infección durante la pandemia”, y señaló que los científicos no tuvieron efectos secundarios.

Laboratorio

Getty Images
Los avances en la búsqueda de una vacuna se están produciendo a una velocidad extraordinaria, según científicos.

El servicio ruso de la BBC indica que recientemente hubo reportes de que algunos miembros de la élite rusa supuestamente obtuvieron en abril acceso a la vacuna contra el coronavirus producida por el Instituto Gamaleya, aunque el Ministerio de Salud lo negó.

Varios expertos internacionales, incluido Fauci, también han cuestionado la prisa de Rusia, la posible efectividad de la vacuna y el hecho de anunciar una campaña masiva de vacunación sin haber terminado las pruebas a mayor escala.

Cualquiera puede decir que tiene una vacuna y fabricarla, pero hay que demostrar que es segura y efectiva, lo cual dudo que lo hayan demostrado”, dijo Fauci la semana pasada en una entrevista con BlackPressUSA TV.

“Hay que tener cuidado con los que ahora dicen tener una vacuna”, agregó.

La periodista científica rusa Irina Yakutenko también cuestionó el procedimiento por considerar que “inocularán la vacuna y verán lo que sucede, no se esperan análisis y comparaciones normales”, dijo en su canal de Telegram.

De acuerdo con el servicio ruso de la BBC, otra de las preguntas que quedan por resolver también es qué tan efectiva será la vacuna y si el país logrará comenzarán la producción a tiempo a gran escala antes de la fecha prometida, dados los desafíos de infraestructura que esto supone.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.