close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
Policías federales dieron paso libre a secuestradores de normalistas: bitácora
A pesar de que la Policía Federal reportó "saldo blanco" durante la noche del 26 de septiembre de 2014, sus bitácoras de servicio revelan que sus patrullas estuvieron en los lugares y momentos en que fueron atacados los normalistas de Ayotzinapa.
Cuartoscuro
Por Paris Martínez
3 de noviembre, 2015
Comparte
Patrullas de la Policía Federal estuvieron en los lugares y momentos en que fueron atacados los normalistas de Ayotzinapa, de acuerdo con las bitácoras oficiales. // Foto: Archivo Cuartoscuro.

Patrullas de la Policía Federal estuvieron en los lugares y momentos en que fueron atacados los normalistas de Ayotzinapa, de acuerdo con las bitácoras oficiales. // Foto: Archivo Cuartoscuro.

El 26 de septiembre de 2014, siendo las 21:55 horas, el jefe de la Policía Federal en Iguala notificó a sus superiores que las patrullas de esta corporación acababan de ser apostadas en “los accesos a esta ciudad”, tras enterarse de que agentes municipales enfrentaban a normalistas de Ayotzinapa.

Las bitácoras de servicio de dichas patrullas, sin embargo, demuestran que las unidades de la PF no acudieron a vigilar los accesos de Iguala, cuando supuestamente recibieron dicha orden, sino que, por el contrario, una de estas patrullas recorrió los dos puntos en donde estaban siendo secuestrados los normalistas, sin prestarles ningún auxilio, mientras que otras dos patrullas de la Federal se alejaron de esta ciudad, dejando el paso libre al convoy en el que los normalistas, ya secuestrados, fueron extraídos del municipio.

Según el reporte interno con clave PF/DSR/CEG/EI/T.I/1362/2014, emitido durante la misma noche del 26 de septiembre, la Policía Federal supo del operativo contra los normalistas a las 21:55 horas, situación ante la cual “las unidades se encuentran al pendiente a los accesos de esta ciudad”, como se notificó al mando superior.

Los reportes operativos de la PF —obtenidos por Animal Político a través de una solicitud de acceso a información pública— señalan que cuatro de sus patrullas estaban en operación esa noche: dos de ellas vigilando el tramo carretero que va de Iguala a Teloloapan —por donde fueron extraídos los normalistas luego de ser secuestrados, según la versión oficial de los hechos—, y otras dos en el tramo Iguala-Mezcala, en la salida sur de la ciudad.

Aunque la mayor parte de la información que contienen las “bitácoras de servicio” de estas patrullas fue borrada por la PF antes de entregar una “versión pública” a Animal Político, esta copia del documento aún preserva las anotaciones de la central de radio con la cual se reportó cada una de estas unidades, a lo largo de la noche.

Cada vez que estas patrullas entablaron comunicación radial, la central tomó nota de la hora y la ubicación del vehículo, gracias a lo cual, los movimientos realizados por estas unidades puede detallarse puntualmente.

A continuación, te presentamos la forma en que cada una de estas patrullas actuó, en el momento en que los normalistas de Ayotzinapa eran raptados y desaparecidos en Iguala. Para mayor claridad, en el presente trabajo dichas patrullas son identificadas con letras del abecedario, debido a que la PF borró sus números de identificación en la versión pública de sus bitácoras.

Patrulla A: ojos cerrados…

En el reporte a sus mandos superiores, el jefe de la Policía Federal asegura haberse enterado —a través del operador de la central de radio C4— que normalistas causaban “disturbios” en la ciudad, siendo en ese momento las 21:55 horas.

Lo cierto, sin embargo, es que el primer reporte del C4 se emitió al menos siete minutos antes (a las 21:48, según la averiguación previa de la PGR), y no hablaba de “disturbios”, sino que notificaba que una persona acababa de recibir un disparo en la cabeza, en el marco del operativo que la Policía Municipal realizaba contra los estudiantes, en la calle Juan N. Álvarez y Periférico Norte.

Así, cuando la Policía Federal dice haber tomado conocimiento de los hechos, era consciente de que no se trataba de simples disturbios estudiantiles, sino de un operativo en el que agentes municipales estaban disparando directamente contra población civil.

Para ese momento, la unidad de la Federal que se encontraba más cerca de los hechos era la Patrulla A, ubicada en la salida sur de la ciudad, en el kilómetro 127 + 500 de la carretera Iguala-Mezcala.

En ese momento, esta patrulla estaba a 12.5 kilómetros del Palacio de Justicia de Iguala, y a 15 kilómetros de Periférico y Juan N. Álvarez.

Tal como se reconoce en reportes desclasificados de la Secretaría de la Defensa Nacional, además del operativo en Periférico Norte, a las 22:00 horas se reportó que un segundo operativo se realizaba al otro extremo de la ciudad, frente al Palacio de Justicia de Iguala (kilómetro 120 de la carretera Iguala-Mezcala), donde el C4 daba cuenta que la Policía Municipal había interceptado al autobús Estrella de Oro 1531.

En este autobús viajaban entre 13 y 15 normalistas, todos los cuales fueron detenidos y desaparecidos en ese momento.

Según el reporte de inteligencia militar, realizado por un agente encubierto que vigilaba a la distancia, la intercepción y privación de la libertad de los estudiantes frente al Palacio de Justicia duró aproximadamente 45 minutos, de las 22:00 a las 22:45 horas.

Mientras estos hechos se desarrollaban, la PGR solicitó (a las 22:25 horas) que la Policía Federal enviara agentes para que verificaran “la veracidad” de los enfrentamientos reportados por el C4.

Cinco minutos después (a las 22:30 horas), la Patrulla A de la Federal abandonó su ubicación en la salida Iguala-Mezcala, y partió rumbo al norte, con destino a Teloloapan, a donde llegó 38 minutos después (a las 23:08 horas).

Es importante subrayar que para llegar a Teloloapan, desde donde se encontraba, esta patrulla sólo tenía un camino posible: tomar la avenida Periférico al norte, pasando obligatoriamente por el Palacio de Justicia municipal, primero, y luego por Juan N. Álvarez, es decir, por los dos puntos del municipio en donde estaban siendo atacados los normalistas de Ayotzinapa.

El recorrido del kilómetro 127 + 500 hasta la ciudad de Teloloapan consta de 74 kilómetros, que esta unidad completó en 38 minutos, lo que habría demandado una velocidad promedio de 116.8 kilómetros por hora.

A esta velocidad, la Patrulla A tendría que haber cruzado frente al Palacio de Justicia de Iguala aproximadamente entre las 22:34 y las 22:40 horas, es decir, al mismo tiempo en el que los normalistas del autobús Estrella de Oro 1531 eran detenidos, golpeados y puestos a bordo de entre cinco y siete vehículos oficiales, tal como señalan los reportes de la Sedena.

A pesar de ello, los agentes de la Patrulla A no informaron haber presenciado nada, siguiendo su camino.

Destaca aún más que, de uno a dos minutos después (entre las 22:40 y las 22:42 horas), esta patrulla de la Policía Federal debió pasar por el cruce de Periférico Norte y Juan N. Álvarez, es decir, en el momento en que los normalistas ahí acorralados todavía eran tiroteados por la agentes municipales.

Según los peritajes de la PGR, en Periférico Norte y Juan N. Álvarez fueron realizados al menos 45 disparos de arma de fuego, entre las 21:55 y las 22:50 horas, que causaron tres heridos, los cuales fueron evacuados en el mismo lapso por dos ambulancias.

Destaca entonces que, aún con un tiroteo en marcha y con ambulancias evacuando heridos de emergencia, la Patrulla A de la Policía Federal no reportase ninguna novedad al pasar por el lugar de los hechos.

A las 23:08 horas, esta patrulla arribó a la ciudad de Teloloapan, lo que revela, por último, que sus tripulantes ignoraron la indicación de estar pendiente de la salida carretera de esta ciudad, ya que para llegar a Teloloapan tuvo que haberse alejado 61 kilómetros de Iguala.

Patrulla B: frente a frente…

Cuando se emite la orden de custodiar las salidas carreteras de Iguala, a las 21:55 horas, la Patrulla B de la Policía Federal se encontraba en el kilómetro 61 de la carretera Iguala-Altamirano, es decir, a la entrada de la ciudad de Teloloapan.

Esta patrulla tardó 55 minutos en recorrer el camino de vuelta al cuartel de la PF en Iguala, tramo que mide 62.75 kilómetros, por lo que la velocidad promedio a la que avanzó esta unidad fue de 68.45 kilómetros por hora.

Avanzando a esta velocidad, la Patrulla B habría recorrido el tramo carretero por el que se llevaron a los normalistas (que va de Loma del Coyote a Juan N. Álvarez, por Periférico Norte) entre las 23:08 y las 23:14 horas.

Ésta es, cabe subrayar, la única ruta posible por la que pudo arribar la Patrulla B a Iguala.

En este tramo carretero —de Loma del Coyote a Juan N. Álvarez, por Periférico Norte— estuvieron los normalistas al menos entre las 22:50 (cuando se consumó su secuestro) y las 23:19 horas (momento en que fueron captados por las cámaras de vigilancia de Periférico Norte, según imágenes difundidas por PGR).

Esto quiere decir que la Patrulla B y los normalistas secuestrados surcaron el mismo tramo carretero, en el mismo tiempo, topando obligatoriamente de frente: la patrulla en dirección sur y las víctimas en dirección norte.

A pesar de que los normalistas secuestrados estaban siendo movilizados en cuatro camionetas tipo pick up con emblemas policíales, dos de ellas ajenas al municipio de iguala, la Patrulla B de la Federal no reportó haber alterado su andar, siguiendo su camino hasta llegar al cuartel de la Policía Federal a las 23:15 horas.

Dado lo anterior, esta unidad tampoco respondió a la supuesta orden de mantenerse al pendiente de la salida carretera de Iguala.

Patrulla C: paso libre…

Según los hechos descritos por víctimas sobrevivientes, testigos ajenos a los hechos e incluso de policías involucrados, el ataque con armas de fuego en contra de los normalistas inició aproximadamente a las 21:30 horas, y concluyó a las 22:50 horas, cuando su fueron evacuados en patrullas, ya secuestrados.

Durante todo este tiempo, la Patrulla C se mantuvo estática y lejos, a 43 kilómetros de Iguala, sobre la carretera que lleva a Teloloapan.

Esta patrulla ni siquiera se acercó a Iguala cuando, a las 21:55 horas, se emitió la indicación de estar al pendiente de las salidas carreteras de dicha ciudad.

De hecho, la Patrulla C se mantuvo quieta en ese punto un total de dos horas y 15 minutos, hasta las 23:45 horas.

Luego, a las 00:20 horas, esta patrulla reportó su ubicación en el kilómetro 61, lo que quiere decir que tras recibirse la indicación de vigilar los accesos a Iguala, esta patrulla tomó el camino contrario y se alejó 18 kilómetros más, hasta llegar a Teloloapan. 

La Patrulla C, además, revela en su bitácora de servicio un recorrido extraño, prácticamente inexplicable: luego de reportarse en Teloloapan, se afirma que emprendió la vuelta a Iguala, y que llegó hasta el lado sur de dicha ciudad (un recorrido de más de 70 kilómetros) en 16 minutos.

Si esto fuese cierto, la Patrulla C habría tenido que mantener una aceleración de 262 kilómetros por hora, sin frenar ni una sola vez, en una carretera en la que, debido a sus decenas de curvas, la velocidad promedio es de 12 km/h, o menos (según los registros de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes).

Durante el turno que va de las 15:00 a las 00:00 horas del 26 de septiembre de 2014, la Policía Federal reporta que una cuarta patrulla estuvo activa, sin embargo, sólo registra actividad a partir de las 00:45 horas (es decir, por fuera de su turno), momento en el que esta unidad fue ubicada en la salida sur del municipio.

Epílogo: saldo blanco

A pesar de que la Policía Federal reportó “saldo blanco” durante la noche del 26 de septiembre de 2014, sus bitácoras de servicio revelan que sus patrullas estuvieron en los lugares y momentos en que fueron atacados los normalistas de Ayotzinapa: una de ellas, cruzando por los dos puntos donde los estudiantes estaban siendo agredidos, balaceados y secuestrados; una más, que recorrió el mismo camino por el que se los llevaron, pero en sentido inverso; y una más que en vez de acudir a vigilar la ciudad, se alejó aún más de ella.

Pero la presencia de agentes de la Policía Federal en los lugares y momentos de los ataques no sólo queda evidenciada por las bitácoras de servicio de sus patrullas, sino también por las declaraciones ministeriales de víctimas e inculpados.

Al rendir su testimonio, el chofer de la empresa Estrella de Oro, que conducía el autobús 1531 —detenido frente al Palacio de Justicia, y del que fueron secuestrados y desaparecidos entre 13 y 15 normalistas—, asegura que durante el operativo contra los estudiantes observó la participación no sólo de agentes municipales, sino también de elementos de la Policía Federal, así como de la Policía Estatal.

En el mismo punto, uno de los policías municipales detenidos por la agresión reconoció que, al participar en el operativo frente al Palacio de Justicia, “me percaté que llegaron dos patrullas de la Federal”.

Aún así, la Policía Federal reportó que el operativo de la noche del 26 de septiembre de 2014 concluyó “sin lesionados ni muertos”, lo cual, se subraya, fue “verificado” por sus propios agentes.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Game of Thrones: 5 de las teorías más descabelladas sobre el final de la serie
Quedan solo seis episodios para que se acabe la exitosa serie Juego de Tronos… y hay muchas teorías sobre lo que va a pasar. Repasamos las más descabelladas y divertidas.
14 de abril, 2019
Comparte

*Obviamente, esta nota está cargada de spoilers… si eres de esas personas que aún no ha visto todas las temporadas disponibles o que ha estado evitando los tráilers o teorías sobre el final de la serie, quizás este artículo no es para ti.

Es la serie de televisión más popular del mundo… y está a punto de paralizar tu vida (o, al menos, tu actividad en redes sociales) durante las próximas seis semanas.

La última tanda de episodios de la temporada final de “Juego de Tronos” comienza a ser emitida este fin de semana (el 14 de abril), con el primero de seis episodios que completarán ocho temporadas de intrincadas e increíbles conspiraciones.

La última temporada puede parecer corta, pero los capítulos no lo serán.

Los primeros dos episodios de esta octava temporada duran 54 y 58 minutos respectivamente; el tercer episodio es de una hora; el cuarto de 78 minutos. Y como colofón, los dos últimos -la final se emitirá el 19 de mayo- son piezas de 80 minutos.

Como no podía ser de otra manera, los seguidores más fervientes de este espectáculo televisivo ansían conocer lo que ocurrirá en el gran final.

Y como los entresijos de la serie ya han sobrepasado el relato de los libros de George RR Martin -y hemos tenido que esperar 18 meses entre la penúltima temporada y esta-, internet arde en teorías sobre el desenlace de “Juego de Tronos”: quién morirá o vivirá, y quién se hará con el Trono de Hierro.

En BBC, decidimos sumergirnos en todas las teorías y hemos elegido cinco de las ideas más descabelladas, divertidas y enigmáticas que nos encontramos.

Aquí las presentamos, sin un orden específico:

1. Bran Stark es el Rey de la Noche

Esta es una de las teorías más recurrentes, a pesar -o quizá a causa de que- ha sido ampliamente rechazada por el actor Isaac Hempstead Wright, que da vida a Bran. Y sin ninguna duda hay fans que no se terminan de creer que Bran/El Cuervo de Tres Ojos, a través de una combinación crucial de viajes en el tiempo y poderes psíquicos, sea el infame Caminante Blanco.

La teoría sostiene que la mediación bien intencionada pero desastrosa de Bran en el pasado ha llevado al desastre actual.

Ya sabemos que sus viajes al pasado ya interfirieron en la mente de Hodor; lo único positivo que salió de aquello fue esta reacción en la vida real del actor que interpreta a Bran:

Existe ahora la posibilidad de que los intentos de Bran de alertar al Rey Aerys II Targaryen sobre la amenaza futura de los caminantes blancos (a través de susurros en su cabeza) en realidad fuera lo que le acabara volviendo loco, convirtiéndole en el “Rey Loco”. Aunque otra teoría es que los viajes en el tiempo de Bran significan que él fue quien construyó El Muro.

¿Quién sabe qué pensar ya…? Lo que es seguro es que Bran seguramente tendrá un papel crucial en el final de la serie, posiblemente adueñándose de la mente de un dragón, al estilo Hodor…

2. Jon Snow tiene otra identidad

El nombre del legendario héroe Azor Ahai (también conocido como El Príncipe/Princesa que fue prometido/a) tiene un lugar destacado en la mitología de “Juego de Tronos”.

Con la ayuda de la espada Lightbringer, Ahai “venció a la oscuridad” hace miles de años, y se rumorea que volverá, reencarnado en otra forma, preparado para salvar Westeros de los caminantes blancos.

Pero, ¿qué personaje le “traerá” a la vida?

Game of Thrones

AFP
Jon Snow… ¿ganador de “Juego de Tronos”?

Uno de los nombres que más papeletas tiene -pese a no estar grabado en piedra- es Jon Snow. Encaja en muchos aspectos: volvió de entre los muertos, en realidad es un Targaryen, tiene una espada de acero valyrio… y si tuviera que derrotar al Rey de la Noche, Jon se convertiría en el vencedor de “Juego de Tronos”.

Pese a que muchos seguidores de la serie no les convence esta teoría, uno de los grandes efectos que tendría si resulta ser verdad es que la amante/aliada/tía de Jon, Khaleesi, Daenerys Targaryen, tiene que morir, pues para que la profecía se cumpla, se requiere un gran sacrificio…

3. Khaleesi es la gran heroína de la última temporada… y posiblemente, también la mala de la “película”

Hay un montón de razones por las que Daenerys puede acabar destrozada en esta temporada… y múltiples maneras en las que eso puede ocurrir. Pero si estás apostando por alguien, es igual de probable que sobreviva y lo gane todo.

Como con Jon Snow, hay muchos seguidores que piensan que ella es la reencarnación de Azor Ahai, y quien salvará a todos de los White Walkers.

Jon y Daenerys

HBO/Sky Atlantic
¿Qué pasará con Jon y Daenerys?

De hecho, su destino se ha convertido en uno de los asuntos más debatidos de cara al final de la serie. ¿Tendrá un bebé con Jon Snow? Y, si lo hace, ¿cuál será el rol de ese niño en la historia? ¿Puede Daenerys acabar convirtiéndose en el Rey/Reina de la Noche?

4. Jaime mata a Cersei

Cersei Lannister es un ser cruel, misterioso y hambriento de poder que todos odiamos hasta amarlo, y una de las teorías más populares sobre la temporada final es que Cersei no sale viva.

Los fans apuntan a una profecía que le contaron a Cersei cuando era niña y que dice que “un hermano menor” la estrangulará hasta la muerte.

Tanto Tyrion como su hermano mellizo/amante Jaime son sus hermanos menores y la penúltima temporada acabó con Jaime abandonando los planes de su hermana, sugiriendo que él puede ser quien acabe con ella.

Otra teoría es que Arya Stark matará a Jaime, y entonces hará lo mismo con Cersei portando la cara de Jaime, de manera similar a cuando se adueñó del rostro de Walder Frey para asesinar a toda su casa.

5. Lady Stoneheart y otras advertencias de las Stark…

El destino que correrán las hermanas Stark, Arya y Sansa, centran gran parte de las discusiones de los seguidores de cara a la temporada final.

Empecemos por Arya.

Una de las últimas teorías sobre ella viene de una breve escena al principio del tráiler donde se la ve corriendo, asustada, por lo que parece ser un oscuro pasadizo en Winterfell.

Las razones de su “susto” pueden ser múltiples tratándose de “Juego de Tronos” -como un caminante blanco suelto por ahí-, pero algunos creen que Arya se ha tropezado con los cadáveres “reanimados” de varios de sus familiares muertos.

La teoría sostiene que el Rey de la Noche ha devuelto a la vida a algunos Stark fallecidos, así que ¿quizá Arya haya visto a su padre muerto Ned, o a su hermano Robb?

Arya Stark

HBO/Sky Atlantic
Arya aparece con lo que parece ser vidrio de dragón en el tráiler de la temporada 8.

Más tentador para los fans de los libros es que Arya se haya encontrado con Lady Stoneheart (o Lady Corazón de Piedra), la versión zombi, maliciosa, de su fallecida madre Catelyn, quien, como todos recordarán, fue asesinada durante la masacre de la “Boda Roja” a final de la tercera temporada.

También hay otra teoría más desalentadora sobre Arya por ahí… que asegura que en realidad ya está muerta. ¿La explicación? Que Arya murió durante su batalla contra la Niña Abandonada (the Waif) y que ésta ha estado portando el rostro de Arya, haciéndose pasar por ella desde entonces…

En cuanto a Sansa, la verdad es que su personaje ha vivido momentos horribles durante toda la serie, algunas veces de forma controvertida, pero al menos ahora una teoría guarda un final feliz para ella (bueno, tan “feliz” como es posible en “Juego de Tronos”…).

Sansa Stark y Arya Stark

Alamy
¿Tendrá Sansa un final feliz?

Sansa, según argumentan algunos, se convertirá en la Reina del Norte en Winterfell, pero solo si Jon Snow muere, y sellará la paz con Daenerys.

Otras teorías argumentan que Sansa está destinada a morir, e incluso que volverá con su primer marido de su matrimonio arreglado, Tyrion Lannister.

En cualquier caso, no queda mucho para hallar la respuesta a todas nuestras preguntas.

De momento, ¡no dudes en dejarnos tus propias teorías y predicciones sobre lo que ocurrirá en nuestra publicación de Facebook!


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI

https://www.youtube.com/watch?v=GpyJ8GP7PWg

https://www.youtube.com/watch?v=o-FUmeEXFOI

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.