En 5 años, agresiones en México a defensores del medio ambiente aumentaron 990%
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En 5 años, agresiones en México a defensores del medio ambiente aumentaron 990%

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) expone en un informe que la defensa del agua contra megaproyectos gubernamentales y de empresas privadas es el principal motivo de agresión contra defensores. Sonora, la entidad más peligrosa para ejercer el activismo ambiental.
Cuartoscuro
Por Manu Ureste
11 de diciembre, 2015
Comparte

 

Protesta pacífica frente a la embajada de Canadá en México. //Foto: Cuartoscuro

Defensores del medio ambiente en una imagen de archivo en la que protestan frente a la embajada de Canadá en México por la caza de focas. //Foto: Cuartoscuro

En México, al Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas se le acumula el trabajo: además del fuerte aumento de agresiones a comunicadores en el país –Artículo 19 documentó que este 2015 ya es el año “más letal” para la prensa desde que Peña Nieto es presidente-, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) advierte que los ataques a personas defensoras del medio ambiente han aumentado 990% en algo menos de cinco años.

En su Segundo Informe Anual sobre Ataques a Personas Defensoras Ambientales, el CEMDA advierte que existe una “tendencia creciente” en las agresiones, ya que se pasó de 10 casos en 2010, a 16 en 2011; 23 en 2012; 82 en el periodo enero 2013-abril 2014; y a 109 durante el lapso mayo 2014-junio 2015. Esto es, un alza de 990% de enero de 2010 a junio de 2015.

En total, el CEMDA ha documentado 240 agresiones a defensores ambientalistas desde 2010, de las cuales 191 (79.5%) se produjeron en apenas dos años y medio: entre enero de 2013 –un mes después de la llegada de Peña Nieto a Los Pinos- y junio de este 2015.

Por entidades, Sonora con 16 casos entre mayo 2014 y junio 2015 es el estado más peligroso para ejercer el activismo en defensa del medio ambiente y los recursos naturales.

Le sigue Oaxaca, con 13 casos y el Estado de México con 12; Guerrero, con nueve; y Chiapas, Chihuahua, Colima y Puebla, con ocho. En el Distrito Federal también se contabilizaron seis agresiones.

En cuanto al tipo de víctimas, el informe refiere que de los 109 ataques registrados entre mayo de 2014 y junio de 2015, 130 activistas fueron objeto de algún tipo de agresión –cabe tener en cuenta que en un ataque puede haber más de una víctima-. Además, se registraron 21 ataques dirigidos a la comunidad que se opuso a algún proyecto que pusiera en riesgo el medio ambiente de la zona; y 17 fueron contra organizaciones no gubernamentales.

Las amenazas personales, telefónicas o electrónicas, fueron los eventos más reiterados (75). Mientras que las agresiones físicas personales o en grupo (25), el enjuiciamiento arbitrario (19), las detenciones ilegales durante manifestaciones o en la vía pública (17), los asesinatos (11), la difamación hacia organizaciones civiles (3), así como el uso indebido de la fuerza pública (2), fueron otras de las agresiones más comunes.

La defensa del agua, principal motivo de agresión

Andrea Cerami, coordinador del área de derechos humanos del CEMDA, explicó durante la presentación del informe que los conflictos donde el tema central es el agua “han sido los más comunes” durante los últimos 15 meses (27 casos). Se trata de conflictos, subrayó, que involucran la explotación del agua, además de conflictos por el manejo público de este recurso e intentos de privatización y control por personas o entidades no autorizadas para este fin.

En este sentido, Cerami recordó los “casos sobresalientes” del Acueducto Independencia, en Sonora, o la oposición de la ciudadanía a la municipalización del sistema de aguas en Coyotepec, Estado de México.

Los conflictos con hidroeléctricas (16 casos), mineras (13), proyectos inmobiliarios (11), despojo de tierras (10), y con eólicas (8), son otros de los casos más comunes por los que se agrede a defensores.

grafico-agresiones-ambientalistas

grafico-agresiones-ambientalistas2

grafico-agresiones-ambientalistas3

“Por poner un amparo, nuestra vida está en peligro”

Otro de los puntos clave que expone el informe es “la falta de eficacia” de las medidas del Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación; el cual, desde 2012 ha dado protección sólo a 27 solicitantes -según información proporcionada por transparencia al CEMDA-, mientras que el Centro Mexicano de Derecho Ambiental  enfatiza que, a partir de una revisión de hemeroteca, hay contabilizados “casi 200 casos” de activistas que requerirían de esta protección.

Lucila Bettina Cruz, integrante de la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio, es de las pocas defensoras ambientales que sí es beneficiaria del Mecanismo, pero que aún así es objeto de agresiones.

En entrevista con Animal Político, la activista explica que representa a mil 166 vecinos zapotecos de Juchitán, en el estado de Oaxaca, que el pasado mes de septiembre se ampararon en contra de la instalación del megaproyecto ‘Eólica del Sur’, por entender que la información proporcionada por las autoridades a la comunidad indígena sobre los impactos de este proyecto es insuficiente y en algunos casos falsa (lee aquí el artículo De la suspensión provisional del megaproyecto ‘Eólica del Sur’, sobre las inconsistencias que permitieron la autorización del proyecto antes de que un juez la paralizara).

“Interpusimos un amparo y el juez nos otorgó la suspensión provisional de la obra, aunque esto, paradójicamente, ha supuesto un mayor riesgo para nuestras vidas”, denuncia Lucila Bettina, quien refiere que tanto ella como el resto de vecinos que se ampararon están sufriendo agresiones, “desde amenazas de muerte, a ataques a bienes materiales como la casa o el carro, a interferencias de las radios comunitarias”.

“A mí me fueron a gritar a mi casa que yo era una prostituta y que me iban a matar.Es lamentable que una acción legal a la que tenemos derecho como ciudadanos se convierta en un peligro para nuestras vidas –añade la activista-. Los mil 166 que nos amparamos estamos en riesgo, porque la empresa está poniendo a la gente en contra de nosotros. Les dicen que estamos en contra del progreso y de que haya empleo porque detuvimos el proyecto”.

En cuanto a la efectividad del Mecanismo de Protección del que es beneficiaria, la integrante de la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo ironizó asegurando que la única medida que se materializó para su protección fue la entrega de un “botón de pánico” que no le ha funcionado en situaciones de agresión, y que además “son tan chiquitos que ni siquiera sirven de defensa personal para aventarlo”.

“Si uno no tiene una organización fuerte detrás para presionar al Mecanismo diciéndole que no han cumplido, no se hace nada. El balance es totalmente desfavorable”, acusó la activista.

Por su parte, Michael Chamberlin, consejero y miembro de la Junta de Gobierno del Mecanismo de Protección, señaló en referencia al bajo número de defensores ambientales que reciben la protección del Mecanismo que esto puede deberse a dos factores: uno, que no todos los periodistas y defensores conocen el Mecanismo; y dos, porque hay “una buena parte” de éstos que prefieren no solicitar la protección del estado “por desconfianza”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Quién es Dina Boluarte, la primera mujer presidenta de Perú que asumió el cargo tras la destitución de Pedro Castillo

El mandato de Dina Boluarte podría durar hasta 2026, a menos de que haga un llamado de elecciones adelantadas.
8 de diciembre, 2022
Comparte

La hasta ahora vicepresidenta de Perú, Dina Boluarte, asumió este miércoles la presidencia del país sudamericano, luego de que el Congreso aprobara la destitución de Pedro Castillo, después de que este anunciara la disolución de esta cámara y el establecimiento de un “gobierno de excepción.”

Boluarte se convierte en la primera mujer en la Presidencia de la República en el Perú y su mandato debería prolongarse hasta 2026, cuando termina el actual periodo presidencial, a menos de que haga un llamado a adelantar las elecciones.

Luego de que Pedro Castillo anunciara este miércoles su decisión de disolver el Congreso, Boluarte marcó distancias con el mandatario y calificó lo ocurrido de “acto inconstitucional”.

“Rechazo la decisión de Pedro Castillo de perpetrar el quiebre del orden constitucional con el cierre del Congreso. Se trata de un golpe de Estado que agrava la crisis política e institucional que la sociedad peruana tendrá que superar con estricto apego a la ley”, escribió en sus redes sociales.

Poco después de que Castillo fuera destituido y detenido, Boluarte se juramentó como presidenta ante el Congreso peruano.

Experiencia política

Dina Boluarte (Apurímac, 1962) ganó los comicios generales de 2021 en segunda vuelta, en los que participó como candidata a vicepresidenta de Castillo por el partido Perú Libre.

Abogada de profesión, egresada de la maestría Derecho Notarial y Registral de la Universidad San Martín de Porres, trabajó como funcionaria en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) desde 2007. También fue directora de bienestar del Colegio de Abogados de Lima.

Pedro Castillo y Dina Boluarte después de una reunión con una misión de la OEA en el Palacio de Gobierno en Lima el 21 de noviembre de 2022.

Getty Images
Pedro Castillo y Dina Boluarte después de una reunión con una misión de la OEA en el Palacio de Gobierno en Lima el 21 de noviembre de 2022.

En las elecciones municipales de 2018, Boluarte participó como candidata a la alcaldía de Surquillo por el partido Perú Libertario. Pero solo obtuvo solo 2.040 votos y quedó en la novena posición.

Además de la vicepresidencia, durante el breve gobierno de Pedro Castillo, Boluarte ocupó también el cargo de ministra de Desarrollo e Inclusión Social.

Momento histórico

El nombramiento de Dina Boluarte como la primera presidenta del Perú constituye, a juicio del politólogo Gonzalo Banda, un hito histórico para el país, pero que lamentablemente ocurre en un momento traumático. “No es un tiempo muy feliz para que pasara este hecho tan importante. Debió haber llegado en un momento menos traumático”, acotó.

En su opinión, Boluarte tiene credenciales para asumir el cargo, a pesar de no tener mucha experiencia política. “Boluarte asumió por más de un año el cargo de Ministra de Estado, un trabajo de alto riesgo porque no suelen durar demasiado. Ese tiempo le ha permitido conocer cómo se maneja la política en el Perú. Aparte, tiene mayor liderazgo que Castillo y más capacidades políticas”.

Sin embargo, considera que Boluarte no lo tendrá fácil de no lograr ganarse el apoyo de los partidos que tienen la mayoría del Congreso. “Tenemos un Parlamento con mayoría opositora al partido Perú Libre. Ella necesita los votos de congresistas con los cuales se ha distanciado y del resto de las fuerzas para lograr algunos avances”.

Banda no cree que el ambiente de crsisis generalizado se acabe con este nombramiento, porque podrían venir investigaciones y cuestionamientos por haber sido parte del gobierno de Castillo. No obstante, su llegada puede ser una tregua política si Boluarte consigue formar un gabinete plural”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.