Cuauhtémoc Blanco le deja al gobierno estatal la seguridad de Cuernavaca

El Ayuntamiento de Cuernavaca anunció que acepta el Mando Único en el municipio, pero pasó "toda la responsabilidad" de los delitos que sucedan en la capital morelense al gobierno que preside Graco Ramírez.

Cuauhtémoc Blanco le deja al gobierno estatal la seguridad de Cuernavaca
Cuauhtémoc Blanco durante un evento en el ejido Acapatzingo, Cuernavaca. Manu Ureste
Elementos de la Patrulla Federal patrullando en el centro histórico de Cuernavaca. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)
Elementos de la Patrulla Federal patrullando en los alrededores del Palacio de Cortés, en el centro histórico de Cuernavaca. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)
Luego de una fuerte confrontación entre el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, y el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, por la implementación del Mando Único Policial en la capital morelense, ayer jueves 8 de enero, el Ayuntamiento que preside el exfutbolista anunció finalmente que acepta la presencia de este esquema en el municipio.

“Cuauhtémoc Blanco está privilegiando el diálogo y los acuerdos en beneficio de la ciudadanía, confirmando su compromiso de mantener el cuidado, de que la seguridad de Cuernavaca genere un clima de estabilidad, desarrollo y tranquilidad”, apuntó la alcaldía en un comunicado, en el que además resalta que desde el miércoles 6 de enero la seguridad de la ciudadanía “es responsabilidad del Estado” y del gobernador.

“Cuauhtémoc Blanco vigilará que la coordinación entre el gobierno federal, estatal y municipal, se lleve a cabo y no exista justificación alguna sobre la seguridad de los ciudadanos”, agrega el texto que puedes leer íntegro aquí.

Tras el anuncio de la alcaldía, fuentes del ayuntamiento explicaron a Animal Político que la decisión de aceptar el Mando Único obedece a dos razones.

El primero, legalmente la razón asiste al Gobierno del Estado, el cual emitió un decreto a partir del que determinó instalar este esquema policiaco en 15 de 33 municipios, luego del asesinato de la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota Ocampo, el pasado 2 de enero.

“Cuauhtémoc podría haber recurrido a la justicia interamericana o ir a derechos humanos, pero esto hubiera implicado un proceso largo, de una semana o 15 días, y durante ese tiempo no se sabía si el municipio tendría policía o no”, señaló la fuente.

Segundo, el miércoles 6 de enero se produjo “un diálogo” entre Cuauhtémoc Blanco y “autoridades federales de alto mando”, en el que el gobierno central le pidió al edil que no recurra a las instancias legales para no alargar más la situación de incertidumbre en cuanto a la seguridad del municipio.

“A fin de cuentas, el gobierno está cumpliendo con la legalidad, y le dicen a Cuauhtémoc que mejor no se alargue más la historia. Entonces, le aseguran que el gobierno federal lo va a apoyar mandándole a la Policía Federal y al Ejército para que tenga una ciudad tranquila y segura”, apunta la fuente del ayuntamiento.

“Cuauhtémoc contesta que sí, que le den más seguridad y que ya no se va a pelear con el gobierno de Morelos, pero también les dice que hace responsable de la seguridad al Ejecutivo estatal. Es decir, que todo lo que pase en el municipio, los asaltos, secuestros, homicidios, etcétera, es responsabilidad del gobierno estatal y de Alberto Capella (comisionado del Mando Único en Morelos)”, expone el entrevistado.

El Mando Único patrulla las calles

Desde la tarde del miércoles 6 de enero, luego de una reunión entre el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, y el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, elementos de la Policía Federal y de la Gendarmería comenzaron a patrullar las calles del centro histórico y las aledañas de Cuernavaca.

Asimismo, como parte de un protocolo de seguridad que Segob está otorgando a los ediles, militares arribaron en la mañana de ayer jueves al ayuntamiento para iniciar las labores de escolta de Cuauhtémoc Blanco. El secretario del ayuntamiento, Roberto Yáñez, dijo a los medios de comunicación que “de manera indefinida” un grupo de diez soldados escoltarán las 24 horas al exfutbolista.

Con la aceptación del mando único en Cuernavaca se rebaja el tono de la polémica que Cauhtémoc Blanco y Graco Ramírez desataron desde que el pasado 4 de enero policías estatales tomaran el control de 15 de 33 municipios, incluido Cuernavaca. Ese día, tanto elementos de la policía estatal, policía federal y del Ejército, ocuparon la sede de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la capital morelense y el titular de la dependencia designado por Blanco, Carlos de la Rosa Segura, fue desconocido.

La irrupción del Mando Único provocó que Cuauhtémoc Blanco acusara a las autoridades estatales de dar un “golpe de Estado” y responsabilizó al gobernador de lo que le pudiera suceder a él, a su familia, y a su equipo de trabajo.

Por su parte, Graco Ramírez dijo en una entrevista que se había reunido con Blanco para explicarle la necesidad del Mando Único, pero que el alcalde de Cuernavaca le había respondido de forma grosera, con insultos e incluso lo amenazó con “romperle la madre”. Además, el gobernador señaló que en el equipo de Blanco había personas ligadas al crimen entre ellos Federico Figueroa, hermano del fallecido cantante Joan Sebastian. Sostuvo que buscan aprovechar la “inexperiencia” del nuevo alcalde.

Close
Comentarios