close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
AP
La gigantesca tormenta de nieve que dejó cerrada Nueva York
El alcalde Bill de Blasio advirtió que podrían caer hasta 63 centímetros de nieve, con lo que la ciudad estaría ante una de los cinco peores inviernos de su historia.
AP
Por BBC Mundo
24 de enero, 2016
Comparte
Una calle de Nueva York en medio de la feroz tormenta invernal que afligió a la región, el 23 de enero del 2016 // Foto: AP Photo/Craig Ruttle

Una calle de Nueva York en medio de la feroz tormenta invernal que afligió a la región, el 23 de enero del 2016 // Foto: AP Photo/Craig Ruttle

Nueva York se ha convertido en una ciudad fantasma. El transporte público ha sido suspendido, los puentes han sido cerrados y todos los traslados no esenciales han sido prohibidos tras sufrir la arremetida de una de las tormentas de nieve más fuertes de las que se tenga registro.

El alcalde Bill de Blasio advirtió que podrían caer hasta 63 centímetros de nieve, con lo que la ciudad estaría ante una de los cinco peores inviernos de su historia.

Su pronóstico ya era una realidad a las 7:30 pm, cuando según el Servicio Nacional de Metereología, ya habían caído 63,7 centímetros de nieve en Central Park.

Para la medianoche ya había 68 centímetros de nieve, lo que convierte a esta tormenta en la segunda más grande desde 1869.

La mayor nevada desde entonces se produjo en febrero de 2006, cuando se acumularon 68,3 centímetros de nieve en la ciudad.

El jefe del Departamento de Policía de Nueva York, Jim O’Neill, informó que tres personas murieron en la ciudad: una en Staten Island y dos en Queens.

El gobernador del Estado, Andrew Cuomo, declaró el estado de emergencia, prohibió la circulación de los vehículos particulares y le pidió a los ciudadanos que se queden en sus casas.

Todos los puentes y túneles que conectan con Nueva Jersey fueron cerrados hasta las primeras horas del domingo.

Las restricciones para viajar entraron en vigor a las 2:30 de la tarde de este sábado. Su impacto se sintió de inmediato en Broadway, donde los teatros cancelaron sus funciones del día.

“Este va a ser uno de esos eventos que marcan a las generaciones, en las que los padres le contaran a sus hijos lo malo que fue”, dijo Ryan Maue, metereólogo de WeatherBell Analytics.

Nueva York también se ha desconectado del tráfico aéreo con la suspensión de prácticamente todos los vuelos hacia la ciudad.

Desde el inicio de la tormenta, el viernes, han sido cancelados más de 10.000 vuelos en todo el país, de los cuales 7.000 estaban previstos para realizarse el fin de semana.

La mayor parte de los vuelos suspendidos se produjeron en los aeropuertos que sirven a Nueva York y a la capital del país, Washington D.C.

Las líneas aéreas ya comenzaron a cancelar más de 600 vuelos para este lunes, cifra que se podría incrementar, según estima FlightAware.

Un hombre a la espera de un tren en medio de la tormenta invernal en Nueva York el 23 de enero del  2016 // Foto: AP Photo/David Boe

Un hombre a la espera de un tren en medio de la tormenta invernal en Nueva York el 23 de enero del 2016 // Foto: AP Photo/David Boe

“Snowzilla”

La situación no es mucho mejor en otras partes. El temporal, bautizado como “Snowzilla”, ha dejado hasta 102 centímetros de nieve en algunos lugares de la costa este de Estados Unidos.

La fuerte nevada comenzó a caer el viernes en 20 estados del país, donde residen unos 85 millones de personas.

Hasta ahora, se han producido al menos 18 muertes relacionadas con el temporal, pues las víctimas fallecieron en accidentes de carros, recogiendo la nieve con palas y por hipotermia.

Se declaró la emergencia en 11 de los estados afectados por el mal tiempo: Nueva York, Tennessee, Georgia, Kentucky, Carolina del Norte, Nueva Jersey, Virginia, Virginia Occidental, Maryland, Pennsylvania y el Distrito de Columbia.

Un hombre usa una máquina para retirar nueve del barrio Upper West Side de la ciuddad de Nueva York el domingo 24 de enero de 2016 // Foto AP/Craig Ruttle

Un hombre usa una máquina para retirar nueve del barrio Upper West Side de la ciuddad de Nueva York el domingo 24 de enero de 2016 // Foto AP/Craig Ruttle

Las expectativas no son favorables, dado que se espera que la tormenta de nieve persista durante la mañana del domingo por lo que la situación de peligro se mantendrá.

Decenas de miles de hogares se han quedado sin electricidad. En Carolina del Norte, unos 150.000 abonados se quedaron sin servicio de luz así como otros 90.000 en Nueva Jersey.

En muchas partes, las carreteras se han vuelto intransitables, al punto que se han reportado atascos de tráfico de más de 12 horas en lugares como Kentucky y Pennsylvania.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte