OCDE califica al sistema de salud mexicano como fragmentado e ineficiente
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo / Cuartoscuro

OCDE califica al sistema de salud mexicano como fragmentado e ineficiente

En el documento “Estudios de la OCDE sobre los sistemas de salud: México 2016”, el organismo destaca que la fragmentación del sistema sanitario en diferentes esquemas de aseguramiento médico - como son el Seguro Popular, el IMSS, el ISSSTE, Pemex y el de las fuerzas armadas - impide una prestación de servicios médicos sólida, justa y sostenible, pues cada una de esas instituciones presta servicios distintos, con precios distintos y resultados distintos.
Archivo / Cuartoscuro
Por Margarita Vega
6 de enero, 2016
Comparte
La mezcla de una toxina con una proteína que se incluye en la vacuna contra la malaria es capaz de destruir las células con cáncer. // Foto: Archivo Cuartoscuro.

La mezcla de una toxina con una proteína que se incluye en la vacuna contra la malaria es capaz de destruir las células con cáncer. // Foto: Archivo Cuartoscuro.

La actual organización del sistema de salud en México falla en atender las necesidades de salud de los mexicanos, no es equitativo y funciona con ineficiencias, concluyó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en un estudio presentado este miércoles 6 de enero.

En el documento “Estudios de la OCDE sobre los sistemas de salud: México 2016”, el organismo destaca que la fragmentación del sistema sanitario en diferentes esquemas de aseguramiento médico – como son el Seguro Popular, el IMSS, el ISSSTE, Pemex y el de las fuerzas armadas – impide una prestación de servicios médicos sólida, justa y sostenible, pues cada una de esas instituciones presta servicios distintos, con precios distintos y resultados distintos.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 39.2% de los mexicanos está afiliado al IMSS, el 7.7% al ISSSTE, el 3.3% se atienden en el sector privado y el 1.2% son derechohabientes de los servicios médicos de Pemex o las secretarías de la Defensa y Marina. Casi la mitad de la población , el 49.9%, está afiliada al Seguro Popular, que aunque es financiado por la Secretaría de Salud federal es operado por cada gobierno estatal. Con este esquema, los usuarios del Seguro Popular tienen acceso a menos intervenciones médicas que los afiliados al IMSS o al ISSSTE, además de que el presupuesto que proporcionalmente asigna el gobierno es menor.

En su informe, la OCDE lamentó que la atención médica en México dependa de la condición laboral de cada mexicano, pues cuando una persona cae en la informalidad, pierde la atención médica a la que tenía derecho.

La Organización da por hecho que en el corto plazo no se logrará una reforma a fondo que unifique el sistema de salud y supere estos obstáculos -a pesar de que fue una de las metas de esta administración al principio del sexenio- por lo que hace una serie de propuestas para homologar los servicios que ofrece cada institución, como aumentar la posibilidad de que un derechohabiente de una institución pueda ser atendido en otra. Este punto ya había sido recomendado al gobierno mexicano en 2005, sin que se hayan presentado avances considerables.

México necesita un sistema de salud que responda a las necesidades cambiantes de las personas, capaz de ofrecer un cuidado continuo, personalizado, proactivo y con orientación preventiva, además de ser rentable y sustentable. Sin embargo, un análisis de las disposiciones actuales sugiere que esto está lejos de ser el caso”, sentencia.

Además de la inequidad en la prestación de los servicios, la OCDE afirma que una reforma es un urgente porque México presenta peores indicadores de calidad que el resto de los países miembros y para ello da ejemplos cotidianos relacionados con la supervivencia de las personas que sufren urgencias médicas. Es el caso de aquellos que sufrieron un infarto o un accidente cerebrovascular y cuyas tasas de supervivencia un mes después son muy inferiores en comparación con el promedio de la OCDE.

Al respecto, la Organización se pronunció por el fortalecimiento de un sistema cuya prioridad sea brindar servicios de calidad que rindan cuentas, estén orientados a la atención preventiva y primario, y se apoye tanto en el sector público como en el sector privado. Propone también la creación de una agencia nacional, independiente de la Secretaría de Salud, encargada de supervisar y mejorar la calidad de los servicios que establezca estándares para una atención “segura y efectiva” en todas las instituciones integrantes del sistema.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué el aire que respiras y que se consideraba seguro ya no lo es, segun la OMS

La OMS ha limitado aun más los niveles de calidad de aire en vista de la evidencia científica encontrada sobre los contaminantes que afectan la salud humana.
Getty Images
24 de septiembre, 2021
Comparte

La contaminación del aire es más peligrosa de lo que se pensaba.

Esa es la conclusión a la que ha llegado la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha actualizado los umbrales de contaminación del aire por primera vez en 16 años.

¿La razón? Más del 90% de la población mundial respira niveles de contaminación mucho mayores a los considerados seguros.

Esto deja muy por detrás a los últimos indicadores de la OMS, los cuales estaban vigentes desde 2005.

¿Por qué ocurre esto? Los científicos están encontrando cada vez más evidencia de los efectos adversos de seis tipos de contaminantes en la salud humana: las partículas en suspensión PM2.5 y PM10; el ozono (O3); el monóxido de carbono (CO); el dióxido de azufre (SO2) y el dióxido de nitrógeno (NO2).

Los contaminantes vienen de la quema de combustibles.

Getty Images
Los contaminantes vienen de la quema de combustibles.

Con esta medida, la OMS pone en evidencia que incluso el aire considerado seguro hasta ahora ya no lo es debido a que los contaminantes son peligrosos para la salud incluso en niveles bajos y tolerados hasta ahora.

Se estima que más de 7 millones de personas mueren prematuramente cada año como consecuencia de la contaminación del aire.

Esto equipara a la contaminación del aire con el tabaquismo y la alimentación poco saludable.

“La evidencia acumulada es suficiente para justificar acciones para reducir la exposición de la población a contaminantes atmosféricos clave, no solo en países o regiones particulares, sino a escala global”, dijo la organización a través de un comunicado.

¿Por qué ahora?

A los científicos les resulta difícil entender cómo afectan los contaminantes a la salud humana.

No solo porque la exposición a altos niveles ya es de por sí dañina. Sino porque también estamos expuestos a una combinación de varios de ellos.

Algunos, como las partículas en suspensión menores a 10 micras (PM10) y 2.5 micras (PM2.5) tienen un origen muy variado.

Se sabe que pueden venir de la quema de combustibles, incluido el transporte, la energía, los hogares, la industria y la agricultura.

Son además partículas tan pequeñas que pueden penetrar en los pulmones y entrar al torrente sanguíneo.

Varios estudios epidemiológicos han indicado que la exposición a PM2.5 puede afectar la salud incluso en niveles bajos.

Se les asocia principalmente a enfermedades cardíacas y pulmonares. Incluso la exposición a corto plazo, durante horas o días, puede aumentar el riesgo de ingreso hospitalario.

La OMS tuvo que revisar más de 500 estudios (incluyendo varias rondas de revisión hechas por pares) para determinar que se necesitan niveles mucho más estrictos a la contaminación del aire para proteger la salud humana.

Diferentes estudios han vinculado la contaminación del aire a problemas respiratorios y cardíacos.

Getty Images
Diferentes estudios han vinculado la contaminación del aire con problemas respiratorios y cardíacos.

Casi el 80% de las muertes relacionadas con PM2.5 podría evitarse en el mundo si los niveles actuales de contaminación del aire se redujesen a los propuestos en la directriz actualizada, según un análisis rápido de escenarios realizado por la OMS.

Las disparidades en la exposición a la contaminación del aire están aumentando en todo el mundo, particularmente porque los países de ingresos bajos y medianos están experimentando niveles crecientes de contaminación del aire debido a la urbanización a gran escala y el desarrollo económico que se ha basado en gran medida en la quema de combustibles fósiles.

Nuevas medidas

En el caso de las PM10, la OMS redujo el límite de exposición anual de 20 microgramos por metro cúbico a 15.

Para las PM2.5, la reducción es de la mitad: de 10 microgramos por metro cúbico pasa a 5.

También se han introducido nuevos límites para el dióxido de nitrógeno NO2, un contaminante que genera problemas en el aparato respiratorio y que está muy vinculado en las ciudades a los vehículos de diésel y gasolina.

Las nuevas directrices hacen hincapié en otros contaminantes, como el monóxido de carbono, el ozono y el dióxido de azufre, como medida preventiva a la espera de mayor evidencia científica.

Una panoramica de Santiago de Chile cubierta por el smog.

Getty Images
Una panorámica de Santiago de Chile cubierta por la contaminación.

Sin embargo, las nuevas directrices de la OMS no son de carácter vinculante. Es decir, que le corresponderá a los gobiernos tomar las medidas necesarias para mejorar la calidad del aire.

Aunque la OMS asegura que una reducción en los niveles de contaminación en el aire traería sustentables beneficios, tambien aclara que no hay niveles completamente seguros.

La OMS dijo que si bien la calidad del aire había mejorado notablemente desde la década de 1990 en los países de ingresos altos, el número mundial de muertes y años de vida saludable perdidos apenas había disminuido, ya que la calidad del aire en general se había deteriorado en la mayoría de los demás países.

“La contaminación del aire es una amenaza para la salud en todos los países, pero afecta más a las personas de los países de ingresos bajos y medianos”, dijo el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Las nuevas pautas llegan pocas semanas antes de que comience la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en la ciudad escocesa de Glasgow el 31 de octubre.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PR5cECLVsBs&t=2s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.