Los desplazados de Chiapas, entre la impunidad y la fe en el papa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Nayeli Roldán (@nayaroldan)

Los desplazados de Chiapas, entre la impunidad y la fe en el papa

La familia López Girón, integrada por 19 personas, fue desplazada de su casa y de sus tierras en el municipio de Banavil por apoyar la lucha por la tierra del EZLN. Ahora viven en San Cristóbal de las Casas, hacinados en un cuarto de lámina.
Nayeli Roldán (@nayaroldan)
Por Nayeli Roldán
16 de febrero, 2016
Comparte
La familia López Girón fue desplazada de su comunidad por apoyar al EZLN. // Foto: Nayeli Roldán (@nayaroldan)

La familia López Girón fue desplazada de su comunidad por apoyar al EZLN. // Foto: Nayeli Roldán (@nayaroldan)

La leña quemada dentro de un destartalado bote de lámina es la única forma en que los 19 integrantes de la familia López Girón soporta el frío de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, que en los inviernos más crueles alcanza temperaturas bajo cero. Viven hacinados en un cuarto que no supera los 12 metros cuadrados y no terminan de adaptarse a una ciudad que no les ofrece tierras para sembrar como lo hacían en Banavil, la comunidad de la que fueron desplazados hace cuatro años.

Este lunes 15 de febrero, Miguel y su hermano Lorenzo se acomodaron en la calle Insurgentes desde las tres de la mañana para formar la valla humana que el papa Francisco vería en su camino hacia la catedral de San Cristóbal de las Casas, después del medio día.

Su madre, Antonia Girón, de 60 años, llegó a las seis de la mañana con una de sus hijas a la Unidad Deportiva donde el pontífice oficiaría misa cuatro horas después. Su fe católica es tan grande que confían en que Dios les ayudará a regresar a su comunidad. Por eso, Francisco significa una esperanza.

La familia quería entregarle una carta en la que piden su ayuda para que interceda por ellos ante el gobierno de Chiapas y por fin investigue el paradero de su padre, Alonso López, desaparecido el 4 de diciembre de 2011 luego de que un grupo armado de 50 priístas entrara a su casa y se lo llevara. La misiva nunca le llegó, no hubo forma de acercarse al jerarca al que vieron pasar sólo unos segundos.

La historia de la agresión

El levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en 1994 propició cambios entre las comunidades indígenas de Chiapas. La familia López Girón decidió formar parte de las Bases de Apoyo porque “estábamos luchando por la tierra, por nuestros derechos”, cuenta Miguel, un joven moreno y delgado de 27 años que no supera el metro y medio de estatura.

Sin embargo, en el municipio de Tenejapa, donde se encuentra la comunidad tseltal de Banavil, sólo cuatro familias decidieron sumarse al movimiento del EZLN, mientras que el resto se adhirió al PRI para recibir apoyos de programas sociales. La tensión entre ambos grupos, que incluso son familiares, llegó hasta la agresión armada que sufrió Miguel y su familia en 2011.

“Eran como 50, entraron a la casa, nos pegaron y se llevaron a mi papá”, relata Miguel. Días después, ante el temor de que sufrieran otra agresión, la familia abandonó su casa y consiguió refugio en un cuarto de láminas en San Cristóbal de las Casas.

El 23 de diciembre de 2011, en el ejido Mercedes, que colinda con Banavil, se encontró un brazo cercenado; días después, policías estatales, el ministerio público y el juez municipal acudieron para buscar el resto del cuerpo sin encontrarlo. Una prueba de ADN posterior, confirmó que el brazo era de Alonso López. Después de eso, nada se ha avanzado en la investigación.

Además, la Fiscalía de Justicia Indígena no ha dado trámite a la denuncia por despojo interpuesta por la familia, mientras que las órdenes de aprehensión en contra de los perpetradores no ha sido ejecutada, lo que demuestra las irregularidades en el proceso, denuncia el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, organización encargada de la defensa del caso.

La familia demanda el regreso a su comunidad y la presentación de su padre. “Han tenido varias reuniones con representantes del gobierno del estado, pero en ninguna han obtenido resultados favorables. Por eso siguen denunciando la falta de justicia en su caso”, explica el Centro Frayba en su informe “La insurgencia de los derechos humanos”, publicado en septiembre de 2015.

Hasta 2002, la cifra de desplazados internos a causa de los sucesos de 1994 se calculaba entre 16 mil y 20 mil personas, según el informe del representante del Secretario General sobre los derechos humanos de las personas internamente desplazadas de Naciones Unidas, Francis Deng.

La familia López Girón ha tenido que adaptarse a su nueva vida. Antes sembraban maíz en las ocho hectáreas que tenían en Banavil. Ahora las mujeres lavan ropa ajena y los hombres se alquilan como peones.

Lo que ganan es insuficiente para mandar a la escuela a los siete niños que procrearon y su situación llegó a un extremo cuando Antonia, una de 11 años se enfermó y fue hospitalizada. Los médicos le diagnosticaron edema cerebral y falleció el 21 de febrero de 2015.

“Queremos regresar a nuestra casa, a sembrar nuestras tierras. Queremos a nuestro padre de regreso. No estamos pidiendo dinero, sólo queremos que esto no se vuelva a repetir para nadie”, dice Miguel, mientras su madre Antonia no puede contener el llanto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Semana Santa: ¿por qué las fechas cambian cada año? (y en qué se diferencian la Pascua cristiana y la judía)

¿Qué es la Pascua? ¿Por qué cristianos y judíos la celebran? ¿Cuáles son las diferencias y similitudes? ¿Por qué cada año cambia de fecha? Si te has hecho alguna de estas preguntas, te invitamos a que leas este artículo.
2 de abril, 2021
Comparte
Cruces judía y cristiana.

Getty Images
Las religiones cristiana y judía celebran la Pascua, aunque las fiestas tienen diferencias.

Existe una festividad religiosa muy importante tanto para los cristianos como para los judíos: la Pascua.

Cada año, los fieles de ambas religiones se reúnen para conmemorar y recordar diferentes hechos que marcaron acontecimientos en la historia de cada una de sus religiones.

¿Qué significa la palabra Pascua?

La palabra Pascua aparece en latín como “pascha”, en el griego πάσχα “páscha” y en el hebreo (pesáh) Pésaj en español, eseñala la Real Academia Española.

Y Pascua significa básicamente “paso” o “salto”.

La Pascua judía

Fieles rezan frente al Muro de los Lamentos

EPA
El Muro de los Lamentos es un sitio clave para los judíos durante el Pésaj.

En la antigüedad, la Pascua era una fiesta de pastores en la que se sacrificaba un cordero como ofrenda para pedir fecundidad.

Celebraran el paso del invierno a la primavera, y lo hacían luego de la primera Luna llena de la estación de primavera (en el hemisferio norte).

Luego pasó a ser una celebración de la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto.

Y en la actualidad, los judíos conmemoran la Pascua (Pésaj) como una de sus principales fiestas en la que recuerdan el paso que dio el pueblo hebreo junto con Moisés a través el Mar Rojo.

Celebran una cena familiar llamada Séder (órden en español) repleta de simbolismos además de rezos.

La Pascua cristiana

Hombre que interpreta a Jesús carga la cruz.

AFP
Las representaciones del calvario de Cristo cargando la cruz se repiten en varios puntos del planeta. Esta recreación es del jueves santo en Medellín, Colombia.

Para los cristianos, la Pascua también es la fiesta más importante de todo el año ya que en ella se celebra el paso de Jesús de la muerte a la vida.

La Pascua es la celebración de la resurrección de Jesús el domingo tras pasar tres días muerto para salvar a su pueblo.

Si bien no hay una tradición estricta sobre la comida, las familias cristianas se suelen reunir el domingo y concurrir a Misa para conmemorar que Jesús resucitó para salvar al pueblo.

¿En qué coinciden las Pascuas judías con las cristianas?

Existe una relación histórica y religiosa entre la Pascua judía y la cristiana.

Cristo murió el primer día de la fiesta judía que celebra la liberación por parte de Dios del pueblo judío de la esclavitud de Egipto, explica la Agencia Católica de Informaciones Aciprensa.

“La muerte de Jesús cumple la antigua ley hebrea en lo referente al cordero pascual que los judíos comen la noche víspera del 15 de Nisan (el primer mes del calendario hebreo bíblico, que comienza con la conmemoración de la salida de los judíos de la esclavitud en Egipto)”, añade.

Cena Séder.

Getty Images
La cena durante el Pésaj es clave en la celebración de los judíos.

Cristo muere el mismo día de la Pascua judía en el que se matan a los corderos.

En ambos casos se produce un sacrificio y una liberación.

¿Por qué las fechas de la Semana Santa cambia cada año?

Las fechas de las Pascuas cambian todos los años para judíos y para cristianos.

Si bien muchos años coinciden, no es una regla estricta ya que las festividades se rigen por diferentes calendarios.

Los judíos comen el cordero pascual la víspera del 15 de Nisan.

Jesús celebró la Última Cena durante la Pascua judía, es decir, el 14 de Nisan, murió en la cruz el 15 de Nisan y resucitó el domingo siguiente, que ese año fue el 17 de Nisan.

Pero es muy difícil pasar una fiesta antigua del calendario judío al cristiano, dice Aciprensa.

Los judíos tienen un calendario lunar de 354 días y los cristianos uno solar de 365.

Hombre lleva corona de espinas.

AFP
Un hombre en México representa a Jesús con la corona de espinas en Ciudad de México

En el Imperio Romano se decretó entonces que la Pascua sería un domingo porque Jesús resucitó ese día de la semana.

Por eso se optó por celebrar la Pascua el primer domingo después de la primera luna llena, posterior a la llegada de la primavera en el hemisferio norte.

Sin embargo, cabe destacar que no todos los cristianos celebran la Pascua el mismo día. Los ortodoxos, por ejemplo celebran la Pascua en otra fecha porque siguen el calendario Juliano.

La fecha para celebrar la Pascua tanto para cristianos como para judíos varía entre fines de marzo y fines de abril cada año.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=jB3B1F3jWRw

https://www.youtube.com/watch?v=Pk1evajOLYg

https://www.youtube.com/watch?v=gtJTaryyFE4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.