Miles de escoltas en México trabajan sin ley nacional y sin respetar convenios
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Miles de escoltas en México trabajan sin ley nacional y sin respetar convenios

Estos elementos de seguridad operan sin un padrón confiable, el marco legal es deficiente pues aunque hay convenios y leyes estas no se aplican, están incompletas o se contradicen.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
22 de febrero, 2016
Comparte
Miles de escoltas en México trabajan sin ley nacional sin respetar convenios. Foto: Archivo / Cuartoscuro

Miles de escoltas en México trabajan sin ley nacional sin respetar convenios. Foto: Archivo / Cuartoscuro

Así trabajan miles de escoltas y guardias de seguridad privada en el país: sin un padrón confiable que regule cuántos hay y quiénes son, sin un sistema homologado de reclutamiento o capacitación, sin reglas que a nivel nacional delimiten claramente su funcionamiento, con convenios que se firman pero que luego no se aplican, y sin un proceso ordenado de control de confianza y de seguimiento de los resultados. Pese a que es un negocio en total ebullición.

En una década, la cantidad de elementos privados registrados ante la Secretaría de Gobernación se ha multiplicado más de 17 mil %, y de acuerdo con especialistas, hay que sumar a los guardias sin registro (informales) que han crecido al doble o triple de esa proporción.

De hecho, estimaciones de la Confederación Nacional de Empresas de Seguridad Privada y Similares de los Servicios de Ramo indican que el número total de elementos de seguridad privada, entre regulados e informales, duplica a todos los policías de seguridad pública estatales y federales en México.

Y aunque existe una Ley Federal de Seguridad Privada y leyes en la misma materia en los estados, estas además de adolecer de requisitos que hoy se consideran indispensables (como controles de confianza) presentan diferencias significativas. Según un análisis hecho desde el 2012 por la Cámara de Diputados, hay por lo menos 114 contradicciones entre estas normas.

Desde hace cuatro años las distintas asociaciones y redes de seguridad privada han impulsado la creación de una sola Ley Nacional así como una Cámara Nacional de la Industria, pero hasta ahora no se ha materializado.

A esto se suman los convenios específicos que algunos gobiernos han firmado pero que no se aplican. Por ejemplo, en 2010 el Distrito Federal firmó un acuerdo con empresas del ramo para que los vehículos de los escoltas de seguridad privada tuvieran leyendas y placas especiales, algo que nunca se materializó.

El pasado viernes 19 de febrero, luego de la agresión que sufrió un funcionario de la delegación Miguel Hidalgo por agentes privados, el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera dijo – otra vez – que los vehículos que usan los escoltas serán emplacados y regularizados. “Nos vamos a meter en serio” prometió.

Los que se conocen… y los que no

Lo datos oficiales revisados por Animal Político a través de solicitudes de transparencia evidencian la dimensión del crecimiento de este mercado en la última década.

De acuerdo con la Dirección General de Seguridad Privada de la Secretaría de Gobernación, en 2005 existían 173 empresas de seguridad privada debidamente registradas que agrupaban a 419 elementos de seguridad.

Para el 2013, tras el sexenio del presidente Felipe Calderón, esa cifra ya se había incrementado de forma significativa con casi 350 empresas y con más de 19 mil agentes de seguridad privada. Y en 2015 las compañías registradas se multiplicaron hasta mil 103, mientras que los guardias sumaban ya 73 mil.

Gráfico: Omar Bobadilla

Gráfico: Omar Bobadilla

Es decir, que en los últimos diez años las personas enroladas como guardias de seguridad privada aumentaron más de 17 mil por ciento, mientras que el mercado de las empresas debidamente registradas presentan un crecimiento de más del 530%.

A lo anterior hay que sumar también a empresas pequeñas que cuentan con registro local, aunque solamente operen en una entidad.

Pero la dimensión del mercado de la seguridad privada es aún mucho mayor si se toma en cuenta a las empresas que dan esos servicios aunque no estén reguladas, de acuerdo con Arnulfo Garibo Ramírez, presidente de la Confederación Nacional de Empresarios de Seguridad Privada.

“Simplemente tenemos a cerca de 8 mil o 9 mil empresas de seguridad privada irregulares (ocho veces más que las reguladas) y que dan estos servicios de escoltas o de guardias de edificios. Y el número de agentes que son informales lo calculamos en por lo menos 250 mil, aunque se ha llegado a estimas que podrían ser hasta 600 mil”, dijo en entrevista.

Gráfico: Omar Bobadilla

Gráfico: Omar Bobadilla

Reglas de papel

En octubre del 2010 el gobierno del Distrito Federal firmó un convenio con el Consejo Nacional de Seguridad Privada encaminado a “regularizar” el funcionamiento de las empresas de seguridad en la ciudad y en particular de los escoltas.

El entonces procurador capitalino, Miguel Ángel Mancera, quien encabezó esa firma, dijo que para finales de ese año todos los autos de los escoltas privados tendrían leyendas especiales y placas específicas para que fueran fácilmente identificados. Los acuerdos ahí quedaron pero en la realidad esto nunca se puso en práctica.

El pasado 17 de febrero el “city manager” de Miguel Hidalgo, Arne  Aus den Ruthen Haag, fue agredido por escoltas privados cuando videogrababa en tiempo real las violaciones al Reglamento de Tránsito que cometían con sus vehículos.

Un día después, el ahora jefe de Gobierno prometió que en la capital se regulará la actividad de los escoltas y, como cinco años antes, dijo que sus vehículos serán balizados y tendrán placas especiales.

Uno de los escoltas que agredió al City Manager de la Miguel Hidalgo. Foto: Cuartoscuro

Uno de los escoltas que agredió al City Manager de la Miguel Hidalgo. Foto: Cuartoscuro

La Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada (AMESP), junto con otras organizaciones, impulsan desde hace cuatro años la creación de una Ley Nacional en este ramo que se aplique de forma homologada en todo el país en sustitución de la Ley Federal y las más de 30 que hay en los estados.

Apenas en junio de 2015 esta asociación envió un exhorto al Senado para que se apresurara a regularizar este tema y recordó que, según un estudio de la Cámara de Diputados, hay más de un centenar de diferencias entre los requisitos de operación de las empresas de seguridad privada en las leyes estatales existentes.

Garibo Ramírez explicó que aunque existen actualmente muchas leyes en el ramo, estas presentan lagunas y diferencias, Por ejemplo, existe duplicidad de registros en tanto que el permiso federal faculta a una empresa y a sus guardias a trabajar en dos o más entidades, pero en esa misma entidad exigen tener un segundo permiso local.

La ley federal y leyes locales tampoco contemplan el tema de la certificación de control de confianza para sus guardias. Algunas incluyen como obligación para los guardias el no contar con antecedentes penales o el examen antidoping, pero esto se termina aplicando casi de forma discrecional, según lo revelado por el empresario.

“Nosotros hemos participado en la promoción de crear la cámara nacional de la industria de la seguridad privada que ayude a regular esto, la Secretaria de Economía en su momento lanzó la convocatoria y se dio el tiempo de 30 días para ver si no había alguna objeción pero luego ya no pasó nada”, señaló.

De acuerdo con cálculos de la AMESP todo el sector de la seguridad privada del país, incluyendo empresas reguladas y no reguladas, contribuye al 1.6% del Producto Interno Bruto nacional.

Registro, lento y costoso

Para que una empresa de seguridad privada, junto con sus elementos, sea considerada como legalmente regularizada, debe estar inscrita en el registro de la Dirección General de Seguridad Privada de Gobernación. Es un trámite que además debe renovarse cada año.

Aunque el número de compañías regularizadas en dicho padrón ha crecido de forma significativa, es superior el número de empresas que operan en la clandestinidad, según lo dicho por el presidente de la Confederación Nacional de Empresas de Seguridad Privada. En consecuencia no hay un padrón confiable de todos los agentes.

De acuerdo con Garibo Ramírez, muchas de las compañías “irregulares” en realidad sí tienen un acta constitutiva, están dadas de alta ante la Secretaría de Economía y cubren el seguro social de sus elementos, pero carecen del permiso oficial de Gobernación o de las secretarías de seguridad de los estados.

“Esto pasa porque es un trámite que como está actualmente es engorroso en cuanto al tiempo que lleva y al dinero que hay que desembolsar. Nosotros hemos calculado que son unos 50 mil pesos al año lo que hay que desembolsar para cumplir con el mismo y hay compañías, sobretodo las chicas, que no pueden hacerlo”, explicó.

Según Garibo, la referida cantidad obedece a que hay que pagar a un “gestor” para que agilice el trámite además de lo que se tiene que invertir en cuanto a la actualización de manuales de operación y capacitación, las copias certificadas, y demás.

Es un trámite, agrega el empresario, que además hay que hacerlo muchas veces doble, tanto ante Gobernación como ante las secretarías de los estados.

A lo anterior se suma el problema de la burocracia. El presidente de la confederación dijo que tan solo en 2015 la Secretaría de Seguridad Pública del DF cambió en cuatro ocasiones al director del área responsable de estos registros, por lo que muchos trámites quedaron en el aire.

“Solamente obtener el permiso que se requiere para el Distrito Federal te lleva 30 días pero con tantos cambios de director hubo tramites que se tuvieron que hacer varias veces. El año pasado hubo más de 300 empresas que no pudieron renovar su permiso por esta situación. Desembolsar dinero para trámites que luego no se finalizan no es negocio”, explicó Garibo.

La existencia de las empresas que optan por operar en la informalidad afecta a las compañías que aun con las dificultades sí invierten en los registros, y en la capacitación y actualización de sus agentes.

En ese contexto Garibo Ramírez subrayó la importancia de que el Senado trabaje en autorizar una Ley Nacional de Seguridad Privada y en la autorización de la Cámara Nacional de esta industria, con lo que se podría avanzar significativamente en el registro de las empresas lo que por ende, dará más seguridad a la sociedad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Los líderes mundiales que aún no reconocen la victoria de Joe Biden

Decenas de mandatarios en todo el mundo reaccionaron rápidamente con mensajes congratulatorios para el presidente electo Joe Biden, sin embargo, hay unas notables excepciones.
Getty Images
9 de noviembre, 2020
Comparte

Mientras que decenas de mandatarios y líderes alrededor del mundo se apresuraron a felicitar a Joe Biden una vez fue oficialmente declarado ganador de las elecciones en Estados Unidos, algunos -muy notables- brillan por su silencio.

Muchos de los mensajes congratulatorios vinieron acompañados de declaraciones públicas señalando las buenas relaciones y alianzas con EU y el entusiasmo ante la perspectiva de trabajar conjuntamente en asuntos de interés conjunto y global.

Estos incluyeron los líderes de Reino Unido, la mayoría de Europa, gobiernos en Asia, Medio Oriente, África y América.

Excepciones en América Latina

En el continente americano hubo dos importantes excepciones: Brasil y México, curiosamente gobiernos reconocidos como populistas.

El presidente Jair Bolsonaro de Brasil sigue manteniendo silencio con respecto a la declaración oficial de la victoria de Biden.

Bolsonaro siempre ha sido un abierto admirador del presidente de EU y un imitador de su estilo de liderazgo hasta el punto en que se le ha tildado el “Trump latinoamericano”.

Desde un principio, Bolsonaro expresó esperanza en la reelección de Trump y a uno de sus hijos Bolsonaro -que trabaja en el gobierno- se le vio portando una gorra con la sigla MAGA (Make America Great Again) el principal slogan del presidente republicano.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador

Getty Images
La reserva de AMLO se puede deber a que quiere evitar un conflicto con el actual gobierno de Trump.

Por su parte, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador tuvo palabras, pero no de felicitaciones, sino para explicar que no lo haría hasta que se resolvieran las demandas legales que la campaña de Donald Trump anunció que entablaría contra el resultado electoral.

Algunos observadores indican que la postura de López Obrador se debe a que quiere evitar un conflicto con el actual gobierno en Washington con el que ha tenido una cordial relación.

López Obrador estuvo en Washington recientemente para la promulgación del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte y expresó que el presidente Trump ha tratado a México “con respeto”.

Potencias rivales

Dos grandes potencias mundiales han seguido el ejemplo de México.

Los gobiernos de Rusia y China mantuvieron reserva durante varios días antes de emitir declaraciones respecto, sin embargo, este lunes reaccionaron con cautela.

Vladimir Putin y Xi Jingping

Getty Images
Vladimir Putin y Xi Jingping siguieron el ejemplo de AMLO.

El Kremlin dijo que esperaría a que todos los resultados oficiales se conocieran y se libraran todos los obstáculos legales.

Aunque el presidente Vladimir Putin felicitó a Donald Trump el día después de su victoria en 2016, esta vez no ha felicitado al presidente electo.

No obstante, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, aclaró a la prensa que Putin repetidamente ha dicho que está preparado para trabajar con cualquier líder estadounidense y buscar una normalización de las tensas relaciones bilaterales.

China también señaló las trabas legales que se pueden interponer al resultado oficial y el presidente Xi Jinping se abstuvo de felicitar a Biden.

Las relaciones entre Washington y Pekín pasan por su punto más bajo en décadas, particularmente por la serie de sanciones impuestas por la administración Trump y sus disputas en el campo tecnológico, las represión en Hong Kong y el brote de coronavirus.

Pero Biden también ha sido muy crítico de China y Jinping, prometiendo mantener la presión y una postura dura contra Pekín.

Tono discordante en Turquía

Joe Biden y Recep Tayyip Erdogan

Getty Images
A pesar de haber recibido a Biden en 2016, cuando era vicepresidente, Erdogan ha mantenido su distancia.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, es otro líder en un punto neurálgico del mundo que tampoco ha enviado sus felicitaciones a Joe Biden.

Aunque analistas en Turquía han discutido qué cambios en la relación puede haber con el nuevo ocupante de la Casa Blanca, los medios turcos pro gubernamentales han mantenido un tono anti Biden.

Uno de los focos de tensión entre Ankara y Washington es el papel más activo que ha tomado Turquía en Siria.

Cabe anotar que Arabia Saudita, que hasta el domingo también mantuvo silencio, finalmente felicitó al presidente electo 24 horas después de que se anunciara oficialmente el resultado en EE.UU.

El príncipe heredero Mohammed bin Salman -líder de facto de Arabia Saudita- felicitó a Biden y a Kamala Harris y resaltó las relaciones cercanas entre los dos países, según la agencia estatal SPA.

Bin Salman tiene una fuerte relación con Trump, que lo escuda de las críticas internacionales por violaciones a los derechos humanos, el asesinato del periodista Jamal Khashoggi y la intervención de Riad en la guerra de Yemen.

Todos esos asuntos, así como la relación entre ambos países, prometen ser replanteados por el nuevo gobierno de Joe Biden.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pcPRlgwLMv8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.