¿Por qué la visita de Francisco puede (o no) considerarse de jefe de Estado?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Por qué la visita de Francisco puede (o no) considerarse de jefe de Estado?

México tiene relaciones diplomáticas desde 1992 con la Santa Sede. Jorge Mario Bergoglio es actualmente su jerarca máximo, ejerce la dirección de la Iglesia Católica pero también soberanía sobre el Estado Vaticano que aloja a la Santa Sede.
Cuartoscuro
Por Tania L. Montalvo
11 de febrero, 2016
Comparte
El papa Francisco llegar{a a México este viernes, para su primera visita al país. // Foto: AP.

El papa Francisco llegará a México este viernes, para su primera visita al país. // Foto: AP.

El Vaticano anunció que el papa Francisco viene a México en visita apostólica, pero la Presidencia de la República informó el martes que le dará trato de jefe de Estado. ¿Es posible hacer a un lado la figura del líder religioso?

Jorge Mario Bergoglio representa al Soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano, territorio que aloja a la Santa Sede. Desde 1992, existe una relación diplomática con México y un intercambio de funcionarios: un embajador mexicano en el Vaticano y un nuncio apostólico en el país.

Sin embargo, así como Bergoglio es un jefe de Estado también es la figura del líder máximo de la Iglesia católica, ambas, alojadas en la representación de la Santa Sede. No puede tener un papel y dejar el otro, ejerce ambos al mismo tiempo.

“La Santa Sede es la conjunción de la Iglesia católica universal con la del Estado de la Ciudad del Vaticano. Un papa representa al máximo jerarca de ambos. La Santa Sede tiene su territorio en la Ciudad del Vaticano: son ciudadanos de la Santa Sede los que tienen ciudadanía vaticana y por eso el papa es su jefe de Estado; pero simultáneamente todos los católicos son parte de la Santa Sede y el papa tiene injerencia sobre ellos como jefe máximo”, explicó en entrevista Elio Masferrer Kan, investigador de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH).

La Santa Sede, como sujeto de derecho internacional, mantiene relaciones con 180 países, tiene un lugar como observador ante la Organización de las Naciones Unidas y es integrante de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa y del Consejo de Europa.

El derecho internacional lo explica así: la Santa Sede es el gobierno universal de la Iglesia Católica y opera desde la Ciudad del Vaticano, un territorio soberano e independiente. La Santa Sede también es una entidad jurídica soberana bajo el derecho internacional. El Papa es el gobernante de ambos y el “Sumo Pontífice” de la iglesia católica.

En México, si bien la visita es apostólica —en su papel de líder religioso—, el gobierno mexicano confirmó que le dará trato de Jefe de Estado para que haya un “diálogo abierto entre el Papa y el Presidente de la República, así como entre las autoridades de México y la Santa Sede, para explorar los mecanismos que permitan que la relación bilateral siga dando frutos en los temas de interés compartido”.

El Papa asistirá a Palacio Nacional, sede del Poder Ejecutivo del Estado mexicano, pero debería hacerlo como Jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano.

En ese sentido, le corresponde al presidente Peña Nieto dirigir y encabezar la ceremonia de recepción como responsable de las relaciones internacionales entre los dos Estados.

El resto de las actividades de Francisco ocurren en un contexto de máximo jerarca en la Iglesia católica. Los funcionarios que participen en esos eventos del Papa tendrían que hacerlo como creyentes, pues ya no se trata de un programa por una visita de Estado.

En ese sentido, también hay diferencias sobre cómo dirigirse a Bergoglio. El título secular es el de jefe de Estado del Vaticano, el resto —incluyendo el de Papa, Santo Padre, Vicario de Cristo, Sumo Pontífice, Obispo de la Iglesia Católica u Obispo de Roma—, están vinculados a su liderazgo de la Iglesia Católica.

En la década de 1860, desde el Vaticano anunció el fin de la relación de la Santa Sede con México tras la aprobación de las Leyes de Reforma. Argumentaron que se afectaban “los intereses del clero” al permitir la libertad de culto, prohibir la realización de ceremonias religiosas fuera de la Iglesia, nacionalizar los bienes eclesiásticos y declarar el Estado laico.

La relación se restableció en 1992 con el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994).

Como máximo líder de la iglesia católica, México ha recibido en seis ocasiones a otros dos papas. De esas visitas, ya con relaciones diplomáticas, recibió a Juan Pablo II en 1993, 1999 y 2002; y a Benedicto XVI en 2012.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

China ordena el confinamiento total de Shanghái por el aumento de casos COVID

Unos 25 millones de habitantes de Shanghái estarán bajo una cuarentena absoluta ante el gran aumento de casos de COVID-19 que busca controlar el gobierno chino.
5 de abril, 2022
Comparte

Las autoridades en China han extendido el confinamiento de Shanghái a toda la ciudad y sus 25 millones de habitantes, después de un nuevo auge en casos de covid-19.

Hasta este momento, se habían tomado medidas separadas para los sectores oriental y occidental, pero ahora la ciudad entera estará sometida a restricciones indefinidas.

Shanghái es la urbe más grande de China en estar bajo confinamiento hasta la fecha.

El importante eje financiero del país ha luchado contra una ola de nuevas infecciones de coronavirus durante más de un mes.

Las medidas se tomaron después de que los casos subieron a más de 13.000 por día, aunque esas cifras no son tan altas comparadas a otras situaciones internacionales.

Los residentes en algunas áreas de la ciudad dijeron que el estricto reglamento significa que nadie podrá salir de sus residencias, ni siquiera para recoger suministros esenciales.

Reportaron dificultades ordenando comida y agua online, con los artículos escaseando antes de que pudieran añadirlos a sus cestas de compra digital.

Desafío logístico

China ha implementado confinamientos generales antes, pero no a la escala de esta megaciudad financiera, comenta el corresponsal de la BBC en China, Stephen McDonell.

Los desafíos logísticos requeridos para confinar 25 millones de personas en sus hogares y mantenerlas alimentadas son enormes.

Según McDonell, las redes sociales allí están llenas de quejas de furiosos residentes porque el sistema de despacho de alimentos está embotellado.

Trabajadores en trajes protectores descargan provisiones en Shanghái

Getty Images
Una fila de trabajadores se asegura de mantener la ciudad aprovisionada, pero los residentes se quejan de las dificultades para ordenar alimentos y agua online.

Las instalaciones centralizadas de cuarentena -muchas con sólo catres de campaña, sin duchas ni otros servicios- están a reventar con un hacinamiento de personas infectadas.

Uno de los pocos medios confiables, Caixin, informó que los contactos cercanos de las personas infectadas serán trasladadas a provincias aledañas. Eso podría involucrar el desplazamiento de cientos de miles de residentes.

Millones de personas en otras ciudades chinas han sido sujetos a restricciones en toda su ciudad, a menudo después de una cantidad relativamente pequeña de casos de covid-19.

La política “cero covid”

El reciente aumento de casos en China, aunque pequeño en comparación con algunos países, es un desafío importante para la estrategia de “cero covid” que ha emprendido China.

El gobierno ordena confinamientos rápidos y restricciones agresivas para contener cualquier brote.

La política distingue a China de la mayoría de los demás países que están tratando de convivir con el virus.

El sistema de “cero covid”, o de eliminación completa, se ha convertido en una especie de mantra del gobierno chino, con funcionarios ridiculizando a otros países por sacrificar a sus propios pueblos ante el altar de la apertura, señala el corresponsal de la BBC.

Una división sanitaria en una calle de Shanghái

Reuters
Las medidas de confinamiento en China contrastan con la apertura en otros países.

Algunos especialistas médicos han tratado de comunicar que, para las personas vacunadas, el contagio de la variante ómicron probablemente no implicaría hospitalización y se podrían recuperar en casa.

Pero muy pocas personas en China están conscientes de eso y los funcionarios y medios estatales no se los han informado, dice McDonell.

Wu Qianyu, un funcionario de la comisión municipal de salud dijo: “Actualmente, la prevención y el control de la epidemia en Shanghái está en su etapa más difícil y crítica”.

“Debemos adherirnos a la política general de despeje dinámico sin titubeo, sin vacilación”, expresó.

Las autoridades han desplegado más de 38.000 trabajadores de la salud a Shanghái de otras ciudades, en lo que los medios estatales llaman la mayor operación médica a nivel nacional desde el confinamiento en Wuhan a comienzos de 2020.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rhw64O667F8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.