Contingencia ambiental: así daña tu salud la contaminación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Contingencia ambiental: así daña tu salud la contaminación

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la contaminación del aire como uno de los mayores riesgos ambientales para la salud, pues está vinculada con muertes prematuras por enfermedades del corazón, cáncer de pulmón y diversas enfermedades respiratorias
Cuartoscuro
Por Tania L. Montalvo
16 de marzo, 2016
Comparte

La contaminación del aire es el tipo de contaminación que más afecta a la salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS)  considera que es la que implica mayores riesgos para la sociedad que la respira.

La zona metropolitana del Valle de México cumple este miércoles tres días en contingencia ambiental debido a la mala calidad del aire y los altos niveles de contaminantes concentrados en su atmósfera. Un escenario similar no ocurría en los últimos catorce años.

Tener que respirar estos altos niveles de contaminantes no puede tomarse a la ligera. La OMS es muy clara al señalar que estar expuestos aumenta los casos de cáncer de pulmón, enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Si bien los más vulnerables son niños y ancianos, nadie se salva. Que los capitalinos estén expuestos a altas concentraciones de ozono —como ocurre desde el lunes por la tarde— implica presentar dolor de cabeza, ardor de ojos, irritación en las vías respiratorias, molestias graves en personas con algún tipo de problema respiratorio y cardiovasculares y el riesgo de que personas asmáticas sufran alguna “activación de ataques de asma”.

No es poca cosa, la OMS alerta que cuando una persona presenta tos o dolor de pecho tras haber estado expuesto a contaminación del aire por ozono es posible que los síntomas desaparezcan en un par de horas, pero si no se reducen los niveles de contaminación en realidad el daño continúa, incluso cuando el cuerpo ya no presenta molestias tras “acostumbrarse” a la situación.

La exposición también daña el corazón; quienes tengan algún tipo de padecimiento cardiovascular pueden presentar arritmias que desencadenen algún infarto.

Las muertes prematuras que contabiliza la OMS en todo el mundo por exposición a contaminación del aire han pasado de 2 a 3.7 millones en cinco años. El organismo alerta que las zonas urbanas de países en vías de desarrollo, como México, no están enfrentando el problema.

En 2013, una evaluación que realizó el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la OMS concluyó que no hay duda de que la contaminación del aire exterior es cancerígena para los humanos y que el aumento de las partículas contaminantes está estrechamente vinculada con la creciente incidencia del cáncer de pulmón pero también en vías urinarias y vejiga.

Los datos disponibles muestran que el 80% de las muertes prematuras vinculadas con contaminación del aire ocurren por cardiopatía isquémica y accidente cardiovascular; 14% por infecciones agudas en las vías respiratorias y 6% por cáncer.

La OMS alerta que poner en práctica recomendaciones para evitar estar expuestos mucho tiempo a contaminantes en espacios abiertos no elimina por completo los riesgos.

Pese a ello, la Comisión Ambiental de la Megalópolis recomienda entre las 13:00 y las 19:00 horas:

-Permanecer en interiores, sobre todo niños, adultos mayores y personas con problemas respiratorios.

-No realizar ejercicio o actividades al aire libre que requieran grandes esfuerzos; sobre todo deportistas.

-Para toda la población: limitar toda actividad física, sociales, de recreo y otras al aire libre.

-No fumar en espacios cerrados.

-Y para las escuelas de educación básica del país limitar “al máximo” las actividades al aire libre.

La Agencia de Protección al Ambiente de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) monitorea en tiempo real la calidad del aire de distintas ciudades del mundo.

En su Mapa sobre la Calidad del Aire, el área metropolitana del Valle de México se mantuvo este martes entre los 153 y 160 puntos; lo que implica en el semáforo de la EPA que el aire que se respira es “insalubre”.

Es decir, “toda la población es vulnerable a sentir efectos de salud por el aire contaminado”. Los grupos vulnerables como niños o ancianos pueden tener “efectos serios”.

En la Ciudad de México, los datos que utiliza la EPA para el Mapa sobre la Calidad del Are son actualizados por el Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire en México. 

Aquí algunos de los reportes de la Ciudad de México y zona metropolitana sobre el Mapa sobre la Calidad del Aire:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El estudio que asocia COVID con mayor riesgo de desarrollar trombosis y embolia

Los autores de la investigación sostienen que sus hallazgos son una razón más para vacunarse.
9 de abril, 2022
Comparte

Una persona que haya padecido la covid-19 tiene un mayor riesgo de desarrollar un coágulo de sangre grave en los seis meses siguientes de haber tenido la enfermedad.

Esa es una de las principales conclusiones de un reciente estudio realizado en Suecia y publicado en la revista especializada British Medical Journal (BMJ).

La investigación también encontró que las personas con covid grave, especialmente las que tuvieron que ser hospitalizadas, y las infectadas durante la primera ola tenían el mayor riesgo de coágulos.

El estudio no afirma que la covid-19 haya sido la causa de esos coágulos, pero sí identifica a la infección como un factor de riesgo para desarrollar trombos, es decir, coágulos de sangre en el interior de un vaso sanguíneo.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores rastrearon el estado de salud de más de un millón de personas que dieron positivo por covid entre febrero de 2020 y mayo de 2021 en Suecia, y las compararon con cuatro millones de personas de la misma edad y sexo que no habían dado positivo.

Según los autores de la investigación, sus hallazgos resaltan la importancia de vacunarse.

Vacuna

Getty
Para los pacientes de la primera ola, antes de la vacunación, los riesgos de desarrollar este tipo de problemas es mayor.

Los hallazgos

El estudio mostró que después de una infección de covid-19 aumenta el riesgo de:

  • Desarrollar trombosis venosa profunda (TVP), que son coágulos de sangre en la pierna, dentro de un periódo tres meses.
  • Desarrollar embolia pulmonar, que son coágulos de sangre en los pulmones, dentro de un periódo de seis meses.
  • Sangrado interno, como un derrame cerebral, dentro de un periódo de dos meses.

Al comparar los riesgos de coágulos de sangre después de la covid-19 con el nivel normal de riesgo, encontraron que:

  • 4 de cada 10.000 pacientes con covid desarrollaron TVP, en comparación con 1 de cada 10.000 personas que no tenían covid.
  • Aproximadamente 17 de cada 10.000 pacientes con covid tenían un coágulo de sangre en el pulmón, en comparación con menos de uno de cada 10.000 que no tenían covid.
Arteria bloqueada

Getty

El estudio sostiene que el aumento del riesgo de coágulos sanguíneos fue mayor en la primera ola de la pandemia, probablemente porque los tratamientos mejoraron durante los meses siguientes y los pacientes mayores comenzaron a vacunarse en la segunda ola.

Ese resultado era “esperable“, según dice la doctora Inmaculada Roldán Rabadán, cardióloga del Grupo de Trombosis Cardiovascular de la Sociedad Española de Cardiología, en declaraciones que recoge el portal Science Media Centre España.

“Entonces teníamos menos herramientas para manejar la enfermedad”, explica.

El riesgo de un coágulo de sangre en el pulmón en personas que estaban gravemente enfermas con covid mostró ser 290 veces mayor de lo normal, y siete veces mayor de lo normal después de una covid leve.

No se observó que una covid leve aumentara el riesgo de hemorragias internas.

Hospitalización

Getty
El estudio habla de una asociación entre estos problemas y la covid-19, pero no determina causalidad.

“Buena razón para vacunarse”

Los coágulos de sangre también pueden ocurrir incluso después de vacunarse, pero el riesgo es mucho menor, según indicó un estudio liderado por la Universidad de Oxford en agosto de 2021.

“Para las personas no vacunadas, esa es una muy buena razón para vacunarse: el riesgo es mucho mayor que el riesgo de las vacunas”, dice Anne-Marie Fors Connolly, investigadora del Departamento de Microbiología Clínica de la Universidad de Umea en Suecia y autora principal del estudio.

Frederick K Ho, profesor de salud pública en la Universidad de Glasgow que no estuvo involucrado en el estudio, sostiene que aunque el riesgo de coágulos aumenta después de la vacunación, “la magnitud del riesgo sigue siendo menor y persiste por un período más corto que el asociado con la infección”.

Coronavirus en la sangre

Getty

Covid y coágulos

El estudio no prueba que la covid sea la causante de los coágulos en la sangre.

Con este tipo de estudio “solo podemos determinar si existe una asociación entre la covid-19 y los coágulos de sangre o sangrado”, le dice Fors Connolly a BBC Mundo.

La experta añade que para establecer una relación de causalidad serían necesarios otros tipos de estudios.

“Los datos son claros en mostrar que hay una asociación (entre la covid-19 y los coágulos), pero lo que no está totalmente claro es cómo funciona esa asociación”, le dice a BBC Mundo Jon Gibbins, director del Instituto de Investigaciones Cardiovasculares y Metabólicas en la Universidad de Reading, quien no participó en la investigación.

Vacuna

Getty

“Se necesitan otros esfuerzos para determinar si esto se debe a una condición inflamatoria de larga duración o alguna forma de disfunción inmunitaria de larga duración”, añade Gibbins.

Aun así, los investigadores creen que la aparición de los coágulos podría ser el efecto directo del virus en la capa de células que recubren los vasos sanguíneos, una respuesta inflamatoria exagerada al virus, o que el cuerpo forme coágulos de sangre en momentos inapropiados.

Frederick K Ho dice que este estudio “nos recuerda la necesidad de permanecer atentos a las complicaciones asociadas incluso con una infección leve de covid, incluido el tromboembolismo”.

Por su parte, la doctora Roldán Rabadán concluye que esta investigación “es muy relevante de cara al manejo de la enfermedad en el futuro”.


*Con información de Philippa Roxby y Carlos Serrano.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ESFnBjQazq0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.