Electrizante y sin contaminar: conoce al mexicano que compite en la Fórmula E
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Francesc Messeguer

Electrizante y sin contaminar: conoce al mexicano que compite en la Fórmula E

Platicamos con Salvador Durán, piloto mexicano de autos eléctricos que compite en pistas como la del Autódromo Hermanos Rodríguez
Foto: Francesc Messeguer
Por Francesc Messeguer
12 de marzo, 2016
Comparte

Cuando Salvador Durán era niño, el coche de sus sueños era un Corvette. Hoy, este piloto mexicano de 30 años de edad compite en diversas pistas del mundo con un automóvil significativamente distinto: es eléctrico. Y con él, este sábado 12 de marzo se enfrentará a conductores de distintas nacionalidades en el ePrix de la Fórmula E, que se lleva a cabo en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Si quieres ver al premio de la Fórmula E y no conseguiste boletos, acá lo pasan en vivo en YouTube.

La Fórmula E es un evento automotriz relativamente joven. A pesar de haber sido creada en 2012 por el empresario español Alejandro Agag, la plataforma cobró vida tiempo después, tras haberse logrado un acuerdo con la Federación Internacional del Automóvil (FIA) para promover un campeonato en el que participaran únicamente autos cuya fuente de poder fuera eléctrica.

De septiembre de 2014 a junio de 2015 se corrió la primera temporada del campeonato en escenarios urbanos de distintas ciudades del mundo. La carrera de este sábado de la Ciudad de México, que es la primera que se corre un circuito formal, y en la que compiten nueve equipos con dos conductores cada uno, forma de la segunda temporada. Y Salvador -o “Chava” como le dicen todos- es el único mexicano piloto mexicano que compite por el premio.

Quizás por eso es que Salvador luce ansioso durante el cóctel de presentación que la Fórmula E ha organizado en el hotel St. Regis de la Ciudad de México dos días antes de la carrera, donde todo mundo, y casi bajo cualquier pretexto, le recuerda la importancia de ser un piloto que corre en su propia tierra. Una de las personas que habla a través de un micrófono, incluso bromea: “Chava, si hay un piloto que no tiene nada de presión este fin de semana, eres tú”, lo que provoca la risa de los ahí presentes.

“La frase es mucho más fuerte de lo que parece”, confiesa Salvador en entrevista con Animal Político. “Es una responsabilidad muy grande. Soy un gran crítico. Siempre ha sido un sueño el Hermanos Rodríguez. No entiendo de pretextos y tampoco espero que la gente reciba un pretexto mío. Voy a hacer lo que esté en mis manos para lograrlo”, remata.

Pero “Chava” no es ningún extraño al mundo de las carreras de coches. El interés por este tipo de competencias le vino desde que era niño, cuando se subió por primera vez a un carro de Go Kart: “La primera vez que manejé uno de esos, me enamoré de la adrenalina, de lo que implica manejar un coche, sentirlo. Pero lo que me hizo querer estar el siguiente fin de semana fue la competencia. Querer ganar. Y ganar es como una droga: quieres seguir”.

Y Salvador Durán siguió. Hasta que en 2002 comenzó su carrera profesional y empezó a ganar cosas. La prueba es el repertorio de premios y galardones que se exhiben en la biografía de su página web (http://chavaduran.com): Un kartista consumado. Corredor del A1 Gran Prix en la temporada 2005-2006. El piloto más exitoso del equipo que representó a México en el campeonato de Laguna Seca, en Estados Unidos. Y, su mayor logro profesional: ganador en 2007 de las 24 horas del Daytona, la carrera organizada por la NASCAR.

Salvador confiesa que, a pesar de seguir sintiendo emoción en cada carrera, la adrenalina al tiempo que ser piloto se vuelve rutina. Sin embargo, reconoce la importancia de la plataforma y la reflexión que nos obliga a tener.

“Creo que la Ciudad de México es una de las ciudades más contaminadas del mundo. Fórmula E muestra que podemos tener grandes eventos deportivos sin contaminar y eso es algo que puede cambiar a esta ciudad. Estamos haciendo historia y eso es de lo que esta serie se trata”, dijo “Chava” durante la conferencia de prensa ofrecida desde el Autódromo Hermanos Rodríguez un día antes de la carrera.

Desde junio de 2015, mes en el que se publicó y entró en vigor la modificación al programa Hoy No Circula, de 810 mil 868 vehículos que circulaban diario, pasamos a un millón 427 mil, lo que supone un aumento del 76%.
Eso ha traído repercusiones en materia de contingencia ambiental en la Ciudad durante los últimos meses.

Sin embargo, es común que en México tengamos contacto con el mundo de las carreras de coches. En 2015, después de varias décadas de ausencia la Fórmula 1 regresó al país. Y, los resultados que dejó fueron tan buenos -se habla de una derrama económica de 12 mil millones de pesos, según cifras de la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE)- que ya está programado otro Gran Premio de México para octubre de este año.

En ese sentido, el objetivo de este proyecto es buscar alternativas a este tipo de competencias. De acuerdo con el sitio web de Fórmula E, se trata de “acercar el auto eléctrico a las personas y hacerlo más accesible. Y de acuerdo con directivos de la plataforma, se han vendido alrededor de 35 mil boletos de los 40 mil disponibles para la carrera de este sábado, lo que habla de un gran aforo para un evento que nunca antes ha tenido lugar en México.

Más allá de las repercusiones ambientales que pueda tener una carrera de Fórmula E, el tema central es el ahorro de energía. El campeón de la primera temporada, el brasileño Nelson Piquet, explicó que al momento de pilotear un auto de combustión interna, los conductores no piensan mucho en la eficiencia. “En la Fórmula E es lo contrario”, explica. “Normalmente el 95% del tiempo estás pensando en la eficiencia: en cómo puede ir más rápido consumiendo la menor cantidad de energía posible”.

Si quieres apoyar a Salvador Durán, pero no irás a la carrera, la Fórmula E tiene un mecanismo llamado Fan Boost, mediante el cual puedes votar por tu piloto favorito a través de un sitio web.

Si quieres conocer más acerca del ePrix de la Ciudad de México, aquí puedes consultar el programa:

Programa Mexico City Eprix

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Trump vs Biden: ¿cuándo sabremos el resultado de las elecciones de Estados Unidos? (y por qué puede ser tan disputado)

Estados Unidos se enfrenta a unas elecciones insólitas este martes 3 de noviembre, marcadas por la pandemia. Y puede que el resultado no se sepa hasta mucho después de la noche electoral.
3 de noviembre, 2020
Comparte

Las elecciones presidenciales que celebra Estados Unidos este martes son inéditas, y puede que pasen días o incluso semanas antes de que se conozca quién resultó ganador: Joe Biden o Donald Trump.

Millones de estadounidenses han votado esta vez por correo debido a la pandemia de coronavirus, lo que significa que es muy probable que el recuento de todos los votos se retrase.

¿Cuándo se suele conocer el resultado de las elecciones estadounidenses?

El resultado de las elecciones se suele anunciar la noche del día de las elecciones, que este año es este martes 3 de noviembre.

Diferentes estados concluyen las votaciones en horarios distintos. Las primeras urnas cierran en la costa este a las 19:00 hora local (00:00 GMT).

Después del cierre de las urnas se procede al conteo de votos en cada estado.

Los principales medios de comunicación estadounidenses “declaran” la victoria de un estado cuando creen que un candidato tiene una ventaja definitiva, pero eso es una predicción y no el resultado final. Lo mismo ocurre cuando los medios “declaran” ganador a nivel nacional.

Los presidentes de Estados Unidos no se deciden por el total de la votación popular a nivel nacional, sino ganando en los suficientes estados.

Mujer votando por correo

Getty Images
Millones de estadounidenses han votado de forma anticipada y por correo.

Cada estado tiene una cierta cantidad de “votos electorales” que se lleva por completo el ganador en ese territorio. El número de votos electorales de cada estado se basa en la población del mismo.

Para ganar la Casa Blanca se necesitan 270 votos electorales.

En 2016, la victoria electoral fue declarada a favor de Donald Trump alrededor de las 02:30 AM hora local del este (07:30 GMT), cuando la victoria en el estado de Wisconsin le permitió superar los 270 votos electorales necesarios.

¿Por qué la votación por correo podría retrasar el resultado de estas elecciones?

Durante los comicios anteriores era común que algunos estados limitaran el voto por correo, restringiéndolo a personas mayores de 65 años, aquellos que sufrían alguna enfermedad o que se encontraban fuera de ese estado.

Pero, en esta ocasión, esta modalidad está ampliamente permitida en la mayoría de los estados.

En las últimas elecciones presidenciales en el país, casi una cuarta parte de los votos se emitieron por correo.

Según el Proyecto de Elecciones de EU, hasta este 2 de noviembre más de 97 millones de estadounidenses habían votado anticipadamente, ya sea por correo o en persona. Esto ya es más que el número total de votos anticipados emitidos en las elecciones de 2016.

De estos votos un poco más de 62 millones son usando el servicio postal, en medio de los intentos de los estados por evitar aglomeraciones que puedan facilitar la propagación de la covid-19.

Estados péndulo en EE.UU.

BBC

Sin embargo, el Servicio Postal de Estados Unidos, el responsable de entregar las boletas postales, está experimentando recortes presupuestarios.

El presidente Trump impidió que se disponga de fondos adicionales, entre preocupaciones en el país por si el organismo podrá hacer frente al volumen de papeletas enviadas o si habrá mayores retrasos.

¿Cómo se contabilizan los votos por correo?

Los votos por correo suelen tardar más en contabilizarse.

Los diferentes estados tienen diferentes reglas sobre cómo y cuándo hacerlo.

La mayoría de los estados solo contarán las boletas postales recibidas antes del cierre de las urnas.

Pero algunos estados, como California, aceptarán votos siempre que sean enviados el día de las elecciones, incluso si llegan semanas después.

Promo image showing Joe Biden and Donald Trump

BBC
Puede que no sepamos el resultado de estas elecciones hasta día o semanas después.

El conteo de las boletas postales toma más tiempo porque cada voto debe tener una firma que se corresponda con la firma de la tarjeta de registro del votante.

Otro aspecto que retrasa el proceso es el momento en que se empiezan a contar esos votos.

Algunos estados como Florida, por ejemplo, comenzaron a contar las boletas enviadas por correo antes del día de las elecciones, pero ese no es el caso de la mayoría de los estados, que esperarán hasta el cierre de las urnas.

En 2016, el total de votos tardó más de un mes en escrutarse.

La entonces candidata demócrata Hillary Clinton llegó a ampliar su ventaja en el voto popular a nivel nacional, pero Trump ya había ganado los suficientes estados para asegurarse la presidencia.

¿Pueden existir demoras en los centros de votación?

Hacer fila en un recinto electoral seguirá siendo, por ahora, la forma más común en que los votantes estadounidenses entregarán su voto.

Y esa situación se complica debido a la pandemia de coronavirus y las restricciones a causa de ésta.

Algunos estados ya habilitaron centros para la votación anticipada en persona y se registraron enormes colas.

Fila de votantes

EPA
El voto en persona en algunos estados ya ha visto largas filas y cifras record de participación.

La mayoría de la gente votará este 3 de noviembre, y se estima que habrá abiertos menos centros electorales de lo habitual. También se advirtió de la falta de personal.

¿Trump y Biden aceptarán el resultado?

Existe la posibilidad de que el candidato que lleva la delantera en la noche de las elecciones no gane, una circunstancia que se ha vuelto más probable debido al voto por correo.

Biden, por un lado, aseguró que aceptará el resultado, pero insistió en que “se cuente cada voto”.

Hillary Clinton, quien fue la contrincante demócrata de Trump en 2016, ha dicho que Biden no debería conceder la victoria la noche de las elecciones “bajo ninguna circunstancia”.

“Creo que esto se va a alargar”, subrayó.

Mientras tanto, Trump advirtió que en la elección de noviembre puede producirse un “tremendo fraude” debido al voto por correo, pese a que hay muy poca evidencia de ello.

Y se negó a comprometerse a una eventual transferencia pacífica del poder si pierde.

¿Qué pasa si no se acepta el resultado de las elecciones?

El presidente llegó a decir que piensa que el resultado de estas elecciones puede terminar en la Corte Suprema de Estados Unidos.

Esto ha sucedido antes. En las elecciones de 2000, el candidato demócrata Al Gore afirmó que su estrecho margen de derrota en Florida ameritaba un recuento.

Se necesitaron 36 días para que el alto tribunal decidiera en contra de su reclamo y la contienda terminara a favor del republicano George W. Bush.

Además, este año pueden surgir otros desafíos legales, desde los requisitos de identificación para el voto por correo hasta la legalidad de los cambios hechos para esta votación debido a la pandemia.

Section divider

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4hw6wlscdUk

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.