En México, entre más rico seas menos impuestos pagas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En México, entre más rico seas menos impuestos pagas

América Latina se distingue por una mala recaudación y por permitir que quienes más tienen paguen menos impuestos; mientras en Europa los más ricos duplican la recaudación, alertaron la Cepal y Oxfam.
Cuartoscuro
Por Tania L. Montalvo
18 de marzo, 2016
Comparte

Los más ricos son los que menos contribuyen al Impuesto sobre la Renta en México. La recaudación entre ese grupo apenas es el 10% del impuesto, muy por debajo de países de Europa y Norteamérica, alertaron este lunes la Comisión Económica para América Latina (Cepal) y Oxfam.

En Estados Unidos la recaudación por ese impuesto entre los más ricos es de casi 15%, pero en países como Reino Unido o Italia supera el 25%.

El ISR es un impuestos que se aplica de forma directa a los ingresos de las personas, producto de una actividad laboral.

El caso mexicano es sólo una muestra de lo que ocurre en cuestión de impuestos y recaudación en América Latina, en donde la Cepal y Oxfam señalan “deficiencias estructurales en el código tributario” que agravan la desigualdad en los países de la región.

Lee: ¿Qué tanto dinero ganas? Este interactivo te lo dice

De 16 países que fueron tomados en cuenta para el estudio “Tributación para un crecimiento inclusivo”, sólo Argentina, México y Uruguay tienen niveles —ya de por sí bajos— de recaudación entre los más ricos que superan el 8%.

Paraguay, Venezuela, Ecuador, Honduras, República Dominicana, Colombia, Nicaragua y El Salvador no llegan ni al 5%. En estos países, los que menos tienen son los que aportan el 95% o más del Impuesto sobre la Renta.

Según cálculos de la Cepal, los impuestos que están pagando el 10% más rico sólo equivale al 5% de su ingreso disponible, lo que implica que los sistemas tributarios de América Latina sean “seis veces menos efectivos que los europeos en lo referente a la redistribución de la riqueza y la reducción de la desigualdad”.

Otra razón que explica por qué los que menos tienen pagan más es que el sistema fiscal de la región es más rígido en el cobro del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA), lo que pone en desventaja a los más pobres frente a los más ricos.

Este impuesto afecta directamente el consumo diario de los más pobres —lo que lo hace ineludible— mientras que los ricos suelen gozar de grandes beneficios como la exención de este impuesto o descuentos.

Esta clase de diferencias en el pago de impuestos abona a que el 10% de los más ricos de América Latina sean dueños del 71% de la riqueza de la región. Oxfam indica que esa tendencia continúa dentro de seis años esa relación será de 1%-99%.

Lo que Cepal y Oxfam recomiendan es “llevar a cabo amplias reformas de los códigos tributarios para reequilibrar los impuestos directos e indirectos, trasladando la carga fiscal desde el trabajo y el consumo hacia el capital, la riqueza y los ingresos asociados, a través de impuestos como por ejemplo los que gravan las transacciones financieras, la riqueza, las herencias y las ganancias de capital. Todos los actores económicos deben aportar según su capacidad real. Los que tienen más (individuos adinerados y grandes empresas) deben pagar más”.

El reporte “Tributación para un crecimiento inclusivo” también señala que con los más ricos pagando menos impuestos, la recaudación en América Latina es demasiado baja.

La mayoría de los países de la región —entre ellos México— no recaudan lo suficiente para suplir las necesidades mínimas de la población en materia de salud y educación ni para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (para lo cual se estima una recaudación mínima del 20% del producto interno bruto, PIB).

La evasión de impuestos sobre la renta personal, corporativa y del IVA le cuesta a América Latina y el Caribe más de 320,000 millones de dólares al año, es decir, 6.3% del PIB.

Esa cifra es superior al gasto público en inversión que ocurre en la región: 4.5% del PIB, señala la Cepal.

“Estos resultados reflejan el elevado nivel de informalidad que caracteriza a las economías de América Latina. Sin embargo, también pueden estar vinculados a un alto nivel de desconfianza en las instituciones gubernamentales y a la ausencia generalizada de una ‘cultura tributaria’”.

Lo que Cepal y Oxfal concluyen es que —además de reequilibrar la carga tributaria entre los que más y menos tienen— la región debe comprometerse a aumentar la relación entre los impuestos y el PIB para que se acerque a la capacidad tributaria máxima y que con mejores servicios públicos otorgados gracias a los impuestos aumente la disposición a pagarlos.

Aquí puedes consultar el reporte completo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El poderoso cardenal y las otras 9 personas que enfrentan un insólito juicio en el Vaticano por malversación

Angelo Becciu, antiguo asesor del Papa, es una de 10 personas que comparecen ante un tribunal acusado de delitos financieros.
27 de julio, 2021
Comparte

El cardenal Angelo Becciu es el clérigo de mayor rango que se sienta en el banquillo por presuntos delitos financieros.

Junto a Beccio otras 9 personas enfrentan el juicio que inicia este 27 de julio en el Vaticano por cargos que incluyen malversación, blanqueo de dinero, fraude, extorsión y abuso de poder.

El influyente cardenal de 73 años, que niega las acusaciones, fue forzado a dimitir el pasado septiembre, pero mantiene su título.

Las acusaciones están relacionadas a la compra multimillonaria de una propiedad en Londres con fondos de la Iglesia.

Becciu era un cercano asesor del papa Francisco que anteriormente había ocupado un cargo clave en el Secretariado de Estado del Vaticano, que administra las donaciones de la Iglesia.

El cardenal deberá responder preguntas sobre una controvertida inversión en un edificio de lujo en Londres que conllevó pérdidas durante su tiempo a cargo del Secretariado: desde entonces, la transacción ha estado bajo una investigación financiera.

El pago de US$200 millones por un edificio de apartamentos en la elegante avenida Sloane de Londres se hizo con dinero de la Iglesia a través de fondos y compañías en paraísos fiscales, una transacción que el cardenal había defendido en el pasado.

En un comunicado emitido a principios de mes por personas allegadas, el cardenal expresó que era “la víctima de una conspiración” y manifestó su “absoluta inocencia”, informó la agencia AFP.


¿Mayor escrutinio de la Santa Sede?

Análisis de John McManus, experto en temas religiosos de la BBC

Llegar al fondo de la problemática relación entre el Vaticano y sus finanzas se ha convertido en tema central del Vaticano bajo el papa Francisco.

En paralelo con su deseo de convertir a la Iglesia en un santuario donde todos, no importa cuán imperfectos, puedan encontrar un lugar, está su labor para lograr que el Vaticano sea un destino especialmente hostil para aquellos que busquen usarlo para enriquecerse.

Los supuestos crímenes enumerados ahora todavía tienen que ser probados en el tribunal.

Pero el simple hecho de que el Papa estuviera dispuesto al proceso y el juicio de un cardenal que no sólo era un alto miembro de la jerarquía en el Vaticano, sino también un amigo de Francisco, es una señal de su clara intención de que cuando se trata de delitos financieros, está preparado para tomar medidas sin precedentes para limpiar la reputación de la Iglesia.

El riesgo para el Papa, y para la iglesia, es que este juicio abrirá la posible mala gestión de las finanzas de la Santa Sede a un mayor escrutinio público.


Edificio en la avenida Sloane, Londres

Getty Images
El edificio en el que el cardenal Becciu invirtió el dinero del Vaticano queda en la elegante avenida Sloane, de Londres.

Dos antiguos directores de la unidad de inteligencia financiera del Vaticano están entre los diez imputados.

Enfrentan cargos de malversación, lavado de dinero, fraude, extorsión y abuso de poder.

Una mujer italiana que trabajó para el cardenal Becciu fue acusada de malversación el año pasado.

Se espera que el juicio dure dos meses. De ser encontrados culpables, podrían enfrentar penas de prisión o multas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3gwP5X5szQM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.