En México, entre más rico seas menos impuestos pagas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En México, entre más rico seas menos impuestos pagas

América Latina se distingue por una mala recaudación y por permitir que quienes más tienen paguen menos impuestos; mientras en Europa los más ricos duplican la recaudación, alertaron la Cepal y Oxfam.
Cuartoscuro
Por Tania L. Montalvo
18 de marzo, 2016
Comparte

Los más ricos son los que menos contribuyen al Impuesto sobre la Renta en México. La recaudación entre ese grupo apenas es el 10% del impuesto, muy por debajo de países de Europa y Norteamérica, alertaron este lunes la Comisión Económica para América Latina (Cepal) y Oxfam.

En Estados Unidos la recaudación por ese impuesto entre los más ricos es de casi 15%, pero en países como Reino Unido o Italia supera el 25%.

El ISR es un impuestos que se aplica de forma directa a los ingresos de las personas, producto de una actividad laboral.

El caso mexicano es sólo una muestra de lo que ocurre en cuestión de impuestos y recaudación en América Latina, en donde la Cepal y Oxfam señalan “deficiencias estructurales en el código tributario” que agravan la desigualdad en los países de la región.

Lee: ¿Qué tanto dinero ganas? Este interactivo te lo dice

De 16 países que fueron tomados en cuenta para el estudio “Tributación para un crecimiento inclusivo”, sólo Argentina, México y Uruguay tienen niveles —ya de por sí bajos— de recaudación entre los más ricos que superan el 8%.

Paraguay, Venezuela, Ecuador, Honduras, República Dominicana, Colombia, Nicaragua y El Salvador no llegan ni al 5%. En estos países, los que menos tienen son los que aportan el 95% o más del Impuesto sobre la Renta.

Según cálculos de la Cepal, los impuestos que están pagando el 10% más rico sólo equivale al 5% de su ingreso disponible, lo que implica que los sistemas tributarios de América Latina sean “seis veces menos efectivos que los europeos en lo referente a la redistribución de la riqueza y la reducción de la desigualdad”.

Otra razón que explica por qué los que menos tienen pagan más es que el sistema fiscal de la región es más rígido en el cobro del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA), lo que pone en desventaja a los más pobres frente a los más ricos.

Este impuesto afecta directamente el consumo diario de los más pobres —lo que lo hace ineludible— mientras que los ricos suelen gozar de grandes beneficios como la exención de este impuesto o descuentos.

Esta clase de diferencias en el pago de impuestos abona a que el 10% de los más ricos de América Latina sean dueños del 71% de la riqueza de la región. Oxfam indica que esa tendencia continúa dentro de seis años esa relación será de 1%-99%.

Lo que Cepal y Oxfam recomiendan es “llevar a cabo amplias reformas de los códigos tributarios para reequilibrar los impuestos directos e indirectos, trasladando la carga fiscal desde el trabajo y el consumo hacia el capital, la riqueza y los ingresos asociados, a través de impuestos como por ejemplo los que gravan las transacciones financieras, la riqueza, las herencias y las ganancias de capital. Todos los actores económicos deben aportar según su capacidad real. Los que tienen más (individuos adinerados y grandes empresas) deben pagar más”.

El reporte “Tributación para un crecimiento inclusivo” también señala que con los más ricos pagando menos impuestos, la recaudación en América Latina es demasiado baja.

La mayoría de los países de la región —entre ellos México— no recaudan lo suficiente para suplir las necesidades mínimas de la población en materia de salud y educación ni para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (para lo cual se estima una recaudación mínima del 20% del producto interno bruto, PIB).

La evasión de impuestos sobre la renta personal, corporativa y del IVA le cuesta a América Latina y el Caribe más de 320,000 millones de dólares al año, es decir, 6.3% del PIB.

Esa cifra es superior al gasto público en inversión que ocurre en la región: 4.5% del PIB, señala la Cepal.

“Estos resultados reflejan el elevado nivel de informalidad que caracteriza a las economías de América Latina. Sin embargo, también pueden estar vinculados a un alto nivel de desconfianza en las instituciones gubernamentales y a la ausencia generalizada de una ‘cultura tributaria’”.

Lo que Cepal y Oxfal concluyen es que —además de reequilibrar la carga tributaria entre los que más y menos tienen— la región debe comprometerse a aumentar la relación entre los impuestos y el PIB para que se acerque a la capacidad tributaria máxima y que con mejores servicios públicos otorgados gracias a los impuestos aumente la disposición a pagarlos.

Aquí puedes consultar el reporte completo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Debemos poner fin a esta guerra", y otras frases del primer discurso del nuevo presidente de EU

En su primer discurso como presidente de Estados Unidos, Joe Biden llamó a la unidad y a cerrar heridas. "La democracia ha prevalecido", subrayó.
20 de enero, 2021
Comparte

Unidad, cerrar heridas y mirar al futuro con esperanza.

El primer discurso de Joe Biden como presidente de Estados Unidos siguió la línea de lo que fue su mensaje central de campaña y lo que ha repetido en distintas ocasiones desde su victoria electoral el pasado 3 de noviembre.

Sin olvidar los retos que se le presentan entre los que destacó la grave crisis sanitaria y económica por el coronavirus y el ambiente de polarización política que vive el país, Biden ofreció palabras de optimismo y subrayó la fortaleza del sistema democrático.

En BBC Mundo te presentamos algunas de las ideas fundamentales.

1. “Es el día de la democracia”

Hablando frente al mismo Capitolio que fue asaltado por una turba de violentos seguidores del ya expresidente Donald Trump, Biden comenzó su intervención con un reconocimiento a la supervivencia del sistema democrático.

Joe Biden en su primer discurso como presidente de Estados Unidos

EPA
El nuevo presidente de Estados Unidos insistió en su mensaje de unidad y sanación en el que basó su campaña.

“Este es el día de Estados Unidos. Es el día de la democracia. Un día de historia y esperanza”.

“Estados Unidos ha sido puesto a prueba y ha respondido al desafío. Hoy celebramos el triunfo no de un candidato sino de una causa, la causa de la democracia”.

“Volvimos a aprender que la democracia es preciada. La democracia es frágil y en este momento, amigos, la democracia ha prevalecido”.

2. “Las fuerzas que nos dividen son reales”

Sin embargo, el presidente no ignoró los problemas de división que enfrenta el país, en una toma de posesión a la que no acudió su predecesor, algo que no ocurría desde hace 150 años.

Soldados de la Guardia NAcional y un crítico de Biden

EPA
Las medidas de seguridad tuvieron que reforzarse tras los violentos disturbios de hace dos semanas en el Capitolio.

“Sé que hablar de unidad puede sonarle a algunos como una tonta fantasía estos días. Las fuerzas que nos dividen son profundas y reales, pero no son nuevas”, indicó.

“Nuestra historia ha sido una pelea constante entre el ideal estadounidense de que todos fuimos creados iguales y la fea y dura realidad de que el racismo, el nacionalismo, el miedo y la demonización nos han separado desde hace tiempo. La batalla es perenne y la victoria no está garantizada”, advirtió.

3. “El virus se ha llevado tantas vidas en un año como las que perdió EU en la II Guerra Mundial”

Entre los grandes desafíos que enfrenta su gobierno, Biden destacó la pandemia de coronavirus, aunque le dedicó más tiempo a hablar del enrarecimiento de la vida política en el país.

“Pocas personas en la historia de nuestra nación han sido más desafiadas o se han encontrado ante un momento más desafiante o difícil que el momento en el que estamos ahora. Un virus no visto en un siglo que silenciosamente acosa al país se ha llevado tantas vidas en un año como Estados Unidos perdió en toda la Segunda Guerra Mundial”, clamó.

“Se han perdido millones de empleos. Cientos de miles de negocios han cerrado. El grito por una justicia racial que se espera desde hace 400 años nos conmueve. El sueño de la justicia para todos no será aplazado más”.

4. “Fin a esta guerra incivil”

En uno de los momentos más aplaudidos del discurso, Biden calificó la situación actual como una “guerra incivil”.

Joe Biden con su familia

Reuters
Biden estuvo arropado por su familia durante la investidura.

“Debemos poner fin a esta guerra incivil que pone a rojos contra azules, el mundo rural contra el mundo urbano, conservadores contra progresistas”, exclamó.

“Podemos hacerlo si abrimos nuestras almas en lugar de endurecer nuestros corazones, si mostramos un poco de tolerancia y humildad y si estamos dispuestos a ponernos en el lugar del otro, como decía mi madre, al menos por un momento ponte en el lugar del otro, porque eso es lo que pasa con la vida, no se sabe lo que el destino tiene preparado para ti”.

5. “Hay verdades y mentiras”

Sin mencionarlo explícitamente, Biden aludió a las dudas que se han vertido en los últimos meses sobre su victoria electoral, iniciadas por el propio Trump, que no reconoció su derrota y se fue del poder sin felicitar a su sucesor.

“Las últimas semanas y meses nos han enseñado una dolorosa lección. Está la verdad y hay mentiras, mentiras que se dicen para conseguir poder y beneficios. Y cada uno de nosotros tiene un deber y una responsabilidad como ciudadanos, como estadounidenses y especialmente como líderes -líderes que han jurado honrar la Constitución y proteger nuestro país- de defender la verdad y derrotar las mentiras”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYJwidxW4-E

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.