Pedir permiso y videos en diferido: 8 claves para regular el uso de Periscope en funcionarios
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Pedir permiso y videos en diferido: 8 claves para regular el uso de Periscope en funcionarios

La Asamblea Legislativa del DF discutirá durante un mes y medio la propuesta de protocolo elaborada por el InfoDF. La delegada de Miguel Hidalgo critica que se trata de un “protocolo prohibicionista”.
Cuartoscuro
Por Manu Ureste
16 de marzo, 2016
Comparte

Los funcionarios de la Ciudad de México que busquen a través de herramientas como la aplicación de video en directo Periscope evidenciar públicamente a un ciudadano que haya sido sorprendido violando la ley, sólo podrán hacerlo si le piden autorización y éste les da su consentimiento, y si cumplen una serie de medidas como no transmitir el video en directo, o difuminar el rostro del presunto infractor.

Estas son algunas de las claves que plantea el borrador del Protocolo de Atención para Funcionarios para Uso de Redes Sociales que presentará este miércoles el Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del DF (INFODF) en la Asamblea Legislativa del DF, donde diputados, jefes delegaciones, académicos, e integrantes de la Comisión de Derechos Humanos del DF (CDHDF), lo discutirán durante un mes y medio.

Los ciudadanos también podrán participar enviando sus opiniones y recomendaciones a través de su portal de internet www.infodf.org.mx, informó el instituto en un comunicado.

Las instituciones involucradas mantendrán informada a la sociedad sobre los avances del proceso de elaboración de las directrices para el uso de plataformas digitales por parte de las personas servidoras públicas.

Cabe recordar que la presentación de este protocolo se produce a raíz de que la Comisión de Derechos Humanos del DF (CDHDF) pidió a la delegación Miguel Hidalgo y a otras nueve demarcaciones de la capital del país que dejen de difundir los rostros de las personas y sus datos personales a través de las redes sociales, en particular a través de la aplicación Periscope.

La petición de la CDHDF se produjo al considerar que las personas que son exhibidas en Periscope –en operativos como ‘vecino gandalla’, donde el City Manager de la delegación, Arne aus Den Ruthen, ha exhibido tanto a ciudadanos que tiran la basura en la calle, como a escoltas prepotentes y agresivos, o a policías y funcionarios corruptos-, pueden ser víctimas de violencia en las redes sociales.


Video subido a Youtube por el usuario Iván García

Animal Político entrevistó al comisionado del INFODF, a diputados locales, y a la jefa delegacional de la Miguel Hidalgo para analizar las claves del protocolo que regula el uso de Periscope en funcionarios de la Ciudad de México:

1.- Antes que nada, pedir permiso al infractor

Mucio Israel Hernández, comisionado presidente del INFODF, explicó que “la piedra angular de la propuesta” es la protección de los datos personales y del derecho a la privacidad de los ciudadanos. Por lo que antes de que un funcionario difunda por Periscope, o a través de cualquier otra red social, las imágenes de un ciudadano violando la ley, éste deberá obtener su consentimiento para transmitir las imágenes.

No obstante, el comisionado matizó que se plantean “excepciones”. Por ejemplo, cuando se trate de un evento masivo de carácter público el funcionario quedará exento de pedir autorización a todos los asistentes para difundir las imágenes.

“Lo que propone el protocolo es que se pueda difundir una imagen de un ciudadano solamente si tenemos el consentimiento de la persona”, resumió la propuesta Leonel Luna, presidente de la Comisión de Gobierno en la Asamblea Legislativa del DF, quien subrayó que con esta medida “se busca evitar la estigmatización” de quien cometa una infracción en las redes sociales.

2.- No a las transmisiones en tiempo real sin consentimiento

Los funcionarios ya no podrán denunciar en tiempo real vía la aplicación Periscope, ni tampoco a través de otras redes sociales.

En este apartado, Mucio Israel matizó en una entrevista con Radio Fórmula que para poder transmitir en tiempo real “la información concernida a una persona se tiene que tener el consentimiento de ella” y que las autoridades puedan “recabar datos personales en su función pero nunca difundirlo si no hay un tema de consentimiento”.

3.- No evidenciar datos personales del ciudadano infractor

El comisionado explicó que otro de los objetivos del protocolo es evitar que se exhiba al ciudadano publicando sus datos personales, por ejemplo, dando a conocer su nombre y apellidos, o divulgando la dirección exacta de su domicilio, o la matrícula de su coche.

4.- Evitar abusos de poder

El protocolo buscará que el manejo de la información sea equilibrado y objetivo, para evitar que se produzcan casos de abuso de poder por parte de algún funcionario que evidenciando a un vecino quiera sacar ventaja personal o institucional.

5.- Información que no fomente la discriminación

Otro de las claves de la propuesta para regular el uso de Periscope, es que la información que se publique por parte del funcionario promueva la inclusión y la no discriminación bajo ningún motivo (por origen étnico, orientación sexual, etcétera).

6.- Servidores plenamente identificados

Por su parte, Ernesto Sánchez, diputado del grupo parlamentario del PAN en la ALDF, agregó que otra de las claves del borrador es que el funcionario que grabe a ciudadanos violando la ley deberá identificarse plenamente como servidor público.

7.- Periscope siempre en espacios públicos

Sánchez señaló que el protocolo instruye a los funcionarios para que las grabaciones se hagan siempre en espacios público –la calle-, y nunca en espacios de uso exclusivamente privado del ciudadano –por ejemplo, domicilios de particulares-.

8.- Que fomente las buenas prácticas en la comunidad

Por último, el diputado panista señaló que otro de los objetivos que propone el protocolo es que, además de exponer a los vecinos que infrinjan la ley, en los videos de los funcionarios también se dé a conocer aquellos casos en los que se pagó la infracción o se subsanó la falta administrativa, con el fin de incentivar las buenas prácticas en la comunidad.

¿El fin del uso de Periscope? Sí, pero con matices

Sobre el punto del consentimiento, Animal Político cuestionó a Víctor Hugo Romo, diputado en la ALDF, si esto supondrá, por ejemplo, que funcionarios como Arne aus den Ruthen ya no puedan evidenciar infracciones en Periscope si no obtiene el consentimiento del infractor. A lo que el diputado local respondió matizando que existen “sistemas de degradación de imagen y de voz” que la propuesta está analizando, “para que los funcionarios puedan hacer su trabajo sin que esto genere denuncias ante Derechos Humanos”.

“Es decir, de lo que se trata es que si el funcionario quiere evidenciar un hecho que está cometiendo una persona concreta, pues tendrá que evitar algunas cosas como publicitar la placa del vehículo, difuminar la cara del ciudadano, degradar su voz, o no ubicar el número del domicilio de la persona. Y todo esto para evitar generar odio o escarnio”, expuso el el diputado del PRD, quien subrayó que “el Estado no debe generar humillación a sus miembros, sino tratar a sus gobernados con dignidad”.

“Es un protocolo prohibicionista”

Por su parte, la jefa delegacional de la Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, consideró que el hecho de tener que preguntar a un presunto infractor por su consentimiento para hacer una denuncia pública en Periscope “suena un poco estúpido”.

“Creo que la gente que está haciendo este protocolo no tienen la experiencia ni saben cómo funcionan realmente las redes sociales”, criticó Gálvez en una entrevista en la que declaró que, en su opinión, “estamos ante un protocolo totalmente prohibicionista y que coarta la libertad de expresión”.

“Es un protocolo en el que no se están ponderando los derechos humanos de mis vecinos que son víctimas de la violencia de los guardaespaldas prepotentes, o de quien tira basura en la banqueta”, recalcó la funcionaria, quien recordó que gracias a Periscope la ciudadanía pudo conocer varios “casos simbólicos”, como cuando en febrero de este año unos escoltas golpearon a Arne aus den Ruthen y le robaron su celular cuando éste les pidió que retiraran sus vehículos mal estacionados.

“Sigo sosteniendo que cuando se hacen cosas ilegales en la calle, como golpear a ciudadanos, la Asamblea del DF debería permitir que se graben esas acciones para evitar que vivamos en la ley de la selva”, insistió la jefa delegacional, quien dijo que no necesita un protocolo para saber que, como funcionaria, está obligada a respetar los derechos humanos de la ciudadanía.

En cuanto a si continuará usando Periscope de aprobarse el protocolo que discutirán entre marzo y abril los diputados de la ALDF, Xóchitl Gálvez recordó que éste es solo una recomendación para su uso, ya que “no tiene carácter vinculante”. “Hasta que la Asamblea aprobara una Ley en la que ya se nos prohíba el uso de esta herramienta, creo que sigo teniendo facultades para continuar utilizándolo”.

Lo que si ya no volverá a hacer, dijo en un tono informal Gálvez, es emitir un Periscope en una fiesta privada. Esto, luego de la polémica originada por la transmisión en vivo que realizó el pasado sábado en la fiesta de 75 años del panista Diego Fernández de Cevallos, a la que asistieron, entre otros, los expresidentes Carlos Salinas, Felipe Calderón, y otras personalidades como el magnate Carlos Slim.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: por qué incluso después de ponerte la vacuna contra la COVID-19 deberás seguir usando mascarilla

Según médicos y científicos, las personas vacunadas deberán esperar por lo menos un mes y medio hasta quedar protegidos del virus.
15 de diciembre, 2020
Comparte

Una de las vacunas que ya ha demostrado eficacia contra el COVID-19, la de Pfizer/BioNTech, se distribuye en Reino Unido desde el lunes pasado. Se espera que se aplique desde diciembre en México, y en los meses posteriores en otros países de América Latina.

¿Qué sería lo primero que harías después de recibir la vacuna?

Si crees que podrías abandonar la mascarilla de inmediato, viajar, y ver a todos los que no viste en casi un año de pandemia, médicos e infectólogos advierten que de hecho, la vida no volverá a la normalidad tan pronto.

“Después de ponerte la vacuna, es necesario regresar a casa, mantener el aislamiento social, esperar la segunda dosis y luego esperar al menos 15 días para que la vacuna alcance el nivel de efectividad esperado“, explica la bióloga Natalia Pasternak, presidenta del Instituto Questão de Ciência, de Brasil.

“Incluso después, es necesario esperar a que una buena parte de la población ya esté inmunizada para que la vida vuelva a la normalidad”, añade.

Hay tres razones para mantener las precauciones.

Tiempo para que el cuerpo reaccione

El mecanismo general de funcionamiento de una vacuna es siempre el mismo: introduce una partícula en el cuerpo llamada antígeno.

Este antígeno puede ser un virus desactivado (muerto), un virus debilitado (que no puede enfermar a nadie), una parte del virus, alguna proteína que se parezca al virus o incluso un ácido nucleico (como la vacuna de ARN).

Una mujer con mascarilla.

Getty Images
Los científicos recomiendan mantener las medidas de prevención después de ponerse la vacuna.

El antígeno provoca una respuesta inmune, es decir, prepara al organismo para enfrentar un intento de contaminación, para ser capaz de reconocer un virus y producir anticuerpos para combatirlo, explica el médico de enfermedades infecciosas Jorge Kalil, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo (FMUSP).

La próxima vez que entre en contacto con ese virus, el cuerpo recordará cómo combatirlo y podrá enfrentar la amenaza de manera rápida y eficiente.

Esta respuesta se denomina respuesta inmune adaptativa y es específica para cada virus. “Es una respuesta que tarda al menos dos semanas”, explica Natália Pasternak.

La primera respuesta inmune del cuerpo después de la vacunación es la producción de anticuerpos, que se adhieren al virus y evitan que ingrese a las células del cuerpo y las use para producir más virus, explica Pasternak.

Es decir, en una persona inmunizada, desde el momento en que el patógeno ingresa al organismo, se liberan anticuerpos que evitan la contaminación de las células.

Pero existe un segundo tipo de respuesta inmune, llamada respuesta celular. “Son células, llamadas células T, que no se unen al virus, pero reconocen cuándo una célula está contaminada con el virus y la destruyen”, explica Pasternak.

Es decir, si un virus logra escapar de los anticuerpos y contaminar cualquier célula del cuerpo, las células T funcionan como “cazadoras” y destruyen las “células zombi”, evitando que se produzcan más virus.

Una persona recibiendo una vacuna.

Getty Images
La vida no regresará tan rápido a la normalidad después de que empiece la vacunación en tu país.

La respuesta celular tarda un poco más que la respuesta de los anticuerpos, otra razón por la que la inmunización solo se completa unas semanas después de recibir la vacuna, explica Jorge Kalil.

Es decir, después de recibir una vacuna, solo estás realmente protegido al cabo de unas pocas semanas, explican los científicos. Es como si el cuerpo necesitara tiempo para “procesar” la información y reaccionar de manera apropiada.

Dos dosis contra el coronavirus

En el caso específico del coronavirus, otra cuestión obliga a mantener las medidas de protección durante algún tiempo después de la vacunación: la mayoría de las vacunas que se están desarrollando contra la enfermedad requieren dos dosis para lograr la eficacia esperada.

Se necesitarán dos dosis para las cuatro vacunas que ya han demostrado su eficacia: las de Pfizer, Moderna, Oxford/AstraZeneca y la Sputnik V. Esto también es válido para la Coronavac, que está siendo desarrollada por el Instituto Butantan en colaboración con la farmacéutica Sinovac.

“Probablemente la indicación será recibir la primera dosis, esperar un mes, tomar la segunda dosis y mantener todos los cuidados pandémicos, como el aislamiento social y el uso de mascarillas, durante al menos 15 días. Solo así estarás protegido, según la efectividad de cada vacuna”, explica Jorge Kalil.

La primera dosis, explica Natália Pasternak, es lo que los científicos llaman el refuerzo principal. “Es como si (…) le diera un ‘impulso inicial’ al sistema inmunológico. La segunda dosis genera una mejor respuesta inmunológica”, explica.

Mujer con mascarilla.

EPA
La OMS estima que se necesita que un 80% de la población esté vacunada para contener la pandemia.

Combinando el tiempo necesario entre una dosis y otra y el tiempo que el cuerpo necesita para producir una respuesta inmunitaria, se necesitará al menos un mes y medio para que alguien que haya sido vacunado sea considerado inmunizado.

Pero, incluso después de eso, tomará tiempo para que la vida vuelva a la normalidad, y hasta que la mayoría de la población esté vacunada, la recomendación es que incluso las personas inmunizadas mantengan las medidas de prevención.

¿Es cierto que la vacuna puede no prevenir la contaminación por coronavirus?

No, explican los científicos, porque si hay una buena cobertura de vacunación, una vacuna puede reducir en gran medida la circulación del virus a través de la llamada inmunidad colectiva.

Es cierto que individualmente ninguna vacuna es 100% efectiva, y esto también es cierto para el covid-19. La vacuna de Pfizer, por ejemplo, tiene un 95% de efectividad, según los resultados de la tercera fase de prueba.

Esto significa que existe un 5% de probabilidad de que esa vacuna específica no produzca una respuesta inmune en el cuerpo de la persona vacunada.

Pero, entonces, ¿cómo evitan las vacunas que el virus se propague si hay algunas personas que pueden infectarse?

Vacuna

Getty Images
Ninguna vacuna es 100% efectiva a nivel individual.

“La vacuna funciona a través de la inmunidad colectiva”, dice Jorge Kalil.

“La vacuna reduce el número de personas susceptibles (a la enfermedad) de manera tan significativa que el virus no puede circular más y queda contenido. Así fue como erradicamos la viruela”, explica el médico.

La inmunidad colectiva es importante no solo porque las vacunas no son 100% efectivas, sino porque hay muchas personas que ni siquiera pueden aplicársela.

“Hay personas que no pueden recibirla porque no son mayores o porque no forman parte del programa de vacunación. Las vacunas contra el coronavirus aún no se han probado en niños o en mujeres embarazadas”, explica Kalil.

Las personas con alguna enfermedad que comprometa su sistema inmunológico tampoco pueden vacunarse.

“Cuando haya una cobertura mínima de vacunación para la población, estas personas vulnerables estarán protegidas por la inmunidad colectiva”, explica Kalil.

En el caso del coronavirus, la OMS estima que la cobertura de vacunación necesaria para estabilizar y contener la pandemia es del 80% de la población, idealmente el 90%.

Por eso es importante que, incluso quienes ya se han vacunado y esperaron mes y medio, no abandonen las medidas contra la pandemia.

En el caso de la vacunación contra el coronavirus, pasará algún tiempo antes de que la vacuna llegue a la mayoría de la población.

La producción de millones de dosis no es algo que ocurra de la noche a la mañana. También hay cuestiones como los acuerdos gubernamentales con las empresas farmacéuticas, la lista de espera de varios países, la dificultad de distribución y almacenamiento (algunas vacunas deben almacenarse a temperaturas muy por debajo de cero), etc.

“Es importante que quien reciba la vacuna primero mantenga las medidas para combatir la pandemia porque, incluso después de un mes y medio, aunque esté inmunizado, no hay garantía de que no pueda ser vector de la enfermedad hasta que no haya inmunidad colectiva”, dice Pasternak.

La científica explica que las vacunas probadas hasta ahora evitan que el virus se reproduzca en el cuerpo y enferme a la persona. Pero no hay pruebas, por ahora, que demuestren que la persona vacunada no transmitirá el virus a otras personas.

El resumen de todo esto es que, aunque te pongas las dos dosis de la vacuna, hay que esperar a que la mayoría de la población esté vacunada para que la vida vuelva a la normalidad, aconseja Jorge Kalil.

Es decir, hay que esperar hasta que la inmunidad colectiva generada por la amplia cobertura de vacunación permita contener la pandemia definitivamente.

* Este artículo apareció originalmente en portugués BBC Brasil y puedes leerlo aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3KQvURTJmgA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.