Perfiles: Ellos son Uriel, Luis Humberto y Jesús Alán, los 3 jóvenes desaparecidos en Papantla
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Perfiles: Ellos son Uriel, Luis Humberto y Jesús Alán, los 3 jóvenes desaparecidos en Papantla

Desde el 19 de marzo pasado, Uriel Pérez Cruz, Luis Humberto Morales y Jesús Alán Ticante desaparecieron, y se señala la presunta responsabilidad de policías municipales en el caso. Conoce las historias de los tres jóvenes.
Cuartoscuro
30 de marzo, 2016
Comparte

Once días han pasado desde que el 19 de marzo tres jóvenes de Papantla, al norte del estado de Veracruz, desaparecieron a manos, presuntamente, de elementos de la policía local del municipio.

Los jóvenes son Uriel Pérez Cruz, Luis Humberto Morales Santiago y Jesús Alán Ticante, quien desapareció ese mismo sábado 19, pero un hecho diferente.

El pasado martes 29 de marzo, la Fiscalía de Veracruz informó que suman ocho elementos de la policía municipal de Papantla acusados por el delito de desaparición forzada, quienes ya fueron ingresados al penal regional. Entre los detenidos se encuentra el mando de la policía municipal, Bernardino Olmedo Castillo.

A tan solo unos meses de la desaparición en enero de otros cinco jóvenes en el municipio veracruzano de Tierra Blanca, también a manos de policías, Animal Político presenta un perfil de quiénes son Uriel, Luis Humberto y Jesús Alán, los tres jóvenes de Papantla que hasta la fecha siguen desaparecido

“La gente prejuicia a mi hijo Uriel porque lleva tatuajes”

Uriel Pérez en una fotografía proporcionada por su madre.

Uriel Pérez en una fotografía proporcionada por su madre.

Blanca Ninfa Cruz no se ha dado cuenta. Pero nada más empezar a hablar al otro lado del hilo telefónico se refiere a su hijo Uriel empleando un verbo en tiempo pasado.

“Él era una persona muy amigable que jamás le faltó al respeto a nadie. Puede usted preguntar a quien quiera en Papantla”, asegura Blanca, quien tras unos segundos de silencio corrige el error de inmediato. “Bueno, mi hijo ES muy amigable”, pone ahora énfasis en el tiempo presente.

“Mi hijo siempre ha estado muy apegado a la familia, a sus hermanos, a su padre, y sobre todo a mí. Cada vez que yo salía a la calle me estaba escribiendo que dónde estaba y que cuándo regresaba a casa”, Blanca ríe quedamente al recordar la preocupación de su muchacho cada vez que ella salía a la calle, aunque acto seguido se pone seria cuando, sin previa pregunta, admite que su hijo de 19 años fuma ocasionalmente mariguana.

“Sí sé que mi hijo consumía mariguana. No lo niego porque quiero se sepa toda la verdad”, aclara la veracruzana con un tono solemne.

“Pero fumar mariguana no te hace automáticamente una mala persona –contrapone de inmediato-. Y algunas personas han prejuiciado a mi hijo porque también lleva tatuajes en el cuerpo. Pero muchos jóvenes se dibujan tatuajes, ¿no? Y también se ponen piercings y no por eso son todos delincuentes. Simplemente son jóvenes y esos son los gustos de la juventud”.

En cuanto a los estudios y el trabajo, Blanca Ninfa comenta que Uriel sólo estudió hasta la secundaria, aunque luego hizo el intento de aprender un oficio como electricista en Poza Rica, también en el estado de Veracruz.

Pero la pasión de Uriel es manejar, recalca su madre, de ahí que es habitual verlo por las calles de Papantla trabajando como “moto-tortillero” y ayudando a su padre en el taxi de vez en cuando.

“A veces su padre llegaba y decía que estaba ya muy cansado de estar todo el día en el taxi y Uriel se ofrecía para manejarlo y así darle un descanso”, explica Blanca, quien tras otros segundos de reflexión musita varias veces que aún no puede creer que su hijo lleve desaparecido más de diez días.

“Si mi hijo hubiera cometido un delito debería estar tras las rejas, pero no desaparecido”

-¿Por qué cree que se lo llevarían unos policías, tal y como acusa la Fiscalía del Estado? –se le cuestiona-.

-La verdad, lo desconozco. No entendemos nada. Si él hubiera cometido algún delito debería estar tras las rejas, pero no desaparecido, ¿no cree? –contesta la madre de familia, que a continuación, como si fuera un ejercicio a partir del cual buscara pistas de lo que pudo sucederle a Uriel ese 19 de marzo, comienza a repetir lo que hasta el momento se sabe de la desaparición de su hijo, a partir del testimonio de su novia. Esto es, que entre las ocho y nueve de la mañana Uriel y su amigo Luis Humberto salieron tras una noche de fiesta a buscar a la novia de Uriel en un automóvil de color rojo.

Según Blanca, su hijo llegó “algo tomado” y la pareja tuvo una discusión. Por lo que, al parecer, algún vecino llamó a las patrullas de la policía municipal.

“Al darse cuenta de que los seguían las patrullas, mi hijo trata de escapar y comienza una persecución”, abunda.

La novia de Uriel, quien presenció los hechos, contó a Blanca que los policías municipales dispararon a las llantas del vehículo en el que iban los jóvenes para impedir que escaparan. Tras bajarlos del auto, la pareja de Uriel ve cómo los someten, les tapan la cabeza y los suben a una patrulla, sin que hasta el momento se tenga noticias de su paradero.

-¿Confía en que la detención de ocho policías municipales es un paso adelante para resolver su caso? –se le vuelve a cuestionar-.

Blanca respira fuerte al otro lado de la llamada.

“Sí, es cierto que estos policías ya están detenidos –concede-. Pero ahora lo que queremos por encima de todo es que nos digan dónde está nuestro muchacho”. 

“Mi hijo Luis Humberto y Uriel son amigos de toda la vida”

Con palabras similares, Humberto pide a los policías detenidos que revelen el paradero de Uriel y de su hijo Luis Humberto Morales, de 18 años.

Cuestionado sobre por qué iban juntos ese 19 de marzo en el automóvil rojo en dirección a la casa de la novia de Uriel, Humberto explica que se debe a que ambos jóvenes “son amigos de toda la vida”.

“Como Uriel, mi hijo Humberto es una persona muy alegre y muy tranquila. En la casa nunca nos levantó la voz, ni tuvo problemas con nadie en Papantla. Jamás tuvo ni una pelea”, asevera el padre de familia, quien también comenta que no sabe por qué un grupo de policías municipales, presuntamente, desaparecería a su hijo.

“La verdad, no sabemos por qué nos ha pasado esta desgracia”, lamenta.

“A mi hermano un policía lo amenazó de muerte antes de su desaparición”

Jesús Alán Ticante es una foto proporcionada por su hermano Alberto.

Jesús Alán Ticante es una foto proporcionada por su hermano Alberto.

Jesús Alán Ticante, de 24 años de edad, es egresado de Ingeniería en la Universidad Veracruzana, dice con un evidente orgullo en el tono de voz su hermano Alberto Ticante.

“Él siempre ha sido una persona muy dedicada a su trabajo y a sus estudios. Después de la universidad puso un cíber en su propio local para ganarse la vida”, explica Alberto, quien cuenta que además del cíber si alguien llamaba a su hermano en la noche para que fuera a reparar una computadora, éste siempre iba presto “porque sabía que con ese trabajo se podía mantener así mismo económicamente”.

Al margen de las computadoras, Alberto cuenta que su hermano destaca en deportes como el ‘kickboxing’ y que además le gusta participar en las ferias culturales de Papantla haciendo dibujos artísticos y tallados de madera representando imágenes de la cultura totonaca.

“Mi hermano es un excelente ser humano. Un buen hijo, un buen alumno en la escuela, y una persona trabajadora”, remarca.

En cuanto a si Jesús Alán podría haber sido también víctima de desaparición forzada por elementos policiacos, Alberto matiza rápidamente que, aunque los tres jóvenes desaparecieron el mismo día, se trata de caos diferentes.

No obstante, a colación Alberto asegura que sospecha que ambos casos pueden tener una conexión fruto de una casualidad, a partir de la cual a su hermano “lo levantaron equivocadamente”.

En este sentido, Alberto explica que ese 19 de marzo varios testigos le comentaron que hubo una persecución a un coche rojo –la de los policías municipales para detener a Uriel y Luis Humberto- y que su hermano estaba por la zona cuando caminaba para ir a ver a su abuela.

Como consecuencia de la persecución, Alberto expone que un tercer integrante al que identifica como Neo Martínez viajaba en el coche con Uriel y Luis Humberto. Sin embargo, éste consiguió escapar de los policías tras la detención y se refugió en su casa.

“Creemos que los policías confundieron a este Neo con mi hermano y por eso lo levantaron equivocadamente”, plantea Alberto como hipótesis, que exige a las autoridades ministeriales que sea investigada.

Además, al margen de esta posible equivocación, Alberto relata que su hermano había tenido problemas con el padrastro de su novia, quien es policía municipal de Papantla, y a quien acusa como “el principal sospechoso” de la desaparición de Jesús Alán, puesto que denuncian que éste lo agredió verbal y físicamente tan solo “un par de semanas antes” de los hechos del 19 de marzo.

“Mi hermano estaba en casa de su novia cuando llegó el padrastro con otros elementos policiales. Al ver que estaba mi hermano ahí lo comenzó a golpear. Jesús Alán corrió hacia su casa, pero uno de los municipales lo persiguió, lo amenazó de muerte y le dijo que ya lo traía en la mira, y que cuando lo vieran lo iban a levantar para asesinarlo en el monte”, apunta Alberto, quien admite que en ese momento no interpusieron una denuncia contra esta persona “por temor a posibles represalias de la policía”.

Hasta el momento, Alberto lamenta que nadie en la Fiscalía les ha informado de ninguna persona detenida por el caso de su hermano. Incluso, asegura que le dijeron que para denunciar al elemento de la policía local que, presuntamente, habría amenazado de muerte a su hermano poco antes de su desaparición, necesita presentar varios testigos que lo corroboren. Algo, dice, que resulta muy difícil de conseguir por el miedo de los pobladores de Papantla a los elementos policiacos.

“Nosotros solo pedimos justicia para mi hermano. Porque si no tienes testigos cuando alguien te amenaza de muerte, parece que no puedes defenderte y todo queda en la impunidad”, concluye Alberto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cómo va la vacunación contra la COVID en mi país?

Agathe Demarais, directora de pronóstico global de la Unidad de Inteligencia del Economist, realizó una de las investigaciones más completas sobre el acceso a las vacunas contra la COVID-19 a nivel mundial.
12 de febrero, 2021
Comparte

En lo que respecta a la distribución de vacunas, hay una pregunta que la mayoría de la gente se hace: ¿cuándo me la ofrecerán? Un puñado de países se han fijado objetivos muy específicos, pero para el resto del mundo el panorama es mucho menos claro. ¿Qué se sabe actualmente?

Vacunar al mundo contra el COVID-19 es una cuestión de vida o muerte.

Implica procesos científicos complicados, corporaciones multinacionales, muchas promesas gubernamentales en conflicto y una gran dosis de burocracia y regulación, por lo que determinar cuándo y cómo se administrarán las vacunas en todo el mundo no es fácil.

Agathe Demarais, directora de pronóstico global de la Unidad de Inteligencia del Economist, Economist Intelligence Unit (EIU), realizó una de las investigaciones más completas sobre el tema.

La EIU analizó la capacidad de producción mundial y la infraestructura de atención médica necesaria para que estas vacunas lleguen a los brazos de las personas, el tamaño de la población de cada país y, por supuesto, lo que cada nación puede pagar.

Gran parte de los resultados de la investigación parecen enmarcarse en parámetros predecibles de ricos versus pobres.

El Reino Unido y Estados Unidos están bien provistos de vacunas en este momento, porque pudieron invertir mucho dinero en el desarrollo de vacunas.

Otros países ricos como Canadá y el bloque de la Unión Europea (UE) van un poco más atrás.

La mayoría de los países de bajos ingresos aún no han comenzado a vacunar, pero en este grupo hay algunas sorpresas, especialmente en el medio.

Aquí puedes explorar cómo se está desarrollando el programa de vacunación en todo el mundo y en tu país.

 

Gráfico que muestra las dosis de vacunas administradas cada 100 habitantes

BBC

Canadá enfrentó críticas a fines del año pasado por comprar cinco veces el suministro que el país necesita para cubrir su población. Pero aún así este país no parece estar bien posicionado en materia de entregas prioritarias.

Y esto se debe a que Canadá decidió invertir en vacunas de fábricas europeas, ante el temor de que Estados Unidos bajo Donald Trump emitiera prohibiciones de exportación. No fue una buena apuesta.

Las fábricas europeas han tenido problemas de suministro y recientemente fue la UE, no Estados Unidos, la que amenazó con prohibir exportaciones.

“Mientras el mercado europeo no tenga suficientes vacunas, creo que las grandes importaciones de Canadá no se concretarán”, señaló Agathe Demarais.

Pero también hay algunos países a los que les está yendo mejor de lo esperado.

Al momento de escribir esta nota, Serbia ocupaba el octavo lugar en el mundo en cuanto al porcentaje de población vacunada, por delante de cualquier país de la UE.

El éxito de Serbia se debe en parte a un plan eficiente de vacunación. Pero este país también se ha beneficiado de la llamada “diplomacia de las vacunas”, la puja entre Rusia y China por influencia en Europa del Este.

Serbia es uno de los pocos países donde la vacuna rusa, Sputnik V, y la vacuna china SinoPharm ya están disponibles.

Los serbios pueden elegir en teoría qué vacuna preferirían recibir: Pfizer, Sputnik o SinoPharm.

En la realidad, la mayoría de las personas han sido vacunadas con SinoPharm.

Es factible que los países que usan una primera y segunda dosis de SinoPharm también busquen dosis de refuerzo de China, si son necesarias en el futuro.

Los Emiratos Árabes Unidos, EAU, también dependen en gran medida de la vacuna SinoPharm, que representa el 80% de las dosis administradas en este país hasta el momento.

Los EAU también están construyendo una planta de producción de SinoPharm.

“China viene con instalaciones para producción y trabajadores capacitados, por lo que es probable que su influencia sea a largo”, afirmó Agathe Demarais.

Será muy difícil para los gobiernos receptores decir no a China en el futuro“.

Sin embargo, ser una superpotencia mundial de vacunas no significa que la población en estas naciones será inoculada primero.

La investigación de la EIU predice que dos de las potencias de producción de vacunas del mundo, China e India, pueden no haber vacunado a toda su población sino hasta fines de 2022.

Esto se debe a que ambos países tienen que lidiar con una enorme población y escasez de trabajadores de la salud.

Proyecciones de la cobertura de vacunación hasta 2023

BBC

La investigación de la Unidad de Inteligencia del Economist tuvo en cuenta la oferta de vacunas, el tamaño de la población de cada país, la disponibilidad de trabajadores de la salud, la logística y la financiación.

El éxito de India como productor de vacunas para combatir el COVID se debe en parte a un hombre, Adar Poonawalla.

Su compañía, el Instituto Serum de India, es la mayor fabricante de vacunas del mundo.

Pero a mediados del año pasado su familia empezó a dudar de su instinto empresarial.

Poonawalla estaba apostando cientos de millones de dólares de su propio dinero en vacunas sin saber si algún día serían efectivas.

En enero, la primera de esas vacunas, desarrollada por Oxford y AstraZeneca, se puso a disposición de India. La empresa de Poonawalla produce actualmente 2,4 millones de dosis de la vacuna de Oxford al día.

Su compañía es uno de los dos principales proveedores de la India y también suministra vacunas a Brasil, Marruecos, Bangladesh y Sudáfrica.

“Pensé que toda la locura en torno a la oferta de vacunas terminaría cuando comenzáramos la etapa de producción”, señaló.

“Calculaba que habría muchos otros fabricantes para satisfacer la demanda a nivel mundial. Pero lamentablemente, en el primer trimestre, y quizás incluso en el segundo trimestre de 2021, no vamos a ver un aumento sustancial de la oferta”.

Gráfico que muestra las vacunas más utilizadas a nivel global

BBC

Uno de los grandes problemas según Poonawalla es que la producción no puede incrementarse de la noche a la mañana.

“Se necesita tiempo”, aseguró. “La gente piensa que el Instituto Serum puede lograr lo que sea. Sí, somos buenos en lo que hacemos, pero no tenemos una varita mágica”.

El Instituto Serum tiene una ventaja, porque comenzó a construir instalaciones en marzo del año pasado y a almacenar insumos como productos químicos y viales de vidrio.

La cantidad de vacuna que se elabora puede variar mucho durante el proceso de producción y hay varias etapas en las que las cosas pueden salir mal.

“Producir vacunas es tanto un arte como una ciencia“, señaló Agathe Demarais.

A los fabricantes que comienzan ahora todo el proceso les llevará meses producir vacunas.

Y lo mismo se aplica a refuerzos que podrían ser necesarios para combatir nuevas variantes.

Poonawalla dijo que está comprometido a abastecer a India primero y luego a África a través de un plan llamado Covax.

Covax es una iniciativa liderada por la Organización Mundial de la Salud, Gavi (la Alianza para las Vacunas) y CEPI, la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias.

Su objetivo es que todos los países del mundo puedan acceder a vacunas.

Las naciones que no pueden pagar las vacunas las obtendrán gratis a través de un fondo especial. El resto pagará, pero la teoría es que obtendrán un mejor precio negociando a través del bloque de Covax que si lo hicieran por su cuenta.

Covax planea comenzar a entregar vacunas a fines de febrero.

Mientras tanto, un desafío a los planes de Covax es que muchos países de bajos recursos también están negociando sus propios acuerdos.

Adar Poonawalla señaló que casi todos los líderes africanos del continente se han puesto en contacto con él para acceder a las vacunas de forma independiente.

La semana pasada, Uganda anunció que había obtenido 18 millones de dosis del Instituto Serum a un precio de 7 dólares la dosis, un monto mucho mayor que los 4 dólares que paga Covax.

Mujer siendo vacunada en India

EPA
Incluso si todo sale según lo planeado, Covax solo apunta a cubrir este año entre el 20 y el 27% de la población de cada país de bajos recursos.

Covax instó a los países desarrollados a donar más fondos a su programa de vacunación.

El Instituto Serum Institute afirmó que está en conversaciones con Uganda, pero negó haber firmado un acuerdo.

Poonawalla suministrará 200 millones de dosis de la vacuna de Oxford/Astra Zeneca a Covax tan pronto como obtenga la aprobación de la OMS.

El Instituto Serum también prometió a Covax 900 millones de dosis más, aunque no confirmó cuándo se entregarán.

Aunque está comprometido con el plan, Poonawalla cree que la iniciativa global enfrenta problemas.

Covax está lidiando con demasiados productores de vacunas diferentes, señaló, y cada uno ofrece diferentes precios y plazos de entrega.

Agathe Demarais y la EIU tampoco son demasiado optimistas sobre lo que la iniciativa puede lograr.

Incluso si todo sale según lo planeado, Covax solo apunta a cubrir este año entre el 20% y el 27% de la población de cada país.

“Covax va a tener un impacto marginal, no cambiará sustancialmente el panorama”, dijo Demarais.

De acuerdo a su análisis para la Unidad de Inteligencia del Economist, es posible que algunos países no estén completamente vacunados antes de 2023, o nunca.

La vacunación puede no ser una prioridad para todos los países, especialmente aquellos que tienen una población joven y no han experimentado gran número de casos graves.

El problema con ese escenario es que mientras el virus pueda prosperar en algún lugar, podrá mutar y migrar a otras partes del mundo.

Sin embargo, no todo son malas noticias. Las vacunas se están produciendo más rápido que nunca, aunque la magnitud del desafío (inocular a 7,700 millones de personas) es enorme y se trata de algo que nunca antes se había intentado.

Demarais cree que los gobiernos deben ser honestos con su población sobre lo que es posible: “Es muy difícil para un gobierno decir, ‘No, no vamos a lograr una cobertura de inmunización generalizada durante varios años”. Nadie quiere decir eso “.

Periodismo de datos de Becky Dale y Nassos Stylianou.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PY2lDqGL8n0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.