Se tienen que bañar, y nada de bullying o piropos: lo que pide la PGR a empleados en su nuevo código de ética
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Se tienen que bañar, y nada de bullying o piropos: lo que pide la PGR a empleados en su nuevo código de ética

Según la Procuraduría, el empleado modelo de la institución es aquel que cumple al pie de la letra con medio centenar de deberes, que incluyen la buena higiene personal, o no hacer chistes obscenos
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Ángel
12 de marzo, 2016
Comparte

A partir del próximo lunes 14 de marzo todos los trabajadores de la Procuraduría General de la República (PGR) tendrán que seguir un nuevo código de ética  con casi medio centenar de deberes y conductas que hay que respetar, que van desde no malgastar la papelería, hasta cuidar la higiene personal,  no hacer chistes ofensivos o ver feo a los compañeros.

El objetivo de este nuevo código, según se puede consultar en el documento publicado en el Diario Oficial, es incentivar un ambiente “sano” de trabajo, donde no “impere el caos” y el “desorden”, además de fortalecer el trabajo de los servidores públicos para ser un ejemplo ante la sociedad.

El documento explica que el trabajador de la PGR debe seguir un decálogo de diez compromisos, cinco principios constitucionales, once valores de un buen servidor público, más otros quince principios del buen funcionario de procuración de justicia.

Para cumplir con todo lo anterior, la Procuraduría establece en más de 40 puntos las bases de comportamiento que deben tener sus funcionarios. Varios de ellos tienen que ver con hacer bien el trabajo, respetar los derechos humanos de las víctimas, evitar caer en actos de corrupción y tener disciplina.

Pero el código también incluye algunos puntos relacionados específicamente con la imagen que deben proyectar los funcionarios de la PGR y la convivencia diaria con sus compañeros, y que según el propio documento van más allá de solo “portarse bien”.

A continuación Animal Político te presenta algunos de ellos:

Hay que bañarse

De acuerdo con el punto número 14 del código de la Procuraduría, “el cuidado de la imagen e higiene personal son una proyección del interés de los miembros de la Institución en el desempeño de sus funciones”.

Por ello, la Procuraduría pidió a sus empleados que además de preservar su espacio de trabajo limpio y libre de basura, también deben de poner atención a mantenerse limpios ellos mismos en  beneficio de un ambiente de trabajo óptimo.

“La apatía ante la importancia del orden y la limpieza, así como aquellas acciones que conlleven el abandono, maltrato, o desvalorización tanto de los bienes muebles e inmuebles, e incluso la desvalorización de la imagen personal serán consideradas acciones contrarias al presente Código” dice la PGR.

Evitar el “bullying”

El código de la PGR pide a sus empleados evitar molestar a los compañeros de trabajo pues dice, esto genera miedo, desprecio o desánimo lo que en definitiva termina por afectar en la productividad del área donde ocurre y de la propia institución.

De acuerdo con el código, las características más comunes del hostigamiento laboral incluyen “gritos, insultos, la asignación de labores imposibles de cumplir, exceder la carga de trabajo, amenazar, relevar de responsabilidades para causar pérdida de interés, discriminar, estigmatizar, rebajar prestaciones o sueldo, ignorar, excluir, difamar, infravalorar” y una larga lista más.

Por ello el código de la institución pide a sus empleados que mantengan una actitud de respeto y cooperación, y eviten cualquiera de las formas del maltrato. También se considera reprobable no reportar el hostigamiento en contra de otros compañeros, aunque no se participe en el mismo.

Ni chistes ni malas miradas

En búsqueda de una mejor convivencia, el punto 39  del Código de Conducta de la PGR advierte que una forma de acoso sexual, pueden ser ciertos comportamientos que incluyan miradas ofensivas, piropos groseros o chistes ofensivos, por lo que pidió a sus empleados abstenerse de ello.

“El acoso sexual consiste en comportamientos de tono sexual tales como insinuaciones, miradas lascivas con fines sexuales-, exhibición de pornografía, favores o exigencias sexuales a cambio de beneficios laborales, chistes ofensivos o de carácter sexual, piropos o comentarios no deseados sobre el cuerpo de la persona, preguntas incomodas sobre su sexualidad, mensajes con contenido sexual, exhibiciones corporales con fines de asedio”, dice el código.

Por ello, la PGR consideró que es mejor abstenerse de hacer comentarios o adoptar actitudes de ese tipo.

No robarse la papelería

Una actitud de austeridad y de hacer más con menos es la de un buen servidor público, según la PGR. En ese sentido insistió a sus empleados la importancia de solo usar los recursos materiales que necesiten. Incluyendo la papelería.

“Son acciones apegadas a este código solicitar el material de papelería estrictamente necesario para el desarrollo de sus actividades y evitar que el mismo concurra a cumplir con necesidades personales y no de la Institución”, dice la PGR

También subrayó  que los vehículos oficiales deben usarse únicamente para asuntos relacionados con el trabajo.

Puntualitos

Llegar temprano al trabajo es un factor clave en la productividad de cualquier trabajo y la PGR no es la excepción. Por ello el código pide a sus empleados que lleguen temprano y en caso de que tengan personal a su cargo, establecer horarios adecuados.

“Son acciones contrarias a este Código, abusar de las jornadas laborales del personal cuando el servicio no lo requiera y demorar en iniciar sus actividades por causas ajenas e injustificadas a la Función Pública. El personal de la Procuraduría se debe caracterizar por su puntualidad y productividad.

Camiseta bien puesta

El punto 41 del código señala que el buen empleado de la PGR no es solo el que “se porta bien” sino que debe ser alguien que cuya conducta dedicada al trabajo se note y contagie a la de sus compañeros. En resumen, debe ser una persona que denote su orgullo por trabajar en la Procuraduría.

“Lo que coloquialmente se dice con la expresión: ponerse la camiseta, en este caso, la camiseta de una Procuraduría eficaz, apegada a las normas jurídicas, respetuosa de los derechos humanos y comprometida con una cultura ética del servicio público” indica el código.

Además, el código también advierte a sus funcionarios que se considera una acción reprobable el hablar mal de la institución o expresarse ofensivamente sobre ella.

Sin regalos

Los servidores públicos de la PGR cuentan con un trabajo que exige imparcialidad y total compromiso social, por lo que deben evitarse malas tentaciones como el aceptar dádivas de terceros.

Por supuesto, tampoco deben aceptarse regalos para familiares o amigos relacionados con el servidor público.

“Es igualmente contraria a la probidad y honradez del servicio público la solicitud o aceptación de regalos, dinero, emolumentos, reconocimientos o cualquier otra prestación, además de las otorgadas por el desempeño de sus funciones, ya sea que se alleguen directamente o se constituyan a favor de terceras personas” indica el código.

Obedecer en exceso… es malo

Los funcionarios de la Procuraduría deben ser obedientes sin duda, aunque el código pide que al recibir órdenes, también razonen para que definan la mejor forma de hacerlas y en su caso, identifiquen si lo que se pide puede ser incorrecto.

Y es que, según el documento, un buen empleado no es aquel que obedece a medias, pero tampoco en exceso. En resumen: hay que tener criterio.

“Son acciones incompatibles con este deber el retraso indebido y el cumplimiento parcial o en exceso de las órdenes o instrucciones, así como el cumplimiento acrítico de órdenes o instrucciones ilegales o contrarias a la ética vigente en la Institución” indica el código.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Martha Sepúlveda

Cancelan la eutanasia de Martha Sepúlveda, la primera colombiana que iba a recibirla sin ser enferma terminal

El centro que iba a llevar a cabo el procedimiento revisa la decisión del primer comité que evaluó el caso.
Martha Sepúlveda
10 de octubre, 2021
Comparte

La eutanasia de la colombiana Martha Sepúlveda, que estaba programada para este domingo a las 7 de la mañana, ha sido cancelada, según informó en un comunicado el Instituto Colombiano del Dolor, el centro clínico donde iba a realizarse.

La mujer iba a ser la primera persona en recibir el procedimiento en Colombia sin tener una enfermedad terminal.

Según dice el comunicado, el Comité Científico Interdisciplinario para el Derecho a Morir con Dignidad “concluyó de manera unánime cancelar el procedimiento” al concluir que “no se cumple con el criterio de terminalidad como se había considerado en el primer comité” que evaluó su caso.

En Colombia la eutanasia fue despenalizada en 1997, pero solo se convirtió en ley en 2015. Desde entonces, se han realizado 157 procedimientos.

En julio pasado, la Corte Constitucional del país extendió el derecho a una muerte digna a quienes padezcan “un intenso sufrimiento físico o psíquico” por causa de una lesión o enfermedad incurable. Y el de Martha Sepúlveda se había convertido en el primer caso en que se autoriza una eutanasia en un paciente que no tiene una enfermedad terminal.

Desde que fue diagnosticada con esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad grave e incurable, su familia decía que la vida de Sepúlveda, de 51 años, se había transformado en un tormento. La noticia de que podría ponerle fin había supuesto un alivio, según le contó su hijo Federico a BBC Mundo.

Recientemente, la Conferencia Episcopal colombiana le había pedido que reconsiderara su decisión.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZdWiKvBoZeA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.