close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo
Desalojar o no, esa es la cuestión: choque de opiniones por el auditorio Justo Sierra
Estudiantes de la Facultad de Derecho de la UNAM convocaron a un mitin, y en el encuentro en Ciudad Universitaria se dio un choque de diferentes posturas, respecto a la situación del auditorio.
Cuartoscuro Archivo
Por Nayeli Roldán
2 de abril, 2016
Comparte

El mitin organizado por estudiantes de la Facultad de Derecho de la UNAM para pedir el desalojo del auditorio Justo Sierra terminó antes de lo previsto. Apenas hablaba el sexto de ocho oradores registrados, cuando alumnos de la misma facultad pidieron el micrófono. Ante la negativa, comenzaron los gritos.

“¡Diálogo, diálogo!” exigían a través de un altavoz. Los organizadores intentaban explicar que los oradores habían sido escogidos previamente. “No consultaron a toda la facultad. Sólo enviaron correos directos”, acusaba Alejandro Martínez, integrante del Centro de estudiantes de Derecho.

Dos

Los organizadores, integrantes de la agrupación Orgullo UNAM, abandonaron el mitin y a los más de 300 jóvenes reunidos en la explanada de la torre de Rectoría en Ciudad Universitaria.

Salieron apresurados. ¿Qué pasa. Por qué se van? Se les preguntaba. Sólo repetían que mandarían un comunicado más tarde para dar su posicionamiento. Sólo Ulises se atrevió a decir más: “Vinieron a reventar el mitin. No sabemos si son infiltrados o no”. No detuvieron el paso.

“Sí al desocupa del Che, sí al desocupa del Che”, gritaban estudiantes con playeras blancas y una pancarta de “Derecho”. Frente a ellos, otros respondían: “No al desocupa del Che, no al desocupa del Che”.

Así se dividió el mitin. La mayoría se quedó, la prensa se quedó y los inconformes fueron escuchados.

Ya no había micrófono, pero tuvieron mucha garganta para denunciar la falta de pluralidad en el mitin. Tres integrantes del grupo Centro de estudiantes de Derecho incluso entregaron una carta a Manuela Luna, secretaria de Atención universitaria, en la que piden al rector de la UNAM, Enrique Graue, debatir sobre el futuro del auditorio en disputa a través de un Congreso universitario de carácter resolutivo.

A unos metros ocurría otra discusión. Antonio García, estudiante de Economía, acusaba que los alumnos de derecho no podían hablar por toda la universidad. “Yo no estoy de acuerdo en el desalojo del Che”. “Es un espacio secuestrado. A la Universidad se viene a estudiar, no a drogarse”, le dijo una mujer que estaba a lado.

Uno

“Yo no soy miembro del Okupache, pero no estoy de acuerdo en este tipo de mítines. Hay que discutir la situación como universitarios. En asambleas”, propuso Antonio. Le preguntaban cuándo y dónde hacerlo. “En cada facultad”, respondió.

Emiliano, estudiante de Filosofía y Letras, advertía los riesgos de una desocupación usando a la policía. Se debe apostar al debate, al diálogo entre universitarios.

“Nos pronunciamos porque la entrada de las policía no puede ser opción para resolver este conflicto. Eso vulneraría no sólo a la autonomía universitaria, sino a los estudiantes y al derecho de  organización”.

Minutos antes, los oradores, estudiantes y egresados universitarios, exponían que la ocupación el auditorio Justo Sierra, conocido como Che Guevara, ocupado por diversos colectivos desde hace 16 años significa una “privatización” de un espacio universitario.

La autonomía universitaria no significa tener “secuestrado” un lugar emblemático como el auditorio, dijo un alumno mientras los espectadores le aplaudían. Al mismo tiempo, a unos 15 metros del mitin, un hombre que no quiso identificarse, gritaba que en el Che Guevara permite el acceso a los pueblos indígenas.

“Los pueblos tenemos derecho a la Universidad, a exigir que no se privatice la escuela. Se les olvida que si hoy la UNAM cobra muy poco dinero es gracias a la resistencia de la huelga y al movimiento social de los jóvenes”, decía el hombre que habitualmente se encuentra en el auditorio Che Guevara.

Tres

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
EPA
Qué es "la luna de gusano", la superluna que no se veía desde hace casi 40 años
Llega la primavera al hemisferio norte y este año viene acompañada de una superluna llena, la tercera y última del año.
EPA
20 de marzo, 2019
Comparte

La primavera llega este miércoles al hemisferio norte del planeta con una luminosa compañera: la tercera y última superluna llena del año.

La llamada “luna de gusano” ya se puede apreciar desde algunos lugares de la Tierra, pero el momento de mayor visibilidad se dará poco después del inicio oficial de la primavera en el hemisferio norte y del otoño en el hemisferio sur, que se produce este miércoles a las 21:58 GMT.

Lo llamativo de esta superluna es precisamente la coincidencia con el equinoccio de primavera y de otoño (en el sur), algo que no sucedía desde hace casi 40 años, en 1981.

Luna… ¿de gusano?

El viejo almanaque de los campesinos nativos de Norteamérica empezó a poner nombres a las lunas llenas en la década de 1930.

Algunos escritores vinculan dichos nombres a los meses de nuestro calendario moderno, pero también es posible que estén asociados a las estaciones del año.

“Luna de gusano” se refiere a la primera luna llena de marzo en referencia al deshielo primaveral en el hemisferio norte que libera gusanos en el terreno.

Pero también tiene otros nombres, como “luna de cuervo” (los graznidos de los cuervos indican el final del invierno) o “luna de savia o de azúcar” (para marcar el inicio de la temporada de jarabe de arce).

Celebración de la llegada de la primavera en India

EPA
La luna llena y la llegada de la primavera se celebran en Bhopal, India, de una forma especial, con el festival Holi.

Además, los nombres específicos para la luna llena suelen recibir calificativos adicionales cuando coinciden con otros eventos lunares.

En enero, por ejemplo, hubo una “superluna de sangre de lobo” y en febrero tuvimos una “superluna de nieve”.

“Lobo” y “nieve” son los nombres para las primeras lunas llenas de enero y febrero, respectivamente.

Otros nombres incluyen “fresa” para junio, “esturión” para agosto y “fría” para diciembre.

Cuando en un mismo mes hay una segunda luna llena se la conoce como luna azul.

Qué es una “superluna”

Cuando observamos la Luna, su tamaño parece fluctuar levemente en el cielo nocturno porque orbita la Tierra en una trayectoria elíptica.

Así, parece ligeramente más grande cuando está en el punto más cercano a nuestro planeta en su órbita, lo que se conoce como perigeo, según explica la NASA (Agencia Espacial de Estados Unidos).

Los astrónomos usan los términos “superluna” o “de perigeo” cuando la Luna está llena y en su punto más cercano a la Tierra.

La NASA dice que una superluna se ve un 14% más grande y un 30% más brillante que una luna llena normal, aunque la diferencia es difícil de distinguir a simple vista.

La de este miércoles es la tercera y última superluna de 2019. No será una luna de sangre, como las dos anteriores de este año, porque no coincide con un eclipse lunar.

Tampoco será la más brillante puesto que la de febrero fue la más cercana a la Tierra y pudo verse en todo su esplendor durante seis horas, según explicó la NASA.

Los astrónomos esperan otras tres superlunas (no llenas) este año: el 1 y el 30 de agosto y el 28 de septiembre. Nuestro satélite estará entonces en su punto más cercano a la Tierra, pero no será visible porque no reflejará la luz solar.

La siguiente superluna llena será en marzo de 2020.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.