La recolección de 73 mil firmas para ser candidato independiente, una batalla contra reloj
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Animal Político

La recolección de 73 mil firmas para ser candidato independiente, una batalla contra reloj

Ciudadanos que buscan formar parte de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México tienen hasta el 4 de abril para reunir las firmas requeridas; recorren calles y tratan de convencer a la gente para que los apoye. 
Animal Político
Por Nayeli Roldán
1 de abril, 2016
Comparte

Es medio día y cuatro integrantes del colectivo #TúConstituyente inician otra jornada de recolección de firmas. Esta vez prueban suerte en la Glorieta de Insurgentes. Llevan puesta una camiseta negra con la leyenda “no soy yo somos nosotros”, una frase que bien resume su activismo: buscan que candidatos independientes sean parte de la Asamblea que redactará la constitución de la Ciudad de México.

La recolección de firmas inició el 1 de marzo y sólo tienen hasta el 4 de abril para juntar 73 mil 792, que equivale a 1% de la lista nominal, según estableció el Instituto Nacional Electoral (INE) como uno de los requisitos para conseguir una candidatura independiente. Sin embargo, ningún delegado o diputado local elegido en 2015 alcanzó siquiera la tercera parte de ese apoyo en las urnas.

Aunque estén a contra reloj, el colectivo no tiene maquinarias electorales que movilizan a cientos de simpatizantes. Lo hacen a pie, convenciendo de uno en uno. Apelan a que la ciudadanía se sume a su propuesta en los cuatro días restantes.

En los primeros cinco intentos, Tania Hernández, una de las voluntarias, sólo tuvo negativas. Los posibles firmantes no llevan la credencial de elector o son residentes del Estado de México o simplemente no creen en la política. Aunque la activista explique que no pertenece a ningún partido político, es difícil convencerlos.

Cuando al fin logra la firma de Flavio Cornejo, el bolero que está a unos pasos, los observa incrédulo: “no va a cambiar nada. Siempre quedan los mismos”, dice. “Se trata de que no”, lo increpa Flavio, convencido de que las candidaturas independientes pueden ser una opción para transformar al sistema.

Aceptó firmar porque el año pasado, junto con 38 organizaciones vecinales, quisieron impulsar una candidatura independiente, pero “no pudimos”, dice moviendo la cabeza de un lado a otro. También debían juntar miles de firmas y finalmente se dieron por vencidos.

Conoce bien las prácticas clientelares de los candidatos de partidos políticos porque en su colonia “hasta regalan gallinas”; por eso, si ciudadanos redactan la constitución de la Ciudad de México sería “un paso más adelante”, afirma. Mientras se despide de los activistas, suelta: “esperemos que se logre. De que creemos, creemos”.

Gabriela Alarcón, una de las cinco candidatas, lleva hora y media buscando firmas. Ha conseguido cuatro. “Es algo cansado, pero el ejercicio de informar a la gente y saber su opinión, nos llevamos un gran aprendizaje”.

Pavel Sosa, es profesor en la UNAM y hoy está como voluntario recolectando firmas. Como el resto de los voluntarios aprendió que la primera pregunta que deben hacer es sobre el lugar de residencia. Les sucedió varias veces que primero daban la explicación y resultaba que los posibles firmantes eran oriundos de otra entidad.

Raúl Valverde es bolero y escucha a Pavel con atención. Le pregunta dónde puede ver los perfiles de los candidatos y decide firmar porque ha escuchado en las noticias sobre las corruptelas de los políticos y es hora de cambiarlo. Tan convencido está que alentará a sus familiares para que también firmen.

¿Clientelismo o activismo?

Los activistas se sienten satisfechos cuando, en promedio, por cada cinco personas que abordan, pueden conseguir una firma. Con paciencia lo intentan una y otra vez porque “creo en esto”, dice Pavel.

Los mejores días para conseguir firma han sido los fines de semana en plazas públicas. Han recabado entre 200 y 300 firmas por candidato, pero “aunque también salimos entre semana, es más difícil que la gente se pare y escuche”, asegura Gabriela.

El plazo de recolección de firmas está por vencerse y el colectivo apela a que el apoyo en redes sociales se traduzca en firmas. Por eso lanzaron la plataforma http://www.tuconstituyente.org donde los ciudadanos pueden firmar electrónicamente.

Los candidatos y voluntarios creen en esta iniciativa porque están inconformes con el actual sistema político y hay que “adentrarse” para cambiarlo, asegura Gabriela. Aunque están batallando para juntar los apoyos, están convencidos que sólo utilizarán las vías legales, por eso han rechazado ser parte del “mercado de firmas”.

Se trata del ofrecimiento de unas 55 mil firmas por parte de gente cercana a legisladores, jefes delegacionales y sindicatos. Sin embargo, no han denunciado porque falta documentar exactamente de dónde viene y cómo lo consiguen, pero eso, insiste Gabriela “le corresponde al INE investigarlo”.

El “mercado de firmas” se trata de una “lógica criminal”; es la reproducción de las prácticas que los independientes pretenden erradicar, asegura Alfredo Lecona, otro de los aspirantes.

Un claro contraste es el primer aspirante independiente en entregar las firmas: Ismael Figueroa, líder del sindicato de bomberos de la Ciudad de México. Le bastó seis días para conseguir 93 mil firmas.

“Somos disciplinados”, sentencia cuando se le pregunta cómo lograron superar la meta. Son dos mil agremiados y cada uno llevó decenas de firmas. Incluso, existe una denuncia en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) por supuestamente condicionar la entrega de los pagos salariales a la entrega de firmas por parte de los trabajadores.

“Sí han estado investigando eso entre los compañeros, pero no es cierto”, dice Figueroa en entrevista con Animal Político.Asegura que los trabajadores lo apoyan porque en los 10 años que lleva al frente del sindicato ha negociado mejoras en el contrato colectivo de trabajo y por eso “la gente confía en nosotros”.

Gabriela Alarcón asegura que con estos requisitos, el INE “está incentivando que sólo la gente con redes clientelares bien establecidas durante años o que tengan nexos con partidos políticos, sean los que lleguen al día de la elección”.

Es la primera vez que los cinco candidatos de #TúConstituyente participan en un proceso de elección popular y están comprobando que las reglas están diseñadas para que “no haya verdaderos independientes en este tipo de contiendas. Es algo muy desafortunado”.

 Ellos ya entregaron las firmas

El INE informó que 10 aspirantes independientes ya entregaron las más de 73 mil firmas y el paso siguiente será contrastarlas con la lista nominal.

De los 100 asambleístas, los ciudadanos sólo podrán elegir a 60 porque el resto serán asignados por la Cámara de Diputados (14), el Senado (14), 6 por el presidente Enrique Peña Nieto, y 6 por el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera.

Entre los diez aspirantes que esperan la validación están: Julio Cázares Ríos, Sergio Abraham Méndez, Jorge Pascual López, Jonathan Jiménez Mendoza y Eliseo Rosales Ávalos. Y el resto, tiene historial partidista:

Lorena Osornio Elizondo, buscó la candidatura independiente a la jefatura delegacional en Cuauhtémoc en 2015. Es “simpatizante priista” y nuera de la líder de comerciantes Alejandra Barrios.

Xavier González Zirión, fue candidato del PRI y PVEM a la jefatura delegacional de Miguel Hidalgo en la contienda de 2012. Es dueño de las Farmacias Fénix y del Ahorro. Es sobrino de Víctor González Torres, Doctor Simi.

Esperanza Villalobos Pérez, fue diputada federal por el PRD en la LVII legislatura (1997). Fue activista en Iztapalapa y ocupó cargos de dirección en el PRD.

Nazario Norberto Sánchez, fue asambleísta y diputado federal por el PRD. Ha trabajado en las administraciones de la delegación Gustavo A. Madero.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo fue la masacre nazi de Babi Yar y por qué los ucranianos la recuerdan en plena invasión rusa

El reciente ataque de las tropas rusas al histórico sitio de Babi Yar, en la capital de Ucrania, ha sido condenado por la comunidad judía en el mundo. El sitio tiene un significado muy especial.
2 de marzo, 2022
Comparte

Babi Yar fue el lugar de una de las masacres más grandes de la historia moderna.

Es el sitio en donde miles de judíos fueron alineados y fusilados masivamente durante el Holocausto ejecutado por los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Un memorial erigido ahí, en la capital de Ucrania, es un sitio especial para el país. Tiene un significado propio para Kiev.

Por eso grupos de judíos han condenado el bombardeo sobre el memorial llevado a cabo por las tropas rusas que asedian Kiev.

En un país con una gran población judía, con un presidente judío, el ataque tiene peso.

El personal que cuida el memorial aún no ha podido acceder a él para ver la verdadera escala del daño, pero las imágenes mostraban uno de los edificios del museo en llamas.

Un edificio en llamas en Babi Yar

Babyn Yar Holocaust Memorial

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, dijo que el ataque iba “más allá de la humanidad” y también acusó a Occidente de no hacer lo suficiente para evitar el asedio a su país.

“¿De qué sirve decir ‘nunca más’ durante 80 años, si el mundo permanece en silencio cuando cae una bomba en el mismo sitio de Babi Yar? Hubo al menos 5 muertos. La historia se repite…”, escribió en Twitter.

Advertencia: es posible que algunas de las imágenes a continuación puedan ser perturbadoras para algunas personas

Las atrocidades en Babi Yar

Babi Yar, también escrito Babyn Yar, es una de las fosas comunes más grandes de la Segunda Guerra Mundial en Europa.

La masacre en el barranco en las afueras de Kiev tuvo lugar durante dos días en septiembre de 1941.

Mientras los judíos de Ucrania huían del avance nazi, una gran población todavía vivía en la ciudad.

A decenas de miles se les dijo que se reunieran con ropa de repuesto, asumiendo que serían enviados a un campo de trabajo, pero luego fueron obligados a desvestirse y caminar hacia el barranco, donde fueron fusilados por escuadrones especiales de la muerte.

Una víctima de Babi Yar frente a los nazis

Alamy
Los nazis usaron Babi Yar como un sitio de ejecuciones entre 1941 y 1943.

Según los propios registros de los nazis, 33.771 judíos fueron asesinados en dos días.

Mientras continuaba el Holocausto, las fuerzas alemanas siguieron perpetrando crímenes horrendos en Babi Yar, usándolo como fosa común para deshacerse de hasta 100.000 cuerpos.

Así fue hasta que los soviéticos tomaron el control de Kiev nuevamente en 1943.

Además de judíos, romaníes y civiles ucranianos y prisioneros de guerra soviéticos también fueron asesinados en ese lugar.

Víctimas de Babi Yar

Alamy
Las víctimas recibieron la orden de desnudarse en el barranco antes de recibir disparos.

Cuando los alemanes se retiraban, arrasaron el barranco y quemaron los cuerpos en enormes piras para tratar de encubrir sus crímenes.

El reciente ataque de Rusia

Ese lugar es ahora un sitio de contemplación silenciosa, adonde miles de personas viajan cada año para recordar a los que murieron.

Que pueda ser dañado o destruido por un ataque militar agresivo va en contra de todo lo que representa.

Pero el significado del último ataque ruso es más profundo.

“Es simbólico que comience a atacar Kiev bombardeando el sitio de Babi Yar, la mayor masacre nazi”, dijo el presidente de la junta asesora del memorial, Natan Sharansky.

El ataque cerca de Babi Yar

Reuters
Una torre de televisión a un costado de Babi Yar resultó dañada por el ataque ruso, el cual dejó 5 fallecidos.

La semana pasada, Putin llamó a los líderes de Ucrania “neonazis” y dijo que el objetivo de la operación militar rusa era la “desnazificación” del país.

Sharansky apuntó que el líder ruso trató de “distorsionar y manipular el Holocausto para justificar una invasión ilegal de un país democrático soberano” en un movimiento “absolutamente abominable”.

Yad Vashem, el museo conmemorativo del Holocausto en Israel, se hizo eco de esto y pidió el fin del “abuso y distorsión de la memoria del Holocausto”.

El presidente Zelensky ha contado a menudo su “historia de cuatro hermanos” -su abuelo y tres tíos abuelos- los cuales lucharon en el ejército soviético contra la Alemania nazi. Solo su abuelo sobrevivió.

“Tal ataque con misiles muestra que para muchas personas en Rusia, nuestra Kiev es completamente extranjera. No saben nada sobre nuestra capital o sobre nuestra historia”, dijo Zelensky después del ataque.

“Pero tienen una orden para borrar nuestra historia. Borrar nuestro país. Borrarnos a todos”.

La sinagoga de Babi Yar

AFP
La sinagoga en el lugar se inauguró oficialmente en mayo de 2021.

Mientras que las cifras oficiales sitúan la población judía de Ucrania en 43.000, el Congreso Judío Europeo cree que asciende al menos a 360.000.

Borrando la historia

Los soviéticos intentaron borrar la brutal historia de Babi Yar una y otra vez, en un esfuerzo por suprimir cualquier mención de las atrocidades cometidas contra los judíos, le dijo Sharansky a la BBC.

“Intentaron destruir físicamente estas tumbas y borrar la historia. Es increíble lo importante que fue para los soviéticos cambiar la naturaleza del lugar”, explicó.

Unos años después de que los nazis quisieran cubrir sus propios huellas, los soviéticos intentaron llenar el barranco con barro.

Luego, en la década de 1960, proyectaron la construcción de un estadio deportivo.

Sharansky dijo que la construcción de la torre de televisión adyacente al monumento en la década de 1970 fue otro intento de “destruir la memoria del Holocausto”.

“Hubo tantos intentos de borrar Babi Yar y cambiar su naturaleza, pero finalmente lo convertimos en un gran monumento y eso una vez más se ve ensombrecido por la agresión rusa”, lamentó.

Volodymyr Zelensky en Babi Yar

Getty Images
El presidente Zelensky es judío. En la foto se le ve en la Menorá de Babi Yar.

Durante décadas de dominio soviético no había una gran señal que marcara el lugar de la masacre, excepto un simple obelisco que se refería a las víctimas “soviéticas”, sin mencionar a los judíos, que fueron las principales víctimas.

Finalmente, en la década de 1990, se erigió un gran monumento a la Menorá, cuando la Ucrania independiente decidió conmemorar a las víctimas judías. Y el año pasado se abrió una sinagoga.

“En lugar de estar sujetos a una violencia flagrante, los sitios sagrados como Babi Yar deben ser protegidos“, dijo Yad Vashem en un comunicado.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pssIzBbUotE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.