La recolección de 73 mil firmas para ser candidato independiente, una batalla contra reloj
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Animal Político

La recolección de 73 mil firmas para ser candidato independiente, una batalla contra reloj

Ciudadanos que buscan formar parte de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México tienen hasta el 4 de abril para reunir las firmas requeridas; recorren calles y tratan de convencer a la gente para que los apoye. 
Animal Político
Por Nayeli Roldán
1 de abril, 2016
Comparte

Es medio día y cuatro integrantes del colectivo #TúConstituyente inician otra jornada de recolección de firmas. Esta vez prueban suerte en la Glorieta de Insurgentes. Llevan puesta una camiseta negra con la leyenda “no soy yo somos nosotros”, una frase que bien resume su activismo: buscan que candidatos independientes sean parte de la Asamblea que redactará la constitución de la Ciudad de México.

La recolección de firmas inició el 1 de marzo y sólo tienen hasta el 4 de abril para juntar 73 mil 792, que equivale a 1% de la lista nominal, según estableció el Instituto Nacional Electoral (INE) como uno de los requisitos para conseguir una candidatura independiente. Sin embargo, ningún delegado o diputado local elegido en 2015 alcanzó siquiera la tercera parte de ese apoyo en las urnas.

Aunque estén a contra reloj, el colectivo no tiene maquinarias electorales que movilizan a cientos de simpatizantes. Lo hacen a pie, convenciendo de uno en uno. Apelan a que la ciudadanía se sume a su propuesta en los cuatro días restantes.

En los primeros cinco intentos, Tania Hernández, una de las voluntarias, sólo tuvo negativas. Los posibles firmantes no llevan la credencial de elector o son residentes del Estado de México o simplemente no creen en la política. Aunque la activista explique que no pertenece a ningún partido político, es difícil convencerlos.

Cuando al fin logra la firma de Flavio Cornejo, el bolero que está a unos pasos, los observa incrédulo: “no va a cambiar nada. Siempre quedan los mismos”, dice. “Se trata de que no”, lo increpa Flavio, convencido de que las candidaturas independientes pueden ser una opción para transformar al sistema.

Aceptó firmar porque el año pasado, junto con 38 organizaciones vecinales, quisieron impulsar una candidatura independiente, pero “no pudimos”, dice moviendo la cabeza de un lado a otro. También debían juntar miles de firmas y finalmente se dieron por vencidos.

Conoce bien las prácticas clientelares de los candidatos de partidos políticos porque en su colonia “hasta regalan gallinas”; por eso, si ciudadanos redactan la constitución de la Ciudad de México sería “un paso más adelante”, afirma. Mientras se despide de los activistas, suelta: “esperemos que se logre. De que creemos, creemos”.

Gabriela Alarcón, una de las cinco candidatas, lleva hora y media buscando firmas. Ha conseguido cuatro. “Es algo cansado, pero el ejercicio de informar a la gente y saber su opinión, nos llevamos un gran aprendizaje”.

Pavel Sosa, es profesor en la UNAM y hoy está como voluntario recolectando firmas. Como el resto de los voluntarios aprendió que la primera pregunta que deben hacer es sobre el lugar de residencia. Les sucedió varias veces que primero daban la explicación y resultaba que los posibles firmantes eran oriundos de otra entidad.

Raúl Valverde es bolero y escucha a Pavel con atención. Le pregunta dónde puede ver los perfiles de los candidatos y decide firmar porque ha escuchado en las noticias sobre las corruptelas de los políticos y es hora de cambiarlo. Tan convencido está que alentará a sus familiares para que también firmen.

¿Clientelismo o activismo?

Los activistas se sienten satisfechos cuando, en promedio, por cada cinco personas que abordan, pueden conseguir una firma. Con paciencia lo intentan una y otra vez porque “creo en esto”, dice Pavel.

Los mejores días para conseguir firma han sido los fines de semana en plazas públicas. Han recabado entre 200 y 300 firmas por candidato, pero “aunque también salimos entre semana, es más difícil que la gente se pare y escuche”, asegura Gabriela.

El plazo de recolección de firmas está por vencerse y el colectivo apela a que el apoyo en redes sociales se traduzca en firmas. Por eso lanzaron la plataforma http://www.tuconstituyente.org donde los ciudadanos pueden firmar electrónicamente.

Los candidatos y voluntarios creen en esta iniciativa porque están inconformes con el actual sistema político y hay que “adentrarse” para cambiarlo, asegura Gabriela. Aunque están batallando para juntar los apoyos, están convencidos que sólo utilizarán las vías legales, por eso han rechazado ser parte del “mercado de firmas”.

Se trata del ofrecimiento de unas 55 mil firmas por parte de gente cercana a legisladores, jefes delegacionales y sindicatos. Sin embargo, no han denunciado porque falta documentar exactamente de dónde viene y cómo lo consiguen, pero eso, insiste Gabriela “le corresponde al INE investigarlo”.

El “mercado de firmas” se trata de una “lógica criminal”; es la reproducción de las prácticas que los independientes pretenden erradicar, asegura Alfredo Lecona, otro de los aspirantes.

Un claro contraste es el primer aspirante independiente en entregar las firmas: Ismael Figueroa, líder del sindicato de bomberos de la Ciudad de México. Le bastó seis días para conseguir 93 mil firmas.

“Somos disciplinados”, sentencia cuando se le pregunta cómo lograron superar la meta. Son dos mil agremiados y cada uno llevó decenas de firmas. Incluso, existe una denuncia en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) por supuestamente condicionar la entrega de los pagos salariales a la entrega de firmas por parte de los trabajadores.

“Sí han estado investigando eso entre los compañeros, pero no es cierto”, dice Figueroa en entrevista con Animal Político.Asegura que los trabajadores lo apoyan porque en los 10 años que lleva al frente del sindicato ha negociado mejoras en el contrato colectivo de trabajo y por eso “la gente confía en nosotros”.

Gabriela Alarcón asegura que con estos requisitos, el INE “está incentivando que sólo la gente con redes clientelares bien establecidas durante años o que tengan nexos con partidos políticos, sean los que lleguen al día de la elección”.

Es la primera vez que los cinco candidatos de #TúConstituyente participan en un proceso de elección popular y están comprobando que las reglas están diseñadas para que “no haya verdaderos independientes en este tipo de contiendas. Es algo muy desafortunado”.

 Ellos ya entregaron las firmas

El INE informó que 10 aspirantes independientes ya entregaron las más de 73 mil firmas y el paso siguiente será contrastarlas con la lista nominal.

De los 100 asambleístas, los ciudadanos sólo podrán elegir a 60 porque el resto serán asignados por la Cámara de Diputados (14), el Senado (14), 6 por el presidente Enrique Peña Nieto, y 6 por el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera.

Entre los diez aspirantes que esperan la validación están: Julio Cázares Ríos, Sergio Abraham Méndez, Jorge Pascual López, Jonathan Jiménez Mendoza y Eliseo Rosales Ávalos. Y el resto, tiene historial partidista:

Lorena Osornio Elizondo, buscó la candidatura independiente a la jefatura delegacional en Cuauhtémoc en 2015. Es “simpatizante priista” y nuera de la líder de comerciantes Alejandra Barrios.

Xavier González Zirión, fue candidato del PRI y PVEM a la jefatura delegacional de Miguel Hidalgo en la contienda de 2012. Es dueño de las Farmacias Fénix y del Ahorro. Es sobrino de Víctor González Torres, Doctor Simi.

Esperanza Villalobos Pérez, fue diputada federal por el PRD en la LVII legislatura (1997). Fue activista en Iztapalapa y ocupó cargos de dirección en el PRD.

Nazario Norberto Sánchez, fue asambleísta y diputado federal por el PRD. Ha trabajado en las administraciones de la delegación Gustavo A. Madero.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La impresionante (y costosa) operación del Kremlin para proteger a Putin del coronavirus

Desde el inicio de la pandemia, las autoridades rusas han hecho enormes esfuerzos para proteger al presidente Vladimir Putin de la COVID-19.
7 de abril, 2021
Comparte

Desde el mismo comienzo de la pandemia de coronavirus, las autoridades rusas han hecho todo lo posible para proteger al presidente Vladimir Putin de la infección. Pero ¿cómo se organiza una cuarentena al estilo del Kremlin y cuánto ha costado?

Durante el último año, cientos de personas han tenido que ponerse en cuarentena en Rusia, antes de estar cerca de Vladimir Putin. Algunos tuvieron que aislarse incluso si no estaban en contacto directo con el presidente, sino como precaución porque estaban en contacto con otras personas que tenían previsto reunirse con él.

El 25 de marzo de 2020, el presidente Putin se dirigió a la nación y anunció que el 1 de abril marcaría el comienzo de una “semana no laboral”, mientras el coronavirus se propagaba rápidamente en Rusia.

Más tarde, en abril, se introdujo un confinamiento completo con el cierre de tiendas no esenciales y la prohibición de reuniones masivas, mientras una gran proporción de la población comenzó a trabajar desde casa.

Al mismo tiempo, 60 miembros de la tripulación de vuelo especial de la aerolínea Rossiya, al servicio del presidente Putin y de otros altos funcionarios del gobierno ruso, fueron puestos en cuarentena por primera vez el 26 de marzo de 2020 en un hotel no lejos de Moscú.

Desde entonces, cientos de pilotos, médicos, conductores y otro personal de apoyo, así como visitantes del mandatario, han pasado tiempo en cuarentena en una docena de hoteles en toda Rusia para proteger al presidente Putin de la infección.

Recientemente, se informó que el mandatario recibió una vacuna desarrollada en Rusia, aunque no se ha especificado cuál, pero los contratos con varios hoteles de “cuarentena” parecen estar vigentes hasta bien entrado el próximo año.

El servicio ruso de la BBC ha calculado que la Dirección del Presidente de la Federación Rusa, un órgano ejecutivo responsable del buen funcionamiento del equipo presidencial, recibió del presupuesto estatal unos US$84 millones para medidas de lucha contra la pandemia.

Los hoteles del Kremlin

Vladimir Putin en una pantalla.

Getty Images
El Kremlin ha hecho grandes esfuerzos económicos y logísticos para mantener a Putin a salvo de la enfermedad.

El servicio ruso de la BBC ha hallado que, al menos, 12 hotelesse han utilizado para las cuarentenas del Kremlin. Estos lugares de hospedaje se encuentran en Moscú y en su región circundante, la Crimea anexada, así como en una ubicación no muy lejos de la ciudad sureña de Sochi, el escenario de los Juegos Olímpicos de invierno de 2014 y uno de los lugares favoritos del presidente Putin.

En la lista de cuarentena no había hoteles privados: todos los lugares donde los visitantes y el personal de servicio pasaron tiempo pertenecen a la Dirección Presidencial. Algunas de las reservas están hechas hasta marzo de 2022.

Los miembros de la tripulación de vuelo de Rossiya parecen ser los principales ocupantes de estos hoteles. La tripulación sirve a funcionarios, incluido el propio presidente Vladimir Putin, así como al primer ministro Mikhail Mishustin y otros ocho ministros del gabinete.

El servicio ruso de la BBC pudo saber que el presidente Putin pasó gran parte del año pasado trabajando desde su residencia de Sochi.

Una fuente familiarizada con las condiciones de la cuarentena dijo que decenas de pilotos y otro personal aéreo tuvieron que ponerse en confinamiento cerca de Sochi para proporcionar transporte al mandatario, así como para el primer ministro, el ministro de Relaciones Exteriores y muchos otros. Entre los que se pusieron en cuarentena se encontraban pilotos de aviones y helicópteros.

Confinarse para ver a Putin

Vladimir Putin en un escenario.

Getty Images
Antes de que Putin asista a actos públicos se toman numerosas medidas para minimizar el riesgo de que se contagie.

El 75º aniversario de la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial debería haber sido una celebración importante en Rusia.

El recuerdo de esa guerra y el papel de Rusia en la derrota del nazismo son partes clave de la narrativa patriótica del gobierno de Putin. La celebración habría tenido lugar en la Plaza Roja el 9 de mayo, el Día de la Victoria de Rusia.

En lugar de ello, la conmemoración se trasladó al 24 de junio de 2020 y se realizó en una escala mucho menor, aunque todavía incluía un desfile militar. Los veteranos de guerra y las celebridades estrecharon la mano del presidente Putin y recibieron premios para conmemorar el aniversario.

Bloomberg informó que antes de reunirse cara a cara con el presidente, más de 200 personas, incluidos 80 veteranos de guerra de entre 80 y 90 años, tuvieron que ponerse en confinamiento durante dos semanas.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, confirmó antes del desfile de junio que “un grupo de veteranos” estaba en cuarentena “en excelentes condiciones”, aunque destacó que esto se hacía como precaución por su bien.

El presidente Putin colocando flores sobre una tumba.

Kremlin.ru
Detrás de las apariciones de Putin en público hay toda una operación para asegurar que no corre riesgo de infectarse con el coronavirus.

Las agencias de noticias estatales rusas TASS y RIA-Novosti publicaron historias idénticas, describiendo cómo “uno de los hoteles de Moscú” había sido equipado para la cuarentena de unos 20 periodistas.

Se quedaron en habitaciones individuales, dejándolas solo mientras las limpiaban. No podían hablar entre ellos cara a cara y solo podían comunicarse virtualmente.

No se les permitió fumar ni beber alcohol. Los paquetes y las encomiendas que recibían de fuera del hotel de cuarentena solamente les eran entregados después de ser inspeccionados y desinfectados.

Los reporteros que se encontraban en aislamiento eran alimentados tres veces al día, dejando sus comidas y bebidas fuera de sus habitaciones, junto con cubiertos desechables. Cualquiera que entrara en contacto con ellos usaba trajes de protección personal completos.

También hubo informes sobre funcionarios del gobierno regional que se aislaron antes de las visitas del presidente Putin. Por ejemplo, en la ciudad de Sarov, en la región de Nizhny Nóvgorod, las autoridades locales asignaron US$13.000 para medidas “destinadas a prevenir la propagación de la infección por coronavirus durante la visita del presidente de la Federación de Rusia”.

El servicio ruso de la BBC se enteró de que alrededor de 20 miembros del personal de la administración local de Sarov estaban aislados en una pensión para veteranos de guerra. Los gastos de su estancia incluyeron camas de madera “de nogal”, juegos de ropa de cama, plancha y cuatro cajas fuertes de seguridad.

La BBC le preguntó al portavoz del Kremlin sobre las precauciones amplias y de larga escala tomadas para proteger al presidente Putin y si, en su conocimiento, otros países tenían prácticas similares en vigor. Dmitry Peskov declinó hacer comentarios.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8fj-C_xCda8&t=3s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.