close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Mujeres contra el abuso: exponen agresiones con fotos y videos para exigir justicia

Diferentes mujeres han decido exponer en redes sociales los casos de ataques en su contra, para pedir que sean castigados los responsables y evitar que se repitan ese tipo de actos en el país.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
5 de abril, 2016
Comparte

¿Quedarse calladas? No. Ellas expusieron los casos de agresión en su contra, para exigir que se detengan esos ataques.

En redes sociales y otros medios, varias mujeres han relatado sus experiencias, no solo para pedir que sean castigados los responsables, sino también para sentar un precedente, con tal de que terminen ese tipo de actos.

Uno de los casos más sonados fue el de la periodista Andrea Noel. El 8 de marzo pasado, justo en el Día Internacional de la Mujer, un hombre la atacó al caminar en la colonia Condesa, de la Ciudad de México: levantó su vestido y tiró al suelo su ropa interior.

Ella obtuvo el video que captaron cámaras de seguridad en la zona, y expuso el caso en las redes sociales, para luego presentar una denuncia ante las autoridades.

Noel también mostró mensajes en Twitter donde algunos usuarios, en lugar de apoyarla, dijeron que ella había tenido la culpa de la agresión, por usar un vestido.

También en marzo pasado, una joven estudiante de la FES Acatlán colocó en Facebook un video, pidiendo ayuda para identificar a un hombre que había grabado bajo su vestido, en un camión de Toreo hacia su escuela.

“Observemos la sociedad enferma en la que vivimos, miles de feminicidios a diario, acoso sexual en la escuela, el trabajo, invasión de la privacidad, agresiones sexuales… Todo por ser mujer”, publicó en Facebook.

Compañeros, necesito su ayuda para identificar a este sujeto que estaba grabándome por debajo de la falda cuando venía en el camión de Toreo a la FES Acatlán, eran aproximadamente las 3:15 pm, íbamos casi llegando, justo en la esquina de odontología, cuando una chica me avisó lo que este enfermo estaba haciendo, trató de huir y ella y otros compañeros no lo dejaron bajar del camión. El tipo, que tenía aliento alcohólico, primero negó la acusación y después la aceptó pidiéndome disculpas y diciéndome que borraría los vídeos, pero que por favor no lo lleváramos a Jurídico, “discúlpame por favor, traigo unos alcoholes encima”, se excusó. Cuando todos bajaron, algunos compañeros lo trataron de detener, mientras la misma chica que lo descubrió, fue a la caseta de vigilancia a solicitar ayuda, misma que fue nos negada ya que los vigilantes “NO PUEDEN HACER NADA PORQUE OCURRIÓ FUERA DE LA FES”, ni aunque estuviéramos, literalmente, en la banqueta de esta… Este asqueroso sujeto, no merece siquiera pisar la vía pública y mucho menos la Universidad, les agradecería mucho cualquier información que me puedan proporcionar. Y sobre todo: ¡tengan mucho CUIDADO, compañeras! Gracias a todos los que me auxiliaron, a la chica que lo enfrentó, gracias Camille que sin conocerme, me ofreció su ayuda y fungió como testigo… La sociedad inculca que debemos “cuidarnos de los hombres”, cuando en esta, se debería inculcar el RESPETO. Sólo espero no leer comentarios machistas donde me culpen por “vestirme así”, porque se supone que el que debe modificar sus conductas asquerosas y agresoras es este degenerado, NO YO en mi forma de vestir.Sólo observemos la sociedad enferma en la que vivimos, miles de feminicidios a diario, acoso sexual en la escuela, el trabajo, invasión de la privacidad, agresiones sexuales… Todo por ser mujer.Divulguemos el respeto, la libertad. NO el miedo, NO el machismo, NO el “mira cómo se viste, ella se lo buscó”, NO el acoso sexual, NO DIVULGUEMOS LA VIOLENCIA DE GÉNERO…

Posted by Gabriella Nava on lunes, 28 de marzo de 2016

Otra joven, con la cuenta @appleninde, denunció que un hombre eyaculó sobre ella, en uno de los vagones destinados a las mujeres, en la Línea 2 del Metro.

“Denuncie públicamente los hechos porque es muy importante para nosotras saber de estas agresiones y cuidarnos entre todas”, indicó en su cuenta de Twitter.

“Recibí muchos mensajes de apoyo, pero también un acoso sin igual. He perdido la cuenta de cuantas veces dijeron que merecí ser violada, que sin un hombre no soy nadie, que lo inventé y no han parado. Al final, luego de leer las historias de acoso que me compartieron me queda clara una cosa: no nos vamos a callar”, agregó.

El 1 de abril pasado, la usuaria @alejandraemeuve publicó en su cuenta de Twitter que un hombre la había tocado en la calle, y relató el hecho.

“Íbamos caminando por Insurgentes norte cuando un tipo se nos atravesó, un tipo absolutamente invisible hasta que justo al pasar junto a mí, dijo como si fuera un mero trámite: “Adiós, mamacita” y sin dar tiempo a procesarlo, me dio una nalgada”, escribió.

Otro caso que captó la atención mediática, no solo en México sino a nivel internacional, es el de la menor Daphne, que sufrió una violación en Veracruz. Su padre denunció ante las autoridades y en diferentes medios ha exigido que se haga justicia.

En un inicio, ella le pidió a su padre que no se hiciera público el caso, e incluso buscaron un acuerdo con los cuatro jóvenes señalados como agresores. Pero después decidieron tomar la vía judicial, y ella se expresó en una carta:

“Sí he tomado, sí he salido de fiesta, sí he usado faldas cortas, como la gran mayoría por no decir que todas las niñas de mi edad. ¿Por eso me van a juzgar? ¿Por eso me lo merecía? ¿Por eso pasó lo que pasó? ¿Por andar de noche con mis amigas?”, publicó en su cuenta de Facebook.

Lee: Las claves para entender el caso de Daphne, la menor violada en Veracruz

La periodista Catalina Ruiz-Navarro publicó en Vice su texto “Manual de autodiagnóstico para el violador de hoy”. Su texto generó comentarios negativos, algunos la llamaron “feminazi” o incluso un peligro para los hombres.

Tras su publicación, Catalina denunció a través de su Facebook que había recibido amenazas “en buen pedo” de un hombre.

Hoy en: Un macho me amenaza “en buen pedo”:(aquí su perfil: https://www.facebook.com/Pedro.tejado)

Posted by Catalina Ruiz-Navarro on Lunes, 4 de abril de 2016

La periodista publicó la conversación con otro usuario llamado Pedro, quien le cuestionaba si consideraba sabio que su lista de amigos y su ubicación fuera público, y le pedía que se cuidara. A decir de Catalina “ese ‘cuídate’ es de muchas maneras un llamado a la autocensura”.

“Tengo más miedo a restringirme que a que “me hagan daño”, porque la amenaza de “que alguien me haga daño” tiene por objeto que, ante todo, que yo me restrinja. Y no lo voy a hacer”, escribe Catalina sobre la conversación con el hombre.

Lee: Este texto es sólo para hombres

Ante ese tipo de agresiones, en redes sociales comenzó a circular la convocatoria para una manifestación, el próximo 24 de abril, en contra de “las violencias machistas”, en el Monumento a la Madre.

Este martes 5 de abril, un grupo de mujeres se manifestaron vestidas de pies a cabeza con velo y túnica negras, cubriendo su cara cuestionaron si tienen que vestirse así, para evitar las agresiones en espacios como el Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), en la Ciudad de México.

“El Metro es público, mi cuerpo no”, indicó una pancarta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

5 pasos para hacer que tu teléfono sea menos inteligente (y así dejar de depender tanto de él)

Hay personas que reconocen pasar 95% de su tiempo con las narices pegadas a su dispositivo celular, sin mucho desarrollo en su vida intelectual o espiritual.
Getty Images
10 de julio, 2019
Comparte

Es una poderosa computadora de bolsillo con alcance inimaginable hace sólo unos años. El teléfono inteligente te permite trabajar desde cualquier lugar, ver películas, escuchar la música que quieras, comprar cuanto artículo desees, pagar todas tus cuentas, buscar pareja, bajar de peso, planear tus viajes, orientarte en un ciudad extraña, por solo mencionar algunas de un sin fin de opciones posibles.

Ah, sí, y también sirve para hablar a distancia y enviar mensajes.

Eso fue para lo que originalmente fue diseñado y a lo que algunas personas les gustaría regresar.

Hay usuarios que reconocen pasar 95% de su tiempo consciente con las narices pegadas a su dispositivo celular sin mucho desarrollo en su vida intelectual o espiritual.

En ese sentido, un dispositivo que de muchas maneras nos liberó de tener que estar en un sitio fijo para realizar una cantidad de actividades, también nos ha esclavizado.

Si eres una de las personas que quiere independizarse y añora una relación más simple con su celular, aquí hay una guía de cinco pasos que preparó el sitio especializado Fastcompany para volver tu teléfono menos inteligente o “tonto”, como dirían algunos.

1. Purga general

¿Abres tu teléfono te pasas un buen rato deslizando la pantalla en busca de uno de decenas -tal vez cientos- de apps que has descargado a lo largo del tiempo?

Llegó la hora de hacer una limpieza de cabo a rabo.

Ilustración de un teléfono inteligente y una cantidad de íconos de apps flotando.

Getty Images
Todas las aplicaciones que hayas descargado se pueden eliminar.

Es fácil con los dispositivos Apple. Solo es cuestión de presionar en cada ícono hasta que se sacuda y salga una X en la esquina. Repite la operación para retirar todos esos apps que ni te acuerdas por qué los añadiste.

Con teléfonos Android es aún más rápido porque puedes eliminar todos los apps que descargaste en una sola operación.

Entra al Google Play Store, ve al menú, presiona arriba “Mis apps y juegos”, luego la pestaña “Instalados” y finalmente la opción “Almacenamiento”.

Aquí se abre una lista de apps con una cajita al lado. Selecciona todas las cajitas y presiona la barra “Desocupar”.

2. Desactivar las apps incorporados

Hay unas apps que por defecto vienen incluidos en tu móvil, así los quieras o no. Como el correo electrónico, el navegador, etc.

Esas son un poco más problemáticos de eliminar, aunque con los iPhone es un proceso relativamente fácil de seguir:

En el menú de Configuración selecciona General y luego Restricciones. En la opción “Activar Restricciones” debes crear un código de paso -que no debes olvidar en caso de que quieras recuperar las apps- y luego apagas todo lo que está en la lista.

Si tienes un dispositivo Android, en el menú de Configuración ve a la opción “Apps y notificaciones” y selecciones “Ver todas las apps” para tener una lista completa de los que puedes desactivar. Apaga una por una.

Una persona escribiendo un mensaje en un teléfono móvil

Getty Images
La idea es dejar el teléfono sólo con la capacidad de llamar y enviar mensajes.

3. Preservar teléfono y mensajes

Habrá unos apps incorporados que no se pueden desactivar, como el teléfono y mensajes.

Pero esos son exactamente los que queremos preservar en este ejercicio y que vas a necesitar si quieres que tu móvil sea más que un pisapapeles.

Vas a colocar esos dos apps en todo el centro de tu pantalla de inicio, para tener un móvil a la antigua, solo para hablar y escribir mensajes.

Si hay algunas apps residuales, escóndelas en un folder (si es un iPhone) o sácalos de vista (si es un Android). La idea es tener una pantalla lo más limpia posible.

4. No más datos móviles

Posiblemente esta medida es la que más duela: vamos a cortar todas esas vías sofisticadas de recepción de datos y depender exclusivamente de la tecnología celular común y corriente que ha estado en funcionamiento durante décadas.

En los iPhone también hay que eliminar el iMessage para que sólo puedas recibir textos sencillos y sin emojis y cosas por el estilo. Se apaga en el menú de Configuración. Allí también puedes seleccionar Celular y apaga el botón “Datos móviles”.

Igualmente, en Android, ve a Configuración, escoge “Redes & internet”, selecciona “Red móvil” y apaga la opción “Datos móviles”.

Representación de un teléfono móvil conectado a Wi-Fi

Getty Images
¿Podrás vivir sin datos móviles?

5. Adiós al Wi-Fi

Esta es la última fuente que tienes que apagar para dejar tu móvil sólo con la capacidad para hacer llamadas y enviar textos.

Un paso traumatizante pero sencillo: en Configuración, selecciona Wi-Fi y ese botón verde, tórnalo gris.

En Android, como ya estabas en “Redes & Internet”, lo único que tienes que hacer es deslizar el botón de Wi-Fi para apagarlo.

De esta manera, ese complejo dispositivo que te pudo haber costado hasta US$1.000, dependiendo del modelo y la marca, queda básicamente como un celular de la “era de piedra”.

Teléfonos móviles Nokia 3310

BBC
En 2017, Nokia sacó una nueva edición de su tradicional móvil 3310, de sólo llamadas y mensajes.

Alternativamente, podrías ir a tu tienda local y con poco dinero comprarte un “teléfono tonto”, que todavía están en el mercado.

En 2017, Nokia, que en su época fue la empresa pionera en telefonía móvil, resucitó su modelo 3310 precisamente con la idea de servir un mercado que sólo busca hablar y escribir textos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2UdkGCpO8eU

https://www.youtube.com/watch?v=HcTjcbZr8pE

https://www.youtube.com/watch?v=XnhB7_5tLr8&t=16s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.