Por qué hay niñas en Nicaragua que temen ir al baño en la escuela
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Por qué hay niñas en Nicaragua que temen ir al baño en la escuela

Por BBC Mundo
4 de abril, 2016
Comparte

“En la escuela no me gusta ir al baño. Así que mejor me aguanto”, dice resignada María.

Es un nombre falso, pero tiene 8 años y vive en una zona rural de Chinandega, en el nordeste de Nicaragua, a unos 150 kilómetros de la capital.

Cada día camina cinco kilómetros para llegar al sencillo centro escolar en el que comparte aula con una decena de niños.

Se abre paso entre la espesa vegetación, la caña de azúcar que se transformará después en el licor más fino del país, el ron.

Y cuenta, clavando en el interlocutor sus pequeños ojos negros y vivarachos, que reza para no cruzarse con nadie.

Image copyrightGetty
Image captionNo todas las familias cuentan con un caballo, todo un lujo.

Explica que al llegar a destino siente cierto refugio, la tranquilidad de un día más en el que nadie la asaltó por el camino.

Allí se siente segura siempre y cuando no tenga que usar el servicio.

“Nos vienen a ver, quieren entrar”, dice, sin especificar a quién se refiere.

Allí “el baño” no es un lugar que se merezca el nombre de servicio sanitario. No hay azulejos relucientes en las paredes y el piso.

Por no haber, no hay ni un pestillo que provea a las niñas de cierta intimidad dentro del rústico habitáculo.

“En los baños (de algunas escuelas) existe el riesgo de violación de niñas”, asegura a BBC Mundo Johana Chévez, asesora de género de Plan Internacional.

“No siempre hay puerta, no siempre son higiénicos, a veces están cerca los de los niños y los de las niñas”, explica.

“Las encierran, les tiran piedras, llegan a espiarlas”, cuenta.

“Indiferencia de los profesores”

Con los estudios Escuchen nuestras voces y Situación de las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes en Nicaragua, Plan Internacional y la Universidad Centroamericana (UCA) trataron de poner cifras a la problemática.

Fue una investigación amplia, llevada a cabo en 22 comunidades de 10 municipios en Boaco, La Libertad, Chinandega, Puerto Morazán, Malpaisillo, Río Blanco, Bilwi, Altagracia, y en los distritos IV y V de Managua.

Una de cada cuatro niñas que participaron en las investigaciones dijeron que “jamás” se sentían “cómodas” al usar las letrinas de la escuela.

“No vamos al baño porque los niños nos espían al poner un teléfono celular en un zapato para grabarlo y verlo todo”, dice una de las niñas.

La proporción es significativamente superior a los detectados por esta organización que defiende los derechos de los niños en la región, en Sudamérica y otras zonas del mundo.

“En los dos estudios el resultado de Nicaragua es prácticamente el doble que en los otros países en el tema del miedo que tienen las niñas, de la inseguridad que sienten las niñas al trasladarse a sus centros de estudio y en el uso de los baños de las escuelas, porque piensan que en esos lugares es donde ocurre el acoso”, dijo el director de Plan Internacional Nicaragua, Patricio Lara, al presentar los resultados.

Chévez participó en los estudios y asegura que, aunque ya pasó más de un año de la medición, la situación no ha variado. “Es una constante en las escuelas”, dice.

Y asegura que todo eso ocurre ante la indiferencia de los docentes.

“No se involucran, no prestan atención a la violencia. Es algo totalmente ciego”, remarca.

“Es más, cuando se les pregunta dicen “no, aquí no pasa nada de eso””, reclama.

“No lo ven, porque en las escuelas hay jerarquía, porque los profesores utilizan otros sanitarios, pero también porque existe una naturalización del asunto”, se lamenta.

“Además, los niños desde temprana edad sienten que pueden apropiarse del cuerpo de las mujeres”, sentencia.

Causa de deserción escolar

Quizá por esa normalización de lo aberrante, María nunca se lo dijo a su madre.

Tampoco le habla del miedo que siente a veces en el camino de regreso a casa.

Al fin y al cabo, la inseguridad es una sensación frecuente para una niña de una comunidad como la suya.

“No estamos seguras principalmente los sábados y los domingos, porque hay pleitos”, explica otra menor en el estudio.

                          Los niños de El Timal tienen una escuela en condiciones.

“Abren las cantinas, hay borrachos en las calles y hasta en nuestra casa hay riesgo de abuso”.

Las escuelas tampoco son ajenas a otro tipo de violencia, la ejercida por parte de los docentes.

“Nos encontramos con golpes, burlas, agresiones físicas, acoso y el favoritismo de los maestros hacia los varones, y vimos que toda esa violencia es la razón del abandono escolar”, señala Karla Hernández Roa, investigadora de la Universidad Centroamericana (UCA) y quien también participó en los estudios.

“También hay docentes que manipulan psicológicamente a las niñas, que utilizan su poder en el aula para lograr sus favores, por ejemplo para chantajearlas y cobrarles por permitirles repetir un examen”, señala.

“Es otro de los factores que lleva a las niñas a dejar la primaria“.

Plan Internacional y la UCA no son las únicas instituciones que han denunciado la situación.

ONU Mujeres, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (ÚNETE) reportaron en 2014 que las niñas de Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana sufren “periódicamente” acoso sexual en la escuela y “chantaje sexual” relacionado con las calificaciones.

                            La pobreza es la principal razón de la deserción escolar, pero las condiciones de los centros de enseñanza también juegan su papel.

Y más recientemente, en marzo del año pasado, el Equipo del Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo, de la Unesco, y la Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas (UNGEI, por sus siglas en inglés) denunció que “la violencia de género extendida en las escuelas y sus cercanías impone graves obstáculos al logro de la educación de calidad, integradora y equitativa”.

Según el Ministerio de Educación, en Nicaragua, el segundo país más pobre de América después de Haití, el 9% de los alumnos matriculados deserta del sistema escolar. En 2012 de 1,6 millones de inscritos, 144.000 dejaron la escuela.

Unicef estima que 500.000 niños nicaragüenses de entre 3 y 17 años no están en el sistema educativo.

BBC Mundo solicitó una entrevista al Ministerio de Educación para hablar de la cuestión pero hasta el momento de la publicación de este artículo no obtuvo respuesta.

La escuela, bajo los árboles

El Timal, una comunidad de Tipitapa, en el departamento de Managua, estaba condenado a ser el paradigma de las estadísticas sobre deserción escolar.

A pesar de estar a apenas 34 kilómetros de la capital, allí no hay rastro de ciudad.

Es más bien un secarral, hectáreas y hectáreas de aridez y polvo, el recuerdo reseco de un ingenio azucarero.

                         Los vecinos dan mantenimiento al centro que Semillas de Aprendizaje construyó en El Timal para frenar la deserción escolar.

Ya baldío, fue entregado a los desmovilizados de la contra y a exmiembros del ejército.

Y allí ubicó el gobierno también a las familias afectadas por las graves inundaciones de 2009. Algunos más llegaron a casarse, y otros porque no tenían dónde caerse muertos.

Ahora 3.000 de ellos viven en Cristo Rey, lo más parecido por estos lares a un barrio empobrecido de una gran ciudad, y otras 125 familias quedaron diseminadas, separadas unas de otras por kilómetros de campo arrasado.

En esas condiciones, Evelyn Monges Martínez dice que le da miedo dejar a sus dos hijos, de 5 y 8 años, vayan solos a la escuela.

“Hago de tripas corazón”, reconoce, mientras da mantenimiento a las sillas de la escuela Pedro Arauz Palacios.

La construyó la organización no gubernamental Semillas de Aprendizaje con ayuda de los vecinos, precisamente hacer frente a la alta tasa de deserción.

“Antes los niños estudiaban bajo los árboles”, cuenta Juan Nicunando, el líder de proyectos de la comunidad.

Hoy la escuela alberga a 33 niños, entre preescolar y primaria.

                      Desde que hicieron la nueva escuela en El Timal, Digna Castillo se siente tranquila cuando su hija (en la imagen) acude a clase.

Es un centro sencillo, formado por dos aulas, un patio. Cuenta también con unos servicios dignos, con su puerta y su pestillo.

Y Digna Castillo, quien a pesar de no pasar de los 30 tiene 4 hijos y 2 nietos, respira tranquila.

“Ahora sé que mis hijas están seguras en la escuela”, dice.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Superdelegados, senadores, diputados y alcaldes buscan gubernatura por Morena

La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena deberá evaluar la elegibilidad de los aspirantes; después se someterá a los finalistas a un estudio de opinión en sus estados para definir al candidato.
5 de diciembre, 2020
Comparte

Dejaron el cargo para el que fueron electos o designados y ayer formalizaron su aspiración a ser candidatos de su partido, Morena, a alguna gubernatura.

En el primer día de registros en la sede nacional, en la Ciudad de México, se anotaron como precandidatos 61 morenistas, entre los que hay un exsecretario de Estado, 3 exsuperdelegados, 7 senadores, 4 diputados federales, 5 diputados locales y 9 alcaldes. También hay activistas, empresarios y exmilitanes de otros partidos.

Del total de aspirantes, 40 son hombres y 21 mujeres. Asimismo, dos de los tres exsuperdelegados registrados -el guerrerense Pablo Amílcar Sandoval y la colimense Índira Vizcaíno- son investigados por la Secretaría de la Función Pública (SFP) por presunto nepotismo y uso indebido de los programas sociales para hacer campaña.

Con la presencia de simpatizantes y también de protestas afuera de la sede partidista, ayer tocó el registro de los precandidatos a los gobiernos de Baja California, Baja California Sur, Colima, Guerrero, Nuevo León, San Luis Potosí y Sonora. Este sábado corresponde a Campeche, Chihuahua, Michoacán, Nayarit, Querétaro, Sinaloa, Tlaxcala y Zacatecas.

Entérate: Se registran 61 precandidatos de Morena para buscar gubernaturas; solo 21 son mujeres

La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena deberá evaluar la elegibilidad de los aspirantes; después, la Comisión Nacional de Encuestas someterá a los finalistas a un estudio de opinión casa por casa en sus respectivos estados para definir al candidato.

Aunque Alfonso Durazo, exsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, ya fue ungido como aspirante “de unidad” al gobierno de Sonora, se registró un contendiente, Julio César Navarro Contreras, delegado estatal del Instituto Nacional de Migración (INM), lo que le permitirá al exsecretario federal acceder a recursos para hacer precampaña.

Uno de los registros más llamativos fue el de la Alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores, como aspirante al gobierno de Nuevo León. La política con licencia fue registrada por un intermediario, mientras afuera de la sede partidista hubo protestas de rechazo a su precandidatura, debido a su pasado priista. Por la gubernatura de Nuevo León se registraron otras seis personas.

Guerrero figura ser uno de los estados en los que habrá una complicada pugna por el poder, con 18 aspirantes registrados, entre ellos el exsuperdelegado, Pablo Amílcar Sandoval -hermano de la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval-; la senadora y exautodefensa Nestora Salgado y la Alcaldesa de Acapulco, Adela Román.

También se registraron el senador Félix Salgado; el exalcalde de Acapulco Luis Walton y la exdirigente del PRD Beatriz Mojica.

Lee más: En pocos casos iremos en coalición: Morena definirá la próxima semana alianza con Verde y PT

Destaca la presencia de dos activistas: María Soledad Hernández Mena, hija de Arturo Hernández Cardona, líder del movimiento campesino Unidad Popular y quien fue asesinado en 2013, y Genaro Vázquez Solis, hijo del guerrillero Genaro Vázquez.

Una aparición polémica fue la de Alberto López Rosas, exprocurador estatal en el gobierno de Ángel Aguirre, cargo que mantuvo durante el desalojo de la Autopista del Sol en el que murieron dos normalistas.

Por Baja California se registraron ocho aspirantes, como los senadores Gerardo Novelo y Alejandra León Gastélum -quien fue expulsada de Morena este año por haber apoyado al candidato de otro partido en la elección estatal de 2018; la legisladora impugnó esta decisión ante el Tribunal Electoral federal-.

También se anotaron como aspirantes en BC tres Alcaldes: el de Tijuana, Luis Arturo González Cruz; de Ensenada, Armando Ayala Robles, y de Mexicali, Marina del Pilar Ávila Olmeda.

Te puede interesar: Morena suma 2.8 millones de militantes nuevos en dos meses: Tribunal ordena depurar su padrón

En cuanto a Baja California Sur, se registró el exsuperdelegado de programas sociales, Manuel Castro Cosío, así como la senadora Lucía Trasviña, y los Alcaldes de La Paz, Rubén Muñoz, y de Los Cabos, Armida Castro Guzmán. Otros cuatro aspirantes están en la lista.

Por la candidatura en Colima se registraron cinco mujeres: la exsuperdelegada, Índira Vizcaíno; la diputada federal Claudia Yáñez Centeno -hermana de César Yáñez, quien fue vocero de Andrés Manuel López Obrador y actualmente es Coordinador General de Política y Gobierno de la Presidencia-; la senadora Gricelda Valencia; la Alcaldesa de Manzanillo, Griselda Martínez, y la diputada local Blanca Rodríguez Osorio.

San Luis Potosí es otro estado con numerosos aspirantes -13 en total-, entre los que se cuenta al senador Primo Dothé; el diputado federal José Ricardo Delsol Estrada; Juan Ramiro Robles Ruiz, magistrado con licencia del Tribunal Estatal de Justicia Administrativa, y el Alcalde de Ciudad Valles, Adrián Esper Cárdenas.

Puedes consultar la lista completa de aspirantes aquí: Lista candidatos Morena

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.