close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo
El mordisco de Mercurio: cómo ver el fenómeno sin necesidad de un telescopio
El Sol, Mercurio y la Tierra quedan perfectamente alineados, por lo que se verá a Mercurio como un pequeño punto negro sobre el Sol, esto ocurre apenas una decena de veces cada siglo.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
9 de mayo, 2016
Comparte

El “mordisco” o “tránsito” de Mercurio ocurre apenas una decena de veces cada siglo, a intervalos de 3, 7, 10 y 13 años.

Ocurre cuando el Sol, Mercurio y la Tierra quedan perfectamente alineados, y porque ambos planetas no orbitan en el mismo plano.

Y este lunes 9 de mayo será una de esas escasas ocasiones en las que se podrá ver el planeta como un punto negro sobre la superficie solar.

El fenómeno tendrá lugar entre las 11:12 y las 18:42 UTC.

Los tránsitos sobre el Sol únicamente los pueden efectuar Mercurio y Venus, por ser los dos únicos planetas en órbitas interiores; esto es, más cercanas al astro rey que la de nuestro planeta.

La última vez que Mercurio transitó sobre el Sol fue el 8 de noviembre de 2006 y el próximo será el 11 de noviembre de 2019, pero luego habrá que esperar al 13 de noviembre de 2032.

Y Venus lo hace con aún menos frecuencia, apenas dos veces cada siglo.

Mercurio es un planeta interior; orbita más cerca del Sol que la Tierra.

Ambos fenómenos han sido estudiados desde el siglo XVII por científicos como Pierre Gassendi, Jeremiah Horrocks, Edmond Halley y Mikhail Lomonosov.

Las observaciones han sido importantes para determinar el tamaño real de los planetas, las distancia precisa de estos cuerpos y el Sol, y para establecer cómo es la atmósfera de Venus.

Precaución

Como el diámetro de Mercurio es solo 1/158 del diámetro del disco solar, para ver el tránsito es necesario utilizar un telescopio equipado con un filtro especial— un diafragma de cristal muy denso o de un plástico llamado tereftalato de polietileno, Mylar o PET— que elimina las radiaciones peligrosas para la vista.

El fenómeno “no se puede observar con gafas oscuras, negativos, radiografías, vidrio ahumado, plásticos de colores, discos compactos o CD, vidrio de soldadura”, ni otros materiales, advierte el astrónomo Germán Puerta Restrepo en su blog de la Subgerencia Cultural del Banco de la República de Colombia.

Y es que hacerlo así puede provocar graves lesiones en el ojo.

Tránsito mercurio

Sin embargo, sí hay una forma de disfrutarlo aunque no tengas un telescopio en casa o seas socio de un club de astronomía.

Y la manera en que lo hizo el filósofo y astrónomo francés Pierre Gassedi en 1631, cuando atestiguó por primera vez el paso de un planeta ante una estrella, nos da pistas de cómo hacerlo.

Gassedi logró ver a Mercurio sobre el disco solar gracias a una cámara oscura opinhole.

Aunque la suya fue de gran escala— necesitó un telescopio, un cuarto oscuro y un asistente en él—, varios expertos explican los pasos a seguir para fabricar una cámara oscura casera.

Materiales

 
El astrónomo francés Pierre Gassedi fue el primero en observar un tránsito de Mercurio. Lo hizo en 1632.

Según Lech Mankiewicz, del Centro de Física Teórica de la Academia Polaca de Ciencias y Pawel Rudawy del Instituto Astronómico de la Universidad de Breslavia, ambos en Polonia, se necesitan estos materiales:

  • Un tubo de cartón con tapas, como los que se utilizan para guardar carteles, cuanto más largo mejor
  • Dos cartulinas negras tamaño A4
  • Un pedazo de papel vegetal o papel de calcar
  • Un sobre de cartón
  • Una aguja fina
  • Tijeras y una cuchilla para papel
  • Pegamento y cinta adhesiva

Fabricación

Los expertos adelantan que hay que ser muy cuidadoso y tener paciencia.

Antes que nada hay que quitar las tapas al tubo.

Se debe cortar un círculo de cartulina negro del diámetro de las tapas, cubrir el interior de una de ellas con éste y afianzar la unión con cinta adhesiva. Hay que asegurarse de que queda bien cubierto.

Después, utilizando el alfiler, hay que hacer un fino agujero en el centro que atraviese tanto la cartulina como la tapa.

Este nivel de detalle de Mercurio sólo es apreciable con un telescopio.

El hoyo debe tener un diámetro de entre 0,5 milímetros y un milímetro.

Se coloca la tapa forrada con la cartulina en un extremo del tubo, y a la otra tapa se le hace un agujero en el centro, de unos dos tercios de su diámetro.

En este caso, el agujero se cubrirá con papel vegetal y se sellará también con cinta adhesiva.

Una vez colocada esa tapa en el otro extremo del tubo, la cámara oscura casera estará casi terminada.

Pero antes de apuntar con ella hacia el cielo, hay que cumplir con dos pasos imprescincibles para proteger los ojos del Sol.

Para ello se tendrá que cortar al sobre de cartón un círculo de un diámetro un poco menor del diámetro del tubo y quitárselo.

En ese hoyo se insertará después el tubo de cartón.

El envoltorio deberá quedar cerca de la tapa que se cubrió con papel vegetal, y no en el centro del tubo.

               Tu cámara oscura debe parecerse a ésta.

Así, cuando se apunte con el tubo al sol, el sobre cubrirá por completo la cara, dejándola a la sombra. Este paso es muy importante, advierten los expertos.

Para mayor protección ante la radiación, se cubrirá el tubo con el resto de la cartulina negra.

Una vez hecho todo esto, solo quedará apuntar con el tubo al Sol, con el extremo en el que se hizo el agujero de alfiler.

Así, lo que se verá del otro extremo es la imagen de Mercurio sobre el disco solar proyectado en una superficie— el papel vegetal—, y de forma segura.

El Instituto Argentino de Radioastronomía ofrece una alternativa en su página web, que incluye una caja de cartón.

Pero si no quieres tomarte este trabajo, siempre lo podrás consultar en directo a través de la pantalla de la computadora, ya que la NASA lo va a emitir aquí.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images/HBO
Game of Thrones: 5 hechos históricos que inspiraron algunos de los mejores momentos de la serie
Este domingo se emite el primer capítulo de la temporada final de la serie que ha marcado la televisión a nivel mundial en los últimos 10 años y que está -algunas veces- más cerca de la historia que de la fantasía.
Getty Images/HBO
13 de abril, 2019
Comparte

Juego de Tronos, la serie de la cadena HBO que este domingo emite el primer capítulo de su temporada final, es considerada como una de las mejores series de fantasía de la televisión de todos los tiempos.

Sin embargo, al revisar muchas de sus historias y personajes de esta serie que ajusta ocho temporadas, es posible afirmar que ha estado mucho más cerca de la realidad histórica que de la imaginación del autor.

Su creador, el escritor estadounidense George R.R. Martin -autor de los libros en los que se basó la serie-, nunca ha negado esta influencia: “Siempre me ha gustado la historia, pero una versión más popular. No aquella sobre datos, censos o cambios culturales sino la que se centra en los relatos de guerras, intrigas y asesinatos”, le dijo Martin al diario británico The Guardian.

Y eso lo llevó a crear varios de los momentos que hoy son considerados joyas de la televisión, como la escena de “La boda de sangre” (que hizo parte del capítulo 9 de la tercera temporada, titulada “Las lluvias de Castamere”) o el imponente muro de hielo que protege el mundo de los hombres.

Todos ellos, con una base en hechos reales o relatos históricos.

En BBC Mundo te contamos cinco hechos históricos que pudieron servir de inspiración para los mejores momentos de “Game of Thrones”, como se llama originalmente la serie en inglés.

1. La Guerra de las Rosas

Es muy difícil resumir en un solo párrafo un conflicto tan largo y complejo como la Guerra de las Rosas, que se libró entre las familias Lancaster y York por el trono de Inglaterra en el siglo XV.

Muerte de Ricardo III

Getty Images
La muerte de Ricardo III -miembro de la casa de York- en la batalla de Bosworth.

Sin embargo, básicamente es la lucha de dos familias por un trono.

Martin – quien leyó los cuatro tomos de “Plantagenet”, el libro del historiador Thomas B. Costain que cuenta cómo ocurrieron las guerras y enfrentamientos durante aquellos años- se basó en ese conflicto interno para describir la lucha de los Lannister (bastante parecido a los Lancaster, a propósito) y los Stark (que suenan casi como York) por el poder del Poniente.

Fue en esta etapa de la historia universal donde se vieron cosas como reyes bebés, madres manipuladoras, cargos como el de “la mano del rey” (en la historia real se lo llamaría “Protector del Reino”) y una realeza en el exilio que también reclamaba su derecho al trono (y que finalmente se queda con la corona de Inglaterra: con la llegada de Enrique Tudor, a quien la historia conocerá como Enrique VII).

Todo eso está replicado en la serie de televisión.

2. Los juicios por combate

Tyrion Lannister, el personaje interpretado por el actor estadounidense Peter Dinklage, es acusado en la segunda temporada de matar a Lord Jon Arryn -uno de los señores de las regiones dentro de Poniente- y él de forma sorpresiva acude a la figura del juicio por combate para evadir la sentencia en su contra.

Juicios por combate

Getty Images
Los implicados en el caso contrataban espadachines para que lucharan por ellos y así decidir los litigios que la justicia no podía dirimir.

Es decir, elige a su guardaespaldas, Bronn, para que sea su “campeón” y luche por él en la arena de combate. La premisa es que si Bronn gana la pelea -lo que finalmente ocurre- Tyrion puede salir libre de toda culpa.

Esta figura no es producto de la imaginación: en la Europa medieval era un mecanismo bastante popular de dirimir algunos conflictos legales, especialmente cuando el juez no podía llegar a una decisión final.

Entonces, las partes enfrentadas podían elegir a su respectivo espadachín o combatiente -que era contratado por unas monedas-, los cuales se enfrentaban para determinar quién resultaba ganador de la disputa.

A diferencia de lo que se narra en la serie, estos combates no terminaban con alguien muerto -muchos menos con el cerebro destrozado-, sino que por lo general ganaba quien obligaba al otro a rendirse.

3. La boda roja

Es sin dudas uno de los momentos más imprevisibles e impactantes de toda la serie: cuando, en un solo capítulo, mueren tres de los personajes principales de Juego de Tronos.

En el capítulo 9 de la tercera temporada, Robb Stark, su prometida Talisa (que está en embarazo) y su madre, Catelyn Stark, son asesinados en medio de un banquete que les había ofrecido Lord Walder Frey, cuya hija había sido ofrecida en matrimonio y rechazada por Robb Stark.

El propio Martin aceptó que aquella escena había sido inspirada por un momento de la historia escocesa, que también posee una denominación colorida: la cena negra.

“La cena negra se refiere al hecho que ocurrió en 1440, cuando los asesores del rey de Escocia Jacobo II (que tenía 10 años) invitaron a su rival por el trono, el conde de Douglas (que tenía 16), a una cena en su castillo. Le ofrecieron pasar la noche con todas las garantías”, le dijo Martin a la revista EW.

“El relato histórico señala que, tras unos momentos tranquilos, sonaron varios tambores y pusieron la cabeza de un jabalí negro encima de la mesa de los comensales. La señal de la muerte. Después, el conde y un hermano fueron llevados a una torre y posteriormente fueron decapitados, a pesar de las súplicas del rey Jacobo de que no lo hicieran”, agregó.

4. El Muro

El Muro es uno de los lugares de Juego de Tronos donde se sitúan varias de las tramas más oscuras y complejas de la serie.

De acuerdo a la descripción de Martin en su libro, el Muro tiene una extensión de 420 kilómetros y una altura de 213 metros y sirve para proteger a los siete reinos de los llamados salvajes y los “Otros” (los caminantes blancos).

Britania.

Getty Images
El muro de Adriano fue construido en el siglo II para proteger la Britania romana de las tribus del norte de Gran Bretaña.

Es custodiado por lo que se conoce como la “Guardia de la noche“, guerreros que juran proteger el mundo de los hombres de las amenazas externas. A ese grupo pertenece uno de los protagonistas, Jon Snow.

Pues bien, ese Muro tiene su inspiración en uno menos imponente, pero de una gran importancia histórica: el muro de Adriano, que fue construido para proteger a la Britania romana de las tribus en el norte de Gran Bretaña, que después se convirtieron en lo que se conoce como Escocia.

Martin se inspiró en este estructura -que fue construida por el emperador romano Adriano en el siglo II, de ahí su nombre- cuando visitó el norte de Reino Unido en los años 80.

“Yo estaba en Inglaterra visitando a un amigo y me llevaron cerca de la frontera con Escocia, donde nos detuvimos a ver el muro de Adriano”, le dijo a la revista Rolling Stone.

“Me paré allí y me quedé pensando cómo sería la vida de un legionario romano que tenía que pasar su vida mirando en la lejanía de esas colinas”, añadió.

5. “Una corona de oro”

Al final de la primera temporada ocurre uno de los momentos más impactantes de la serie. Es en el capítulo sexto cuando Viserys Targaryen, el ambicioso hermano de Khaalesi o la “Madre de los dragones”, le pide a Khal Drogo la “corona que le había prometido” por la mano de su hermana.

Valeriano

Getty Images
El emperador Valeriano lideró a Roma durante casi siete años.

Todo esto mientras amenaza con una espada el bebé que ella lleva en el vientre.

Entonces Drogo, hastiado de la situación, ordena que sujeten a Viserys de las manos mientras él funde su cinturón dorado en una olla, para después proceder a derramar el metal caliente encima de la cabeza de su soberbio cuñado, lo que finalmente le causa su muerte.

Pues bien, alguna situación parecida, de acuerdo a algunos relatos históricos, le ocurrió al emperador romano Publio Licinio Valeriano.

Tras ser capturado en el año 260 por el rey persa Sapor I, fue obligado por éste a tragar oro fundido, entre otras humillaciones. Después sería ejecutado.

Sin embargo, la veracidad de esta historia es cuestionada por muchos historiadores sin que se haya llegado a una conclusión consensuada sobre cómo fue el final de Valeriano.

Pero ello no ha impedido que Martin la utilizara de inspiración para una de las series más populares de la historia (televisiva).


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.