El triste destino de Shakil Afridi, el médico que ayudó a EU a encontrar a Bin Laden y acabó preso
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El triste destino de Shakil Afridi, el médico que ayudó a EU a encontrar a Bin Laden y acabó preso

Cinco años después de la caída del líder de al Qaeda, el médico paquistaní permanece en una celda de confinamiento solitario en una cárcel de Peshawar, en Pakistán.
Por BBC Mundo
3 de mayo, 2016
Comparte

Shakil Afridi jugó un papel clave para ayudar a Estados Unidos a ubicar y matar de Osama Bin Laden.

Cinco años después de la caída del líder de al Qaeda, este médico paquistaní permanece en una celda de confinamiento solitario en una cárcel de Peshawar, en Pakistán, donde cumple una sentencia de 23 años de prisión.

Solo se le permite ver a su esposa y a sus tres hijos una vez cada dos o tres meses y no ha podido reunirse con su abogado desde 2014.

Su hermano mayor, Jamil Afridi, obtuvo una orden de la Alta Corte de Peshawar para que le permitan visitarlo, pero no ha logrado que esta sea aplicada. “No tengo esperanzas de verle, ni espero que se haga justicia“, dijo.

La familia cree que ha sido olvidado por Estados Unidos.

Su abogado, Qamar Nadeem, considera que las mayores perspectivas de lograr su libertad residen en la presión que pueda ejercer Washington sobre Islamabad. “Hasta ahora, no han mostrado su apoyo”, dijo el abogado a la agencia AFP.

Tras la pista de Bin Laden

Vivienda donde estaba recluido Bin Laden en Abottabad
En esta vivienda estaba escondido Bin Laden en Abottabad.

Afridi fue contratado por la CIA para realizar una falsa campaña de vacunación contra la Hepatitis C en Abottabad, donde se refugió Bin Laden con su familia a inicios de la década pasada.

El falso programa de salud preventiva habría servido para recopilar el ADN de los habitantes de la localidad paquistaní y así dar pistas sobre el paradero del líder de al Qaeda.

El 2 de mayo de 2011, un comando de marines de Estados Unidos tomó por sorpresa la vivienda donde se escondía Bin Laden, le mató y se llevó consigo el cadáver.

Fue una gran victoria para el gobierno del presidente estadounidense Barack Obama, pero también el inicio del calvario para Afridi.

Sin abogados ni apelación

Qamar Nadeem, abogado de AfridiGetty
Image El abogado de Afridi, Qamar Nadeem, no ha podido ver a su cliente desde 2014.

El 23 de mayo de 2011, unas semanas después del operativo, Afridi fue detenido por los organismos de inteligencia militar de Pakistán acusado de traición.

Un año más tarde, fue condenado a 33 años de cárcel pero por otro motivo: su supuesta relación con un grupo militante armado prohibido de la región tribal de Jaiber.

La sentencia fue emitida por un sistema de justicia tribal, que opera a puerta cerrada sin garantías constitucionales y ante el cual no se le permitió comparecer para defenderse.

Se le culpó de haber donado US$22.222 al grupo antigubernamental Lashkar-i-Islam.

Según la versión de sus familiares, Afridi fue secuestrado en 2008 por miembros de ese grupo y el dinero que les dio era un pago para recuperar su libertad.

Relaciones tortuosas

Daniel Markey, profesor e investigador de la Escuela Avanzada de Estudios Internacionales de la Universidad John Hopkins, señaló que la muerte de Bin Laden ocurrió en el contexto de una serie de dificultades en las relaciones entre Estados Unidos y Pakistán.

Osama bin LadenReuters
Bin Laden se trasladó con su familia a Pakistán a inicios de la década pasada.

Entre estas se incluyen las revelaciones de Wikileaks que molestaron en Islamabad al hacer públicos algunos comentarios negativos de funcionarios de EE.UU. sobre el gobierno de Pakistán, así como la muerte de dos personas en Lahore a manos de un contratista de la CIA.

“Estas cosas llevaron a un colapso casi total de las relaciones entre Estados Unidos y Pakistán cuando se produjo la muerte de Bin Laden. Durante seis meses el Parlamento de Pakistán debatió sobre las relaciones con EE.UU., cerraron las líneas de comunicación y las rutas de suministro por tierra hacia Afganistán. La situación se puso muy mal, quizá llegó a su peor momento desde el 11-S”, explicó en conversación con BBC Mundo.

Tras la condena de Afridi, el Comité de Asignaciones del Senado de EEUU recortó en US$33 millones anuales, uno por cada año de condena, la ayuda militar a Pakistán, en represalia por la sentencia.

Posteriormente, la condena fue reducida a 23 años de prisión, pero una apelación presentada en 2014 no ha logrado avanzar en los tribunales, según Nadeem, por falta de colaboración de las autoridades judiciales.

¿Estrategia u olvido?

Jamil AfridiGetty
Jamil Afridi, el hermano mayor de Shakil, dice haber perdido la esperanza de verle.

El jueves pasado, el aspirante a la candidatura presidencial por el partido Republicano Donald Trump dijo que si llega a la Casa Blanca liberaría a Afridi en dos días.

Según le dijo a BBC Mundo un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU.,el gobierno de Obama considera que Afridi está preso de forma injusta y que así se lo han dicho a Pakistán en numerosas ocasiones tanto en público como en privado.

“Seguimos planteando el tema en los niveles más altos en cualquier discusión que tenemos con el liderazgo paquistaní. El gobierno de Pakistán nos ha asegurado que el doctor Afridi está siendo tratado de forma humana y se encuentra en buena salud”, dijo.

Algunos analistas consideran que EE.UU. dejó de lado el tema de Afridi, pues prefiere usar su influencia en otros asuntos.

Washington quiere que Islamabad colabore en la lucha contra grupos radicales como al Qaeda, algunos de cuyos líderes viven en Pakistán; contribuya a la estabilidad de Afganistán; evite la proliferación de sus capacidades nucleares y conviva en paz con India.

“Todas esas son máximas prioridades de seguridad en relación con Pakistán y permiten ver por qué en el gobierno de EE.UU. puede haber cierto grado de debate interno en torno a cuán importante puede ser el tema del encarcelamiento del doctor Afridi”, dijo Daniel Markey.

Protesta en Pakistán por un ataque con dron de EE.UU.Getty
Los ataques con drones de EE.UU. sobre territorio de Pakistán ha sido un motivo de fricción entre ambos países.

Una segunda hipótesis sugiere que la estrategia de Washington es sacar el tema del debate público para así facilitar su posterior liberación.

En ese sentido, Markey consideró que una de las explicaciones de por qué Afridi fue objeto de medidas tan duras en Pakistán es debido a que se convirtió en un símbolo de la invasión de EU a su territorio y a que sirvió para recolectar información de inteligencia.

Para algunos paquistaníes ese es un problema mayor que, incluso, el hecho de que Bin Laden estuviera viviendo en su país. Entonces, tratar de sacar ese tema del debate público podría hacerlo menos radioactivo o ayudaría a que despierte menos sensibilidades. Eso es un argumento posible, lo que ocurre es que también puede llevar a que Pakistán no haga nada”, explicó el experto.

Olvido u estrategia, lo cierto es que Afridi ya suma casi cinco años preso y, a menos que ocurra algo, aún le quedan 18 años de sentencia por cumplir.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

Dictamen a favor del desafuero de Cabeza de Vaca afirma que hubo evasión fiscal

Gracias a las pruebas concretas sobre evasión fiscal, se aprobó el resolutivo que hoy se votará en el Pleno de la Cámara de Diputados.
Cuartoscuro Archivo
Por Carlos Manuel Juárez
30 de abril, 2021
Comparte

El dictamen a favor del desafuero contra el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, señala las debilidades en la investigación de la Fiscalía General de la República (FGR), y exhibe la única evidencia concreta del caso, por la que se aprobó el resolutivo que hoy se votará en el Pleno de la Cámara de Diputados.

Elefante Blanco tuvo acceso al documento de 50 páginas, donde el órgano jurisdiccional determinó que existen pruebas concretas del delito de evasión fiscal equiparada por un monto 6 millones 511 mil 777 pesos. En 2019, el mandatario declaró ingresos por 6 millones 694 pesos al Servicio de Administración Tributaria (SAT). Sin embargo, la indagatoria por la compra venta del departamento de Bosques de Santa Fe, reveló que Cabeza de Vaca no declaró 36 millones 935 mil 578 pesos que recibió en 2019.

La Procuraduría Fiscal de la Federación determinó que el político panista obtuvo un beneficio indebido al falsear su declaración y no pagar el Impuesto sobre la Renta (ISR). En el proceso de alegatos el abogado defensor, Alonso Aguilar Zinser, intentó responsabilizar de la evasión a Mariana Gómez Leal, esposa del gobernador, pero el argumento no fue admitida. La pena por el ilícito es de tres a nueve años de prisión.

El departamento del desafuero

La Fiscalía General de la República imputó al político panista los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita por la compra y venta del departamento de lujo en el condominio Los Helechos dentro del fraccionamiento Bosques de Santa Fe.

En 2013, Cabeza de Vaca y su esposa Mariana Gómez solicitaron un crédito por 14 millones 300 mil pesos a una Sofom para comprarlo; en ese entonces Cabeza de Vaca era senador y recién había votado a favor de la Reforma Energética. La existencia de la propiedad quedó al descubierto al año siguiente, cuando el matrimonio interpuso un juicio mercantil debido a que les impidieron ingresar al Club de golf que forma parte del residencial.

Durante 5 años los García Gómez pelearon el acceso al centro deportivo, ubicado al pie de su departamento con el número 3B. En 2017, presentaron un amparo directo por actos discriminatorios ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). El juicio fue resuelto en su contra y no pudieron entrar a jugar golf.

Te puede interesar: Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, usó factureras ligadas al Cártel de Sinaloa, denuncia UIF

El pleito legal atrajo a los medios y fue una de las razones que obligó a la venta del departamento. La adquisición se realizó en condiciones privadas hasta que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) encontró una red financiera sospechosa vinculada a las operaciones hechas entre Francisco García y varias empresas.

El matrimonio García Gómez vendió la propiedad en 42 millones 11 mil 844 pesos a la empresa T Seis Doce, del empresario Juan Francisco Tamez Arellano, en 2019. El pago total, indicó la FGR, fue recibido y 36 millones 679 mil 992 pesos fueron dispersados por el gobernador en 162 transferencias; el 64% fue depositado en la empresa de su familia, Productora Rural y Agropecuaria Regional Cava.

La indagatoria sobre delincuencia organizada continuó con el hallazgo de una transferencia de 44 millones 875 mil 160 pesos de la compañía Avalúos y Peritajes del Sur a T Seis Doce, en el periodo cercano a la adquisición del departamento. Aunado a eso la UIF identificó que Avalúos también elaboró la valoración del inmueble y tiene características de entidad fantasma, aseguran las pruebas mencionadas en el dictamen.

La UIF y la FGR entregaron documentos sobre la transferencia de 46 millones 300 mil pesos de seis empresas fachada vinculadas con el Cártel de Sinaloa a Avalúos y Peritajes en el mismo año de la compra del departamento. Además, la empresa T Seis Doce tiene el mismo domicilio que Manuel Rodolfo Trillo Hernández, alias la “Trilladora”, quien financió el túnel por donde Joaquín el “Chapo” Guzmán escapó del penal del Altiplano en 2015, de acuerdo con acusaciones de la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

Para reforzar la acusación de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, la FGR presentó información de una presunta red entre la Secretaría de Obras Públicas del gobierno de Tamaulipas, la compañía Inmobiliaria RC Tamaulipas, propiedad de Baltazar Higinio Reséndez Cantú, y, una vez más, T Seis Doce.

Entre 2017 y 2019, Inmobiliaria RC Tamaulipas ganó dos contratos en Reynosa para la construcción del Centro de Justicia para las Mujeres y la Unidad de docencia, por un monto total de 48 millones 600 mil pesos. En 2019, Inmobiliaria RC depositó 33 millones 553 mil 500 pesos a T Seis Doce, quien días después transfirió 33 millones 400 mil 213 pesos a Francisco García Cabeza de Vaca. Este último pago el abogado defensor presentó una carta simple que pretendió acreditar el depósito por la compra de unos predios rústicos.

“Esta Sección Instructora ha determinado, tras analizar y valorar exhaustivamente el conjunto de elementos de convicción aportados para demostrar el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, que el material probatorio existente permite parcialmente tener por acreditado indiciariamente los elementos que constituyen la materialidad del delito”, consideró el órgano legislativo.

El legislador Pablo Gómez, y las legisladoras Mary Carmen Bernal Martínez y Martha Patricia Ramírez Lucero manifestaron que el conjunto de información de la FGR y la UIF no solventa suficientemente las acusaciones, aunque mencionan que un juez debe ser quien valore los indicios y por eso votaron a favor del desafuero en el dictamen.

La información que no tomaron en cuenta

La Sección Instructora no tomó en cuenta el cúmulo de información que la FGR entregó sobre el presunto patrimonio millonario del gobernador. En la página 34 del documento, el Ministerio Público afirma que la familia de Cabeza de Vaca posee 32 propiedades en Texas y Tamaulipas, valuadas en más de 951 millones de pesos.

Lee: Con nuevas pruebas, la UIF amplía denuncia contra Cabeza de Vaca

Al final del dictamen enlistan las casas, ranchos, locales, terrenos y 19 vehículos que presuntamente Francisco García comparte con su esposa Mariana Gómez, su suegro José Ramón Gómez Reséndez, sus hermanos José Manuel y el senador Ismael, y su madre María de Lourdes Cabeza De Vaca Wattenbarger. En algunos casos las propiedades aparecen a nombre de Productora Rural y Agropecuaria Regional Cava.

La FGR señala que la familia García Cabeza de Vaca y Gómez Leal tiene la mayoría de sus bienes e inmuebles en los municipios de Soto la Marina y Reynosa, Tamaulipas. Según la información de la UIF, poseen dos ranchos que en conjunto suman 1,214 hectáreas y 450 metros cuadrados de construcción, una hacienda y un ejido completo con extensión de 96 mil metros cuadrados. Todos los bienes anteriores se ubican en Soto la Marina y están valuados en 155 millones de pesos.

En Reynosa, de acuerdo con la declaración 3 de 3 que presentó Cabeza de Vaca en campaña, tiene una casa de 464 metros cuadrados de construcción y 722 metros cuadrados de terreno que recibió en donación de su padre y madre, con un valor de 905 mil 228 pesos. Además de obras de arte, joyas y menaje de casa, adquiridas a contado y crédito, con un valor estimado total de 2 millones 440 mil pesos. En conjunto con su esposa Mariana Gómez Leal tiene una casa y 7 terrenos en la localidad fronteriza.

En Texas, la familia García Cabeza de Vaca es dueña de 15 propiedades. Los hermanos José Manuel, Ismael, Francisco y su madre María poseen 5 casas y 4 propiedades comerciales en McAllen; 3 terrenos, una bodega y una casa en Hidalgo, una mansión en Misión y otra en la Isla del Padre. En este último lugar también se encuentra una propiedad de Baltazar Higinio Reséndez Cantú, empresario que es señalado como socio y presunto prestanombres de Cabeza de Vaca.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.