Por qué la navegación porno o de incógnito en internet no es tan privada como crees
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Por qué la navegación porno o de incógnito en internet no es tan privada como crees

Los navegadores te ofrecen esta modalidad para no dejar rastro de lo que buscas en la web y evitar que recolecten información sobre ti ¿pero en verdad funciona?
BBC Mundo
Por BBC Mundo
26 de mayo, 2016
Comparte

Aunque puede haber muchas razones para activar la modalidad, algunos la llaman “navegación porno”.

Se trata de la posibilidad de navegar internet sin dejar rastro. Supuestamente.

La mayoría de los navegadores más populares la ofrece. Además de ocultar evidencia que no te convenga compartir por cualquier razón de los sitios que has visitado, es una forma de evitar que evitar que recolecten información sobre ti para cualquiera de sus fines.

“Puede haber ocasiones en las que no desees que haya gente que tenga acceso a tu equipo y vea esta información”, dice Firefox.

“Puedes navegar por internet en modo incógnito”, explica Chrome.

Pero en estos dos casos, como en el de otros buscadores populares, la “letra pequeña” advierte que aunque lo uses, no pasarás inadvertido: de todas maneras quedará registro de lo que hiciste.

La letra pequeña del incógnito de Firefox
Otras personas pueden rastrear las páginas que visitas, aclara Firefox.
La letra pequeña de Chrome
El modo incógnito no impide que otros vean tu navegación, señala Chrome.

Así que, ¿cuánta privacidad puede ofrecerte navegar de incógnito?

No mucha

Así de simple.

Pero hablemos primero sobre qué tipo de información recogen los navegadores y otras partes involucradas cuando usamos internet.

“Siempre que hacemos una búsqueda a través de un navegador de internet estamos enviando datos a unos servidores (Google, Microsoft, Apple, etc,)”, le dice a BBC Mundo Ricardo Vega, bloguero español que creó la página ricveal.com.

“Junto con nuestros datos de búsqueda, viaja otro tipo de información como localización, navegador, idioma o dispositivo“, explica.

Todos estos datos son valiosos para los grandes de la informática. Permiten, como dicen ellos, “conocer al usuario”.

Les permite segmentarnos y ofrecernos publicidad muy personalizada a nuestro perfil lo que se convierte en el núcleo de negocio detrás de Google o Bing“, señala Vega.

“Además, esta información también puede ser de utilidad en estudios de mercado, tendencias de búsqueda y otra clase de indicadores estadísticos que estas compañías pueden explotar a través de tecnologías como el Big Data“.

¿En qué ayuda la navegación de incógnito?

En poco.

“Te permite navegar por internet sin guardar ningún tipo de información sobre las páginas web que visitas”, explica Firefox. El navegador no guarda “un registro de los sitios web que visitas”, precisa Chrome.

Una persona como gritando                    Con el modo “privado” no le gritas al mundo qué estás haciendo… Pero algunos igual se enteran.

Esto es útil para evitar que otros servicios, como Facebook o el propio Google, sigan tus movimientos a través de internet.

Algunos expertos en seguridad consideran que es una buena idea encender el modo privado cuando se están haciendo transacciones bancarias, por ejemplo.

Pero a lo que se reduce es a que “simplemente no se guarden los datos en tu ordenador“, según le explica a BBC Mundo el equipo de seguridad de S2 Grupo, una empresa especializada seguridad informática.

“Es cierto que no mandas las cookies de las sesiones anteriores. Pero te pueden seguir rastreando por otros parámetros“, añade la compañía.

¿Qué o quiénes?

En palabras de Chrome:

  • Tu proveedor de internet
  • Tu empleador (si estás usando una computadora en el trabajo
  • Los sitios que visitas

Y aunque no hace tanto salieron de esta lista de Chrome, en la que solían figurar, también están las organizaciones de vigilancia o “agentes secretos” y los programas de malware, que bien podrían estar chequeando cada paso que das en la red.

¿Cómo puedo preservar mi privacidad?

Es la pregunta del millón.

Una persona mirando por unos binoculares                   Como han demostrado casos recientes, los organismos de seguridad siempre terminan encontrando una forma de investigar lo que las personas hacen en internet.

“No está para nada asegurada y requiere bastante trabajo por parte del usuario”, explica Ricardo Vega.

Casos como Julian Assange o Edward Snowden demuestran como tomando extraordinarias precauciones podemos proteger nuestra identidad“.

Buscadores que prometen una navegación privada, como DuckDuckGo, intentan resolver el problema a través de encriptación y con promesas de no recoger ninguna clase de datos. Pero de acuerdo con los expertos, no son infalibles.

“Respecto a buscar en privado de forma absoluta, creemos que sólo se podrían utilizando varias herramientas y métodos a la vez que técnicamente no están al alcance del conocimiento de cualquier usuario“, opina S2 Grupo.

Una de ellas es “el cifrado de comunicaciones punto a punto o el uso de VPN(Virtual Private Networks)”, apunta Vega.

“Al final, creo que la privacidad, al igual que en el mundo físico, es una cuestión de confianza entre todos los actores que participan en el proceso de envío y recepción de la información“, opina el bloguero.

¿Y hay confianza?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué es normal tener algún efecto secundario leve tras la vacunación contra la COVID

Es posible experimentar dolor de cabeza, fiebre o malestar. Los expertos dicen que esto es un proceso normal del sistema inmune.
Getty Images
15 de marzo, 2021
Comparte

Experimentar algún efecto secundario leve tras vacunarse contra el coronavirus es normal y hasta puede ser un signo de que la vacuna está funcionando.

Tras la inmunización, es posible que aparezca algo de fiebre, malestar, dolor o cansancio. Cada individuo puede experimentar uno de estos síntomas, una combinación de los mismos o ninguno.

Pero estos efectos secundarios desaparecen generalmente a las pocas horas o días.

La enfermedad es muchísimo peor que la inmensa mayoría de efectos secundarios de la vacuna. Las vacunas salvan vidas con un alto grado de protección”, le dice a BBC Mundo el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester, en Reino Unido.

Los expertos recomiendan estar alerta tras recibir la vacuna ya que, en caso de producirse una una reacción alérgica grave, esta ocurre a los pocos minutos y horas de la inoculación.

Esto último, sin embargo, está demostrando ser bastante poco probable.

De acuerdo a un estudio liderado por especialistas del Hospital General de Massachusetts, en Boston, Estados Unidos, la prevalencia de una reacción anafiláctica es de entre 2,5 y 11,1 casos por millón de dosis de la vacuna de Pfizer, por ejemplo.

Y la mayoría de esos casos se da en pacientes con historial de alergias.

Dicha estadística puede variar ligeramente según el tipo de población o de vacuna, pero da una medida de lo poco probable que es desarrollar una reacción alérgica.

¿Qué tan común es desarrollar efectos secundarios y por qué los expertos lo consideran algo normal que no debe preocupar?

Reacción natural del organismo

Vacunación en Uganda.

Getty Images
Experimentar efectos secundarios es común y muchas veces es una señal de que el sistema inmune está respondiendo bien.

“Es difícil dar números concretos sobre qué tan probable será desarrollar un efecto secundario leve porque cada población o individuo responde de manera distinta”, aclara Julian Tang.

En Reino Unido, uno de los países más avanzados en la campaña de vacunación, una de cada 10 personas experimenta algún efecto adverso leve.

Pero esto, insisten los expertos, es algo “completamente normal”.

“La vacuna, al igual que un virus, no deja de ser un agente extraño que provoca que el organismo reaccione y produzca anticuerpos“, explica a BBC Mundo la doctora Josefina López, quien participa en la campaña de vacunación en Madrid, España.

“Para protegerse, el cuerpo genera una respuesta inflamatoria. Y eso puede hacer subir la temperatura y que aparezcan dolores y malestares. Es un proceso normal que puede ocurrir con cualquier vacuna, no solo con las del coronavirus”, agrega la especialista.

Para hacerse una idea, una respuesta inflamatoria también puede aparecer ante algo tan común como un golpe o herida.

“La inflamación es algo que el cuerpo también experimenta durante un impacto severo en la rodilla tras caerse. Entonces sientes dolor, enrojecimiento e hinchazón en la zona”, le explica a BBC Mundo el profesor Wilbur Chen, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos.

Persona vacunándose.

Getty Images
Uno de los efectos secundarios posibles es sentir incomodidad en el brazo vacunado.

En ese sentido, es normal “esperar que haya posibles efectos adversos no solo a una vacuna, sino también a un medicamento o incluso alimento. Hay que pensar en que estas reacciones como el indicio común de que la vacuna funciona. Cualquier síntoma se resolverá generalmente a los 2 o 3 días”, señala Chen.

¿Cuándo pueden desarrollarse los efectos secundarios?

Llevamos pocos meses de vacunación y eso implica que los estudios se actualizan constantemente.

Los efectos adversos en personas jóvenes pueden ser más notorios, lo cual no implica gravedad”, dice López.

Esto es porque “habitualmente las personas mayores experimentan un deterioro de la respuesta inmune que es normal al envejecer”, apunta Wilbur Chen.

En las vacunas que requieren dos dosis, como la de Pfizer, Moderna o Sputnik V, parece haber cierta inclinación a experimentar algún efecto secundario tras recibir la segunda dosis.

“La primera dosis genera una respuesta inmune media y la segunda la refuerza. Es por ello que la segunda genera una respuesta más robusta y se asocia más a experimentar algún efecto secundario”, explica a BBC Mundo el doctor Andrew Badley, de la Clínica Mayo, en Estados Unidos.

Jualian Tang también alerta que el tipo de síntomas puede ser magnificado por la percepción de los pacientes.

“Muchos pacientes, nerviosos o ansiosos por vacunarse, pueden experimentar algún dolor leve y luego reportarlo mayor de lo que es. La psique también influye”, dice el experto.

Centro de vacunación contra la covid-19 en Chile.

Getty Images
Los ancianos suelen experimentar menos efectos secundarios que personas más jóvenes.

¿Qué hacer entonces si se experimenta algún síntoma?

“En mi caso, cuando me vacuné con el compuesto AstraZeneca/Oxford, me dio un poco de fiebre y malestar y simplemente tomé paracetamol”, revela Julian Tang.

Antiinflamatorios como el paracetamol o el ibuprofeno pueden ayudar a aliviar los efectos secundarios de las vacunas, aunque se recomienda consultar con un médico antes de tomarlos.

No es recomendable tomar estos medicamentos antes de vacunarse a modo preventivo.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en EE.UU. aconsejan aplicar una toalla limpia y húmeda y mover y ejercitar el brazo vacunado para aliviar cualquier posible incomodad.

En el caso de tener algo de fiebre, ayuda beber mucho líquido y vestir ligero.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.