Por qué la navegación porno o de incógnito en internet no es tan privada como crees
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Por qué la navegación porno o de incógnito en internet no es tan privada como crees

Los navegadores te ofrecen esta modalidad para no dejar rastro de lo que buscas en la web y evitar que recolecten información sobre ti ¿pero en verdad funciona?
BBC Mundo
Por BBC Mundo
26 de mayo, 2016
Comparte

Aunque puede haber muchas razones para activar la modalidad, algunos la llaman “navegación porno”.

Se trata de la posibilidad de navegar internet sin dejar rastro. Supuestamente.

La mayoría de los navegadores más populares la ofrece. Además de ocultar evidencia que no te convenga compartir por cualquier razón de los sitios que has visitado, es una forma de evitar que evitar que recolecten información sobre ti para cualquiera de sus fines.

“Puede haber ocasiones en las que no desees que haya gente que tenga acceso a tu equipo y vea esta información”, dice Firefox.

“Puedes navegar por internet en modo incógnito”, explica Chrome.

Pero en estos dos casos, como en el de otros buscadores populares, la “letra pequeña” advierte que aunque lo uses, no pasarás inadvertido: de todas maneras quedará registro de lo que hiciste.

La letra pequeña del incógnito de Firefox
Otras personas pueden rastrear las páginas que visitas, aclara Firefox.
La letra pequeña de Chrome
El modo incógnito no impide que otros vean tu navegación, señala Chrome.

Así que, ¿cuánta privacidad puede ofrecerte navegar de incógnito?

No mucha

Así de simple.

Pero hablemos primero sobre qué tipo de información recogen los navegadores y otras partes involucradas cuando usamos internet.

“Siempre que hacemos una búsqueda a través de un navegador de internet estamos enviando datos a unos servidores (Google, Microsoft, Apple, etc,)”, le dice a BBC Mundo Ricardo Vega, bloguero español que creó la página ricveal.com.

“Junto con nuestros datos de búsqueda, viaja otro tipo de información como localización, navegador, idioma o dispositivo“, explica.

Todos estos datos son valiosos para los grandes de la informática. Permiten, como dicen ellos, “conocer al usuario”.

Les permite segmentarnos y ofrecernos publicidad muy personalizada a nuestro perfil lo que se convierte en el núcleo de negocio detrás de Google o Bing“, señala Vega.

“Además, esta información también puede ser de utilidad en estudios de mercado, tendencias de búsqueda y otra clase de indicadores estadísticos que estas compañías pueden explotar a través de tecnologías como el Big Data“.

¿En qué ayuda la navegación de incógnito?

En poco.

“Te permite navegar por internet sin guardar ningún tipo de información sobre las páginas web que visitas”, explica Firefox. El navegador no guarda “un registro de los sitios web que visitas”, precisa Chrome.

Una persona como gritando                    Con el modo “privado” no le gritas al mundo qué estás haciendo… Pero algunos igual se enteran.

Esto es útil para evitar que otros servicios, como Facebook o el propio Google, sigan tus movimientos a través de internet.

Algunos expertos en seguridad consideran que es una buena idea encender el modo privado cuando se están haciendo transacciones bancarias, por ejemplo.

Pero a lo que se reduce es a que “simplemente no se guarden los datos en tu ordenador“, según le explica a BBC Mundo el equipo de seguridad de S2 Grupo, una empresa especializada seguridad informática.

“Es cierto que no mandas las cookies de las sesiones anteriores. Pero te pueden seguir rastreando por otros parámetros“, añade la compañía.

¿Qué o quiénes?

En palabras de Chrome:

  • Tu proveedor de internet
  • Tu empleador (si estás usando una computadora en el trabajo
  • Los sitios que visitas

Y aunque no hace tanto salieron de esta lista de Chrome, en la que solían figurar, también están las organizaciones de vigilancia o “agentes secretos” y los programas de malware, que bien podrían estar chequeando cada paso que das en la red.

¿Cómo puedo preservar mi privacidad?

Es la pregunta del millón.

Una persona mirando por unos binoculares                   Como han demostrado casos recientes, los organismos de seguridad siempre terminan encontrando una forma de investigar lo que las personas hacen en internet.

“No está para nada asegurada y requiere bastante trabajo por parte del usuario”, explica Ricardo Vega.

Casos como Julian Assange o Edward Snowden demuestran como tomando extraordinarias precauciones podemos proteger nuestra identidad“.

Buscadores que prometen una navegación privada, como DuckDuckGo, intentan resolver el problema a través de encriptación y con promesas de no recoger ninguna clase de datos. Pero de acuerdo con los expertos, no son infalibles.

“Respecto a buscar en privado de forma absoluta, creemos que sólo se podrían utilizando varias herramientas y métodos a la vez que técnicamente no están al alcance del conocimiento de cualquier usuario“, opina S2 Grupo.

Una de ellas es “el cifrado de comunicaciones punto a punto o el uso de VPN(Virtual Private Networks)”, apunta Vega.

“Al final, creo que la privacidad, al igual que en el mundo físico, es una cuestión de confianza entre todos los actores que participan en el proceso de envío y recepción de la información“, opina el bloguero.

¿Y hay confianza?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Por primera vez desde 1912, dos atletas comparten medalla de oro en unos Olímpicos

Una increíble final olímpica de salto de altura terminó con Mutaz Essa Barshim de Qatar y Gianmarco Tamberi de Italia obteniendo medallas de oro.
Reuters
1 de agosto, 2021
Comparte

No pasaba desde hacía más de un siglo.

Una increíble final olímpica de salto de altura en Tokyo 2020 terminó con Mutaz Essa Barshim de Qatar y Gianmarco Tamberi de Italia obteniendo medallas de oro.

Después de una competencia agotadora de dos horas, ambos quedaron empatados. Pero en un momento de nobleza competitiva, acordaron compartir el título, lo que provocó grandes celebraciones.

Tanto Barshim, de 30 años, como Tamberi, de 29, finalizaron con saltos de 2,37 metros y no tuvieron intentos fallidos hasta que quisieron superar los 2,39.

Después de tres fracasos cada uno a esa altura, un oficial olímpico primero les ofreció un desempate para decidir el ganador.

Mutaz Barshim y Gianmarco Tamberi

EPA
Mutaz Barshim y Gianmarco Tamberi en el momento de la victoria.

“¿Podemos tener dos oros?”, preguntó Barshim.

El oficial asintió y los dos atletas se dieron la mano y gritaron de alegría.

“Lo miro, él me mira y lo sabemos. Simplemente nos miramos y sabemos, eso es todo”, dijo Barshim.

“Es uno de mis mejores amigos, no solo en la pista, sino fuera de la pista. Trabajamos juntos. Este es un sueño hecho realidad. Es el verdadero espíritu, el espíritu deportista, y estamos aquí transmitiendo este mensaje”, añadió.

Histórico

Ambos hicieron historia: fue el primer podio olímpico conjunto en atletismo desde 1912.

Maksim Nedasekau de Bielorrusia se llevó el bronce, también saltó a 2,37 metros, pero tuvo más intentos fallidos en toda la competición.

Tamberi y Barshim se abrazaron antes de empezar a correr para celebrar con sus entrenadores y compañeros de equipo, flameando sus respectivas banderas.

Mutaz Barshim y Gianmarco Tamberi

Getty Images
Mutaz Essa Barshim le preguntó al oficial olímpico si podían tener dos medallas de oro quien respondió asintiendo con la cabeza y diciendo: “Si puede acceder a compartirla”.

Barshim puede agregar la medalla de oro a sus consecutivos títulos mundiales y es el ganador de la segunda medalla de oro olímpica de Qatar, después de que el levantador de pesas Fares Elbakh ganó la primera el sábado en la categoría masculina de 96 kg.

Tamberi todavía estaba celebrando en la pista cuando su compatriota Lamont Marcell Jacobs corrió a sus brazos, tras su sorpresiva victoria en la final masculina de los 100 metros.

Gianmarco Tamberi se abraza con Lamont Marcell Jacobs

EPA
Gianmarco Tamberi se abraza con Lamont Marcell Jacobs, quien ahora es el hombre más veloz del mundo.

Tamberi y Barshim tuvieron que superar graves lesiones en sus carreras, pero este último dice que los sacrificios valieron la pena.

“Es asombroso. Este es un sueño del que no quiero despertar”, dijo.

“He pasado por mucho. Fueron cinco años que he estado esperando, con lesiones y muchos contratiempos. Pero hoy estamos aquí compartiendo este momento y todos los sacrificios. Realmente vale la pena ahora, en este momento”, analizó.

Tamberi tuvo que tomarse un tiempo para recuperarse de una lesión que amenazó su carrera y que lo eliminó de Río 2016.

“Después de mis lesiones, solo quería volver, pero ahora tengo este oro, es increíble. Soñé con esto tantas veces”, dijo el italiano.

“Me dijeron en 2016, justo antes de Río, que existía el riesgo de que no pudiera competir más. Ha sido un largo viaje”, añadió.

Tamberi en uno de los saltos.

EPA
#BBCMundoenTokio

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=48AJvj6BYwA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.