Inversiones infladas, datos ocultos, gastos mal reportados, los errores de OHL ante la CNBV
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Inversiones infladas, datos ocultos, gastos mal reportados, los errores de OHL ante la CNBV

El expediente desclasificado de la investigación de la Comisión en contra de la constructora, revela que OHL cometió violaciones “graves” a la ley, pero al mismo tiempo considera que no hubo dolo ni daño al sistema financiero mexicano.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
30 de junio, 2016
Comparte

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) descubrió que la constructora OHL cometió violaciones a la ley en su actividad en la Bolsa, que van desde haber reportado un valor superior al real de su inversión en autopistas concesionadas, hasta haber ocultado a inversionistas datos clave como una caída en la proyección de ganancias por peaje, e incluso registrar gastos como si fueran ganancias.

Se trata de acciones ilegales que la CNBV calificó como “graves” pero que al mismo tiempo, considera que no fueron malintencionadas sino que más bien, se trataron de una “inadecuada interpretación”  de leyes financieras. Por estos “errores”, se impuso a OHL y sus subsidiarias la multa más alta en la historia para una empresa que cotiza en Bolsa: más de 71 millones de pesos.

Los detalles y resultados de la investigación de casi un año realizada en contra de OHL se pueden conocer ahora gracias a que la Comisión Nacional desclasificó el expediente de esta indagatoria financiera.

La CNBV dijo que “por tratarse de un caso de interés público” daba a conocer la versión pública de esta indagatoria. No obstante, tres meses antes el INAI ya había ordenado que se revelara el expediente tras considerar infundada la reserva que originalmente impuso al Comisión sobre el mismo.

Animal Político buscó a OHL para conocer su opinión sobre la desclasificación del expediente. La constructora respondió en un pronunciamiento de una cuartilla y media, que “los diferendos” con la CNBV son de “carácter técnico”, y resaltó el hecho de que la autoridad considerada que “no hubo dolo”.

La constructora agregó que se encuentra trabajando con asesores externos para encontrar un nuevo mecanismo de reporte de sus inversiones, que sea acorde con los lineamientos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Error de 30 mil millones

De acuerdo con los estados financieros que OHL presentó el año pasado a los inversionistas de la Bolsa Mexicana, el valor de su inversión en el Circuito Exterior Mexiquense, autopista que le concesionó el gobierno del Estado de México, superaba los 54 mil millones de pesos.

Pero la investigación de la CNBV reveló que más de la mitad de ese monto, 29 mil millones de pesos, es en realidad dinero que no existe y que tampoco es seguro que OHL vaya a obtener en algún momento, por lo que no debió registrarlo como si fueran activos reales de su inversión en esta autopista.

Animal Político ya había publicado en junio del año pasado que OHL había “inflado” el valor del Circuito Exterior 20 mil millones de pesos, pues sus reportes no correspondían con la inversión reconocida por el gobierno mexiquense. La Comisión Bancaria, concluye ahora que el monto de inversión no justificada asciende a casi 30 mil millones.

¿Pero cómo ocurrió esto?  De acuerdo con el Oficio de Emplazamiento a CONMEX 210-81867-SCP-2015, OHL a través de su subsidiaria Conmex, incluyó como parte de la inversión de su concesión del circuito mexiquense, un monto de 29 mil 471 millones 103 mil 58 pesos por un concepto denominado “rentabilidad garantizada”, que es dinero que según las cuentas de OHL, le tocaría recibir en total para recuperar lo que invirtió en construir la autopista más un margen de ganancia.

El problema es, según la Comisión, que la constructora contemplo ese dinero como “activo financiero”, es decir como si se tratara de dinero real con el que ya cuenta o que es cien por ciento seguro que va a recibir para recuperar su inversión. Sin embargo, los auditores de la comisión analizaron el título de la concesión y concluyeron que no era así.

En su estudio, la CNBV determinó que en realidad “no existe un derecho incondicional de pago” de parte del gobierno el estado de México a OHL pues si bien, la constructora tiene derecho a recuperar lo que invirtió más una ganancia, existen otras fórmulas que se han aplicado como ampliar el periodo de la concesión para que llegue el flujo de efectivo.

Incluso, aun cuando acabe el periodo en que se puede ampliar la concesión, y no recuperara el dinero al que tiene derecho, el que OHL reciba la cantidad que señala del Gobierno del estado de México depende de que no sea la constructora al responsable de no recuperar su inversión por alguna causa atribuible a ella.

“Conmex debió de haber reconocido el activo derivado rentabilidad garantizada como activo intangible y no como activo financiero, considerando que la Concesionaria no cuenta con un derecho Incondicional de Pago que permitiera registrar un activo financiero en la cuenta Inversión en Concesión, y en la Subcuenta Rentabilidad Garantizada por la cantidad de $29,471,103,058.00” estableció oficialmente la CNBV.

En los oficios de sanción CONMEX-210-119811-HVR-2016,  OHL-210-119809-HVR-2016 y OPI-2010-119813-HVR-2016  OHL y sus subsidiarias intentaron con múltiples argumentos demostrar que estaba justificado incluir su rentabilidad garantizada como activo real, ya sea porque si tenían derecho de pago o incluso porque era cuestión de “terminologías”, pero la Comisión desestimó todo ello y confirmó la irregularidades.

¿Cuál es la consecuencia de todo esto? Como la propia OHL lo demuestra en sus estados financieros del Circuito Mexiquense publicados hace un mes, sin la rentabilidad garantizada en la cuenta “inversión en concesión neto” el valor total de la concesión del circuito al cierre de 2014 desciende de 55 mil 98 millones de pesos a 27 mil 462 millones

La CNBV determinó que esta misma irregularidad cometida con el Circuito Exterior Mexiquense ocurrió también en otras concesiones como el Viaducto Bicentenrio. De ahí que según el método de la CNBV, el valor conjunto de todas las inversiones de OHL sea de 63 mil millones de pesos, y no de 120 mil millones como reporto en 2015.

RESUMEN DE SANCIONES VS OHL

Ocultan datos clave

El valor inflado del Circuito Mexiquense no es la única irregularidad detectada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. La revisión de los documentos relacionados con el tráfico en sus concesiones, permitió establecer que la constructora ocultó información relevante a los inversionistas sobre la misma.

En particular, los auditores detectaron que la empresa no informó con oportunidad a sus inversionistas de una caída en sus proyecciones de tráfico tanto en el Circuito Exterior Mexiquense.

DOCUMENTO CAIDA TRAFICO NO REVELADA

Por ejemplo, en su análisis  la CNBV establece que OHL a través de Conmex proyectó en 2012, que sus ingresos por pago de peaje en el Circuito Exterior Mexiquense serían de mil 935 millones de pesos al cierre de 2012; dos mil 557 millones de pesos al cierre de 2013; y dos mil 919 millones de peso al cierre de 2014. Lo anterior se traduce en que los porcentajes de crecimiento de peaje serían de 37.5, 32.1 y 14.1 por ciento respectivamente.

Sin embargo, la CNBV destaca que en el reporte anual de 2014,  la subsidiaria de OHL reportó que los ingresos por peaje fueron de mil 895 millones en 2012 (diferencia de 2 por ciento respecto a lo proyectado); dos mil 105 millones en 2013 (diferencia de 17.69 por ciento respecto a lo proyectado); y de dos mil 361 millones (diferencia de 19.12 por ciento respecto a lo proyectado.

DOCUMENTO VALOR INFLADO 29 MIL MILLONES

“Las cifras señaladas por la emisora en el Reporte Anual 2014, marcaban una tendencia a la baja que podría afectar significativamente la obtención de la Contraprestación Total, en virtud de que eran menores a las cifras proyectadas” indicó la Comisión.

El problema, además de que no pudiera alcanzarse la inversión que OHL reportó como activo financiero (pero que no lo es),  es que estas “desviaciones en la proyección (de ingresos de peaje)” no fueron informadas debidamente, pese a ser “información relevante” que deberían conocer los inversionistas.

“Dicha información de la Desviación de Proyecciones 2014 constituía información relevante de Conmex al tratarse de información que resultaba necesaria para conocer de su situación real y actual en materia financiera, operacional y económica, y de riesgo, sobretodo por marcar una tendencia a la baja (…) no obstante que era información relevante fue omitida por Conmex al publicar el Reporte Anual 2014” se indica en las páginas 39 y 40 del oficio de emplazamiento CONMEX 210-81868-SCP-2015.

Cabe señalar que la CNBV también impuso múltiples sanciones a OHL y sus subsidiarias por otras anomalías como operaciones irregulares con terceros, incluir ingresos no verificables que ascienden a varios millones, e incluso reportar como activo lo que en realidad eran gastos.

Por ejemplo, de acuerdo con el oficio de emplazamiento OHL-210-81874-HVR-2015, la Comisión descubrió que OHL reportó casi mil 500 millones de pesos dentro del valor de su inversión en el Circuito Mexiquense y en el Viaducto Bicentenario, pero en realidad, dicho dinero corresponde a pagos por investigación de mercado, tarjetas electrónicas, y sesiones extraordinarias.

Grave… pero sin dolo

Como resultado de toda esta investigación, la CNBV impuso una decena de sanciones económicas a OHL, a la firma de auditores Deloitte, y a la subsidiarias, que superan los 70 millones de pesos. Como la CNBV lo reconoce, son las multas más elevadas que se hayan impuesto en la historia a un “emisor” de la bolsa.

Prácticamente en todos los casos, la Comisión establece que las conductas detectadas  son “graves” o equivalen a “hechos de gravedad”, sin embargo, también concluye que no hay una conducta dolosa de la constructora ni del resto de los involucrados y que de hecho, no hay daño al sistema financiero mexicano.

Por ejemplo, en el oficio de sanción OHL-210-119793-LRN-2016 la CNBV concluye que la constructora es responsable “difundir información que indujo al error al público inversionista respecto a la situación financiera en el Reporte Anual 2014”. Lo anterior, por no haber revelado la tendencia a la baja en la proyección de las ganancias por cuotas de sus autopistas.

La CNBV advierte de la gravedad de este hecho, sin embargo, concluye que se debe a una “mala interpretación” de la ley de parte de la constructora, y no a un hecho malintencionado.

“Los elementos de hecho y derecho que conforman la irregularidad son suficientes para demostrar la no adecuación a la normatividad, la cual si bien es grave no se revela la intención dolosa de afectar el bien jurídicamente tutelado en materia bursátil ya que solo se aprecia una un inadecuada interpretación y aplicación de la normatividad” concluye la Comisión.

En esa sanción, como igual ocurre en todas las demás, la Comisión considera que OHL y los demás sancionados no incurrieron en conductas reiteradas ni actuaron dolosamente, y que “pese a difundir información errónea” no  se produjo “un impacto a terceros ni al Sistema Financiero Mexicano”.

Las cifras reales

Las multas no fueron la única sanción para OHL.  En estados financieros consolidados al 31 de maro de 2016, OHL reveló que el 15 de marzo de este año la Comisión Nacional Bancaria le ordenó modificar sus estados financieros de los años 2013,2014 y 2015 para ajustarse al marco legal, es decir, eliminando del activo financiero de sus concesiones la rentabilidad garantizada.

Sin embargo la constructora planteó a la CNBV la posibilidad de mantener temporalmente sus reportes como están mientras se busca la forma de reportarlos acorde con lo estipulado por la autoridad. Con el objetivo de tener “información comparable” se acordó incluir también el valor delas concesiones de acuerdo con lo estipulado en las sanciones.

De esta forma se aprecia por ejemplo, en la página 3 de dicho informe, que el valor total de los activos de OHL con todas sus subsidiarias y concesiones al 2014 (según su propia metodología) era de 104 mil 635 millones de pesos y en 2015 de 120 mil 958 millones de pesos.

Pero en la página 71 de este informe, y de acuerdo con la metodología que la CNBV considera la legal, los activos totales de OHL en 2014 son de 57 mil 436 millones de pesos en 2014 y de 62 mil 932 millones de pesos en 2015. Es decir, es casi la mitad del valor real que reportaba la constructora.

Lo mismo sucede en el caso específico del Circuito Exterior Mexiquense. Según el Reporte Anual de Conmex, en la página 3 se establece que el total de activos asciende al cierre de 2014 a 55 mil 98 millones de pesos, y al cierre de 2015 a 59 mil 618 millones de pesos.

Pero, en la página 71, donde viene la Nota 20 con las correcciones que pide la CNBV, se aprecia que el valor de los activos de la concesión en el Circuito Mexiquense son de 27 mil 462 millones en 2014 y 26 mil 569 millones en 2015. Es decir, el valor tras el ajuste de la autopista en la Bolsa desciende a la mitad.

OHL Pronunciamiento by http://www.animalpolitico.com

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: qué es el cerebro pandémico y cómo nos afecta en el día a día

La exposición al estrés crónico que ha traído la pandemia está teniendo más consecuencias de las que imaginamos. Te contamos algunas y cómo contrarrestarlas.
26 de julio, 2021
Comparte

Me siento a escribir este texto. Arranco. Voy bien, llevo 100 palabras. Bueno, pienso que esta última línea quizás no se entiende. La borro. Lo borro todo. ¿Cómo retomo? Página en blanco. Mente en blanco. Pasan los minutos. Reviso el teléfono. ¡Es imposible concentrarse!

Es muy probable que en el último año y medio hayas sentido algo parecido ante cualquier actividad.

Si es así, no te preocupes. Muchos lo comparten. Tenemos cerebro pandémico.

No se trata de un término clínico, pero es así cómo algunos científicos denominan a la serie de dolencias que está sufriendo nuestro cerebro a raíz de la pandemia.

El estrés crónico y los largos ratos de confinamiento no solo han afectado nuestra capacidad de memoria y concentración.

Hay expertos que creen que también es posible que hayan reducido en tamaño algunas zonas de nuestro cerebro.

Pero, ¿nos quedaremos así para siempre?

Estrés prolongado

Los especialistas coinciden en que el principal responsable de los cambios en nuestra cabeza es la larga exposición al estrés durante tanto tiempo, el estrés crónico.

“Hay niveles de estrés ‘buenos’. Si necesitas culminar una tarea en un tiempo ajustado, una vez lo haces el estrés se va. Se acaba todo”, ejemplifica Michael Yassa, neurólogo del Centro de Neurobiología del Aprendizaje y la Memoria en California.

Mujer mirando a través de la ventana durante el confinamiento.

Getty Images
El aislamiento social provoca una exposición al estrés prolongado, impactando el volumen de varias zonas de nuestro cerebro involucradas en nuestras actividades diarias.

“Pero cuando el fin no está la vista y el estrés continúa por una sesión prolongada, entonces se vuelve problemático”, le explica Yassa a BBC Mundo.

Es lo que nos está sucediendo con la pandemia. Vivimos un estado dilatado de espera, de confinamientos y relajaciones, restricciones y medidas sin saber cuándo recuperaremos lo que ahora llamamos normalidad.

El estrés prolongado libera cortisol, y si tienes problemas continuos con esta hormona, puede llegar a afectar el volumen de algunas zonas del cerebro.

La neuropsicóloga Barbara Sahakian, de la Universidad de Cambridge en Reino Unido, ha estado analizando los efectos del distanciamiento social y la ansiedad por la pandemia en nuestra masa cerebral.

“A través de escáneres a personas socialmente aisladas hemos detectado cambios en el volumen de las regiones temporales, frontales, occipitales y subcorticales, así también como en el hipocampo y la amígdala”, le dice Sahakian a BBC Mundo.

“Ya en el pasado, altos y prolongados niveles de cortisol han sido asociados con disrupciones del humor y la reducción del hipocampo. Esto se observa sobre todo en pacientes con depresión”, añade.

En 2018, por ejemplo, un estudio publicado en la revista Neurology de la Academia Estadounidense de Neurología demostró que un alto nivel de cortisol en pacientes se asoció con una peor memoria y percepción visual, así como con volúmenes más bajos de materia gris total, occipital y lobar frontal.

Y esos cambios de volumen como los detectados por Sahakian pueden incidir directamente en las actividades que realizamos a diario.

“Ese conjunto de dolencias que afectan a la salud mental y nos generan depresión y ansiedad, es lo que coloquialmente estamos llamando cerebro pandémico”, apunta Yassa.

¿Cómo nos afecta el cerebro pandémico en el día a día?

La doctora Sahakian pone un ejemplo muy común.

“Aparcas tu auto en un estacionamiento público de múltiples niveles de un centro comercial. Regresas después de varias horas. Por un momento te pierdes y no recuerdas dónde dejaste tu auto. Pues bien, el hipocampo es la zona del cerebro responsable de aplicar esa memoria, precisamente una de las zonas más afectadas por los efectos de la pandemia”.

Aparcamiento en Santa Mónica, Los Ángeles, Estados Unidos.

Getty Images
Los efectos del llamado cerebro pandémico pueden notarse si tenemos dificultades para reencontrar nuestra plaza de aparcamiento.

El hipocampo también está involucrado en los procesos de aprendizaje. Además, es una zona que normalmente se deteriora con la edad.

“Es por ello que los ancianos pueden ser más vulnerables, aunque también hemos detectado que los niños pueden experimentar retrasos en su desarrollo social y del lenguaje”, argumenta Sahakian.

Pero los efectos del llamado cerebro pandémico van mucho más allá de una afectación leve de la memoria o un retroceso de la capacidad de aprendizaje.

Son muchos los receptores que son sensibles al cortisol, así que varias redes neuronales quedan afectadas, notándose en nuestros posibles cambios de humor frecuentes, sentimientos de miedo o la incapacidad para concentrarnos, realizar varias tareas a la vez o tomar decisiones sin titubear.

Esto se debe a su impacto en el sistema límbico y la amígdala, esta última encargada de hacernos sentir emociones.

“Muchos pacientes describen un sentimiento de “neblina mental” y se quejan de que ya no toman decisiones de la misma forma que lo hacían antes”, explica Yassa.

Por supuesto, esta carga psicológica también viene acompañada de irremediables consecuencias fisiológicas.

“La depresión y la ansiedad nos afectan el sueño, cambian el apetito y producen fatiga”, añade el neurólogo.

Escáner de cerebro.

Getty Images
Sahakian y su equipo han estado investigando las variaciones en nuestro cerebro que provoca la pandemia.

No afecta a todos por igual

Como en todo, el cerebro pandémico lastra más a unos que otros. En esto entra en juego la resiliencia individual y el nivel de estrés al que estemos sometido.

No sufren lo mismo quienes han padecido el aislamiento social que aquellos que perdieron un familiar o conocido, se quedaron desempleados o estuvieron infectados.

En estos casos, además del estrés crónico, también puede aparecer el estrés postraumático, incrementando la inestabilidad de la salud mental, la depresión, el dolor y la ansiedad.

Algunos hemos mostrado más resiliencia y creamos estrategias durante los confinamientos para mantenernos sanos, como seguir una rutina de ejercicio físico, pero para los más afectados este tipo de actividades puede ser más difícil de seguir”, diferencia Sahakian.

“La autogestión del estrés es algo personal que no todos logramos de la misma manera. Todos hemos tenido estrés en nuestra vida. Si logramos superarlo, este estrés hasta puede ser bueno en cierto punto” añade.

¿Es posible recuperarse?

El doctor Yassa quiere pensar que sí es posible superar los cambios sufridos, pero reconoce que no será de la noche a la mañana y que tomará tiempo.

“La gente se sobrepone a desastres naturales o la pérdida de seres queridos, así que de esto también deberíamos superarlo. Pero primero debe desaparecer la causa”, aclara.

“Según se vayan recuperando las libertades y la gente retome el contacto social, todos mejoraremos”, amplía Sahakian.

Persona llorando en una tumba en Indonesia en plena ola de coronavirus.

Getty Images
Las personas que han sufrido un ser querido pueden tardar más en recuperarse de los efectos psicológicos de la pandemia.

Mientras esperamos por la vuelta a la normalidad, los expertos igualmente aconsejan aplicar técnicas para traer de vuelta nuestras funciones cognitivas.

“Debemos retarnos con juegos de memoria para recuperarla, así también como ponernos a aprender cosas nuevas”, recomienda la doctora.

Yassa opina que debemos enfocarnos en crear una especie de armonía de ritmos.

“Levantarnos a la misma hora, comer regularmente y hacer ejercicio físico da mejores oportunidades al cerebro para recuperarse“.

Pero si bien estas actividades pueden ser suficientes para muchos, Sahakian reconoce que algunos podemos necesitar la ayuda de profesionales.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WhrDWNcNQEM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.