close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Ley Anticorrupción sale a medias: funcionarios podrán ocultar datos de su declaración patrimonial

Los funcionarios podrán decidir qué datos de sus declaraciones patrimoniales y de interés publican, apelando a la afectación de su vida privada.
Cuartoscuro
Por Nayeli Roldán
15 de junio, 2016
Comparte

El Senado aprobó la Ley general del Sistema Nacional Anticorrupción y de Responsabilidades Administrativas, pero ignoró la demanda ciudadana para obligar a todos los funcionarios a publicar su declaración patrimonial, fiscal y de interés con el formato de la plataforma #3de3.

En la sesión extendida hasta la madrugada de este miércoles, el pleno del Senado postergó la definición de los formatos de las declaraciones públicas, es decir, no legisló sobre los datos que deberán incluir.

En tanto, el artículo 29 abre la posibilidad a la interpretación. Si bien establece la obligatoriedad de publicar las declaraciones patrimonial y de interés, los funcionarios podrán ocultar “los rubros cuya publicidad pueda afectar la vida privada o los datos personales protegidos por la Constitución”.

Por lo tanto, el Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción, a propuesta del Comité de Participación Ciudadana, será el organismo que “emitirá los formatos respectivos, garantizando que los rubros que pudieran afectar los derechos aludidos queden en resguardo de las autoridades competentes”.

Aunque los senadores Laura Rojas, del PAN, y Zoe Robledo, del PRD, propusieron que los formatos que han funcionado en la plataforma ciudadana #3de3 fueran incluidos en la ley –tal como lo demandaron las organizaciones ciudadanas– la propuesta fue desechada por el voto en contra de 59 senadores.

Aunque 51 senadores votaron a favor, el debate se perdió por nueve votos. Además, en el momento de la votación, 18 legisladores no estaban en el salón de sesiones, como Manuel Bartlett, Layda Sansores, Marco Blásquez y Benjamín Robles, del PT; Fidel Demédecis, Luz María Beristain, del PRD y los panistas Héctor Larios, Jorge Luis Preciado, entre otros.

La senadora del PT, Ana Gabriela Guevara, se abstuvo en la votación.

La Ley de responsabilidades administrativas es conocida como #3de3 porque organizaciones civiles entregaron la iniciativa que fue respaldada con las firma de más de 600 mil ciudadanos.

Aunque hay avances, la reforma no cumplió con las expectativas ciudadanas y queda incompleta la demanda de la máxima publicidad de las declaraciones de los funcionarios públicos, advierte Juan Pardinas, director del IMCO, uno de los principales impulsores de la iniciativa.

Lee: Estos son los senadores que votaron en contra de hacer públicas las declaraciones 3de3

Durante las últimas semanas, la negociación política se centró en este tema. Los senadores priistas y del Verde estaban en contra de la máxima publicidad de las declaraciones, pero horas antes de la votación, propusieron un “adendum” al dictamen en el cual le dan la responsabilidad al comité coordinador y al comité ciudadano de decidir la forma en que se harán públicas las declaraciones.

“Ni siquiera está la ley para escoger a los integrantes de los comités. Todavía no se ha creado el cuerpo y ya se le está asignando una responsabilidad de enorme desgaste político”, asegura Pardinas.

En entrevista con Animal Político, sostiene que “la mayor expectativa de los ciudadanos se queda en la incertidumbre” porque los senadores “le tienen miedo a la #3de3”.

Trece meses después de la reforma constitucional para el combate a la corrupción, los senadores aprobaron dos de las cinco leyes reglamentarias. La Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción fue aprobada con 116 votos a favor y cuatro en contra.

Los aspectos fundamentales

El Sistema Nacional tiene por objeto establecer principios, bases generales, políticas públicas y procedimientos para la coordinación entre las autoridades de todos los órdenes de gobierno en la prevención, detección y sanción de faltas administrativas y hechos de corrupción, así como en la fiscalización y control de recursos públicos. Es una instancia cuya finalidad es establecer, articular y evaluar la política en la materia.

El Sistema estará integrado por el Comité Coordinador, el Comité de Participación Ciudadana, y el Comité Rector del Sistema Nacional de Fiscalización y los sistemas locales de las entidades federativas.

El Comité Coordinador establecerá los mecanismos de coordinación y diseñará y evaluará las políticas públicas de combate a la corrupción; estará integrado por los titulares de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, de la Secretaría de la Función Pública (SFP), de los presidentes del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, de un representante del Consejo de la Judicatura Federal, y uno del Comité de Participación Ciudadana. Su presidencia será anual y rotativa entre los miembros del Comité de Participación Ciudadana.

El Comité de Participación Ciudadana estará integrado por cinco ciudadanos de probidad y prestigio que se hayan destacado por su contribución a la transparencia, la rendición de cuentas o el combate a la corrupción.

El Sistema Nacional Anticorrupción tendrá una Secretaría Ejecutiva, que será un organismo descentralizado, no sectorizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, con autonomía técnica y de gestión. Su objetivo es fungir como órgano de apoyo técnico del Comité Coordinador del Sistema Nacional.

Se creará una Plataforma Digital Nacional, administrada por la Secretaría Ejecutiva, donde las autoridades integrantes del Sistema Nacional incorporarán los sistemas de:

Evolución patrimonial y de declaración de intereses

Servidores públicos que intervengan en procedimientos de contrataciones públicas

Servidores públicos y particulares sancionados

Información y comunicación del sistema nacional y del sistema nacional de Fiscalización

Denuncias públicas de faltas administrativas y hechos de corrupción.

El Sistema Nacional de Fiscalización establecerá acciones y mecanismos de colaboración para la fiscalización de los recursos públicos. Estará integrado por la Auditoría Superior de la Federación, la Secretaría de la Función Pública, las entidades de fiscalización superiores locales, y las secretarías o instancias homólogas encargadas del control interno en las entidades federativas.

Con 94 votos a favor y 23 en contra, el Senado aprobó la Ley de responsabilidades administrativas que tiene estos puntos relevantes:

Todos los funcionarios públicos están obligados a presentar, bajo protesta de decir verdad, su declaración patrimonial y de intereses ante las Secretarías u Órgano interno de control y su declaración fiscal anual, en los términos que disponga la legislación de la materia.

Las declaraciones patrimonial y de interés serán públicas salvo los rubros cuya publicidad pueda afectar la vida privada o los datos personales protegidos por la Constitución. Para tal efecto, el Comité coordinador, a propuesta del comité de participación ciudadana, emitirá los formatos respectivos, garantizando que los rubros que pudieran afectar los derechos aludidos queden en resguardo de las autoridades competentes.

En el sistema de evaluación patrimonial, de declaración de intereses y de constancias de presentación de la declaración fiscal de la plataforma digital nacional, se inscribirán los datos públicos de los servidores obligados a presentar declaraciones.

Las secretarías y órganos internos de control realizarán una verificación aleatoria de las declaraciones patrimoniales, de interés y evolución del patrimonio de los servidores públicos. De no existir ninguna anomalía expedirán la certificación correspondiente. En caso contrario, iniciarán la investigación que corresponda.

Si el presunto infractor confiesa su responsabilidad sobre los actos que se le imputan una vez iniciado el procedimiento de responsabilidad se aplicará una reducción de hasta treinta por ciento del monto de la sanción aplicable y, en su caso, una reducción de hasta el treinta por ciento del tiempo de inhabilitación que corresponda.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Boresa Kotomah

Hackearon mi cuenta de Instagram y perdí mi negocio

Los hackers de las redes sociales están causando pérdidas considerables a pequeños negocios que usan las plataformas digitales para promocionar sus productos.
Boresa Kotomah
26 de agosto, 2019
Comparte

Bree Kotomah, una joven británica de 23 años, casi se dio por vencida en el momento más exitoso de su floreciente carrera como diseñadora de moda.

En noviembre de 2018 unos piratas informáticos comprometieron la cuenta de Instagram de su marca Boresa Kotomah, que en ese momento solo contaba con la plataforma como forma de promoción y venta.

“Desafortunadamente, en ese momento ejecutaba todo en Instagram, así que cuando mi cuenta desapareció, todo el negocio desapareció“, le dijo la joven a BBC Radio 5 Live.

Kotomah se despertó una mañana y su cuenta había sido eliminada.

“Instagram decía que había violado algunos términos y que había hecho ciertas cosas que sé que no hice”, expuso.

Su experiencia no es aislada: es parte de una tendencia creciente que afecta a las personas que dependen en gran medida de las redes sociales como Instagram para promocionar sus negocios.

En la actualidad, una gran parte de las microempresas (aquellas que tienen menos de nueve empleados) son víctimas de ataques cibernéticos cada año, en mucha mayor medida que el resto de las empresas.

“No sabía qué hacer”

Kotomah, cuyo negocio tiene su sede en Londres, no estudió moda, sino que aprendió a coser por sí misma y comenzó a diseñar ropa en 2018.

Debido al interés que sus creaciones de ropa recibían en Twitter, la británica decidió abrir una cuenta de Instagram, que en apenas un par de meses ganó unos 5.000 seguidores, luego de que la foto de uno de sus vestidos se volviera viral.

Hacker.

Getty Images
Una gran parte de las microempresas (aquellas que tienen menos de nueve empleados) son víctimas de ataques cibernéticos cada año.

Así, los clientes interesados e​​n sus productos le enviaban un mensaje directo en esta plataforma para conocer sobre los precios y hacer encargos.

Kotomah les cobraba a sus clientes a través de PayPal y la aplicación móvil Invoice2go. En poco tiempo su reputación creció de boca en boca.

Pero inesperadamente todo se vio forzado a parar.

“Mi negocio en ese momento era mi sustento. Lo hacía a tiempo completo. Así que como no estaba trabajando, no ganaba dinero. No sabía qué hacer”, contó.

Kotomah estaba tan desanimada que dejó de diseñar durante dos meses y consideró hacer otros trabajos. Pero luego decidió intentarlo una vez más.

Creó una nueva cuenta de Instagram, aprendió más sobre cómo administrar un negocio y abrió un sitio web de compras donde los clientes pueden acceder a la mercancía y ordenarla.

Sus diseños han sido usados ​​por actores, cantantes, influencers y otras celebridades, y algunos de sus clientes incluyen famosos como Maya Jama, Nush Cope, Ebonee Davis, Chidera Eggerue, AfroB, Labrinth, Lianne La havas, Wiz Kid y Mr Eazi.

En enero creó un segundo perfil de Instagram, y ocho meses después, la Asociación de Profesionales Independientes y Trabajadores por Cuenta Propia le otorgó el premio Joven Freelancer del Año.

“Perdí 7 mil seguidores en un instante”

Clare Vaughan es otra emprendedora que dirige la tienda de ropa United Colors of Benetton en Liverpool, Reino Unido.

Aunque la británica comercia bajo la conocida marca, ella es propietaria de la tienda y usa una cuenta de Instagram para promocionar su espacio.

Después de que su cuenta de Instagram fue pirateada, Vaughan luchópara que la red social tomara medidas con los responsables.

Cuando el incómodo incidente ocurrió, la mujer dijo sentir que su reputación y la de su negocio se vieron seriamente comprometidos.

Los diseños de Kotomah han sido usados por conocidos actores, influencers, cantantes, modelos y bailarines.

Boresa Kotomah
Los diseños de Kotomah han sido usados por conocidos actores, influencers, cantantes, modelos y bailarines.

“Fue horrible, absolutamente horrible. Siete semanas de estrés cuando podrían haber cerrado esa página al instante. Además, la gente había perdido la confianza en mí”, le dijo a la BBC.

“Perdimos 7.000 seguidores al instante y me ha llevado desde octubre hasta ahora obtener casi 4.000 nuevos seguidores.

Vaughan asegura que las conversaciones con Instagram y Facebook para resolver el problema “han sido difíciles porque se trata de una entidad con sede en Estados Unidos“.

Un portavoz de Facebook, propietario de Instagram, le dijo a la BBC: “Utilizamos medidas sofisticadas para detener a los piratas informáticos antes de que tengan acceso a las cuentas y estamos trabajando continuamente para mejorar nuestro proceso de recuperación.

“En los pocos casos en que una cuenta es víctima de piratas cibernéticos, las personas pueden recuperar su cuenta a través de la aplicación y el sitio web y notificamos a las personas si vemos cambios no autorizados en una cuenta”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-MfA36H_HdA&t=50s

https://www.youtube.com/watch?v=2UdkGCpO8eU&t=10s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.