Cómo funciona el MARCbot, el robot con el que la policía mató al francotirador de Dallas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Cómo funciona el MARCbot, el robot con el que la policía mató al francotirador de Dallas

Agentes utilizaron un robot con un explosivo para matar a Micah Johnson, que se había atrincherado en un garaje tras disparar contra la policía en EU.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
10 de julio, 2016
Comparte

“No vimos otra opción”, aseguró Mark Brown, jefe de la policía de Dallas, en Texas (sur de EU), al confirmar este viernes que habían utilizado un vehículo a control remoto para abatir al hombre que mató a cinco policías en la noche de este jueves.

Los agentes utilizaron un Robot Multifunción Ágil por Control Remoto, conocido como MARCbot, que portaba un explosivo, para acabar con la vida de Micah Johnson, el joven de 25 años que se había atrincherado en un garaje del centro de Dallas tras disparar contra la policía.

El tiroteo comenzó alrededor de las 20:45 hora local de jueves (01:45 GMT de este viernes) mientras se desarrolllaba una marcha de protesta por la muerte de los afroestadounidenses Alton Sterling y Philando Castile a manos de agentes policiales ocurrida esta semana en Minesota y Luisiana.

Según el jefe de la policía de Dallas, antes de morir Johnson dijo que su intención era“matar blancos, especialmente agentes blancos.

Brown afirmó que el hombre se declaró enojado por las muertes de Sterling y Castile.

El ejército de EU lleva una década utilizando el MARCbot en Irak y Afganistán.

Policía en DallasAP
En el tiroteo de este jueves 5 policías murieron y otros siete oficiales y dos civiles resultaron heridos.

Tiene el tamaño de un cortacésped, consta de cuatro ruedas u orugas unidas por un chasis que soporta una batería de seis horas de duración, una cámara giroscópica, un altavoz, un micrófono y un brazo mecánico.

Los operadores lo manejan vía remota con un mando y una pantalla.

Pueden llevarlo hasta donde el terreno lo permita y mirar a través de la cámara, usar su brazo para mover objetos sospechosos, activar cargas explosivas o interactuar con alguien a través del parlante y el micrófono.

“No vimos otra opción más que usar el robot con una bomba y colocarla en su extensión para detonarla donde estaba el sospechoso”, dijo Mark Brown a la prensa.

“Otras opciones hubieran expuesto a nuestros oficiales a un gran peligro. El sospechoso está muerto como resultado de la detonación”, añadió.

El MARCbot en el frente

La firma que fabrica el MARCbot, Exponent Inc., explica que se trata de un vehículo “barato y de misión específica desarrollado para inspeccionar dispositivos caseros explosivos o material sospechoso”.

Fue diseñado en 2002 bajo petición del Ejército de EU, que había sufrido la baja de soldados en misiones en las que tenían que exponerse a objetos sospechosos o caminar por lugares inseguros.

La empresa fabricó más de 1,000 MARCbot para su uso en las guerras de Irak y Afganistán desde 2002 durante ocho años, según Exponent.

MARCbot en IrakGETTY IMAGES
El Ejército de EE.UU. los ha empleado en operaciones riesgosas que antes tenían que realizar los soldados.

En el caso de Dallas, la policía aún no ha detallado cómo el MARCbot se acercó lo suficiente al sospechoso como para causarle la muerte con la explosión.

BBC Mundo intentó conocer la respuesta de las autoridades de Dallas, pero no hubo un vocero disponible para responder de forma inmediata.

Rara vez estos robots son usados para matar a alguien, según explicó Tom Gorup, un veterano de infantería de Irak y Afganistán, a la agencia de noticias AP.

“Son bastante torpes y son empleados para (tareas de) reconocimiento en lugar de ofensivas”, explicó Gorup.

El primer caso letal

El experto en seguridad Peter W. Singer, miembro del centro de estudios New America Fundation, con base en Washington D.C., afirma que es “la primera vez que el robot se usa de esta manera por la policía”.

Cuando Singer escribió su libro “Wired for War” (Cableado para la guerra) en 2009, un soldado estadounidense le dijo que en Irak los robots de este tipo en ocasiones fueron usados contra insurgentes, según la agencia AP.

Pero la propia policía de Dallas ya utilizó un MARCbot en junio de 2015 para una detonación controlada de un paquete en la que nadie resultó herido.

Micha JohnsonAP
Micah Johnson murió por el explosivo adherido a un MARCbot.

En esa ocasión, un hombre que abrió fuego con un rifle de asalto en las oficinas de la policía de Dallas “había colocado un dispositivo explosivo” en un estacionamiento junto a la sede policiaca.

“El dispositivo fue detonado por miembros del Escuadrón de Bombas que usaron un robot en una operación de seguridad”, según informaron las autoridades.

El Centro de Estudios de los Vehículos no Tripulados, con base en Washington D.C., creó en un mapa en el que identificó 201 entidades locales, estatales y federales en EU que tienen vehículos MARCbot y de otros modelos similares para sus operaciones.

Además de Dallas, otras ciudades de EU con este tipo de tecnología son Washington D.C., San Francisco, Los Ángeles, Miami, Oklahoma, Houston, así como el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Justicia.

“Estos robots son una presencia creciente en los departamentos de policía en todo el país, debido en buena medida a un programa del Departamento de Defensa que transfiere el exceso de material militar a la policía estadounidense”, dice el reporte del Centro de Estudios de los Vehículos no Tripulados.

MARCbot en 2015GETTY IMAGES
La Policía de Dallas empleó también un robot para detonar un paquete en 2015.

Salvar o terminar vidas

Estos vehículos a cotrol remoto no solo han servido para verificar paquetes sospechosos, hacer detonaciones controladas o revisar callejones sospechosos, sino que también han tenido otros usos.

La policía de San José, en California, utilizó en 2015 un robot similar en la negociación con un hombre que amenazaba con arrojarse desde una rampaen una autopista.

A través del robot, la policía le hizo llegar un teléfono para las negociaciones, pero también algo de comida.

La muerte de Micah Johnson en Dallas ha planteado la pregunta de qué uso se le dará a estos dispositivos que fueron pensados para salvar vidas, como le dijo a AP William Cohen, un exempleado de Exponent Inc. que diseñó el MARCbot.

“¿Dónde situará el límite la policía cuando esté tratando de decidir entre continuar negociando y hacer algo como esto?”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Kirsten Luce / National Geographic. Imágenes de la edición JULIO 2017

FGR elude investigar la masacre de Allende; nunca atrajo el caso pese a que se comprometió en 2019

Familias de víctimas reclaman que caso de la masacre de Allende se revise a nivel federal, por el “conflicto de intereses” existente en el estado.
Kirsten Luce / National Geographic. Imágenes de la edición JULIO 2017
20 de diciembre, 2021
Comparte

La Fiscalía General de la República (FGR) sigue eludiendo investigar la masacre de Allende, Coahuila, a pesar de haberse comprometido a ello en reiteradas ocasiones.

La última ocurrió en marzo de 2019, cuando se cumplían ocho años de los sucesos en los que sicarios de Los Zetas arrasaron el municipio y secuestraron y asesinaron a un número todavía indeterminado de personas. Entonces, el delegado del gobierno federal en Coahuila, Reyes Flores Hurtado, dijo ante familiares de víctimas y organizaciones de la sociedad civil que la Fiscalía atraería el caso de Allende y el del penal de Piedras Negras, fuertemente vinculado. Puso una fecha tope: un mes a más tardar. Han transcurrido casi tres años y todavía no hay una sola carpeta atraída.

Animal Político solicitó por transparencia a la FGR los expedientes de la investigación de la masacre, que tuvo lugar entre el 18 y el 20 de marzo de 2011. “No fue posible advertir expresión documental con las características de un expediente de investigación a cargo de esta Fiscalía General de la República, iniciado por los hechos acontecidos 18 al 20 de marzo de 2011, en el Municipio de Allende, Estado de Coahuila, y que hayan sido catalogados como violaciones graves a derechos humanos”, respondió la FGR, que señaló que la investigación está en manos de la Fiscalía General del Estado de Coahuila (FGE), según consta en la recomendación 10VG/2018 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Animal Político consultó con la FGR y con la Fiscalía estatal, pero al cierre de la edición no había recibido respuesta.

Te puede interesar: Alcalde de Allende sabía de la masacre que harían Los Zetas, dice la Procuraduría de Coahuila

Durante los últimos años, diversas autoridades plantearon la posibilidad de que investigadores federales se hicieran cargo del expediente, pero a día de hoy eso no ha sucedido. De hecho, en agosto de 2019 hubo una reunión en la que estuvo presente, entre otros, el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, en la que también se llegó al compromiso de la atracción, sin resultados hasta el momento.

Lo más cerca de que la FGR encabece esta investigación fue la apertura en 2018 de una carpeta en la antigua Seido, la fiscalía especializada en crimen organizado. Se trata de la carpeta FED/SEIDO/UEIDCS-CDMX/0000624/2018. Sin embargo, esta no pasó de recibir la recomendación de la CNDH y no hay constancia de mayores movimientos.

Las familias de las víctimas llevan años pidiendo que sea la FGR la que atraiga el expediente ya que consideran que las autoridades de Coahuila no están capacitadas para investigar unos hechos que salpican a antiguos funcionarios. “Hay avances, con órdenes de aprehensión y sentencias. Pero está contaminado”, dijo Ariana Denisse García Bosque, representante legal de la asociación Familias Unidas en la Búsqueda y Localización de Personas en la que se integran familiares de algunas de las personas desaparecidas en aquellos sucesos.

Por el momento la investigación ha señalado a integrantes del crimen organizado, concretamente de Los Zetas, y policías municipales de Allende, así como custodios del penal de Piedras Negras. Sin embargo, queda pendiente la investigación sobre la cadena de mando y las responsabilidades políticas de aquellos sucesos, que tuvieron lugar durante el gobierno del priista Rubén Moreira. “Hay un conflicto de intereses en la investigación”, afirma.

Además, las investigaciones están plagadas de irregularidades, según García Bosque, que considera que las autoridades estatales no están capacitadas para investigar sus propias negligencias.

Recuerda la abogada cómo a las familias les entregaron urnas con cenizas y luego el propio gobernador reconoció que no fue posible encontrar restos. “Era tierra del lugar de los hechos”, explica.

La última reunión mantenida entre autoridades y familias tuvo lugar el pasado 3 de diciembre. En ella, sin embargo, no hubo novedades sobre avances en la investigación o en la reparación de las víctimas, otro asunto que está todavía pendiente.

La masacre tuvo lugar entre los días 18 y 20 de marzo 2011 en el municipio de Allende, Coahuila. Aquel día, sicarios a bordo de camionetas irrumpieron en el municipio para arrasarlo como castigo por una traición que llevó a la DEA a acercarse a algunos de sus líderes. Destruyeron viviendas y un número indeterminado de personas (entre 45 y 300, según versiones) fue desaparecido.

Las víctimas vinculan estos hechos con el penal de Piedras Negras, convertido en centro de exterminio a cargo de Los Zetas. Actualmente faltan 7 órdenes de aprehensión por ejecutar y ya han sido condenados algunos responsables. Sin embargo, la investigación por las responsabilidades políticas queda pendiente. La FGR se comprometió con las familias pero, a día de hoy, sigue sin iniciar pesquisas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.