Islandia (más allá de la Eurocopa): 7 razones por las que será el viaje de tus sueños
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Boy Anupong

Islandia (más allá de la Eurocopa): 7 razones por las que será el viaje de tus sueños

Islandia participó por primera vez en una Eurocopa. Sin embargo, el país nórdico esconde más secretos que su éxito en el futbol.
Boy Anupong
Por Paola Alín M.
4 de julio, 2016
Comparte

Por primera vez en la historia, Islandia participó en la Eurocopa, torneo en el cual inesperadamente venció a una de las selecciones con más tradición en el futbol: Inglaterra. Este éxito ha puesto nuevamente la atención del mundo en la nación que es famosa no sólo por sus impresionantes paisajes, sino por ser uno de los lugares más seguros y con mejor calidad de vida del planeta.

De hecho, este año la isla ubicada al sur de Groenlandia espera al menos 1.73 millones de turistas, cinco veces más que su población total (sólo 330 mil habitantes). Y cada año la cifra aumenta.

¿Cuáles son los secretos que hacen tan atractivo este país? Te contamos algunos:

1. Paisajes insuperables

Cloudy days can be beautiful too. #Þingeyri #Dýrafjörður #VisitWestfjords #IcelandSecret #Reflections #Clouds #Regram @stacey.katz.photography

Una foto publicada por Inspired by Iceland (@inspiredbyiceland) el

Volcanes activos, glaciares, playas de arena negra, montañas multicolor, géiseres, ríos y cascadas son parte de los principales paisajes de Islandia. 

El país –uno de los más jóvenes del planeta, geológicamente hablando– tiene al menos 40 volcanes que han hecho erupción en los últimos siglos. De hecho, aproximadamente cada cinco años un volcán hace explosión. El más activo es el monte Hekla, cuyo último periodo de actividad fue en el año 2000.

A pesar de que la tercera parte de lava que ha cubierto el planeta ha erupcionado en Islandia, el país también está cubierto de hielo. Los glaciares cubren al menos 10% del territorio islandés. El glaciar más grande, el Vatnajökull, es también el mayor de Europa. Otros: Hofsjökull, Langjökull, Mýrdalsjökull, Eyjafjallajökull –que cubre al volcán del mismo nombre–, Drangajökull y Snæfellsjökull. 

Una de las zonas más turísticas se encuentra en los alrededores de la capital Reykjavík y es conocida como el Golden Circle (el Círculo de Oro). El recorrido incluye la visita al Parque Nacional de Pingvellir, un lugar ubicado exactamente entre las placas tectónicas de Norteamérica y la Euroasiática, donde incluso es posible bucear; también fue sede del primer parlamento democrático del mundo –fundado en el año 930 D.C.–. 

Aproximadamente a dos horas de Reykjavík se ubica la península de Snaefellsnes, en cuyo territorio se encuentra el volcán Snæfellsjökull que, en la historia del escritor Julio Verne, es la entrada al centro de la Tierra. 

Por su naturaleza y, sobre todo, por el uso de sus recursos naturales y energías renovables, Islandia es el segundo país más verde del planeta, sólo por debajo de Finlandia, de acuerdo con el Foro Económico Mundial. 

2. El agua (caliente)

En Islandia encontrarás el agua más saludable y fresca que te puedas imaginar. La razón es simple: toda el agua que se consume se origina directamente de los ríos que hay en el país, los cuales a su vez se alimentan del deshielo de los glaciares y las montañas. 

En Reykjavík, por ejemplo, la gran cantidad de agua caliente que hay bajo la tierra permite utilizarla para las regaderas de la capital, para los sistemas de calefacción de las casas y para suministrar las albercas públicas. 

Sin embargo, el agua caliente que circula en la ciudad tienen altas concentraciones de minerales –ya que proviene de aguas geotermales naturales– por lo que tomar un baño caliente implicará acostumbrarse a un fuerte olor s sulfuro. 

Por eso, aunque es seguro beber directamente del grifo, primero hay comprobar que no haya restos de agua caliente. 

El Blue Lagoon y Mývatn son dos de las más famosas lagunas geotermales en Islandia, y están abiertas al público (como casi todo en el país). En esos lugares la temperatura del agua puede alcanzar hasta los 42 grados centígrados. 

3. Las piscinas y la desnudez

Ilustración: Bolasmidjan

Ilustración: Bolasmidjan

Una parte fundamental de la cultura en Islandia son las piscinas públicas y, por consiguiente, desnudarse en público. 

De hecho, en promedio, los islandeses asisten al menos tres veces a la semana. 

Tan sólo en Reykjavik, donde habita una tercera parte de la población (119 mil), hay 10 albercas públicas –en islandés, Sundlaugar–. La entrada, sin tiempo limitado, salvo el del horario de la alberca, cuesta aproximadamente 40 pesos.

Generalmente, cada balneario tiene toboganes, al menos una alberca olímpica, una para niños y otras pequeñas con agua caliente, desde los 30 a los 42 grados centógrados. 

Una regla fundamental para acceder a las piscinas es tomar una baño, de pies a cabeza, en las regaderas que también son públicas… y sin separaciones. 

athugið

4. Luz día y noche

Una foto publicada por @lfagerbakke el

¿Has escuchado hablar del sol de medianoche? Ocurre cada año el 21 de junio, en el Solsticio de Verano, que es el día más largo del año en el hemisferio norte. Y sí, el Sol es visible las 24 horas. 

Los lugares perfectos para vivirlo son al norte del país. En Akureyri, por ejemplo, que es la segunda ciudad más grande de la isla.

Lo contrario ocurre el 22 de diciembre, cuando en Islandia hay apenas tres horas de luz solar. De 11:30 de la mañana a las 3:30 de la tarde, aproximadamente.

5. Gradúate como un buen turista (para no morir en el intento)

Este año, en menos de dos meses, murieron cuatro turistas.

Lo anterior generó controversia en el país por la instalación de más señalamientos de advertencia en los principales lugares turísticos. Una famosa revista local, Reykjavik Grapevine, incluso ironizó al respecto: “En Islandia creemos en la selección natural”.

Debido a que en Islandia la principal atracción es la naturaleza misma, evitando a toda costa la intervención humana, el gobierno islandés creó una Academia para que los turistas conozcan los riesgos que pudiera implicar visitar determinados lugares.

Iceland Academy tiene un programa que puedes consultar en línea y completar en cuatro clases “para ser capaz de viajar, comer e incluso tomar un baño como un local”. 

Las cuatro clases son:

  • Cómo evitar momentos incómodos en las albercas
  • Viajando responsablemente en Islandia
  • Estar a salvo en Islandia
  • Una guía para para deportes de invierno

6. El clima

“Si no te gusta el clima, espera cinco minutos” es uno de los dichos más famosos entre los islandeses. A pesar de que para su ubicación geográfica Islandia tiene un clima moderado, las temperaturas cambian rápida y drásticamente. En un día pude haber lluvia, sol, nubarrones, fuertes vientos y nieve.

La principal razón por la que Islandia no tiene un clima súper frío es gracias a la Corriente del Golfo, que transporta agua caliente hacia el norte.

7. Auroras boreales

Al final, pero no menos importante: Islandia es un país perfecto para ver las Auroras Boreales. La mejor época del año es desde finales de agosto hasta finales de marzo. Lo único que se necesita es una alta actividad solar, un cielo despejado y mucha paciencia para esperar a que aparezcan.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

¿Por qué América Latina es la región con más muertes en el mundo por COVID?

La efectividad de las medidas implementadas por los 5 países (Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Perú) con más muertos por COVID-19 en la región se ha visto condicionada por su falta de infraestructura sanitaria y la precariedad laboral.
Getty Images
19 de octubre, 2020
Comparte

Latinoamérica tuvo tiempo para prepararse y enfrentar bien la pandemia. Pero sus condiciones estructurales en economía, vivienda y salubridad terminaron haciendo que el continente se transformara en un lugar propicio para la propagación del COVID-19.

Así lo sugiere la investigación “Respuestas al COVID-19 en cinco países de Latinoamérica”, que revisó los primeros meses de combate a la pandemia en Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Perú: los países con más muertes del continente según las estadísticas de la Universidad John Hopkins.

Los autores -un equipo multidisciplinario- analizaron las condiciones precovid y las respuestas de los gobiernos a la pandemia.

Entre los factores prepandémicos que identificaron están la alta informalidad laboral, hacinamiento y densidad poblacional, baja infraestructura hospitalaria e incapacidad de los sistemas sanitarios para desplegar mecanismos de testeo y trazabilidad tempranamente.

Todas esas limitantes hacen que “Latinoamérica sea una región más riesgosa” pues merman tanto la capacidad de reacción de los países como la posibilidad de que la población cumpla medidas como la cuarentena, según explica Alejandra Benítez, una de las autoras del estudio.

La investigación también plantea que, aunque algunos países reaccionaron rápido, no lograron revertir estas condiciones de base, porque la ayuda económica a los hogares fue insuficiente o llegó tarde para los grupos que más lo necesitaban.

“Chile, por ejemplo, fue rápido en cerrar aeropuertos y fronteras. También, comparativamente, fue efectivo en el aumento de camas hospitalarias y ventiladores. Pero lo que no se hizo rápido fue la trazabilidad, es decir lo relativo a encontrar a las personas enfermas, aislarlas, hacerles seguimiento. En lo económico hubo respuestas rápidas, pero solo para el sector formal de los trabajadores”, explica Carolina Velasco, también autora de la publicación.

Aeropuerto en Santiago en mayo de 2020.

Getty Images
Chile reaccionó rápido el cierre de aeropuertos y fronteras cuando se desató la primera ola de la pandemia.

Los factores estructurales que impidieron reaccionar bien al COVID-19 podrían implicar otro problema mayor: que la enfermedad se vuelva endémica. El fenómeno ya ha empezado a detectarse en Reino Unido.

Un estudio realizado por Public Health England, una agencia dependiente del Departamento de Salud y Cuidado Social de ese país, mostró que las restricciones aplicadas durante la pandemia han sido poco efectivas en reducir el número de infectados en algunas áreas del norte de Inglaterra, donde el covid-19 está “firmemente instalado”.

Alta vulnerabilidad, pobreza y hacinamiento

Estos lugares son zonas habitadas por minorías étnicas que se caracterizan por alta vulnerabilidad, pobreza y hacinamiento.

Aunque esto no fue un tema del estudio, las investigadoras coinciden en que los determinantes que agravaron el impacto del COVID-19 en América Latina -en particular las condiciones de pobreza e informalidad laboral y la debilidad de los sistemas sanitarios- podrían hacer que “se convierta en un virus endémico”.

En el estudio, de hecho, se identificaron zonas y comunas donde, pese a las medidas implementadas, los casos y muertes por COVID-19 no disminuyeron a la velocidad esperada.

Zona en Tijuana, estado de Baja California en México.

Getty Images
Varias zonas con problemas de hacinamiento y pobreza en América Latina podrían hacer que el coronavirus se convierta en un patógeno endémico.

Por ejemplo, las comunas de más bajos ingresos en la Región Metropolitana de Chile; la zona del Amazonas colombiano y las principales ciudades del sureste de Brasil.

La investigación examinó las políticas aplicadas por los cinco países entre febrero y agosto de 2020. Para analizar el nivel de reacción de los gobiernos en comparación con la evolución de la enfermedad, se usó un índice creado por la Universidad de Oxford.

Los gobiernos reaccionan pero el contagio no cesa

Una primera área de estudio es la de mitigación y contención, que se refiere a medidas como cierre de escuelas, cuarentenas, cierre de fronteras o restricción a eventos masivos.

En este tema, dicen los investigadores, casi todos los países (excepto Brasil) reaccionaron tempranamente: muy cerca de cuando se confirmó el primer caso de COVID-19.

Sin embargo, los datos muestran que “no hay una relación evidente entre la capacidad de reacción y los resultados sanitarios”. Ello pues, pese a las medidas adoptadas, los nuevos infectados y la tasa de positividad de COVID-19, “continuaron aumentando”.

Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Getty Images
De acuerdo a investigadores, Brasil reaccionó tarde en la aplicación de medidas como cierre de escuelas, fronteras y restricciones de eventos públicos.

En el área económica, todos los países, salvo Ecuador, redujeron sus tasas de interés, crearon condiciones para otorgar créditos y establecieron medidas para proteger el empleo.

“Sin embargo, el apoyo para los trabajadores informales y los más vulnerables fue más lento”, dicen los investigadores. Tomando en cuenta las distintas medidas implementadas, Colombia fue el país más rápido en reaccionar desde que comenzó el COVID-19: tardó 16 días.

Los investigadores también compararon la rapidez en la entrega de apoyos económicos en contextos de cuarentena: es decir, con restricciones de movilidad en algunas zonas (aunque éstas no siempre se cumplen, ya que una proporción importante de trabajadores necesita salir a la calle pues vive del ingreso diario).

En el caso de Chile, por ejemplo, desde que se aplicó la cuarentena obligatoria, la primera canasta de alimentos llegó a los 50 días (a un hogar de una comuna de bajos ingresos). En el caso de Colombia, la canasta demoró 9 días y en Brasil tardó 64 días.

Los autores midieron el monto de estímulo económico entregado por cada país en contextos de COVID-19: es decir, el aporte que sale del “bolsillo” del Estado.

Personas haciendo fila en Colombia para hacer tests de coronavirus.

Getty Images
De acuerdo a expertos, Colombia fue uno de los países que más rápido reaccionó en el apoyo a trabajadores informales y vulnerables.

De los cinco casos analizados, Brasil es el que realiza un esfuerzo mayor, gastando alrededor de 880 dólares por habitante (alrededor de 10% del PIB nacional), seguido de Chile, con casi 800 dólares (5.2% del PIB). Colombia y Perú gastaron casi 500 dólares (7.6%) y 380 dólares (5.6%) por habitante.

Ecuador es el país que menos apoyo entrega: 24,8 dólare per cápita y 0.4% del PIB.

Índice de apoyo económico

Ahora, al analizar la magnitud del apoyo económico que se entregó a los hogares tomando en cuenta la evolución de la enfermedad, los datos son menos optimistas.

Por ejemplo, Chile comenzó el período con bajos niveles de apoyo a las familias (menos de 40% según el índice de Oxford, que llega hasta un máximo de 100%), pero éste fue aumentando (75% a mediados de junio). En el caso de Brasil, su índice de apoyo económico fue de 50%.

Según los investigadores, aún cuando los niveles de apoyo económico aumentan, no hay una correlación entre este dato y el número de casos o la tasa de positividad.

Al revés, los casos aumentan o se mantienen. “Esto sugiere que el apoyo en temas de ingreso no tuvo la efectividad esperada, no solo porque la implementación fue lenta, sino porque la magnitud del apoyo fue limitada. El único país que muestra una disminución en la tasa de positividad que coincide con un aumento del indicador es Chile“, explican los autores.

Países con más muertes por coronavirus. Muertes por cada 100.000 personas. .

Esto ocurre en un período en que las cuarentenas fueron más fuertes y comenzó a aplicarse una mejor estrategia de testeo y trazabilidad. Lo anterior lleva a concluir a los investigadores que, en contextos de pandemia, es central una respuesta temprana e integral.

Zonas vulnerables

Los autores identificaron algunas zonas geográficas en las que las medidas implementadas fueron menos efectivas.

En Chile, por ejemplo, el virus evolucionó de manera distinta en diferentes áreas de la Región Metropolitana. En las comunas de mayores ingresos, después de una semana de cuarentena, los casos diarios bajaron; en cambio, en aquellas comunas de menores ingresos (Independencia, San Ramón, La Granja y Recoleta), los casos diarios subieron.

“Estos datos son consistentes con la demora en la entrega de medidas de apoyo económico para los grupos vulnerables. La falta de respuesta económica temprana impidió a las personas quedarse en la casa y, por lo tanto, disminuyó el efecto de las restricciones“, plantean los autores.

En Colombia, la región más afectada en número de casos y muertes es la de Amazonas (32,9 casos y 1.3 muertes por cada 1,000 habitantes), localizada en una provincia donde la informalidad laboral alcanza un 90% y el hacinamiento y la pobreza llegan a 16% y 35%, respectivamente.

Niño navegando en bote en la Amazonía colombiana.

Getty Images
La Amazonía colombiana es la zona más afectada por el coronavirus en todo el país.

En cambio, las zonas de Antioquía y Valle del Cauca, que poseen menores niveles de hacinamiento y pobreza, registran también un menor número de muertes.

En Ecuador, la provincia de Guayas presenta el mayor número de casos y muertos (alrededor de 18,000 y 1,700) y Santa Helena tiene una tasa de muerte de 82.5 por cada 100,000 habitantes. Ambas provincias tienen niveles de desempleo superiores a 20%.

Además, en Guayas los niveles de acceso de la población a servicios básicos y agua potable son bajos (66.6 y 85.7%, respectivamente).

Finalmente en Brasil, la región más impactada en número de casos y muertes es el Sudeste, con un 35% y 45% respectivamente. Esta región alberga al 42% de la población nacional y concentra las ciudades más densamente pobladas y turísticas, como Sao Paulo y Río de Janeiro.

Conclusiones del estudio

El trabajo concluye que las pandemias deben ser abordadas con una mirada integral, tomando en cuenta cuatro ámbitos: estrategias sanitarias y de contención; comunicación de los datos sobre la pandemia y medidas económicas de apoyo, particularmente a los grupos más vulnerables (para que puedan, por ejemplo, quedarse en sus casas aquellos que necesitan salir a trabajar).

Vista aérea de Santa Clara de San Millán en Ecuador.

Getty Images
Las pandemias deben ser abordadas con una mirada integral, tomando en cuenta cuatro ámbitos: estrategias sanitarias y de contención; comunicación de los datos sobre la pandemia y medidas económicas de apoyo, particularmente a los grupos más vulnerables

Es clave contar con una estrategia sistemática de testeo, trazabilidad y seguimiento de casos en etapas tempranas de la pandemia, para contener brotes y evitar detener por largo tiempo la actividad del país, sugieren los autores.

Asimismo, es determinante contar con un buena comunicación y coordinación ya que optimiza la toma de decisiones y da más legitimidad a la autoridad y las estrategias implementadas, mejorando el cumplimiento de las medidas.

Finalmente, los hallazgos también ofrecen algunas luces sobre cómo convivir con una pandemia que estará presente por un buen tiempo. En ello las estrategias de testeo y trazabilidad son fundamentales para la vigilancia activa de casos y brotes.

*Marcela Ramos es investigadora asistente en la Universidad de Glasgow, Escocia, Reino Unido.

*Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Puedes leer la nota original en este enlace.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-V2gDY8mttE&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.