Los grafiti que escribieron los astronautas que viajaron a la luna en el Apolo 11
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los grafiti que escribieron los astronautas que viajaron a la luna en el Apolo 11

Un calendario, unas coordenadas o un aviso sobre "desperdicios malolientes" son algunas de las cosas que escribieron en el Apolo 11 los astronautas que completaron la histórica misión a la Luna.
Por BBC Mundo
22 de julio, 2016
Comparte

Un calendario, unas coordenadas o un aviso sobre “desperdicios malolientes” son algunas de las cosas que escribieron en el Apolo 11 los astronautas que completaron la histórica misión a la luna, en julio de 1969.

El 20 de julio se cumplieron 47 años del hito y, para celebrarlo, el Museo Smithsonian de Estados Unidos puso a disposición del público un escaneado en 3D del módulo de mando de la nave, el Columbia.

Y, en el proceso de escaneo del Columbia, los responsables del Smithsonian encontraron graffiti antes desconocidos.

Calendario

Entre ellos hay números e información facilitada por el centro de control en Houston, escrita en paredes o paneles de la nave.

También hay un calendario escrito a mano por uno de los astronautas, en el que aparecen tachados todos los días salvo el 24 de julio, cuando los astronautas amerizaron en el Océano Pacífico.

En esta imagen se puede leer el aviso sobre “Smelly waste” (desperdicios malolientes) y, arriba a la derecha, el calendario.

John Hirakasi

En esta imagen, sacada en 1969, el calendario se ve justo detrás del técnico John Hirakasi, que fue puestoen cuarentena junto con los astronautas del Apolo 11 a la vuelta a la tierra.

Panel

Hirakasi tenía la tarea de remover objetos esenciales de la nave.

El Colombia fue el módulo en el que vivían los astronautas, pero nunca alunizó.

Otro módulo, el de servicio, contenía el sistema de propulsión, y el módulo lunar, conocido como el “Eagle”, fue el utilizado por Armstrong y Aldrin para llegar a la superficie de la luna.

En este panel se pueden ver números y otras notas copiadas durante las transmisiones desde el centro de control, con lápiz o bolígrafo.

Varios de los compartimentos del módulo tenían etiquetas para identificar su contenido, como el Locker R5, diseñado para guardar equipo auxiliar.

“Pero al principio fue utilizado como lugar para almacenar las bolsas de orina, antes de que hubiera un sistema de desechos normal”, explicó en febrero Allan Needell, curador del Museo Nacional del Aire y del Espacio, cuando se dieron a conocer los graffiti.

Los astronautas dejaron esa nota para acordarse del contenido: “Launch day urine bags” (“Bolsas de orina del día de lanzamiento”).

Inscripción de bolsas de orina

Pero la inscripción más importante no forma parte de las descubiertas recientemente; los historiadores la conocen desde hace años.

La hizo Michael Collins en el Columbia después de haber amerizado.

Dice “Nave espacial 107, alias Apolo 11, alias Columbia. La mejor nave jamás construida. Dios la bendiga. Michael Collins, CMP”.

Graffiti de Michael Collins
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto ilustrativa: Cuartoscuro

Elementos de Fuerza Civil de Nuevo León detienen arbitrariamente y golpean a reportera Vianca Treviño

La reportera sufrió una fisura y debe usar una férula inmobilizadora por 15 días, todo ello ocasionado por el forcejeo y porque las esposas.
Foto ilustrativa: Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
11 de abril, 2021
Comparte

Entre la noche del 8 de abril y la madrugada del 9 de abril, Vianca Maleny Treviño Navejar, reportera de Multimedios Televisión fue detenida arbitrariamente y agredida física y verbalmente por elementos de la Fuerza Civil de Nuevo León, informó en un documento Artículo 19.

De acuerdo con la organización defensora de derechos humanos, las agresiones sucedieron durante una cobertura de un asalto en un expendio de bebidas alcohólicas, en la Colonia Santa Lucía, Monterrey, Nuevo León donde una persona resultó herida por arma de fuego.

“La reportera junto con el camarógrafo Raúl Zúñiga, llegaron al lugar de los hechos en los últimos minutos de la noche del 9 de abril. Zúñiga se quedó en el auto para bajar el equipo mientras que Treviño se adelantó para poder tomar fotos de lo sucedido y recabar testimonios”, indica la organización.

Según lo relatado por la reportera y el camarógrafo a Artículo 19, cuando Treviño comenzó su cobertura, “aún no había acordonamiento de seguridad en la zona”. Zúñiga, por su parte relató a Artículo 19 que “enseguida de que la policía los viera llegar, fueron directo a acordonar el lugar. Sin embargo, debido a que Vianca ya se encontraba cubriendo, quedó encerrada dentro del acordonamiento”.

Una vez establecido el acordonamiento, dentro del cual se encontraba Treviño, un integrante de Fuerza Civil se dirigió a Treviño diciéndole que “no respetaba el espacio” y que “se pasó de la cinta amarilla”. Vianca dijo que solicitó a Fuerza Civil que le permitieran notificar a Zuñiga lo que estaba sucediendo, pero el elemento se lo impidió.

“Después se acercaron otros integrantes de la policía estatal, entre los cuales uno acusó a Vianca de haberle tomado fotografías. Si bien no esto no era cierto, aún si lo hubiese sido, las y los periodistas, así como cualquier persona tienen el derecho de tomar fotografías de personas servidoras públicas y agentes de seguridad durante el ejercicio de sus funciones”, señala Artículo 19.

Más adelante, narra la información, una mujer policía le dijo que se estaba “pasando de verga” y la agarró fuertemente de las muñecas quitándole el celular y su reloj. Las y los agentes comenzarón a intimidar a Treviño, exigiéndole la contraseña del celular para verificar que no había tomado fotos, al negarse la esposaron y la metieron a la unidad número 323.

Dentro de la unidad, siguieron presionándola para que diera su contraseña. Ante las presiones, Treviño les proporcionó la contraseña y se dieron cuenta de que no había tomado ninguna fotografía. Sin embargo, le dijeron que “seguro las tenía en otra carpeta” y que “las estaría ocultando”.

Zúñiga confirmó con Artículo 19 que al ver que la mujer policía estaba forcejeando con la periodista, intentó acercarse y grabar los hechos. Sin embargo, no lo dejaron pasar y un policía lo agarró del pecho y le bajó la cámara para que dejara de grabar. “Obligar a Zúñiga a dejar de grabar los hechos, configura una limitante a la libertad de expresión y al derecho a informar”, señaló la organización.

El relato también indica que posteriormente, trasladaron a Treviño a la comandancia conocida como Estación San Bernabé. Treviño relató a Artículo 19 que durante el camino continuaron  amenazándola: “a ti ya te cargó, tan fácil era hacer lo que decíamos”. Cuando llegaron se bajaron y la pusieron atrás de la unidad para empezar a recolectar sus datos personales.

Según lo informado por Treviño a Artículo 19 nunca le mencionaron sus derechos ni el por qué de su detención. Se enteró de que la estaban inculpando por faltas administrativas al momento de la recolección de sus datos, además de que la mujer policía le dijo que “a ver qué otro delito le ponía”, violando derechos sobre el debido proceso, el acceso a la justicia y a un trato digno.

Según la información recabada por Artículo 19, “la detención duró de 30 a 45 minutos, hasta que uno de los policías dio la orden de que le quitaran las esposas. Fue entonces cuando la periodista pudo contactar a Zúñiga para que fuera por ella”.

Debido al tratamiento de las y los elementos de Fuerza Civil, “Vianca presentó lesiones en sus muñecas, por ello, Zúñiga la trasladó al Hospital San Vicente para que la revisaran. En el hospital le informaron que tiene una fisura y que debe utilizar una férula inmobilizadora por 15 días, todo ello ocasionado por el forcejeo y porque las esposas estaban muy apretadas”, explicó Artículo 19.

Con información de Artículo 19

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.