Cárceles privadas, con los mismos problemas que las públicas: corrupción y drogas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Cárceles privadas, con los mismos problemas que las públicas: corrupción y drogas

El modelo de cárceles privadas no privilegia la reinserción social, pues ve a los reos como un negocio, según un informe hecho por varias organizaciones.
Cuartoscuro
Por Nayeli Roldán
24 de agosto, 2016
Comparte

En 2010, el ex presidente Felipe Calderón lanzó un nuevo modelo de inversión para construir 12 nuevos centros penitenciarios privados y así abatir el hacinamiento y mejorar las condiciones de las personas en reclusión. A seis años de la operación, persisten los mismos problemas que en los centros públicos: autogobierno, tráfico de drogas, prostitución y tratos degradantes.

Así lo concluye el estudio “Privatización del sistema penitenciario en México”, realizado por la Universidad Iberoamericana Puebla, México Evalúa y Due Process of Low, entre otras organizaciones.

De acuerdo con el análisis, la privatización de las cárceles ha sido un proceso opaco, toda vez que se han adjudicado contratos directos que no se dan a conocer vía transparencia por “seguridad nacional”. Además, los inversionistas han mercantilizado a los reos “sin tomar en cuenta los aspectos de reinserción social”.

El documento incluye la investigación sobre nueve de los centros de reclusión construidos con capital privado de 2010 a 2016: el Cefereso 15 de Chiapas, Cefereso Femenil de Ramos Arizpe en Coahuila; el Centro varonil de seguridad penitenciaria I y el II en la Ciudad de México. Cefereso 14, en Durango; Cefereso 12, en Guanajuato; Cefereso Buena Vista Tomatlán, en Michoacán; Cefereso femenil 16 en Morelos; Cefereso femenil 13 en Oaxaca y el Cefereso 11 en Sonora.

La idea de incluir capital privado en la administración de los centros de reclusión (excepto en las tareas de vigilancia y custodia, que sigue a cargo de los gobiernos estatales y Federal) era quitar presión a las finanzas públicas y mejorar las condiciones de los reos a través de una mayor inversión en infraestructura; pero “esta medida parece estar más enfocada a satisfacer las necesidades de las empresas que de las personas usuarias”, dice el estudio.

Los centros de reclusión construidos después de 2010 están focalizados en el modelo de máxima o alta seguridad, lo que permite una mayor inversión en la infraestructura y en las condiciones de seguridad (rejas, puertas blindadas, cámaras de seguridad), pero sin tomar en cuenta los aspectos de reinserción social o de contacto con las familias.

Esto implica problemas para los familiares de reclusos, pues los centros penitenciarios están geográficamente aislados y son de difícil acceso. Uno de los casos que ejemplifica que el modelo de inversión privilegia los intereses de privados por encima de acabar con la crisis de los centros penitenciarios, son el Centro varonil de seguridad penitenciaria I y II de la Ciudad de México.

La construcción de ambos centros representaba una oportunidad para afrontar los niveles de sobrepoblación que va de 49% a 120% en los 12 centros de la ciudad; seis meses después de su apertura, los nuevos centros tienen una ocupación de 23% y 14%, respectivamente. ¿La causa? “Se construyeron centros de máxima seguridad en una entidad donde la mayoría de la población fue sentenciada por el delito de robo”, explica el estudio.

Esto demuestra “una falta de planeación en materia penitenciaria al momento de definir los contratos de construcción desde un enfoque de reinserción social. En lugar de privilegiar las múltiples posibilidades para evitar el uso de la prisión como las medidas alternativas, se decidió construir cada vez más cárceles”.

A esto se suma que las empresas cobran una cuota de mantenimiento al Estado por cada lugar disponible en el centro concesionado; es decir, debe pagar una cuota por la capacidad completa del centro y no por el número de reos. “Esto significa que el gobierno mexicano tiene interés en llenar estos centros porque, de todas formas, tiene que asegurar el pago completo, lo que se ha traducido en casos de traslados masivos hacia los nuevos centros concesionados”, indica el estudio.

Por ejemplo, en los primeros tres meses de operación del Cefereso 16, en Morelos, se trasladaron a mil 339 internas, lo que representa 53% de la capacidad instalada del lugar. Sin embargo, los traslados atentan contra del derecho a ser internadas en centros más cercanos a sus domicilios.

¿Certificación patito?

Como parte de la Iniciativa Mérida (una estrategia entre el gobierno de México y Estados Unidos para el combate del crimen organizado) existe el Programa de correccionales, para mejorar las capacidades del sistema penitenciario mexicano. Entre las estrategias donde intervienen particulares en este tema está la acreditación internacional por parte de la Asociación Americana de Correccionales (ACA).

En abril de 2011, por solicitud del gobierno de México, auditores nacionales y personal ejecutivo de la ACA visitaron algunas prisiones de este país para evaluar su viabilidad para ser acreditadas. De acuerdo con la investigación, hay 14 centros estatales, cinco federales, tres para adolescentes y la Academia Nacional de Administración Penitenciaria (ANAP) acreditados por la ACA.

La ACA incluye 139 estándares internacionales divididos en siete áreas: seguridad, orden, cuidado, programas y actividades, justicia y administración. Sin embargo, en los CERESOS de Chihuahua, la entidad pionera en la certificación, persisten las problemáticas estructurales.

Las organizaciones que realizaron el estudio recabaron testimonios de internos y sus familias entre enero y abril de 2016 en la entidad y detectaron que, como ocurre en otros centros penitenciarios, en las cárceles certificadas de Chihuahua existe hacinamiento, pues hay de seis a ocho personas en celdas individuales.

Los testimonios narran también el autogobierno: “El que controla no son ni los comandantes, ni el director, ahí el que comanda es un jefe alto del narcotráfico” y que las autoridades permiten y promueven la prostitución, al “realizar traslados de internas de la zona femenina a la zona varonil para la realización de fiestas”.

“Se prostituyen las reclusas. Van a las fiestas y los narcos que están ahí, traen lana. Les gusta y luego las piden, le dice a la custodia: ‘me gustó fulana de tal, échamela, échamela’. Luego ahí está tu lana y también a la reclusa”, narran los testigos entrevistados por los investigadores.

El estudio concluye que esta es “una acreditación de papel que deja fuera del proceso la palabra de las personas privadas de la libertad y permite a los centros pagar por una acreditación mediática sin tener que cambiar sus prácticas”.

La opacidad 

La inversión privada en un sector de seguridad ha propiciado la opacidad, como lo denunció la Tercera Visitaduría de la CNDH en 2013. Aunque los investigadores realizaron solicitudes de acceso a la información entre 2013 y 2014, respecto a los contratos, la Secretaría de Gobernación negó la información al clasificarla como “reservada” por “comprometer la seguridad nacional”.

Entre las pocas cosas que la Secretaría de Gobernación respondió está que el gobierno federal ha firmado 223 contratos con empresas privadas para la construcción, operación, mantenimiento y prestación de servicios en los Ceferesos de 2009 a 2014, pero sin informar los detalles.

El modelo público privado en los centros de reclusión, a seis años de implementarse, no ha traído los beneficios que argumentaron las autoridades federales

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cuáles son los factores que hacen más probable que la COVID-19 se vuelva "'crónica'

Un reciente estudio indica que algunos pacientes de coronavirus desarrollan una forma crónica de la enfermedad. Entre los grupos en riesgo se encuentran las mujeres.
Getty Images
23 de octubre, 2020
Comparte

La edad avanzada y la manifestación de una amplia gama de síntomas iniciales aumentan el riesgo de padecer de “COVID de larga duración”, según los científicos.

Un estudio, al que tuvo acceso la BBC, estima que una de cada 20 personas permanece enferma durante por lo menos ocho semanas.

La investigación realizada por el King´s College de Londres también mostró que ser mujer, tener sobrepeso y sufrir de asma también aumenta el riesgo.

El propósito del estudio es poder desarrollar un sistema que advierta sobre pacientes que podrían necesitar cuidados adicionales o beneficiarse de tratamientos tempranos.

Las conclusiones se lograron tras el análisis de personas que incluyeron información sobre sus síntomas y resultados de pruebas en la aplicación Covid Sympton Study.

Los científicos estudiaron detalladamente los datos para encontrar patrones que pudieran predecir quién podría resultar afectado por la enfermedad crónica.

Los resultados, que serán publicados online, demuestran que la COVID de larga duración puede afectar a cualquiera, pero algunos factores elevan el riesgo.

¿Qué eleva el riesgo?

“El tener más de cinco síntomas diferentes durante la primera semana fue uno de los factores de riesgo clave”, comentó a la BBC la doctora Claire Steves, de King´s College.

COVID-19 es más que una simple tos y el virus que la causa puede afectar los órganos en todo el cuerpo.

Alguien que tuviera tos, fatiga, jaqueca y diarrea, y haya perdido el sentido del olfato -que son todos síntomas posibles- estaría en mayor riesgo que alguien que solo tuviera tos.

El riesgo también aumenta con la edad -especialmente por encima de los 50 años-, y en el caso de las mujeres.

“De los primeros datos hemos observado que los hombres está en mucho mayor riesgo de sufrir una enfermedad severa y tristemente morir de COVID, pero parece que las mujeres tienen mayor riesgo de tener COVID de larga duración”.

“De las condiciones médicas previas sólo el asma y la enfermedad pulmonar fueron asociadas a la COVID de larga duración”.

¿Cómo es tener COVID de larga duración?

Vicky Bourne

Vicky Bourne
Vicky Bourne todavía presenta síntomas en octubre después de enfermarse el pasado marzo.

Los síntomas específicos de COVID de larga duración varían de paciente en paciente, pero la fatiga es común.

Vicky Bourne, de 48 años, empezó con una fiebre y lo que describió como una “patética tos leve” en marzo, que acabó convirtiéndose en algo “completamente aterrorizante” con dificultades para respirar y la necesidad de que le administraran oxígeno.

No fue ingresada en un hospital, pero este octubre aún vive con COVID de larga duración.

La salud de Vicky está mejorando, pero su visión se ha visto alterada y todavía sufre de “oleadas” de enfermedades más severas. Incluso sacar al perro a caminar le cuesta tanto que no puede conversar al mismo tiempo que lo hace.

“Siento mis articulaciones raras, casi artríticas, y lo raro es que hace dos semanas perdí el sentido del gusto y olfato otra vez, se me fueron completamente”, le contó a la BBC.

“Es como se mi cuerpo tuviera una inflamación que va de aquí para allá y no puedo deshacerme de ella, así que aparece, desaparece y vuelve a salir e irse otra vez”.

Vicky Bourne

Vicky Bourne
La visión de Vicky Bourne ha quedado alterada.

Vicky no está sola. El estudio estima que:

  • Una de cada 7 personas se enferma durante al menos cuatro semanas
  • Una de cada 20 personas permanece enferma al menos ocho semanas
  • Una de cada 45 personas permanece enferma al menos 12 semanas

Los investigadores de King´s College han creado un código informático para detectar, desde el principio de una infección de coronavirus, quién está en riesgo de contraer COVID de larga duración.

No es perfecto. Identifica correctamente al 69% de las personas que desarrollan la COVID de larga duración, pero también le indica a alrededor del 25% de los pacientes que se recuperan rápido que desarrollarían la enfermedad crónica también.

“Creo que esto va a ser muy importante, porque podríamos identificar a esas personas, quizá ofrecerles estrategias preventivas y, aun más importante, hacerles seguimiento para asegurar que reciban la rehabilitación necesaria”, expresó la doctora Steves.

Tim Spector, que lidera el estudio de los síntomas de COVID consideró por su parte que no solo es importante preocuparse de las muertes por COVID-19, también de aquellos que se han visto y se verán afectados por síntomas de esta enfermedad en el largo plazo si no controlamos la pandemia “pronto”.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

El profesor Tim Spector, que dirige el Covid Sympton Study, señaló: “Es importante que, al tiempo en que nos preocupamos del exceso de muertes, también consideremos los que serán afectados por COVID de larga duración en caso de que no logremos controlar la pandemia pronto”.

Por su parte, el secretario de Salud y Bienestar, Matt Hancock, también resaltó el valor de los hallazgos del estudio. “Son crudos y deberían servir como una fuerte advertencia al público, incluyendo la juventud, que COVID-19 no discrimina y puede tener efectos a largo plazo y potencialmente devastadores“.

El gobierno británico ha lanzado un nuevo filme con miras a generar consciencia sobre los síntomas de COVID de larga duración.

El sistema de salud pública de Reino Unido anunció una inversión de casi 130 millones de dólares para la realización de consultas de COVID de larga duración en todas las áreas de Inglaterra.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kWa06mmJT4U&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.